Skip to main content

Full text of "Humoradas filológicas: barbarismos-solecismos"

See other formats


Manuel M^ria Villalobos. 






HíiPHflMS FIIiOiiOGIGAS 



B ARBARISMOS - SOLECISMOS 



r-r: 



TIP. «LA SEMANA» 
1906 



HllIORADAS FILOLÚ&ICA 



HüPl^flDflS FlliOIiÓGICílS 



BlRBlRISnOS- SOLECISMOS 



MANUEL M. VILLALOBOS 



W 



CAKACAS 

ITP. DE RÓMULO A. GARCÍA 
190G 



Esta obra ee propiedad del autor. 



Al Señor 

D, JBaldomero Ftivodó, 

notable filólogo, en prueba de afecto, admiración y 
gratitud, dedica esta obra. 

El Autor, 



PROLOGO 



Conozco bastante al señor Manuel M. Villalobos, 
y sé, por consiguiente, que la vanidad' y el or- 
gullo no son plantas que florecen en su huerto. 
Y llegaría á sospechar un caso parecido al del filó- 
sofo ateniense, quien dejaba ver los relámpagos de 
su orgullo al través de la nube negra de su man- 
to roído, si no fuera que el señor Villalobos, al 
escogerme para escribir este prólogo, sólo lo ha he- 
cho para corresponder al caudal de cariño y admi- 
ración que le profeso, ya que ninguna luz podrá 
reflejar mi concepto escrito, en favor del trabajo 
de una autoridad consagrada en el mundo litera- 
rio. Muchos pedestales de arena movediza levanta 
la humanidad ; muchas lumbreras enciende el mun- 
do en el cielo de la historia : pedestales que se des- 
moronan, astros que se apagan ; pero jamás se ex- 
tingue el recuerdo, ni perece la obra que levantan 
en lucha obstinada esos seres convencidos de la uti- 
lidad de su labor, y que tantas veces desprecian 
la retribución de que carecen para atender á las 
imposiciones de la vida, y descuidan los sitios que 
la fatiga de la lucha ambiciona para restituir las 
fuerzas y para llevar á la frente, el timbre con que 
la gloria premia á los luchadores por el bien. Esos 
convencidos van siempre con pasos vigorosos hacia 
adelante, penetrando en el campo de las tinieblas 
con una antorcha en la mano, y transmitiendo á otros 
seres, de los dones intelectuales de su acervo, la 
ciencia para entenderse con millones de milloneñ 



— VIII — 

de otros seres humanos, con quienes vivirían ale- 
jados por el inconveniente del idioma. 

El señor Villalobos comenzó en el Diario de 
La Guaira, que redactaba el señor J. F. Hernández, 
en 1885, la publicación de esta especie de tra- 
bajos del idioma castellano, que enlazó nuevamente 
con algunas publicaciones en el periódico La Se- 
mana. Compilados hoy j divididos en dos grupos : 
Barbarismos j Solecismos, ha conseguido ofrecerlos 
á los amantes de los estudios filológicos, á pesar 
del poco tiempo de que puede disponer de las fatigas 
que le produce el profesorado. 

La conservación del brillo y perspicuidad del 
idioma, es una necesidad capital ; esas ondas que se 
levantan y que parece que van á transformar nues- 
tra dicción gramatical, son sólo evoluciones natura- 
les, frutos de imaginaciones frescas, nutridas como 
la onda gigantesca, y como la primavera exuberan- 
te; plena de fuerza la una, y de vida la otra. La 
palabra es una peregrina de los tiempos : vive en 
marcha; pero no por encrucijadas, sino por las sen- 
das que le señalan la razón y la filosofía, con todo 
el caudal que le ofrecen para engalanarse y presen- 
tarse á las puertas de esos tribunales llamados Aca- 
demias, para que después de inscrita en sus cédulas, 
pase á tomar puesto litúrgico en el léxico. 

La lengua más sabia es aquella que mejor con- 
serva las raíces de su origen ; el uso es una razón 
poderosa; pero la razón debe estar siempre sobre 
el uso. El desorden en los idiomas, revela la de- 
cadencia de los pueblos. Barcia, dice : "no es po- 
sible dividir la humanidad del hombre y la huma- 
nidad de la palabra". Cuando un pueblo cuida de 
la pureza de su idioma, es señal manifiesta de que 
cuida de sus demás derechos y vive en la plenitud 
de su libertad ; porque hay que considerar que la pa- 
labra escrita viene á representar la vida de un pueblo 
y la garantía de sufe intereses ; si llegara á la confu- 
sión, se ])roduciría un dédalo que haría incompren- 
sible la historia, falsos sus documentos, negativa su 



— IX — 

legislación j absurda su literatura. El lenguaje em- 
pezó por copiar los sonidos j vino la onomatope- 
ya ; siguió la traslación, y con ella la metáfora ; 
después, el sentido moral y filosófico, dándole ex- 
presión al sentimiento, lustre á la palabra, orden 
á las ideas y sabor de vida á las armonías ; y pa- 
ra ataviarla con lujo de frases y abundancia de cons- 
trucciones, creó su estilo para el Fetiquismo ; su 
lenguaje para el Sabeísmo ; sü música para el Po- 
liteísmo y su concierto armonioso para el Esplritua- 
lismo. 

Los que tienen, pues, un concepto claro de la 
historia de los idiomas y del papel que represen- 
tan en los estrados del mundo y en la vida de las 
naciones, podrán estimar todo el bien que lé re- 
portará á la humanidad estudiosa, trabajos como 
el que ofrece en esta publicación el señor Villalobos, 
tendientes á destruir añejos vicios y malas apli- 
caciones, que al descuido, vendrán á engendrar ma- 
les incorregibles. 

No temo el calificativo de hiperbólico al con- 
ceptuar al señor Villalobos, como uno de los gra- 
máticos más, ilustrados del país ; y para afirmar 
mi apreciación, basta recordar, que el señor Vi- 
llalobos, conoce la mayor parte de las lenguas Ja- 
feticas y Semíticas y que esos conocimientos del 
hebreo, el latín y el griego, como el de las len- 
guas modernas, lo ponen en capacidad de tener con- 
.cliciones, que muy señalados hombres de letras po- 
drán poseer en humanidades. 

Las corrientes políticas, los intereses x)artici?i- 
lares y los vínculos de prosapia, suelen llevar, ya 
en la i^olítica, como en las artes y en las ciencias, 
á ocupar los puestos más culminantes, no siempre 
á los que tienen más capital de aptitudes y de co- 
nocimientos, sino á aquellos á quienes una sonrisa 
de la veleidosa suerte los acaricia. Estaría mejor 
regulado el universo, si su mecanismo fuera diri- 
gido por las inteligencias educadas para cada ramo; 



_y 



pero por desgracia acontece con frecuencia lo con- 
trario. 

Me obliga á hacer esta observación, el hecho 
original, de que un hombre lleno de virtudes, co- 
nocedor de diez idiomas, habilísimo en contabili- 
dad, no haya sido galardonado, no digamos como 
lo merece, sino como lo imponen la razón, la jus- 
ticia y la utilidad que produciría á todo centro, á 
toda cátedra, á toda oficina que lo llevara á su 
seno, porque el lleva consigo un capital de sabiduría 
útil y de conocimientos prácticos. ,Carece de auda- 
cia ; es de carácter retraído y el bombo le desagra- 
da : son estas unas de las causas que han produci- 
do su eclipse. Ojalá que estas notas inspiradas en 
la verdad y la justicia, sirvan para sacarlo de la pe- 
numbra y brillar á la altura que merece. 

H. Chaumek. 



-^^ 



■^wi»irfS^S»«^».<'>^»^»^S^>^>^>^^<^N«.^V^S^^»^>^>/»^»^^>^>^>^S/>UK/>^v^»/»<v^v^s^S^VS/N/V».A^«y<^»^S^>^^«^^^^^^ 



INTRODUCCIÓN 



Nada se que señalarse merezca ; mas el deseo 
de contribuir al adelantamiento intelectual de mi 
patria, me impulsa á publicar esta obra ; lo cual 
bago sin alarde de maestro ni propósito de obtener 
títulos ni distinciones de especie alguna. 

Para la composición de este libro he consultado 
las obras que en el cito. 

Confieso, respetuosamente, que mi modesto tra- 
bajo no alcanza la alteza de otros del mismo genero. 

Atendere con agrado á los reparos ó indicaciones 
de las personas inteligentes en la materia. 



r-í^pn 



P. FORTOULT HURTADO 



Á tan esclarecido literato quiero expresar en esta 
obra mi profunda gratitud por las honrosas líneas que 
copio de El Cojo Ilustrado : 

.... y el fundador del Colegio Villalobos es el 
señor Manuel María Yillalobos, quien conoce la 
lengua castellana como muy pocos venezolanos, y 
sólo á causa de su arcaica modestia no es conocido 
ya en todo el mundo hispano como uno de nuestros 
filólogos más notables. 

(P. FoRTOULT Hurtado.) . 



BARBARISMOS Y SOLECISMOS 



«Errare humanuin est.» 
( De hombres es el errar.) 

Se incurre e*n barbarismo, cuando se falta á la 
Analogía, á la Prosodia ó á la Ortografía. 

Solecismo es quebrantar las leyes de la Sintaxis, 
la cual se divide en concordancia, régimen y cons- 
trucción. 

Son barbarismos : 

1° Por- suprimir ó agregar letras á las dicciones ; 
y 2- Por confusión de letras, los que indicaré. 



EN VEZ DE : 

Sin la esperanza y con- 
suelo de la religión ¿ qué 
sería del bombre, amena- 
zado de continuo por el 
vendahal de las pasiones ? 

Ya estívaroii mil sacos 
de café en el vapor ita- 
liano. 

La nave árrivó á Caru- 
pano. 

Lucio es 

Nicolás 
D. Pedro. 

Has comprado hísco 
dios ? 



VISCO. 

es biznieto de 



dígase : 

Sin la esperanza y con- 
suelo de la religión ¿ qué 
sería del hombre amena- 
zado de continuo por el 
vendaval de las pasiones ? 

Ya estibaron mil sacos 
de café en el vapor ita- 
liano. 

La nave arribó á Carú- 
pano. 

Lucio es bizco (ó bisojo) . 

Nicolás es bisnieto de 
D. Pedro. 

Has comprado bizco- 
chos ? 



— 14 — 



EN VEZ DE : 

Extravismo es cierta dis- 
X)osición viciosa de la vista. 

Zenón quiere que lo ten- 
gan por sabio los ignoran- 
tes de su tierra. 

Dice Exequiel que aquí 
se liabla mucho y se tra- 
baja poco. 

Eliezer estudia para gra- 
duarse de licenciado. 

Zenobia es hacendosa. 

Los puntos del horizon- 
te se llaman zenit y nadir. 

Cuál es el punto zeni- 
tal? 

El zinc es un metal de 
importantes aplicaciones. 

Henrique, ¿ sabe usted 
francés ? 

— No, Henriqueta, pero 
pienso aprenderlo. 

Helena no es frivola co- 
mo sus amigas, que sólo 
piensan en bailes, paseos 
y otras diversiones. 

Dice Gerónimo que su 
primo piensa vivir siem- 
pre, cómodamente, del te- 
soro público. 

A quiénes llaman tru- 
fadores, D. Genaro ? 

— Trufadores son, Eta- 
nislao, los que cuentan ó 
escriben mentiras, fábulas 
ó patrañas. 

La hermana de Horten- 
cia es más aficionada á vi- 
sitas j paseos que al reco- 



DIGASE : 

Estrabismo es cierta dis- 
posición viciosa de la vista. 

Cenón quiere que lo ten- 
gan por sabio los ignoran- 
tes de su tierra. 

Dice Ecequiel que aquí 
se habla mucho y se tra- 
baja poco. 

Eliecer estudia para gra- 
duarse de licenciado. 

Cenobia es hacendosa. 

Los puntos del horizon- 
te se llaman cénit y nadir. 

Cuál es el punto ceni- 
tal? 

El cinc es un metal de 
importantes aplicaciones. 

Enrique, ¿ sabe usted 
francés ? 

— No, Enriqueta, per(f 
pienso aprenderlo. 

Elena no es frivola co- 
mo sus amigas, que sólo 
piensan en bailes, paseos 
y otras diversiones. 

Dice Jerónimo que su 
primo piensa vivir siem- 
pre, cómodamente, del te- 
soro público. 

A quiénes llaman tru- 
fadores, D. Jenaro ? 

— Trufadores son, Esta- 
nislao, los que cuentan ó 
escriben mentiras, fábulas 
ó patrañas. 

La hermana de Horten- 
sia es más aficionada á vi- 
sitas y paseos que al reco- 



15 — 



EN VEZ DE : 

gimiento y á las labores 
de su casa. 

— Entonces anda de pin- 
go, Oüo! ^ . 

Gervacia aconseja á 
Emrna que no sea como 
ciertas señoritas, que me- 
nosprecian á los hombres 
sencillos v estiman á los 
tunantes. 

Bragazas, Oracio, es el 
hombre que se deja domi- 
nar por las mujeres. 

Según dos periódicos de 
esta ciudad, el Czar, la 
Czarina j el Czarevífs es- 
tán sin novedad ! 

Que vas á hacer, Fdu- 
vige ? 

Voy á teger. 

La muger y el vino sa- 
can al hombre de tino. 

Oímos crugir la ma- 
dera. 

Lindo ti^age de baile ! 

El comegén roe el banco.. 

Espegismo es el fenóme- 
no de que usted me ha- 
bla. 

La figjira que he traza- 
do se llama zigzag. 

Los dicipulos que co- 
nozco cursan la escuela 
romántica. 

Aquella amable joven 
murió de un ahceso hepá- 
tico. 

La sala estaba oscura. 



dígase : 

gimiento y á las labores 
de su casa. 

— Entonces anda de pin- 
go, Oto ! 

Gervasia aconseja á 
Ema que no sea como 
ciertas señoritas, que me- 
nosprecian á los hombres 
sencillos y estiman á los 
tun'antes. 

Bragazas, Horacio, es el 
hombre que se deja domi- 
nar por las mujeres. 

Según dos periódicos de 
esta ciudad, el Zar, la Za- 
rina y el Zarevits están 
sin novedad ! , 

Que vas á hacer, Edu- 
vigis ? ^ 

Voy á tejer. 

"La mujer y el vino sa- 
can al hombre de tino." 

Oímos crujir la ma- 
dera. 

Lindo traje de baile ! 

El comején roe el banco. 

Espejismo es el fenó- 
meno de que usted me ha- 
bla. 

La figura que he traza- 
do se llama ziszás. 

Los discípulos que- co- 
nozco cursan la escuela 
romántica. 

Aquella amable joven 
murió de un absceso he- 
pático. 

La sala estaba obscura. 



16 — 



EN VEZ DE : 

Los niños educados no 
profieren palabras ohce- 
nas. 

Conjugación es la va- 
riedad de inflecciones en 
el verbo. 

El extrangero se admi- 
ra de que la mayor parte 
de los niños de aquí an- 
den solos por las calles 
basta las últimas boras 
de la nocbe; y fumen, 
unos, pitillos ; y otros, 
bermosos cigarros. 

Grahiel, levántate tem- 
prano, porque "quien se 
levanta tarde, ni oye misa 
ni come carne". 

No es posible alhagar 
á todo el mundo. 

Igínio, di á ese malévo- 
lo literato, que "piensa el 
ladrón que todos son de 
su condición". 

Los niños se divertían 
con un precioso kaleidos- 
copio. 

Que busca el siigeto que 
trajo la targefa ? 

Busca almoadas y toha- 
llas. 

A^ la ocacíón la pintan 
calva. 

Su bijo es ya un liom- 
hresito. 

Lindicimo objeto. 

La buena de Tomasa vivía 
d-e la venta de sus torrejas. 



DÍGASE : 

Los niños educados no 
profieren palabras obsce- 
nas. 

"Conjugación es la va- 
riedad de inflexiones en el 
verbo." 

El extranjero se admi- 
ra de que la ' mayor parte 
de los niños de aquí an- 
den solos por las calles 
basta las ultimas boras 
de la nocbe ; y fumen, 
unos, pitillos ; y otros, 
bermosos cigarros. 

Gabriel, levántate tem- 
prano, porque "quien se 
levanta tarde, ni oye misa 
ni come carne". 

No es posible balagar á 
todo el mundo. 

Higinio, di á ese malé- 
volo literato, que "piensa 
el ladrón que todos' son de 
su condición". 

Los niños se divertían 
con un precioso calidos- 
copio. 

Que busca el sujeto que 
trajo la tarjeta ? 

Busca almobadas y 
toallas. 

"x4. la ocasión la pintan 
calva". 

Su bijo es ya un bom- 
brecito. 

Lindísimo objeto. 

La buena de Tomasa vivía 
de la venta de sus torrijas 



— 17 



EN VEZ DE : 

Los parchos eléctricos 
son buenos para algunas 
enfermedades. 

Don Manuel pagó quin- 
ce bolívares por el acarre- 
to de su eqidpage. 

Quién dice que el ja- 
món tiene trichina ? 

No saldré mañana á ca- 
ballo, porque mi cahalleri- 
cero está enfermo. 

La bretónica es una 
planta medicinal. 

Mi hermano paga se- 
senta bolívares por la 
mantención de su caballo. 

Los coches van á El 
Valle despaciosamente. 

No te hagas el joven, 
Beimundo, porque "canas 
son, que no lunares, cuan- 
do comienzan por los ala- 
dares". 

La tela que comunmen- 
te se emplea para colcho- 
nes es el cotin. 

Ocho varas de crespo. 

Para que son tantos sa- 
cos de jeniquén ? 

Evitare que el niño sea 
un vagamundo. 

Muchos dicen que nues- 
tro pariente es un despil- 
farrador. 

Para que sirve el barse- 
licón? 

Ya trajeron el baldoquin 
para el altar del Nazareno. 

HUMORADAS FILOLÓGICAS. 



dígase : 

Los parches electrices 
son buenos para algunas 
enfermedades. 

Don Manuel pagó quin- 
ce bolívares por el acarreo 
de su equipaje. 

Quien dice que el ja- 
món tiene triquina ? 

No saldré mañana á ca- 
ballo, porque mi caballe- 
rizo está enfermo. 

La betónica es una 
planta medicinal. 

Mi hermano paga se- 
senta bolívares por la ma- 
nutención de su caballo. 

Los coches van á El 
Valle espaciosamente. 

No te hagas el joven> 
Kaimundo, porque "canas 
son, que no lunares, cuan- 
do comienzan por los ala- 
dares". 

La tela que comunmen- 
te se emplea para colcho- 
nes es el cotí. 

Ocho varas de crespón. 

Para que son tantos sa- 
cos de henequén ? 

Evitare que el niño sea 
un vagabundo. 

Muchos dicen que nues- 
tro pariente es un despil- 
farrado. 

Para que sirve el basi- 
licón? 

Ya trajeron el baldaquín 
para el altar del Nazareno. 



18 — 



EN VEZ DE : 

Yoy por ácido tartárico. 

Es rijícuio que un gran- 
dulón maltrate á un niño. 

El enfermo no lia deva- 
cuado todavía. 

Según la auscultación 
facultativa, señor, su hijo 
tiene una neurisma. 

Ruperto toca bien el 
estromhón. 

La fiesta quedó expléñ- 
dida. 

Prosa es la exfructura ó 
forma que naturalmente 
toma el lenguaje para ex- 
presar los conceptos. 

La resolución del jefe 
pareció estemporánea. 

Fueron expontáneamente 
á saludarme. 

Cruelísimo castigo es 
ese. 

Vendrá mañana iu pul- 
crísimo padre? 

Lucio es leñatero, por 
eso casi siempre está en la 
montaña. 

La muchacha pidió cin- 
co metros defaralao. 

Leí las cartas del hota- 
rata de mi amigo. 

Prepararon inmediata- 
mente atol para el niño. 

Nos dijeron que el hijo 
de la vecina tenía tifus. 

Qué molleros tiene su 
hermano, Basilio ! 

E Isaura dónde está ? 



DÍGASE : 

Voy por ácido tártrico. 

Es ridículo que un gran- 
dillón maltrate á un, niño. 

El enfermo no ha eva- 
cuado todavía. 

Según la auscultación 
facultativa, señor, su hijo 
tiene una aneurisma. 

Euperto toca bien el sa- 
cabuche (ó trombón.) 

La fiesta quedó esplen- 
dida. 

Prosa es la estructura ó 
forma que naturalmente 
toma el lenguaje para ex- 
presar los conceptos. 

La resolución del jefe 
pareció extemporánea. 

Fueron espontáneamen- 
te á saludarme. 

Crudelísimo castigo es 
ese. 

Vendrá mañana tu pul- 
querrimo padre? 

Lucio es leñador, por 
eso casi siempre está en 
la montaña. 

La muchacha pidió cin- 
co metros de faralá. 

Leí las cartas del bota- 
rate de mi amigo. 

Prepararon inmediata- 
mente atole para el niño. 

Nos dijeron que el hijo 
de la vecina tenía tifo. 

Qué molledos tiene su 
hermano, Basilio ! 

I Isaura dónde está? 



19 



EN VEZ DE : 

E Ignacio qué aprende 
en el colegio? 

Tigre e hiena desapare- 
cieron. 

El lunes hdhrá jolgorio 
aquí. 

Una de las arciones de 
esa silla está mala. 

Cuando el mar está al- 
borotado, me divierto en 
contemplar su oleaje. 

Al que de ageno se viste 
en la calle le desnudan. 

El vocerrón de Ernesto 
me despertó esta mañana. 

Temístocles se liirio con 
una estilla. 

^' Adornó el vestido de 
fiíiecos. 

A qué se atribuye el 
derramen del vino? 

Son difíciles los arper- 
gios de la pieza que rega- 
laron á Carmen. 

La enfermedad caracte- 
rizada por empollas se lla- 
ma pénfigo. 

Mis acredores tendrán 
paciencia. 

El molenillo está %n el 
baúl. 

En setiembre iré á Cu- 
maná. 

Vendimos ocho yardas 
de animalisco. 

Están reparando la cera. 



dígase : 

I Ignacio qué aprende 
en el colegio? 

Tigre y hiena desapare- 
cieron. 

El lunes habrá holgorio 
aquí. 

Una de las aciones de 
esa silla está mala. 
^ Cuando el mar está al- 
borotado, me divierto- en 
contemplar su olaje. 

"Al que de ajeno se vis- 
te en la calle le desnudan." 

El vozarrón de Ernesto 
me despertó esta mañana. 

Temístocles se hirió con 
una astilla. 

Adornó el vestido de 
flecos. 

A qué se atribuye el de- 
rrame del vino? 

Son difíciles los arpe- 
gios de la pieza que rega- 
laron á Carmen. 

La enfermedad caracte- 
rizada por ampollas se lla- 
ma pénfigo. 

Mis acreedores tendrán 
paciencia,. 

El molinillo está en el 
baúl. 

En septiembre iré á Cu- 
maná. 

Vendimos ocho yardas 
de alemanisco. 
Están reparando la acera. 



20 



EN VEZ DE : 

Hay dos lacenas en mi 
cuarto. 

Pronto llegaremos á la 
hermita j hablaremos con 
el hermúano. 

El salpullo exaspera al 
niño. 

Para construir los ci- 
mentos de los edificios y 
los rellenos de las pare- 
des sirve el mezclóte. 

Llegaron las cajas de 
mercadurías ? 

— Sí, efectuemos sn aper- 
tura. 

Las cajas resultaron 
fallas. 

Pagaron ustedes las ca- 
misas á la aplanchadora ? 

No. porque están mal 
aplanchadas. 

La horf andad de las tres 
criaturas da lástima. 

Llena de aujeros tiene 
la conciencia ese calum- 
niador. 

Quiero otra aiija. 

Sí, la de la zdtira. 

Son lejitimas sus aspi- 
raciones. 

Ejecutoriada la senten- 
cia que anula el matrimo- 
nio, los hijos varones ma- 
yores de tres años queda- 
rán al cuidado del padre, 
y las hijas al de la madre, 
si de parte de ambos can- 



DÍGASE : 

Hay dos alacenas en mi 
cuarto. 

Pronto llegaremos á la 
ermita y hablaremos con 
el ermitaño. 

El salpullido exaspera 
al niño. 

Para construir los ci- 
mientos de los edificios y 
, rellenos de las paredes sir- 
ve la mezcla (ó mazacote). 

Llegaron las cajas de 
mercancías ? 

— Sí, efectuemos su aber- 
tura. 

Las cajas resultaron 
faltas. 

Pagaron ustedes las ca- 
misas á la planchadora? 

No, porque están mal 
planchadas. 

"La orfandad de las tres 
criaturas da lástima." 

Llena de agujeros tiene 
la conciencia ese calum- 
niador. 

Quiero otra aguja. 

Sí, la de la sátira. 

Son legítimas sus aspi- 
raciones. 

"Ejecutoriada la senten- 
cia que anula el matrimo- 
nio, los hijos, varones ma- 
yores de tres años queda- 
rán al cuidado del padre, 
y las hijas al de la madre, 
si de parte de ambos con- 



— 21 



EN VEZ DE : 

yugues hubiere habido 
buena fe. 

Sabe bien la marmelada. 

Traigo los gonces para 
la puerta. 

Usté no sabe lo que 
dice. 

El zapatero hará los 
botines cuando tenga 
zuela. 

Soy estítico. 

— I qué le receta su mé- 
dico para la estitiquez? 

Oí los toquidos de su 
cuñado y abrí la puer- 
ta. 

Lleve el cabresto para 
atar el caballo. 

El adulante, á las veces, 
hace más daño que el peor 
enemigo. 

No me gusta esa fruta 
por su agridez. 

José, tome la moneda y 
compre una docena de 
carreteros de hilo. 

Qué j9Ísó?i, amigo mío! 

Mi hijo es uno de los 
monaguillos del templo de 
San Pedro. 

El punto del horizonte 
entre el oeste y suroeste se 
llama Oestesuroeste. 

Oestenordeste se llama 
el que está entre el oeste y 
el noroeste. 



dígase : 

yuges hubiere habido bue- 
na fe." 

Sabe bien la mermelada. 

Traigo los goznes para 
la puerta. 

Usted no sabe lo que 
dice. 

El zapatero hará los 
botines cuando tenga 
suela. 

Soy estíptico. 

— I qué le receta su mé- 
dico para la estipticidad? 

Oí los toques (ó golpes) 
de su cuñado y abrí la 
puerta. 

Lleve el cabestro para 
atar el caballo. 

"El adulador, á las ve- 
ces, hace más daño que el 
peor enemigo. 

No me gusta esa fruta 
por su agrura. 

José, tome la moneda y 
compre una docena de 
carretes de hilo, 

Qué pisotón, amigo míof 

Mi hijo es uno de los 
monacillos del templo de 
San Pedro. 

El punto del horizonte 
entre el oeste y el sudoes- 
te se llama oessudueste. 

Oesnorueste se llama el 
que está entre el oeste y 
el norueste. 



22 



EN VEZ DE : 

Antier murió el autor 
de la obra Ogaño y An- 
taño. 

Antier noche j ayer noche 
visité á Don Marcial Leña. 

Qué hizo usted trasan- 
tier? 

Qué tiene el perro en el 
g liar güero? 

Regale ese armastrote, 
Juan. 

Hoy comerán ustedes 
arverjas. 

Luisa no puede hacer el 
vestido con cuatro varas 
de razo. 

En el villorio donde vi- 
vo, no hay egoístas ni 
chismosos. 

En cuncUUas estaba el 
mozo cuando entró su tía. 

Don Toribio recibió es- 
ta mañana ocho piezas de 
holán. 

Fuimos ayer á la cm^- 
tiembre del señor D. Ra- 
món García y admiramos 
el esmero con que se hace 
allí el curtimiento. 

Lo que usted acaba de 
decir es contraproducente, 
amigo mío. 

El padrasto de Juan es 
don Gillermo, y la madras- 
ta, doña, Ageda. 

El Gobierno ha exhone- 
rado de derechos de im- 



DIGASE : 

Anteayer murió el autor 
de la obra "Hogaño y An- 
taño." 

Anteanoche y anoche 
visité á Don Marcial Leña. 

Qué hizo usted ante- 
anteayer ? 

Qué tiene el perro en el 
garguero? 

Regale ese armatoste? 
Juan. 

Hoy comerán ustedes 
arvejas. 

Luisa no puede hacer el 
vestido con cuatro varas 
de raso. 

En el villorrio donde 
vivo, no hay egoístas ni 
chismosos. 

En cuclillas estaba el 
mozo cuando entró su tía. 

Don Toribio recibió es- 
ta mañana ocho piezas de 
holanda. 

Fuimos ayer á la curti- 
duría del señor D. Ramón 
García y admiramos el 
esmero con que se hace 
allí el curtimiento. 

Lo que usted acaba da 
de decir es contraprodu- 
céntem, amigo mío. 

El padrastro de Juan es 
don Guillermo,, y la ma- 
drastra, doña Águeda. 

El Gobierno ha exone- 
rado de derechos de im- 



23 



EN VEZ DE : 

portación ks bombas para 
incendio. 

Todos gozaban en aquel 
país de iguales prerogati- 
vas. 

No ss concedió próroga 
al contratista. 

El precio de los higos 
pasos es exJiorhítante. 

Se habla de los modales 
pedanfezcos del señorito 
Eamón. 

Don Eoberto fue un ex- 
celente farmaceuta. 

No hay polvos dentrifi- 
cos. 
' Augusto tiene una cor- 

tada en el brazo dere- 
cho. 

Quién no admira las elu^ 
cubraciones filológicas j 
lingüísticas de D. Eduar-; 
do Benot? 

A dienfazos acabará con 
él. 

Eustaquio y José se ba- 
ñaron en el tauque. 

En muchos escritos he 
empleado el pseudónimo 
de Yalentiniano. 

El avariento se queja de 
retorcijones de tripas. 

Hermosas crinejas tiene 
la niña. 

Cuando no haya rebu- 
licio en la calle, iré á 
comprar cañutillo 



dígase : 

portación las bombas para 
incendio. 

Todos gozaban en aquel 
país de iguales prerroga- 
tivas. » 

No se concedió prórro- 
ga al contratista. 

El precio de los higos" 
pasos es exorbitante. 

Se habla de los modales 
pedantescos del señorito 
Kamón. 

Don Roberto fué un ex- 
celente farmacéutico. 

No hay polvos dentífri- 
cos. 

Augusto tiene una cor- 
tadura (ó incisión) en el 
brazo derecho. 

"Quién no admira las 
lucubraciones filológicas y 
lingüísticas de D. Eduar- 
do Benot?" 

A dentelladas acabará 
con él. 

Eustaquio y Jqsé se 
bañaron en el estanque. 

En muchos escritos he 
empleado el seudónimo 
de Yalentiniano. 

El avariento se queja de 
retortijones de tripas. 

Hermosas criznejas tie- 
ne la niña. 

Cuando no haya rebu- 
llicio en la calle, iré á com- 
prar cañutillo. 



— 24 



EN VEZ DE : 

Los ancos sirven para 
andar. . . . 

Qué reholtijo es ése ? 

Aseguraron que Bolívar 
era hombre previsivo. 

El tahonero padece de 
ahogo. , 

• El chirriquitín y la chir- 
riqítitina son graciosos. 

Dicenn autor, Eleodoro, 
que "el hombre instruido 
que comprendiendo la 
necesidad de criticar mu- 
chos y crasos errores del 
lenguaje y no hace tal, 
falta aun deber." 

Cleotílde perecea la la- 
bor que le encargué. 

Necesito una cucharilla 
para tomar la sopa. 

El baso está en el hi- 
pocondrio izquierdo. 

El exófago es un conduc- 
to que une la faringe con 
el estómago. 

La señora notó á distiem- 
po los displantes de la 
muchacha. 

El chico tiene la cabeza 
llena de liendras. 

Las chinchas no nos de- 
jaron dormir. 

Ellos se ríen de los 
fundillos de nuestros pan- 
talones. 

La prónuba regaló una 
guisandera á la no- 
via. 



dígase : 

Los zancos sirven para 
andar 

Qué revoltillo es ése ? 

Aseguraron que Bolívar 
era hombre previsor. 

El tahonero padece de 
ahoguío. 

El chiquirritín y la chi- 
quirritína son graciosos. 

Dice un autor, Heliodo- 
ro, que "el hombre instruí- 
do que comprendiendo la 
necesidad de criticar mu- 
chos y crasos errores del 
lenguaje y no hace tal, fal- 
ta aun deber." 

Clotilde perecea la la- 
bor que le encargué. 

Necesito una cuchara 
para tomar la sopa. 

El bazo está en el hipo- 
condrio izquierdo. 

El esófago es un con- ^ 
ducto que une la faringe 
con el estómago. 

La señora notó á des- 
tiempo los desplantes de 
la muchacha. 

El chico tiene la cabeza 
llena de liendres. 

Las chinches no nos de- 
jaron dormir. 

Ellos se ríen de los fon- 
dillos de nuestros panta- 
lones. 

La prónuba (madrina de 
las bodas) regaló una gui- 
sadera á la novia. 



25 



EN VEZ DE : 

José es un famoso esgyn- 
mista. 

Timoteo es un insigne 
educacionista. 

Eugenio j Luis cum- 
plen exfrictamente lo que 
prometen. 

Se trata sobre planes 
educacionales. 

Explíqueme, Geraldo, 
la diferencia entre con- 
testación y repuesta. 

— La primera, Uudosia, 
es más larga y razonada 
que la segunda. 

Ponte el rollete en la ca- 
beza para cargar ese far- 
do de musolinas y sarazas. 

Como sigue la partu- 
rienta ? 

Me desagrada tanto es- 
paviento. 

Qué brollo, qué confu- 
sión ! 

No podía verte por la 
niehlÍ7ia. 

Cuánto vale la suscrición, 
señor periodista ? 

Bambocha es la persona 
muy gruesa y de baja es- 
tatura, que tiene la cara 
abultada y encendida. 

Qué ha resuelto la Jun- 

Íta eleccionaria? 
— Ha resuelto asuntos 
tr aceden tales. 
La abuela de Antonio 
es londonense. 



dígase : 

José es un famoso esgri- 
midor. 

Timoteo es un insigne 
educador. 

Eugenio y Luis cumplen 
estrictamente lo que pro- 
meten. 

"Se trata sobre planes 
de educación." 

Explíqueme, Gerardo, 
la diferencia entre contes- 
tación y respuesta. 

— La primera, Eudoxia, 
es más larga y razonada 
que la segunda. 

Ponte el rodete en la ca- 
beza para cargar ese fardo 
de muselinas y zarazas. 

Cómo sigue la partu- 
riente ? 

Me desagrada tanto as- 
paviento. 

Qué embrollo, qué con- 
fusión ! 

No podía verte por la 
neblina. 

Cuánto vale la subscrip- 
ción, señor periodista ? 

"Bamboche es la perso- 
na muy gruesa y de baja 
estatura, que tiene la cara 
abultada y encendida." 

Qué ha resuelto la Jun- 
ta electoral ? 

— Ha resuelto asuntos 
trascendentales. 

La abuela de Antonia 
es londinense. 



26 



EN VEZ DE : 

El hombre benevolente 
es generalmente estimado. 

Francisco es mumjicente. 

Quien presto dentece, 
presto hermanece. 

No ataques el espejo. 

Kui)erto hará desyerba?^ 
el corral. 

Proserpina quiere tibiar 
el agua. 

El paraninfo fué á cam- 
bear una moneda. 

Si colocas los cuchillos 
en ese lugar, se nioJiosean. 

Es preciso imantar esa 
pieza de hierro. 

Yamos á borronear al- 
gunas cuartillas para la 
imprenta. 

Los funámbulos se han 
mallugado las manos. 

Esta titiritando, señor, 
tiene usted mucho frío ? 

Anacleto está cobando 
en la casa de la esquina, 
porque le han dicho que 
en ella hay un tesoro es- 
condido. 

Por qué se inflinge á 
Crisólogo tal castigo '? 

El zapatero va á ensue- 
lar los zapatos. 

No heche agua en el 
patio. 
X Me dijusta esa fruta. 



dígase : 

El hombre benévolo es 
generalmente estimado. 

Francisco es munífico. 

"Quien presto endente- 
ce, presto hermanece." 

No toques el espejo. 

Rui^erto hará desher- 
bar el corral. 

Proserpina quiere enti- 
biar el agua. 

El paraninfo (padrino de 
las bodas) fué á cambiar 
una moneda. 

Si colocas los cuchillos 
en ese lugar, se enmohecen 

Es preciso imanar esa 
pieza de hierro. 

Vamos á borrajear al- 
gunas cuartillas para la 
imprenta. 

Los funámbulos se han 
magullado las manos. 

Está tiritando, señor, 
¿ tiene usted mucho frío ? 

Anacleto está cavando 
en la casa de la esquina, 
porque le han dicho que 
en ella hay un tesoro 
escondido! 

Por qué se inflige á Cri- 
sólogo tal castigo ? 

El zapatero va á echar 
suelas á los zapatos (ó á 
solarlos). 

No eche agua en el 
patio. 

Me disgusta esa fruta. 



27 — 



EN VEZ DE : 

Para vertir la cerveza 
traerán un jarro. 

Telésforo es nn tauma- 
turgo que está enfermo de 
tanto elucubrar. 

Uno no debe atafagarse 
tanto en el trabajo. 

Para acostarnos bueno 
es trancar todas las puer- 
tas. 

Esa falta no amerita se- 
mejante castigo. 

Me voy, porque van 
á apeñuscar todos esos ob- 
jetos. 

Que ganas, Elena, con 
agüeitar al vecino? 

Los chistes del estu- 
diante hacen destornillar 
de risa. 

Salimos ayer para Pe- 
tare, y llovió de tal mane- 
ra, que llegamos á ese pue- 
blo chajjaleando agua. 

Hay personas que sien- 
ten placer en chisparse. 

La mujer Jia perdido la 
llave de esa puerta que 
van á desarrajar. 

Si el panadero vuelve 
pronto de Maiquetía, ten- 
drá tiempo de cernir la 
harina. 

Qué humadera! Qné pol- 
vadera! 



dígase: 

Para verter la cerveza 
traerán un jarro. 

Telésforo es un tauma- 
turgo que está enfermo de 
tanto lucubrar. 

Uno no debe atrafagarse 
(afanarse ó fatigarse) tan- 
to en el trabajo. 

Para acostarnos bueno 
es atrancar todas las puer- 
tas. 

Esa falta no merece se- 
mejante castigo. 

Me voy, porque van 
á apañuscar todos esos 
objetos. 

Qué ganas, Elena, con 
aguaitar (ó acechar) al Ve- 
cino? 

Los chistes del estu- 
diante hacen desternillar 
de risa. 

Salimos ayer para Pe- 
tare, y llovió de tal mane- 
ra, que llegamos á ese pue- 
blo chapoteando agua. 

Hay personan que sien- 
ten placer en achisparse. 

La mujer ha perdido la 
llave de esa puerta que 
van á descerrajar. 

Si el panadero vuelve 
Ijronto de 'Maiquetía, ten- 
drá tiempo de cerner la 
harina. 

Qué humareda! Qué pol- 
vareda! 



28 



EN VEZ DE : 

Ayer vi á su hermano 
en la esquina de El Made- 
dero. 

N. está enamorado de 
una yiicatana. 

Yaya alante, mozo. 

"Quien hizo el cocombro, 
que le lleve al hombro." 

Cree usted que esa mer- 
cancía es conducihle? 

La pobre viejita teme 
que venga el Antecristo. 

Pronto entejarán la casa. 

Luis y Ensebio queda- 
ron apalabreados. 

Señorito, no erute cerca 
dé la gente. 

El furibundo arriero 
arrebiato el asno. 

Tornilla ó destornilla 
Juan la máquina? 

Arrecostóse sobre la 
cama el gurrumino. 



Si él me arguye con ta- 
les ejemplos, le reargüiré 
hasta convencerlo. 

No siga, amigo mío, 
porque va á espachurrar- 
me con sus argumentos. 

Ella está despulgando 
su cama. 

El ultimo verso de esa 
composición es onomató- 
pico. 



DÍGASE : 

Ayer vi á su hermana 
en la esquina de El Made- 
rero. 

N. está enamorado de 
una yucateca. 

Yaya adelante, mozo. 

"Quien hizo el cohom- 
bro que le lleve al hom- 
bro." 

Cree usted que esa mer~ 
cancía es conductible? 

La pobre viejecita teme 
que venga el Anticristo. 

Pronto tejarán la casa- 
Luis V Eustaquio que- 
daron apalabrados. 

Señorito, no eructe (ó re- 
güelde) cerca de la gente. 

El furibundo arriero ra- 
biato el asno. 

Atornilla 6 destornilla 
Juan la máquina? 

Becostóse sobre la cama 
el gurrumino (hombre que 
contempla con exceso á su 
mujer.) 

Si él me arguye con ta- 
les ejemplos, le redargüi- 
ré hasta conveiicerlo. 

No siga, amigo mío, 
porque va á despachurrar- 
me con sus argumentos. 

Ella está espulgando su 
cama. 

El último verso de esa 
composición es onomato- 
péyico. 



29 — 



EN VEZ DE : 

En protocolando el do- 
cumento sobre las telas 
que comisaron en la adua- 
na, el guardalmacén arrem- 
pujó al marchamero . . . 

— Indescribibles son ta- 
les hechos. 

Por las endijas de la 
puerta vieron á Juan co- 
miendo majai^ete. 

Puso la fuente al duque 
como á D. Quijote, y dán- 
dose prisa le lavaron y en- 
jabonaron muy bien. 



DÍGASE : 

En protocolando el do- 
cumento sobre las telas 
que comisaron en la adua- 
na, el guardaalmacén em- 
pujó al marchamero . . . 

— Indescriptibles son ta- 
les hechos. 

Por las rendijas de la 
puerta vieron á Juan co- 
miendo manjarete. 

"Puso la fuente el duque 
como á D. Quijote, y dán- 
dose prisa le lavaron y ja- 
bonaron muy bien." Cer- 
vantes, citado por Isaza. 



Ácredores. Escríbase en esta dicción la e doble 
(ee), acreedores. 

Voy á copiar los casos en que se duplican las vo-. 
cales : 

"A. Esta vocal se duplica en los vocablos com- 
puestos de contra y otro que tenga la a por inicial, 
como contraalmirante ; exceptúase contralto, 

E. Yemos duplicada la e ; 

1° En los infinitivos, creer, leer, poseer, proveer y 
soh^eseer ; en sus compuestos descreer, desposeer, des- 
proveer y releer ; en sus derivados que terminen en 
edor, como poseedor, proveedor, y en los plurales de 
estos. 

2- En las personas de los verbos cuyos infini- 
tivos acaban en eer y en ear, sólo cuando á la e final 
de las radicales deba unirse otra que sea inicial de 
la terminación, como se observa en leemos, desee. 

3° En todo vocablo compuesto de una de las 
partículas pre, re ó sobre y otra dicción cuya inicial 
sea la e, como sucede en preexistente, reedificar, y so- 
breempeine. Exceptúanse sobrescrito, sobrestante y res- 
tablecer. 



— 30 — 

4- En las voces que siguen : acreedor^ creedero^ 
creencia, obleera, veedor, veedioria j verdeesmeralda, en 
sus plurales y en los compuestos que puedan tener» 

I. La i se duplica qb. friísimo, piísimo, impiísima 
j sus plurales. 

O. Duplícase la o ; 

1° En las dicciones formadas de una inflexión 
verbal acabada en o, y la palabra os, como adói^oos, su- 
plicándoos. 

2° En los vocablos en que se halla la combina- 
ción 200 con significado relativo al de la palabra ani- 
mal, como zoófito, epizootia. Zodiaco va con una sola o. 

3° En aquellas personas de los verbos acabados- 
en oar que se forman con una terminación cuya pri- 
mera letra es la o, como loo, roo, incoo. 

4" En azamhoo, cooperar, coopositor, coordinar, 
loor y en todas las voces formadas de estas. 

ü. La u se duplica en dumwiro, duunvirato y sus 
plurales. 

Sobrentender y sobrexceder se pueden escribir con 
e sencilla ó con e doble. 

Posponiendo el pronombre os á loo, tendremos 
tres oes reunidas " (José Manuel Marroquín, Ortolo- 
gía y Ortografía). 

Duplícase también la a en los vocablos : guarda 
aguas, guardaagujas, guardaalmacén, guardaamigo. 

Árpergios dicen algunos, pocos por cierto ; á ésos 
aconsejo que supriman la r de la segunda sílalía : 

"No eran arpegios humanos 
ni canto de ruiseñores : 
eran aquellos primores, 
que brotaban de sus manos." 

(A Teresa Carreño.) 

Apertura de cajas. En este caso no debe decirse 
apertura sino abertura. 

El vocablo apertura es correcto tratándose de. 
corporaciones, teatros etc. 

Chapalear. Muchos dicen que han chapaleado 
agua ó pantano: yo nunca he chapaleado sino chapo- 



— 31 — 

teado agua ó pantano. La dicción propia es cha- 
potear. V 

Flutco. Quítese la ii y quedará el vocablo fleco, 
que me parece mejor qxiQ flueco. 

Caballericero. El cero como guarismo, colocado 
á la derecha de una cantidad, le da un valor diez/ve- 
ces mayor del que ella representa ; pero, como termi- 
nación del vocablo precitado, lo hace impropio. Eví- 
tese esa impropiedad diciendo sencillamente caha- 
llerizo. 

Tibiar. No existe este verbo sino entibiar. 
Mohosear. Escribiendo ó hablando castizamente, 
debe emplearse en vez de moJiosear el verbo enmo- 
hecer. 

"Si colocas tu cuchillo 
en este sucio rincón, 
se enmohece, zoquetón, 
y no le vuelve su brillo 
ninguna preparación." * 
Kaleidoscopio. Dígase calidoscopio. 
Curtiembre. El sitio u oficina donde se curten y 
trabajan las pieles no se llama curtiembre, sino curti- 
duría ; y la acción ó efecto de curtir, curtimiento. 
Pisón. La acción de pisar es pisotón. 
"Eres, Antonio ... un caballo . . . 
un miserable ... un bribón, 
que me has reventado un callo 
de un horrible pisotón." L. 
Arción. La r está de más en esta palabra, suprí- 
mase y dígase ación. 

EriitOj erutar. Debe de decirse regüeldo, regol- 
dar ó eructo, eructar. 

Bretónica. Es betónica. 

"Aconseja Filomena 
á la macilenta Mónica, 
que hojas tome de betónica 
si quiere ponerse buena." 
Arrivar, estivar. Cambíese la v de cada uno de 
estos vocablos por b: arribar, estibar. 
Vendabal no es, sino vendaval. 



32 



Para el propio uso de la 6, obsérvense las reglas 
que copio de la Ortografía de D. Amenodoro Urdaneta : 

"Se escribe la 6 ; 

1° Antes de consonante, como blando, bronco , 
abstracto. 

2° Después de m como ámbar, umbrío. 

3° En el copretérito (pretérito imperfecto) de 
indicativo de los verbos de la primera conjugación, 
como amaba etc. 

4° En el mismo tiempo del verbo ir, como iba etc. 

5- En los casos siguientes : 



TERMINA- 






CIONES 


EJEMPLOS 


EXCEPCIONES 


bol 


árbol 




bundo 


meditabundo 




omba 


bomba 




ombe 


hecatombe 




ombo 


rombo 




umba 


tumba 




umbo 


derrumbo 




buír 


atribuir 




bilidad 


amabilidad 


civilidad y movilidad. 


bón 


jabón 


socavón y pavón. 


abia 


sabia 


savia (de una planta). 


abio 


sabio 


agravio y subclavio. 


oba 


escoba 


trova. 


obo 


arrobo 


corcovo y estrovo. 


ubio 


connubio 


efluvio y diluvio. 


aber 


haber 


precaver. 


bir 


escribir 


hervir, servir y vivir. 


eber 


beber 


atrever, ver y sus compues- 
tos. 


obar 


aprobar 


encovar, estovar, novar y 
trovar." 



" La V nunca se escribe antes de consonante. 

Se escriben con v los adjetivos terminados en 
ava, ave, avo, eva. eve, evo, iva, ivo. Exceptúanse 
árabe y los compuestos del sustantivo sílaba, como 
trisílabo, trisílaba. 



33 



Después de la sílaba ad con que empiezan algu- 
nas palabras. 

Las terminaciones vago, vomo, voro, voco j voló 
de los adjetivos esdrújulos. 

Antes del diptongo m se escribe siempre v. 

Los tiempos de los verbos ir, estar, andar j tener 
en que suena esta letra, menos en los copretéritos. 
(Jesús Muñoz Tébae, Ortografía). 

Tienen v inicial : 



vaca {animal) 


vajilla 


Valois (San Fé- 


vacación 


val (y todos^los 


lix de) 


vacante (de va- 


de esta raíz) 


valor 


car) 


valaco 


Valoría (la Bue- 


vaciar 


valdense 


na) 


vacilar 


vale 


valoría 


vacío 


Valencia 


vals 


vacisco 


valentía 


valuar 


vacuna 


Valentín (San) 


valva 


vademécum 


valeo 


valvasor 


vado 


valer 


válvula 


vafe 


valeriana 


valla 


vagar (andar) 


Valeriano (San) 


valladar 


vagaroso 


Valerio (San) 


Valladolid 


vagido 


Valero (San) 


vallar 


vagina 


valeroso 


valle 


vagón 


valetudinario 


vallico 


vaguido 


Valí (goberna- 


vampiro 


vahanero 


dor moro) 


vándalo 


vahar 


valía 


vanguardia 


vaharada . 


validar 


vanidad 


vaharera 


valido ( priva- 


vano 


vaharina 


do) 


vapor 


vahear 


válido 


vapular 


vahído 


valiente 


YaLqnevo(pastor) 


vaho (vapor) 


valija 


vaqueta (cicero) 


váida 


valioso 


vara 


vaina 


valón (belga) 


varadera 


vainilla 


valona 


varar 


vaivén 


valones 


varaseto 




HUMORADAS FILOLÓGICAS. 



34 



varbasco ó ver- 


veguer 


vellorí ' 


basco 


veguero 


vellorita 


vardasca ó ver- 


vehemencia 


vellutero 


dasca 


vehículo 


vena 


várdulo 


veimares 


venablo 


varenga 


veinte 


venado 


vareo 


veintiuno 


venal 


varga 


veintidós 


Venancio (San) 


variar 


veintitrés 


venatorio 


várice 


veinticuatro 


vencejo 


varicoso 


veinticinco 


vencer 


vario 


veintiséis 


venda 


variz 


veintisiete 


vendaval 


varón (hombre) 


veintiocho 


vendeja 


varsoviano 


veintinueve 


vender 


vasallo 


vejación 


vendición (ven- 


vasar (de vaso) 


vejamen 


ta) 


vascón 


vejancón 


vendimia 


vascuence 


vejar 


vendo 


vasija 


vejer 


veneciano 


vaso 


vejestorio 


veneficio (he- 


vastago 


vejez 


chizo) • 


vasto (extenso) 


vejiga 


veneno 


vate 


vela (bujía, vi- 


venera 


vaticinio 


gilancia) 


Veneranda(^an- 


vatídico 


velacho 


ta) 


vaya (burla) 


velar 


venerar 


ve (letra) 


velarte 


venéreo 


vecera 


veleidad 


venero 


vecería 


veleta 


véneto 


vecero 


Yelez 


venezolano 


vecino 


velicación 


vengar 


vector 


velo 


venia 


vedar 


velón 


venial 


vedegambre 


veloz 


venir 


vedija 


vellido 


venora 


veduño 


vello (pelo) 


venta 


veedor 


vellocino 


ventada 


vega 


vellón 


ventaja 


vegetar 


vellora 


ventalla 



35 



ventalle 


verdea 


verraco 


ventana 


verdeja 


verriondo 


ventarrón 


verderol 


verruga 


venteadura 


verderón i 


versado 


ventilar 


verdolaga 


versal 


ventisca 


verdoyo 


versátil 


ventolera 


verdugo 


vérsete 


ventolinai 


verdugón 


versículo 


ventor 


verdura 


versificar 


ventorrillo 


vereda 


versión 


ventosa 


verga 


verso 


ventoso 


vergajo 


vertebra 


ventral 


vergara 


vertello 


ventregada 


vergarzoso 


verter 


ventrera. 


vergeta ó ver- 


vertical 


ventrículo 


gueta 


vértice 


ventril 


vergeteado 


vertiente 


ventrílocuo 


vergonzante 


vértigo 


ventura 


vergüenza 


vesícula 


venturina 


verguer ó ver- 


véspero 


venturo 


guero 


vespertilio 


Venus 


vericueto 


verpertino 


venusto 


verídico 


vestal 


ver 


verín 


veste 


vera 


verificar 


vestfaliano 


veracidad 


verisímil ó ve- 


vestíbulo 


verano 


rosímil 


vestigio 


veras 


Verísimo (San) 


vestugo 


veratro 


verja 


veta (en made- 


veraz 


verjel 


ra etc) 


verbal 


vermicular 


veterano 


verbena 


vermífugo ' 


veterinaria 


verberación 


verminoso 


veto 


verbigracia 


vernal 


vetusto 


verbo 


Vero (San) 


vez 


verbosidad 


Verona (San 


vía 


verdacho 


Pedro de) 


viadera 


verdad 


verones 


viador 


verdal 


Verónica (San- 


viaducto 


verde 


ta) 


viajar 







— 36 — 




vial 




vigilar 


violón 


Viana 




vigilia 


viperino 


vianda 




Vigilio (San) 


vira 


viandante 




vigo 


virador 


viaraza 




vigor 


virar 


viático 




vigota 


virazón 


víbora 




viguería 


virgo 


vibrar 




vihuela 


vírgula 


viburno 




vil 


viril 


vicaría 




vilano 


virio 


vicario 




vilipendio 


viripotente 


Vicente (San) 


vilo (en) 


virol 


viceversa 




vilordo 


virola 


vicio 




vilorta 


virolento 


vicisitud 




villa (población) 


virote 


víctima 




villancico 


virrey 


Víctor (g 


jan) 


villano 


virtud 


victoria^ 




Villena 


viruela 


Victoriano 


(San) 


villorín 


virulencia 


Victorina 


(San- 


villorrio 


virus 


ta) 




vinagre 


viruta 


Victorio 


(San) 


vina jera 


visar 


vicuña 




vinariego 


viscera 


vid 




vinario (de vi- 


viscoso 


vida 




no) 


Viseo 


Vidal (San) 


Vhiaroz 


visera 


vidente (que ve) 


vincular 


Visia (Santa) 


vidrio 




vindicar 


visigodo 


vidual 




vindicta 


visión 


viduño ó vidue- 


viniebla 


visir 


' ño 




vino 


visita 


viejo 




viña 


visivo 


vieíla 




viñeta 


vislumbre 


vienense 




viola 


Viso 


viento 




violáceo 


visorio 


vientre 




violar 


visorrey 


viernes 




violario 


víspera 


viga 




violencia 


vista 


vigente 




violeta 


visual 


vigía 




violín 


visura 



37 ^ 



vital 


vizcacha 


volumen 


vitalicio 


Vizcaya 


voluntad 


vitando 


vizconde 


voluptuoso 


vitela 


vocabulario 


voluta 


vitembergues 


vocación 


volver 


vitigudino 


vocal (letra) 


volvo ó vólvulo 


Yito (San) 


vocativo 


vómica 


vitola 


vocear 


vómito 


vítor 


vociferar 


vorágine 


Vitoria 


vocinglería 


voraz 


vitreo 


voila 


vormela 


vitrificar 


volapié 


vos 


vitriolo 


volar 


votar (prome- 


vitualla 


volandas (en) 


ter) 


vítulo marino 


volanta 


votivo 


vituperio 


volantón 


voto .( p reme- 


viudo 


volatería 


sa ) 


vivac ó vivaque 


volátil 


voz 


vivacidad 


volatilizar 


voznar 


vivandera 


volatín 


vuecencia 


vivar 


volaverunt 


vuelco 


vivaracho 


volcán 


vuelo 


víveres 


volcar 


vuelta 


vivero 


volear (de vuelo) 


vuestro 


viveza 


voleo (de vo- 


\Tilgata 


vivienda 


lear) 


vulgo 


vivido 


voltario 


vulnerar . 


vivificar 


voltear 


vulpeja 


vivípara 


voluble 


vulva 


Tienen v no 


inicial : 




abrevar 


alcaravea 


arveja 


acervo 


aleve 


asevera 


adarve 


algavaro 


atavío 


adivinar 


alivio 


atravesar 


agavanzo 


almorávides 


atreve^ 


agravar 


aluvión 


avalúo 


agravio 


amovible 


avante 


aguzanieve 


anchova 


avanzar 


alcaraván 


antuvión 


avanzo 



38; 



avaricia 


cavilar 


dádiva 


ave 


cerveza 


declivio 


avellana, 


cerviz 


depravar 


avemaria 


cervuno 


derviche 


avería 


cívico 


deslavar 


averiguar 


civil 


desovar 


averno 


coacervar 


despavorido 


avestruz 


coadyuvar 


desvahar 


avezar 


coevo 


desvaído 


aviar 


cóncavo 


desvalido 


ávido 


connivencia 


desván 


avieso 


contravalar 


desvanecer 


avilantez 


conva^lecer 


desvarar 


avión 


convelerse 


desvarío 


avisar 


convencer 


desvelo 


avispa 


converger 


desvencijar 


avispado 


convexo 


desvío 


avizor 


convicto 


desvirar 


avocar 


convíctor 


desvirtuar 


avutarda 


convidar 


devanar 


bivalvo 


convocar 


devaneo 


bóveda 


convólvulo 


devantal 


bovino 


convoy 


devastar 


bravio 


convulsión 


devengar 


bravo 


corcova 


devorar 


breva 


corcovear 


devoto 


breve 


correvedile 


diluvio 


brevete 


corva 


dividivi 


breviario 


corvejón 


dovela 


cacliivaclie 


corvejos 


efervescencia 


cadáver 


corveta 


efluvio 


caiatravo 


corvo 


elevar 


calavera 


covacha 


encovar 


cañaveral 


covachuela 


enervar 


caravana 


cuadrivio 


envarar 


carnaval 


cuervo 


entreverar 


cavar 


cueva 


envanecer 


cavatina 


cuevano 


envasar 


caverna 


curvo 


envés 


cavidad 


cbichisveo 


envestir 



39 



enviar 


innovar 


parvo 


envidar 


joven 


párvulo 


envidia 


jovial 


. pediluvios 


envilecer 


jueves 


persevante 


envión 


juventud 


perseverar 


envite 


landgrave 


pisaverde 


envolver 


larva 


pluvial 


equivocar 


lava 


pravedad 


esparaván 


lavabo 


precaver 


esparavel 


lavar 


I)revalecer 


esteva 


liviano 


prevaricar 


estevado 


lívido 


previo 


estival 


livor 


primavera 


extravagante 


longevidad 


privilegio 


extravasarse 


malévolo 


puj avante 


extravío 


maíiuiavélico 


recova 


exvoto 


maravedí 


recoveco 


favonio 


maravilla 


redivivo 


favor 


margrave 


reivindicar 


favorito 


minerva 


rejuvenecer 


férvido 


moravo 


relevar . 


fervor 


mover 


relieve 


flnvial 


móvil 


renovar 


frivolo 


mundinovi 


revalidar 


gaveta 


obvención 


revelar 


gavia 


obviar 


reventar 


gavilán 


obvio 


reverberar 


gavilla 


ochavar 


reverencia 


gaviota 


ova 


revés 


gavota 


ovación 


revesar 


gravamen 


ovado 


revesino 


gravar 


ovalar 


revezar 


grave 


ovario 


revisar 


gravitar 


oveja 


revocar 


hervir 


overo 


revolcarse 


hueva 


ovil 


revolotear 


huevo 


ovillo 


revoltillo 


impávido 


ovíparo 


revolver 


improviso 


Parasceve 


revulsión 


individuo 


parva 


rival 



40 — 



rivera 


superávit 


trivial 


savia 


taravilla. 


trivio 


serventesio 


todavía 


trova 


severo 


tornavirón 


univalvo 


sevicia 


torvo 


uva 


sinovia 


tranvía 


úvea 


socavar 


través 


yaraví 


soliviar 


travesía 


zarevitz 


suave 


traviesa 


zuavo 


sublevar 


travieso 





En vez de Zenobia, Zeuón, EUezer, propongo que 
se escriban Cenobia, Cenón, Eliecer, porque si se escri- 
ben comience, amenace, veces, de comenzáis amenazar, 
vez, para evitar la articulación directa ze, sustituyén- 
dola con ce, justos creo los cambios que señalo. 

Zinc. Pareceme bien que se cambie la 2 por c; 
cinc. 

La Gramática de la Eeal Academia reza : "Se 
escribirán con c 

V Las dicciones en que precede con sonido de 
k á las vocales a, o, a, ó á cualquier consonante, sea 
líquida ó no, ó en que termina sílaba ; v. gr.: cabeza, 
tabaco, acudir, clamor, crimen, acceso, acto, efecto, clac, 
cognac, fíxic, vivac, rae, cinc. 

2° Las dicciones en que precede con sonido de z 
á las vocales e, ¿/como : celeste, acetre, enflaquecer, chni- 
tarra, vecino, producir. 

Observase igual regla aun en voces procedentes 
de otras que terminan en z ; como : joaces, jueces, felices, 
felicitar, de pa.z, juez, feliz. 

Exceptúanse zend, zendavesta, zeugma, zigzag, (zis- 
zás) zipizape, zirigaTia y ¡zis, zas! 

Henrique. Es Enrique, sin H. En esta letra comien- 
za dicho nombre en francés (Henri,) en ingles (Henry) 



— 41 — 

y en alemán (Heinrich). ¿Querrán los que lo escriben 
con H imitar á los franceses, ingleses ó alemanes ? 

"I qué quieres que te expliqííe ? 

— La acción de mi hermano Enrique." 

Emma. Dígase Erna. , Ningún vocablo castella- 
no tiene m doble. 

Un canto me pides, Erna ? 
Si tu gracia sin igual 
y tu hermosura suprema 
merecen, niña, un pqema 
de inspiración celestial. 

Otfo. Si se ha castellanizado este nombre ¿ por 
qué se sigue escribiendo con doble t ? 
Por qué no me dices, Oto, 
que serás sencillo y bueno ? 
— Porque fie rabia estoy lleno ; 
I)romoveré un alboroto ! 

Pieimundo. Cambíese por Eainlundo. 

Orado. Es correcto en italiano, pero en castella- 
no es Horacio. 

3íuger, Gerónimo, Genaro. "Se escriben con y las 
dicciones con el sonido fuerte je, ji, que no tienen g en 
su origen; v. gr.: mujer, Jenaro, Jerónimo, herejía, Ji- 
laeno, que provienen de mulierc, Januario, Hierónymo, 
haéresi, Simeoiie. 

Las personas de los verbos cuyos infinitivos lle- 
van esta letra, como : desquijero, de desquijerar; bru- 
je, de brujir; cruje, de ernjir; trabaje, de trabajar. 

Las personas de verbo en que, por irregularidad, 
entran los sonidos je y ji, sin que en los infini- 
tivos haya g ni j; v. g.: aduje, adujimos, de aducir; 
dije, di.) irnos, de decir'. 

Muchas de las voces en que, entrando el sonido 
fuerte je, ji, debe éste representarse con la letra g por 
razón etimológica : gemelo, gigante, que provienen de 
gemello, gigante. 

Principian en geo: geógrafo, geometría, geodesia". 



42 — 



Para el empleo de la ^ y laj obsérvese el cuadro 
siguiente : 



TERMINA- 
CIONES 


EJEMPLOS 


EXCEPCIONES 


ígena 


indígena 




ígeno 
ígera 
ígero 
gélico 


oxigeno 
alígera 
belígero 
angélico 




genario 


sexagenario 




gencia 
género 
génico 


inteligencia 
homogéneo 
fotogénico 




genio 

génito 

gesimal 


ingenio 

primogénito 

cuadragesimal 




gesimo 
gético 
génico 
ginal 


vigésimo 
apologético 
higiénico 
original 




gíneo 


virgíneo 




gia 


magia 




gio 

gión 

gional 


regio ^ 

religión. 

regional 




gionario , 
gioso 


legionario 
prodigioso 




gírico 
ógica 
ógico 


panegírico 

lógica 

patológico 




gen 


origen 


comején. 


ginoso 
gismo 
igerar 


ferruginoso 
neologismo 
morigerar 


aguajinoso. 

espejismo y salvajismo. 

desquijerar. 

] los verbos 


ger 
gir 


coger 
dirigir 


mujer y tejer, ^^^anTa 
brujir y crujir ^ ^ ^^ . ^^_ 

J tes de a, o. 







— 43 — 



TÉBMiNA- 
OIONES 


> EJEMPLOS 


EXCEPCIONES 


gía 
gín 


teología 
magín 


apoplejía, ataujía, bujía, 
crujía, herejía, lejía, alfa- 
jía, monjía. 

abrojín, bejín, cojín y hojín. 


jería 
je 


cerrajería 
pasaje 


ambages, campage, enálage, 
eringe, esfinge, estringe, 
falange, faringe, isagoge, 
laringe, metagoge, para- 
goge y tinge. 



Homhresito. Reemplácese la s con c: liombrecito. 
Se dice rosita, casita, mesita, j)asito, porque estos son 
diminutivos de los noínbres 7-osa, casa, mesa, paso, que 
tienen s, y los cuales pierden la vocal que sigue á di- 
cha consonante y reciben el incremento ito-ta. 

"Hizo de presidente del consejo 
un horiihrecíto á quien la edad agobia, 
y que además del chiste de ser viejo, 
es, nada menos, padre de mi novia". 

(Juan de Dios Peza). 

Para la formación ele los diminutivos da la Gra- 
mática de la Academia las reglas siguientes: 

Ececito, ececillo, ecectco, eceziielo. Reciben este 
muy largo incremento los monosílabos acabados en 
vocal, como de pie, pi-ececito, pi-ecezuelo. Ecito, ecülo, 
ecico, ezuelo, icliuclo, achuelo. Exigen este menos lar- 
go incremento : 

1° Los monosílabos acabados en consonante, 
inclusa la 2/; v. gr.: red-ecÜM, troj-ecica, sol-ecito, pan- 
ecillo, son-ecico,Jlor-ecita, dios-eciUo, r ey -ezuelo, pez-ecito, 
voz-ecita. Exceptúanse ruin-cillo y los nombres pro- 
pios de personas, como Blas-illo, Gil-ito, Juan-ito, 
Luis-ico, 



— 44 — 

2" Los bisílabos cuya primer sílaba es diptonga 
de eiy ie, ue; como rein-ecita, ciegu-ezuelo, hierh-ecilla^ 
6 yerh-ecüla, huev-ecico, forc-ezuela, diminutivo de 
fuerza, y port-ichuelo, de puerto. 

3*^ Los bisílabos cuya segunda sílaba es dipton- 
go de ia, io, na; v. gr.: hesti-ecita, geni-ecillo, legü-ezue-- 
la, legü-ecita. Exceptúanse rub-ita, agü-ifa, pascu-ita. 

4° Mucba.s voces de dos sílabas que terminan en 
10 como hri-ecico, fri-ecillo, rí-achuelo. 

6° Todos los vocablos, de dos sílabas terminados 
en e; v. gr.: hail-ecito, cofr-eciUo, iiav-ecüla, parch-eci- 
to, pohr-ecito, frist-ezuelo, trot-ecito. 

6- Prado, llano y mano, hacen p)rad-ecito y prad- 
illo, Uan-eciUo, llan-ito, mayi-ecilla y mcm-ita. 

Cito, cilio, cico ziielo. Toman este otro incremento : 

1" Las voces agudas de dos ó más sílabas, ter- 
minadas en n 6 r como gaha}i-ciUo, ladroii-zuelo, cora- 
zon-cito, mnjei'-cita, anim'-cülo, r espían dor-cico, Fermin- 
cico, Ramon-cíllo, Filar-cita. Exceptúanse almacén- 
illo, aJfiler-ito, vasar-illo, Ahnaden-ejos, ColmeiKir-ejo,. 
Giiadalquívir-ejo, olivar-ejo, y tai ó cual otro, y algunos 
nombres proi)ios de personas, como Agustín-ico, Joa- 
quin-illo, Gazpar-ito. Usanse indistintivamente altar- 
cilio y altar -illo, pilar -cilio y pilar-illo, jar din-cilio y 
jardin-illo, jazmin-cillo j jazmin-illo, sor ten-cilla y sar- 
ten-illa. 

2" Las dicciones graves acabadas en n; v. gr.: 
Carnien-c ita, dictamen-c illo, imagei ? -cica. 

Ito, illo, ico, uelo. Todas las palabras que sin las con- 
diciones especificadas hasta aquí pueden variarse en 
forma diminutiva, sólo admiten este menor incremen- 
to ; V. gr.: vain-ica, jaul-illa, estatu-ita, vinagr-iUo, 
candil-illo, rapaz-uelo, hidalg-üelo, pajar-ito, camar-illa, 
titid-illo. 

Una observación hay que hacer sobre la desinen- 
cia uelo. Sujétanse á la regla común las voces graves 
terminadas en una sola vocal ó en un diptongo, per- 
diendo aquella ó este, cuando so hacen dimitutivas, 
como de Sancho, Sanch-uelo; de iglesia, igles-uela. 
Pero si acaban en dos vocales que no forman dipton- 



— 45 — 

gü, y la penúltima es e ó i acentuadas, esa vocal sub- 
siste, y el incremento iielo recibe una /i, que el vulgo 
suele, y han solido algunos escritores, convertir en g; 
como de aldea, Andrea, judío, Lucía, picardía, alde- 
huelaj alde-güela, Andre-huela y Andre-güela, judi- 
huelo y judi-güelo, Lucí-huela y Luci-güela, picardi- 
h uela y picar dí-^üela. ' ' 

Lindicimo, Dígase lindísimo, porque el superla- 
tivo no termina en ícimo. 

"Lindísimo botón partido en dos, 
hojas dio al mundo y el perfume á Dios." 

(Cecilio Agosta.) 

Kespecto de los superlativos dice Don Andrés 
Eolio : 

"Los íinmsntativos de más uso, y los que tienen 
más cabida en el estilo elevado, son los llamados su- 
perlativos, que generalmente terminan en isimo, ísima; 
como grandísimo (de grande), blanquísimo (de blanco), 
id'Msim.o (de útil); equivalentes á las frases muy^ gran- 
de, muy blanco, muy idil, que se llaman también su- 
perlativas. 

Conviene observar que con los adjetivos y frases 
de que hablamos no se expresa el grado más alto de la 
cualidad significada por el primitivo ; pues el decir, 
V. gr.: que César fué orador elocuentísimo y que aun 
era más elocuente Marco Tulio, nada tiene que no sea 
conforme á la razón y á la gramática. Otros superla- 
tivos hay (que en nuestra lengua no son ordinaria- 
mente nombres simples sino frases) por medio de las 
cuales se denota el grado más alto de la cualidad res- 
pectiva, dentro de la clase que se designa, como cuan- 
do decimos que "el idtimo de los reyes godos de 
España se llamó Kodrigo", ó que "Londres es la más 
populosa ciudad de Europa", ó que "las palmas son 
los más elegantes de los árboles". Estos superlativos 
se llaman partitivos, porque forman una parte ó espe- 
cie particular dentro de la clase ó colección de seres á 
que se refieren. Llámanse también superlativos de 



— 46 — 

régimen,, porque rigen, esto esy lle-van siempre, expreso 
ó tácito, un complemento compuesto de la preposición 
de 6 entre y del nombre de la clase : "la más populosa 
de ó entre las ciudades europeas", ó (embebiendo el 
complemento) 'la más populosa ciudad europea". Es- 
te régimen es lo que mejor los distingue de los super- 
lativos absolutos, de que vamos á tratar. 

En lugar de muy ^e emplean á veces otros adver- 
bios ó complementos de igual ó semejante significa- 
ción, como sumamente, extremadamente, en gran mane- 
.ra, en extremo. Entre ellos debe contarse además, que 
se pospone entonces : coUrics además, pensativo ade- 
más, significan lo mismo que muy colérico, muy pensa- 
tivo. 

Sólo de los adjetivos se pueden formar super- 
lativos. La desinencia se forma regularmente susti- 
tuyendo á las vocales o, e, 6 añadiendo á las conso- 
nantes, el final (simo, que admite inflexiones de géne- 
ro y de número. 

Pero hay multitud de irregulares. 

Consiste esta irregularidad, ya en que alteran 
la raíz, como benevolentísimo (de benévolo), arden- 
tísimo (de ardiente), fortísimo (de fuerte), fidelísimo 
(de fiel), antiquísimo (de antiguo), sacratísimo (de 
sagrado), sapientísimo (de sabio), beneficentísimo, 
magnificentísimo, miinificentísimo (de l3enéfico, magní- 
fico, munífico); ya en que alteran la terminación ó 
ambas cosas á un tiempo, como acérrimo, celebérri- 
mo, integérrimo, libérrimo, rniséiTÍmo, salubérrimo (de 
acre, cüebre, íntegro, libre, mísero, salubre). Los su- 
perlativos de doble, endeble, feble, son regulares ; 
los demás terminados en ble mudan esto final en 
hilísimo: amabilísimo, nobilísimo, sensibilísimo, volubi- 
lísimo. En los acabados en io, si la i del final tie- 
ne acento, se sigue la formación regular, como en 
friísimo, piísimo; si la i del final carece de acento, 
se pierde, como en amplísimo, limpísimo, agrísimo; 
pero hay muchos que no toman la terminación su- 
perlativa, como sombrío, tardío, vacío, lacio, temera- 
rio, vario, zafio. 



— 47 — 

Los superlativos irregulares son casi todos la- 
tinos ; y para algunos adjetivos liay dos formas, suy 
perlativas, una regular, de formación castellana, y 
otra irregular, que tomamos de la lengua latina : 
amiguísimo y amicíshno; dificilísimo y dificüimo ; as- 
perísimo y aspérrimo; pohrísimo y paupérrimo; fer- 
tilisimo y libérrimo; friísimo y frígidísimo; honísim.o 
y óptimo; malísifno j pésimo; grandisim.o y máximo; 
pequeñísimo y mínimo; altísimo y supremo ó sumo; 
hajísimo é ínfimo. 

Son también de formación latina íntimo (super- 
lativo de interno), próximo (de cercano). Yarios de 
estos superlativos tomados de la lengua latina se 
usan también como partitivos* ó de régimen, según 
veremos en su lugar. 

Hay gran mimero de adjetivos que no admi- 
ten la inflexión superlativa, ó porque en su signi- 
ficado no cabe más ni menos (y en tal caso es cla- 
ro que tampoco puede tener uso la frase superla- 
tiva formada con el adverbio muy, grandemente, ú 
otra expresión análoga), como uno, dos, tres, prime- 
ro, segundo, tercero, y todas los numerales ; omni- 
potente, inmenso, inmortal; celeste y celestial; terres- 
tre, terreno y terrenal; sublunar, infernal, infando, 
nefando, triangular, rectángulo etc.; ó porque su es- 
tructura, según los hábitos de la lengua, no se pres- 
ta á la inflexión, como en casi todos los esdrúju- 
los en eo, imo, ico, fero, gero, vomo; ,v. gr.: momen- 
táneo, sanguíneo, férreo, lácteo, legítimo, marítimo, sel- 
vático, exótico, satírico, empírico, político, mefítico, ló- 
gico, cáustico, colérico, mortífero, aurífero, pestífero, 
armígei'o, ignívomo; los en i, como verdegay, turquí; 
los en il, que se aplican á sexos, edades y condi- 
ciones, V. g:\: varonil, mujeril, pueril, juvenil, senil, 
señoril, pastoril; y varios otros, como repentino, sú- 
bito, efímero, lúgubre etc." 

Cruelísimo. Pulcrísimo. El superlativo de a^uel 
es crudelísimo; y el de pulcro, pulquérrimo. 

Exhorbitante. Exhonerar. Suprímanse las hh : 
exorbitante, exonerar. 



*■'■ 



— 48 — 

Grábiel. Coloqúese la r en la segunda sílaba : 
Gabriel. 

Heleiwi. El nombre de mujer es Elena. Llámase 
helena el fuego de San Telmo (fuego fatuo). 

Contraproducente. Empléese el vocablo de forma 
latina contraproducéntem. 

Oleaje, Es preferible olaje: 

"Y tan recio fué el olaje, 
que aquella nave famosa, 
i ay ! naufragó en el viaje 
de manera desastrosa". 

Estrombón. Dígase trombón ó sacabuche. 
"Y qué no haya quien lo escuche 
cuando toca el sacabuche". 

Monaguillo. Dígase monacillo. Proviene este vo- 
cablo del latín monacJms (monje), al cual se ha dado 
la terminación castellana cilio, que sirve para for- 
mar el diminutivo de algunos sustantivos bisílabos. 

Ahogo. Este vocablo no significa "opresión en 
el pecho", sino "aprieto, grande aflicción, penuria 
etc." 

La oración "Juan padece de ahogo'', es inco- 
rrecta; debe decirse: Juan padece de ahoguío. 

No es torreja, sino torrija, como ha de decirse. 

3Ioleníllo. Dígase molinillo (derivado de molino). 

''Antecristo por anticristo. Anti es lo mismo que 
contra, y está palabra no quiere decir : "Antes ó 
delante de Cristo", sino "Contra-Cristo". A San 
Juan puede llamársele Ante-Cristo, que equivale á 
precursor de Cristo. El Anti- Cristo es su contra- 
rio". — D. Francisco J. Oeellana. 

Elucubración. He oído con admiración á algu- 
nas personas emplear esta dicción. D. Antonio Cam- 
pano ha escrito en su diccionario elucubrar, v., 
elucubración, s.; lo castizo es lucubrar, lucubración. 
En el Diccionario de la Academia he hallado lu- 
cubrar, lucubración, deh latín lucubrare, lucubratio; 
lucubración es el vocablo que emplean los buenos 
escritores, como D. Felipe Tejera, autor de los 



— 49 — 

"Perfiles Yenezolanos " y de bellísimas poesías, sur- 
tas de las cumbres del Parnaso ó del Helicón, y cuyo 
estilo compite con la miel de Himeto en su exquisita 
dulzura. 

Lucubrar significa " trabajar velando y con apli- 
cación en obras de^iñgenio". 

En vez de suscribir, sUscrición, suscrito, suscri- 
tor, escríbanse subscribir, subscripción, subscrito, subs- 
criptor. 

Antaño se escribían derota, contraréplica, prora- 
ta, próroga, proriimpir ; pero hogaño se escriben derro- 
ta, contrarréplica, prorrata, p)y^rroga, prorrurnp)ir. La 
diferencia consiste en que la r inicial de las voces 
simples rota, rata etc., se duplica al entrar con las 
preposiciones de, contra y pro en la formación de 
tales compuestos. 

¿Ha^ta cuándo escribirán algunos explendoüe, 
expléndidamente, expléndido-da, explendor y expontá- 
near, expontáneo-neo, expontáneamente, en vez de.es- 
pTendente, espléndidamente, espléndido-da, esjjlendor y 
espontanear, espontdneo-nea, espontáneamente ? 

" Los esplendores del cielo 
va sorbiendo el horizonte, 
y sobre el llano y el monte 
^ tiende la noche su velo. 

El orbe se entenebrece, 
mas para el alma que guía 
la fe á su Dios, nuevo día 
de entre la sombra amanece". 

, (D, Pedbo Arismbndi Brito.) 

" Contigo me espontaneo 
en política, Trif ón, 
porque te conozco y veo 
que aborreces la traición." — V. 

HUMORADAS FILOLÓGICAS 4 



50 



Esteinpóráneo. Lleva x, y no s, en la sílalba ini- 
cial : extemporáneo. 

" Resolución momentánea 
es la de Pedro, María; 
mas la juzgo extemporánea. 
— Teme usted? i Qué tontería !" 

Empiezan en 

ex abrupto 

exacción 

exacerbación 

exacerbar 

exactamente 

exactitud 

exacto, ta 

exactor 

exageración 

exageradamente 

exagerador, ra 

exagerante 

ex^Lgerar 

exagerativamente 

exagerativo, va 

exagitado, da 

exágono, na 

exaltación 

exaltar 

examen 

examinador, ra 

examinando 

examinante 

examinar 

exangüe 



exanime 

exantema 

exantemático 

exarco, ca 

exarcado 

exardecer 



ex : 

exasperación 

exasperar 

exaudible 

exaudir 

excarcelar 

excarceración 

ex cáthedra 

excava 

excavación 

excavar 

excedente 

exceder 

excelencia 

excelente 

excelentemente 

excelentísimo, ma 

excelsamente 

excelsitud 

excelso, sa 

excéntricamente 

excentricidad 

excéntrico, ca 

excepción 

excepcional 

excepcionar 

excepto, ta 

exceptuación 

exceptuar 

excerta 

excesivamente 

excesivo, va 

exceso 



excidio 

excipiente ' 

excitación 

excitante 

excitar 

excitativo 

exclamación 

exclamar 

exclamativo 

exclamatorio, ria 

exclaustrado 

excluir 

exclusión , 

exclusiva 

exclusivamente 

exclusive 

exclusivismo 

exclusivo, va 

excluso, sa 

excogitable 

excogitar 

excomulgado, da 

excomulgador 

excomulgar 

excomunión 

excoriación 

excoriar ' 

excrecencia 

excreción 

excremental 

excrementar 

excrementicio, cia 



51 — 



excremento 

excrementoso, sa 

excrecencia 

excretar 

excreto, ta ^ 

excretorio, ria 

excrex 

excullado, da 

excursión 

excusa 

excusabaraja 

excusable 

excusación 

excusadamente 

excusado, da 

excusador, ra 

excusalí 

excusar 

excusión 

execrable 

execración 

execrador, ra 

execramiento 

execrando, da 

execrar 

execratorio, ria 

exégesis 

exegeta 

exegetico 

exención 

exentamente 

exentar 

exento, ta 

exequátur 

exequial 

exequias 

exequible 

exercivo, va 

exergo 

exfoliación 



exhalación 

exhalador 

exhalar 

exhausto, ta 

exheredación 

exheredar 

exhibición 

exhibir 

exhíbita 

exhortación 

exhortador, ra 

exhortar 

exhortatorio 

exhorto 

exhumación 

exhumar 

exicial 

exida 

exigencia 

exigente 

exigible 

exigidero 

exigir 

exigüidad 

exiguo, gua 

eximio, mia 

eximir 

exinanición 

exinanido, da 

existencia 

existente 

existimación 

existimar 

existir 

éxito 

éxodo 

exoneración 

exonerar 

exorable 

exorbitancia 



exorbitante 

exorbitantem ente 

exorcismo 

exoroista 

exorcizante 

exorcizar 

exordiar 

exordio 

exornación 

exornar 

exotérico 

exótico, ca 

expancimiento 

expancirse 

expandir 

expansibilidad 

expansión 

expansivo, va 

expatriación 

expatriarse 

expectación 

expectante 

expectativa 

expectativas 

expectoración 

expectorante 

expectorar 

expedición 

expedicionario, 

ria 
expedicionero 
expedidor, ra 
expediente 
expedir 
expeditamente 
expeditivo, va 
expedito, ta 
expelente 
expeler 
expendedor, ra 



52 



expendeduría 

expender . 

expendición 

expendio 

expensas 

experiencia 

experimentado, 

da 
experimentador, 

ra 
experimental 
experimental - 

mente 
experimentar 
experimento 
expertamente 
experto, ta 
expiación 
expiar 

expiativo, va 
expiatorio 
expillo 
expirar 
explanación 
explanada 
explanar 
explayar 
expletivo, va 
explicable 
explicación 
explicaderas 
explicador 
explicar 
explicativo, va 
explícitamente 
explícito, ta 
exploración 
explorador, ra 
explorar 
exploratorio 



' explosión 
explosivo, va 
explotación 
explotador, ra 
explotar 
expoliación 
expoliador, ra 
expoliar 
expolición 
exponente 
exponer 
exportación 
exportador, ra 
exportar 
exposición 
expositivo, va 
expósito, ta 
expositor, ra 
expremijo. 
expresamente 
expresar 
expresión 
expresivo, va 
expreso, sa 
exprimidera 
exprimidero 
exprimir 
ex profeso 
expropiación 
expropiar 
expuesto, ta 
expugnable 
expugnación 
expugnador, ra 
expugnar 
expulsar 
expulsión 
expulsivo, va 
expulso, sa 
expurgación 



expurgar 
expurgatorio, ria 
expurgo 
exquisitamente 
exquisito, ta 
extasiarse 
éxtasis 
extático, ca 
extemporal 
extemporánea -- 

mente 
extemporáneo, 

nea 
extender 
extendidamente 
extensamente 
extensión 
extensivamente 
extensivo, va 
extenso, sa 
extensor, ra 
extenuación 
extenuar 
extenuativo, va 
exterior 
exterioridad 
exteriormente 
exterminador, ra 
exterminar 
exterminio 
externo, na 
ex testamento 
extinción 
extinguible 
extinguir 
extinto, ta 
extirpación 
extirpador, ra 
extirpar 
extorsión 



extra 

extracción 

extracta 

extractador, ra 

extractar 

extracto 

extractor, ra 

extradición 

extraente 

extraer 

extrajudicial 

extraj udicialmen- 

te 
extralimitarse 
extramuros 
extranjería 
extranjerismo 
extranjero, ra 
extranjía 
extranjís 



— 53 — 

extraña 
extrañación 
extrañamente 
extrañamiento 
extrañar 
extrañeza 
extraño, ña 
extraordinaíia — 

mente 
extraordinario , 

ría 
extratémpora 
extravagancia 
extravagante 
extravasación 
extravasarse 
extravenarse 
extraviar 
extravío 

extremadamente 
extremadas 



extremado, da 

extremamente 

extremar 

extremaunción 

extremeño, ña 

extremidad 

extremo, ma 

extremoso, sa 

extrínsecamente 

extrínseco, ca 

exuberancia 

exuberante 

exuberar 

exudación 

exudar 

exulceración 

exulcerar 

exultación 

exutorio 

exvoto 



Inflingir. Es infligir. 

"¿ Quien te recordará, falaz tirano ? 
¿ Quien sabrá de tus días ni tu nombre, 
si no ha de ser que lo revele el nombre 
el dolor que me infliges inhumano ?" 

(José Antonio Calcaño.) 

Estítico, estitiquez. Empléense: estíptico 6 estre- 
ñido, estipticidad ó estreñemiento. Ejemplos: Estás 
estíptico ó estreñido. Me molesta el estreñimiento. 

"Ello es que hay animales muy científicos 
en curarse con algunos específicos, 
y en conservar su construcción orgánica 
como hábiles que son en la botánica .; 
pues conocen las hierbas diuréticas, 
catárticas, narcóticas, eméticas, 
febrífugas, estípticas, prolíficas, ^ 

cefálicas también y sudoríficas. 

(Tomás de Iiiia»te.) 



/ 



— 54 — 

Liflección. Cambíese la doble c por x. 

Terminan en xí6)i : anexión, complexión, conexióiiy 
crucifixión, flexión, fluxión, genuflexión, inflexión, re- 
flexión, fransflxión. 

Ahceso, ohceno. Adonde fueron á parar las ss ? 

Remiéndense esos vocablos : absceso, obsceno. 

Ocación. Es ocasión. Para obviar equivocacio- 
nes, estudíense las listas de voces en sión ó ción. 

EN sión: 

Adhesión, admisión, agresión, alusión, animad- 
versión, aprehensión, aspersión, aversión, compren- 
sión, compulsión, compasión, concesión, concisión, 
conclusión, confusión, contorsión, contusión, conver- 
sión, convulsión, decisión, depresión, difusión, di- 
gresión, dimensión, dimisión, discusión, dispersión, 
diversión, división, efusión, emersión, emisión, eva- 
sión, exclusión, excursión, expresión, expulsión, ex- 
tensión, fusión, impresión, impulsión, intermisión, 
invasión, inversión, irrisión, infusión, inmersión, in- 
tensión, intercesión, interclusión, incisión, inclusión, 
incursión, indecisión, manumisión, misión, obsesión, 
ocasión, ofensión, omisión, opresión, pasión, pen- 
sión, percusión, permisión, persuasión, perversión, 
posesión, precisión, presión, pretensión, previsión, 
procesión, profesión, profusión, progresión, promisión, 
propensión, propulsión, provisión, reclusión, regresión, 
remisión, repercusión, reprensión, represión, repul- 
sión, retrocesión, rescisión, revisión, revulsión, sesión, 
sucesión, sumersión, sumisión, supresión, tensión, 
transfusión, transgresión, versión, visión. 

VOCES EN CIÓN : 

Abdicación, aberración, abjuración, ablación, 
abnegación, abolición, abominación, abreviación, ab- 
solución, absorción, abstracción, abyección, acción, 
aceleración, acentuación, acepción, acej)tación, acla- 
mación, acriminación, acumulación, acusación, ac- 
tuación, adición, abjudicación, abjuración, adminis- 
tración, admiración, admonición, adox^ación, adop- 



— 55 — 

ción, adquisición, adulación, advocación, afección, 
afectación, afición, afinación, afirmación, aflicción, 
agitación, agregación, aleación, aligación, aliena- 
ción, alimentación, alteración, alucinación, amortiza- 
ción, ampliación, amputación, animación, anotación, 
anticipación, anunciación, aparición, apelación, apo- 
sición, aplicación, aprobación, aproximación, aser- 
ción, asignación, asimilación, asociación, asolación, 
aspiración, asunción, atención^ atracción, atribución, 
atrición, autorización, averiguación, bendición, cali- 
ficación, clasificación, canción, coacción, coagula- 
ción, colación, conjugación, compilación, compo- 
sición, comprobación, compunción, computación, co- 
municación, concepción, conciliación, concitación, 
condenación, condensación, condonación, conducción, 
confabulación, confección, confederación, confirmación, 
congregación, conjuración, conmoción, consecución, 
conservación, consideración, consolación, consolida- 
ción, constitución, construcción, consumación, con- 
sunción, contemplación, continuación, contracción, 
contradicción, contraposición, contravención, contri- 
ción, convicción, convocación, coordinación, corona- 
ción, corrección, corroboración, creación, decepción, 
declamación, declaración, declinación, deducción, de- 
fección, definición, defunción, degeneración, degrada- 
ción, delación, delegación, deliberación, demostra- 
ción, denegación, denominación,, denotación, depo- 
sición, depravación, deprecación, derivación, deroga- 
ción, descripción, deserción, desolación, destitución, 
destrucción, detención, detracción, devoción, dicción, 
difamación, dilapidación, dirección, disertación, di- 
sección, disolución, dispensación, disposición, dis- 
tinción, distracción, distribución, disquisición, domi- 
nación, donación, duplicación, duración, educación, 
edificación, ejecución, elección, elevación, elocución, 
emanación, emancipación, emigración, emulación, 
enunciación, equitación, erección, erupción, estima- 
ción, estipulación, evacuación, evaporación, evoca- 
ción, evolución, exaltación, execración, exención, ex- 
halación, exberedación, exhibición, exhortación, ex- 



— 56 — 

honeración, expectoración, expedición, expiación, ex- 
planación, explicación, exploración, exportación, ex- 
posición, extinción, extracción, exultación, fecunda- 
ción, felicitación, fermentación, festinación, fijación, 
filiación, formación, fortificación, fracción, fructifica- 
ción, función, fundación, generaaión. germinación, 
glorificación, gratificación, habitación, humillación, 
iluminación, ilustración, imaginación, imitación, im- 
petración, implicación, imposición, importación, im- 
putación, intención, interpelación, interposición, in- 
terpretación, interrogación, interrupción, intersec- 
ción, intervención, introducción, invención, investi- 
gación, invocación, irrupción, inflamación, informa- 
ción, infracción, inhibición, inmolación, innovación,, 
inscripción, inserción, insinuación, insolación, ins- 
pección, inspiración, institución, instrucción, insurrec- 
ción, inauguración, incitación, inclinación, incorpo- 
ración, incorrupción, increpación, inculcación, incul- 
pación, indicación, indignación, inducción, infama- 
ción, infección, jubilación, justificación, lamentación, 
lección, legación, libación, licitación, limitación, lo- 
cución, maldición, manifestación, masticación, medi- 
tación, miseración, moderación, modificación, modu- 
lación, monición, mortificación, multiplicación, mu- 
nición, murmuración, mutuación, mutilación, natu- 
ralización, navegación, negación, negociación, noción, 
notificación, numeración, nutrición, objeción, obla- 
ción, obligación, obrepción, observación, obstinación, 
obvención, ocupación, ocultación, opción, operación, 
oposición, oración, opugnación, ordenación, oscila- 
ción, pacificación, palpitación, parición, participa- 
ción, penetración, percepción, peregrinación, perfec- 
ción, perforación, peroración, perpetración, persecu- 
ción, perturbación, petición, polución, ponderación, 
porción, posición, postulación, precaución, precipita- 
ción, predestinación, predicación, predicción, predi- 
lección, predominación, prelación, premeditación, 
preocupación, preparación, preposición, prescripción, 
presentación, preservación, prestación, presunción, 
preterición, prevaricación, prevención, privación, pro- 



— 57 — 

bación, proclamación, procreación, producción, pro- 
fanación, prohibición, prolongación, i)romoción, pro- 
mulgación, pronunciación, proi)agación, propiciación, 
proposición, proscripción, prosecución, prostitución, 
protección, protestación, provocación, publicación, 
pulsación, punición, purificación, rarefacción, reacción, 
recapitulación, recepción, reconciliación, reconvención, 
recordación, recreación, redención, reducción, redu- 
plicación, reedificación, reelección, refacción, refec- 
ción, refocilación, • refundación, refutación, regenera- 
ción, regulación, reivindicación, reiteración, relación, 
relegación, religación, remoción, remuneración, ren- 
dición, renunciación, reparación, repetición, repre- 
sentación, reprobación, reproducción, reputación, re- 
quisición, resecación, resignación, resolución, respi- 
ración, restauración, restitución, restricción, resurrecr 
ción, retención, retractación, retribución, retrotrac- 
ción, revelación, revocación, revolución, rotación, 
salivación, salutación, salvación, santificación, satisfac- 
ción, saturación, sección, secreción, segregación, se- 
paración, significación, simulación, solicitación, solu- 
ción, subdivisión, sujeción, sublevación, subordinación, 
subrepción, subrogación, succión, suministración, su- 
plantación, suplicación, suposición, supuración, sus- 
citación, subscripción, sustentación, sustitución, sus- 
tracción, tentación, tergiversación, testificación, ti- 
tilación, tradición, traducción, transacción, transi- 
ción, trasformación, traslación, trasmigración, tras- 
piración, trasportación, trasposición, trepidación, 
tribulación, tributación, trituración, turbación, ulce- 
ración, unción, usurpación, vacación, vacilación, va- 
lidación, vapulación, variación,' vegetación, velación, 
veneración, ventilación, vindicación, vibración, vincu- 
lación, violación, visitación, vituperación, vocación, 
votación. 

Botarata. Dígase botarate. 

"\ Que chica tan casquivana ! 

Va á celebrar matrimonio, 

probablemente mañana 

con un kotarate, Antonio!" 



— 58 — 

Dicipulo. Como se dice es discípulo. 

Llevan se antes de e 6 .i ; 

"Los verbos compuestos de la partícula des y otra 
palabra que empiece por ce ó por c% como descer- 
car, descifrar^ descinchar. 

Los verbos cuyo infinitivo acaba en cender, con 
excepción de encender. Ejemplos : descendéis ascen- 
der. 

Los nombres doscientos, trescientos y seiscientos. 

Los vocablos afines de los que tengan se antes 
de a, o ó u, como damasceno, derivado de Da- 
masco. 

Además : absceso, abscisión, adolescencia, alca- 
lescencia, anfiscios, aquiescencia, ascético, ascios, 
cognoscitivo, colapiscis, concupiscencia, consciente, 
crascitar, croscitar, disceptar, discernir, disciplina, 
discípulo, efervescencia, erubescencia, escena, es- 
cenografía, escéptico, escirro, escisión, escita, fas- 
ces, fascinar, florescencia, fosforescencia, heteros- 
cios, insenescencia, intumescencia, irascible, isósce- 
les, lascivo, miscelánea, nesciencia, obsceno, omnis- 
cio, oscilar, 'Parasceve, periscios, piscicultura, pisci- 
na, piscis, plebiscito, presciencia, prescindir, prisci- 
lianismo, proscenio, pubescencia, pubescer, reminis- 
cencia, rescindir, susceptible, suscitar, varasceto, vis- 
cera." 

Sarazas. Señálase con zarazas el plural de za- 
raza ("tela de algodón muy delicada, de ancho de 
casi dos varas, y tan fina como holanda"), y tam- 
bién: "masa que se hace mezclando vidrio molido, 
agujas, substancias venenosas etc., y se emplea pa- 
ra matar perros, gatos, ratones ú otros animales". 

E Isaura ? Dígase : "y Isaura ?" 

Tigre é hiena. Corríjase : "tigre y hiena". 

No se emplea e x)or y antes de hie, ni en la 
interrogación, cuando comienza por la conjunción. 



— 59 — 

Mercaduría: 

"Allá en tiempos de entonces, 
y en tierras muy remotas, 
cuando hablaban los brutos 
su cierta jerigonza," 

se dijo mercaduría; hoy se dice mercadería ó, mejor, 
mercancía. 

Pedantezco. Sustituyase la z con s, porque los 
adjetivos de esta especie no terminan en ezco, sino 
en esco : alemanesco, andantesco, arabesco, barbares^ 
co, burlesco, boquifresco, brutesco, burlesco, caba- 
lleresco, cancilleresco, cristianesco, chinesco, dantes- 
co, frailesco, fresco, fulleresco, gatesco, germanesco, 
gigantesco, gitanesco, godesco, guitarresco, hampes- 
•co, hechiceresco, irlandesco, labradoresco, manfletes- 
'. 00. marinesco, mercadantesco, monesco, pedantesco, 
picaresco, pintoresco, plateresco, 'quijotesco, rufia- 
nesco, sardesco, soldadesco, sayalesco, talonesco, tru- 
hanesco, tudesco, turquesco, villanesco etc. 

Titiritar. ¿ Que títeres ó titiriteros son ésos que 
i titiritan tanto? En castellano se dice tiritar en.Yez 
I» de titiritar. Tiritar significa temblar de frío. 

^^* Atafagar. Este vocablo es correcto cuando se 
emplea por "sofocar, aturdir, hacer perder el uso 
de los sentidos, especialmente con olores fuertes, bue- 
nos ó malos"; x^ero en el caso antes propuesto es 
impropio, y debe sustituirse con atrafagar, que sig- 
nifica "fatigarse ó afanarse". 

Imantar. No hay este verbo en castellano, sino 

imanar. 

Ameritar. En vez de este verbo, que no existe 
en el Diccionario, debe emplearse merecer. 

.. Farmaceuta, farmacéutico. Para obviar equivo- 
caciones ó dudas sobre estos vocablos, aconsejo que 
se emplee en vez de fai*maceuta, far)iiacéutico, que es 



60 — 



sustantivo ó adjetivo según el caso ó lugar que ocu- 
pe en la oración. 

"Don Roberto fué un excelente farmacéutico''. 
En el caso antecedente es sustantivo el vocablo /ar~ 
macéidico. 

"Poco me agradan las preparaciones farmacéu- 
ticas''. En este caso es adjetivo la expresada voz. 

Arrempujar. Corríjase : empujar ó rempujar. 

Alhagar. Debe escribirse halagar. 

"Ya el interés, la frente nebulosa, 
y ya se impone audaz, ya vil halaga; 
y se humilla ó se engríe, teme ú osa 
por torpes ambiciones ó vil paga." 

(Hebáclio Martín de la Guabdia.) 

Hay el vei'bo alagar, que significa "llenar de la- 
gos ó charcos". 

De una Ortografía publicada en España hace mu- 
chos años, tomo el cuadro que sigue : 



Se escribe h. 




ANTES DE 


COMO EN 


EXCEPCIONES 


epta 
erb 


heptasílabo 
herbolario 




etero 
ia 


heterogéneo 
hiato 


' 


idr, 
ie 


hidrógeno 
hielo 




iper 

olg 

onr 


hipérbole 

holgar 

honra 




orr 


horror 


^ 


ug 
ue 


hugonote 
huérfano 


ueste (oeste). 



61 



ANTES DE 


COMO EN 


EXCEPCIONES 


eb 

[ 


hebra 


ebanista, ebanistería, éba- 
no, eblonita, ebranca- 
do, ebrio, Ebro j ebúr- 
neo. 


|ecto 


hectogramo 


ectópago. 


erm 


hermano 


ermita, ermitaño y ermu- 
nio. 


oci 


hocico 


ocio. 


og 


hogar 


ogro. 


omb 


hombre 


ombligo. 


orno 


homólogo 


omoplato. 


ond 


hondura 


onda, ondear y ondulación 


:,. 




(undulación). 


• one 


honesto 


onerario y oneroso. 


ono 


honor 


onomancia, onomástico y 


i- 




onomatopeya. 


orm 


hormiga 


ormesí y ormino. 


órn 


horno 


ornamento, ornar, ornato, 
ornitología y ornito- 
mancia. 



Porque en esta obra presento algunos ejemplos 
en verso, copio lo que dice D. Antonio de Trueba en 
su "Arte de hacer versos": 

"No del30 pasar más adelante sin aconsejar con 
la mayor instancia que no se haga uso de la letra 
mayúscula al principio de los versos más que cuan- 
do tal letra corresponda por preceder punto final 
o comenzar la composición. El comenzar los ver- 
sos constantemente con mayúscula no tiene razón 
alguna más que una arraigada costumbre que sirve 
para dificultar la lectura". 

Eespecto de los vocablos terminación, sufijo, in- 
flexión y desinencia, dice D. Pedro Felipe Monlau 
en su Diccionario Etimológico de la Lengua Caste- 
llana : "los sufijos, las inflexiones y las desinencias 
llevan también el nombre genérico de terminado- 




— 62 — 

nes. De modo que terminación es el género : sufijo, 
inflexión j desinencia son las especies. 

"La terminación de las voces primitivas es un 
sufijo; la terminación de las voces formadas por de- 
rivación gramatical es una inflexión; y la termina- 
ción de los derivados ideológicos es una desinencia'". 

Cucharilla. La sopa no se toma con cucharilla, 
sino con cuchara. 

Yease lo que dice el Diccionario de la Acade- 
mia: "Cucliarilla, (d. de cuchara) f. Enfermedad del 
hígado en los cerdos". 

Tifus. El Diccionario trae este vocablo y tam- 
bién tifo, que tiene forma castellana y, en mi con- 
cepto, debe preferirse á tifus. 

Si tú sabes que no sabes, 
por que aseguras que sabes ? 
¿ No es mejor que no te alabes 
de las cosas que no sabes ? 

Pues, para que sepas algo, aprende la lección si- 
guiente : 



TEEJVIINA- 






CIONES 


EJEMPLOS 


EXCEPCIONES 


anee 


romance 




cebir 


concebir 




ceder 


conceder 




cefalo 


cinocéfalo 




cial 


abacial 




cíe 


especie 




cia 


ciencia 




cífero 


lucífero 




cígero 


crucígero 




cijar 


regocijar 




cinio 


patrocinio 




cipio 


municipio 




ince 


quince 


1 


bir 


recibir 





— 63 — 



TERMINA- 




. 


CIONES 


EJEMPLOS 


EXCEPCIONES ' 


ce 


alcance 


base, clase, ese; eclipse, 
elipse, frase, envase j 
muchos adjetivos, es- 
pecialmente gentilicios, 
terminados en ense, co- 
mo arvense, hispalense. 
Pero tiene c vascuence. 
Conservan la s en esta 
terminación los verbos 
que la tienen, como pa- 
sar, pesar, posar j aque- 
llos que llevan el pro- 
nombre se pospuesto, 
como vase, dígase, lle- 
varse, venderse etc. 


cea 


panacea 


náusea, presea y los que 
tienen s en la raíz, co- 
mo : rosea. 


cear 


vocear 


pasear, desear y los que 
tienen s en la raíz, co- 


• 


_. 


mo : escasear. 


cela 


escarcela 


damisela y los verbos que 
tienen el pronombre se 
pospuesto, como : dáse- 
la, pásela. 


cena 


alacena 


Sena (río) y dársena. 


cencia 


inocencia 


ausencia, esencia, presen- 


" 




cia y usencia. 


ceno 


damasceno 


seno y coseno. 


cente 


decente 


ausente y presente. 


ceo 


escarceo 


aseo, coliseo, deseo, fari- 
seo, paseo, perseo, se- 
seo (de sesear, pronun- 
ciar la ce como ese.) 


cer 


hacer 


ser, toser y coser (rela- 
tivo á costura). 



— 64 — 



TERMINA- 
CIONES 



EJEMPLOS 



EXCEPCIONES 



cera 



tercera 



cena 
cero 

ceta 

cete 

cia 
cía 



roncería 



aguacero 



calceta 



capacete 

delicia 
policía 



ciar 
cidio 



vaciar 
suicidio 



grosera, mísera, sera (ces- 
ta), visera y las voces 
que por su derivación 
han de llevar s en la 
raíz, como : pulsera, por- 
diosera. 

llevan s los que la tienen 
en la raíz, como : gro- 
sería. 

grosero, mísero j los que 
tienen s en la raíz, co- 
mo : brasero (de brasa), 
pordiosero. 

roseta, peseta ( moneda ) 
y los que tienen s en la 
raíz. 

anisete, falsete, pésete y 
I vérsete. 

i las voces afines de otras 



en so o en es, coyio : 
falsía, feligresía ; y las 
siguientes: controversia, 
celosía, falsía, antono- 
masia, poesía, demasía, 
Gervasia, Hortensia, pa- 
ronomasia, hidropesía, 
malvasía, ambrosía, hi- 
pocresía, Asia, apostasía, 
catalepsia, ansia, epi- 
lepsia, geognosia, usía, 
magnesia, pleuresía, fan- 
tasía, iglesia, autopsia, 
geodesia, manganesia y 
Mesías. 

ansiar y lisiar, 
presidio y subsidio. 



65 



TERMINA- 






CIONES 


EJEMPLOS 


EXCEPCIONES 


cidir 


coincidir 


presidir j residir. 


cíente 


reciente 


asiente, consiente, disien- 
te (de disentir), pre- 
siente, rusiente y siente. 


cil 


alguacil 


Brasil, condesil, fósil, fu- 
sil y pensil. 


cm 


rocín 


lemosín y malsín. 


cina 


vecina 


asesina (que mata alevo- 
samente ) , campesina , 
golosina , marquesina , 
montesina y resina. 


ciño 


vecino 


alfonsino, asesino, campe- 
sino, efesino, montesi- 
no V revesino. 


CIO 


bullicio 


alisios, adefesio, etesio y 




^ 


gimnasio. 


cir 


reducir 


asir. 


cismo 


catolicismo 


paroxismo (parasismo). 


citar 


solicitar 


depositar. 



Muchos de los ejemplos del cuadro antecedente 
son de la Ortografía de D. Amenodoro Urdaneta. 



BARBARISMOS 

(Continuación) 

Se incurre en barbarismo : 

3- Por dar á ciertos nombres distinto género del 
que tienen. 

4- Por emplear en singular palabras que sólo 
tienen plural y viceversa. 

. 5° Por acentuar mal las palabras. 

6- Por conjugar indebidamente los verbos. 
7° Por" emplear vocablos de otras lenguas en vez 
de los castellanos genuinos y expresivos. 

HÜHIORADAS FILOLÓGICAS. . r. 



%} 



— 66 ~ 

Cuanjio las voces se toman del hebreo, se nombran 
hebraísmos; si provienen del griego, helenismos; si 
del latín, latinismos ; si del alemán, germanismos ; si del 
inglés, anglicismos ; j si del francés, galicismos. 

8*^ Por echar mano impropiamente de vocablos 
de distinta significación de la que se quiere dar. 

9" Por otras incorrecciones que se notarán en los 
ejemplares que propongo. 



EN VEZ DE : 

Quién fué el del denun- 
cio ? 

Tengo que hacer un 
porción de cosas. 

^Fl sobrado de aquel 
abundante almuerzo se 
dio á algunos infelices. 

Véndame una pieza de 
hiladilla. 

En la tienda del señor 
Sosa hay lindas sereneras. 

A esa embarcación le 
falta elpagayo. 

No pudimos oír el dis- 
curso por el vocerío que 
había en la calle. 

Pague con esta moneda 
y tráigame el vuelto. 

Si hubiéramos tenido 
dinero, habríamos com- 
prado esos objetos con un 
rebajo semejante'. 

Por su vestido nuevo 
dio Luis el estreno á su 
ayo. 

El muchacho lleva una 
odre de vino. 



DÍGASE : 

Quién fué el de la de- 
nuncia ? 

Tengo que hacer una 
porción de cosas. , 

Las sobras de aquel 
abundante almuerzo se 
dieron á algunos infelices. 

Véndame una pieza de 
hiladilla:' 

En la tienda del señor 
Sosa hay lindos serene- 
ros. 

A esa embarcación le 
falta la pagaya (remo que 
sustituye al timón). 

No pudimos oír el dis- 
curso por la vocería que 
había en la calle. 

Pague con esta moneda 
y tráigame la vuelta. 

Si hubiéramos tenido 
dinero, habríamos com- 
prado esos objetos con 
una rebaja semejante. 

Por su vestido nuevo 
dio Luis la estrena á su 



ayo. 

El muchacho 
odre de vino. ' 



lleva un 



67 



EN VEZ DE : 

Lo que el ha dicho es 
un ensarte de disparates. 

Ten cuidado con tus 
pantuflas, porque en este 
pueblo hay murcigalle- 
ros. 

> Cuando el sartén chilla, 
algo hay en la villa. 

La escardilla es un ins- 
trumento útil para el la- 
brador. 

Dónde ésta la tarjetera ? 

Todavía no tengo mi 
boleto de pasaje. 

El lagartijo es un rep- 
til muy común aquí. 

Usted me dijo que ha- 
bía visto un boa. 

¿Ha recibido Eamona el 
túnico que le ofreció su 
hermana ? 

Siéntese en ese mecedor, 
caballero. 

Anteayer compre un 
canario hembra. 

Por que vendiste la pa- 
loma macho á tu primo ? 

Todos los alumnos de- 
ben llevar tiz á la escue- 
la. 

Me dijeron que en la 
trampa cayó un ratón 
hembra. 

Me negó que su madre 
era el dueño de aquella 
casa. 

Lea el párrafo que tra- 
ta de la esfinge. 



dígase : 

Lo que el ha dicho es 
una sarta de disparates. 

Ten cuidado con tus 
pantuflos, porque en este 
pueblo hay murcigalle- 
ros (ladrones que hurtan 
á primera noche). 

"Cuando la sartén chi- 
lla, algo hay en la villa". 

El escardillo es un ins- 
trumento útil para el la- 
brador. 

Dónde está el tarjetero? 

Todavía no tengo mi 
boleta de pasaje. 

La lagartija es un rep- 
til muy común aquí. 

Usted me dijo qu-e ha- 
bía visto una boa. 

¿Ha recibido Eamona la 
túnica que le ofreció su 
hermana ? 

Siéntese en esa mece- 
dora, caballero. 

Anteayer compre una 
canaria. 

Por que vendiste el pa- 
lomo á tu primo ? 

Todos los alumnos de- 
ben llevar tiza a la es- 
cuela. 

Me dijeron que en la 
trampa cayó una rato- 
na. 

Me negó que su madre 
era la dueña de aquella 
casa. 

Lea el párrafo que tra- 
ta del esfinge. 



68 



EN VEZ DE : 

Ninguna alarma hijbo 
en Maiquetía. 

Pronto iremos á ver los 
cañones al vigía. 

Un azumbre hace cuatro 
cuartillos, ó 2 litros y 16 
mililitros. 

¿ Cuánto hace una al- 
mud? 

Ridicula hipérbaton ! 

La rea y la testiga están 
en el tribunal. 

Joaquín compró la se- 
mana pasada iin hurón 
hembra. 

En la montaña de Ca- 
paya vimos una enorme 
tigra. 

¿ Habla usted de los sir- 
tes del golfo de . . . . ? 

No hay ni el menor vis- 
lumbre de lo que ella di- 
ce. 

En Santander nos mos- 
tró Eamón ima buitre. 

Quite el mugre al ves- 
tido. 

Las mejores azúcares son 
las de Cuba. 

Do va e? mar vayan las 
arenas, ó las ondas. 

Pretender eso, es arar 
en la mar. 

Arte ;¿ poético estudia tu 
oíslo. 



DÍGASE : 

Ningún alarma hubo en 
Maiquetía. 

Pronto iremos á ver los 
cañones á la vigía ' (ata- 
laya). 

Una azumbre hace cua- 
tro cuartillos, ó 2 litros y 
16 mililitros. 

¿ Cuánto hace un al- 
mud?^ 

Bidículo hipérbaton. 

La reo y la testigo es- 
tán en el tribunal. 

Joaquín compró la se- 
mana pasada una huro- 
na. 

En la montaña de Ca- 
paya vimos una enorme 
tigre. 

¿ Habla usted de las sir- 
tes del golfo de . . . . ? 

No hay ni la menor 
vislumbre de lo que ella 
dice. 

En Santander nqs mos- 
tró Eamón un buitre hem- 
bra. 

Quite la mugre al ves- 
tido. 

"Los mejores azúcares 
son los de Cuba". (Aca- 
demia, Gramática"). 

"Do va la mar vayan las 
arenas, ó las ondas". 

Pretender eso, es "arar 
en el mar"., 

Arte poética estudia tu 
oíslo (fam. la mujer res- 
pecto de su marido). 



69 



EN VEZ DE : 

¿ Qué me receta para es- 
ta caries, doctor? 

Has leídc la Apoca- 
lipsis ? 

Por la azucarera envia- 
ron los estudiantes al fá- 
mulo. 

A la sombra de un ceibo 
está sentado el auriga. 



No barrunto cuándo ter- 
minará el litis de que 
ted me habla. 

Las tres cavidades 
forman los huesos 
tronco, son el tórax ó 



us- 



que 
del 



pe- 
cho, el abdomen ó vientre 
j el pelvis. 

El hélice del vapor "Sa- 
turno" se descompuso en 
la colisión de este bu- 
que con el bergantín "Jií- 
piter".^ 

¿Cuál es el montante de 
esa cuenta ? 

Mañana efectuaré el 
cobro de una cuenta, cuyo 
montante es de cincuenta 
bolívares. 

Muchas ;prinGÍpiantes hay 
entre las señoritas á quie- 
nes usted enseña gramá- 
tica. 

La sirviente QOiirpYÓ la 
medicina. 

No sé quién es la presi- 
dente de esa sociedad. 



DÍGASE : 

¿ Qué me receta para 
este caries, doctor ? 

Has leído el Apoca- 
lipsis ? 

Por el azucarero envia- 
ron los estudiantes al fá- 
mulo (sirviente de comu- 
nidad de un colegio). 

A la sombra de una 
ceiba está sentado el auri- 
ga (cochero). 

No barrunto cuándo 
terminará la lite (litis) de 
que usted me habla. 

Las tres cavidades que 
forman los huesos del 
tronco, son el tórax ó pe- 
cho, el abdomen ó vientre 
y la pelvis. 

La hélice del vapor "Sa- 
turno" se descompuso en 
la colisión de este bu- 
que con el bergantín "Jú- 
piter". 

¿Cuál es la monta de esa 
cuenta, ó á cuánto monta 
esa cuenta ? 

Mañana efectuaré la co- 
branza de una cuenta, cu- 
ya monta es de cincuen- 
ta bolívares. 

Muchas .principiantas 
hay entre las señoritas á 
<Íuienes usted enseña gra- 
mática. 

La sirvienta compró la 
medicina. 

No sé quién es la pre- 
sidenta de esa sociedad. 



70 



EN VEZ DE : 

No pudieron hablar con 
la, je/e. 

La aprendiz es orgu- 
llosa. 

Présteme el alicate, co- 
ronel. 

¿ Piensan sus amigas di- 
vertirse mucho en las car- 
navales ? 

— Sí, ya están prepa- 
rando su pertrecho. 

La lavandera guardó el 
calzoncillo en la cesta. 

El señor Remolón dice 
que pronto habrá comido. 

Sálgase del pulguero, 
amigo mío. 

Los mozos del barrio 
llaman á la vieja alcahuete 
j farsante. 

La raarimacha no com- 
prende las añagazas de la 
comediante. 

La almíbar está muy 
sabrosa. 

No se lo sacarán ni con 
pinza. 

Rosendo volvió afíico el 
juguete. 

Lucio no puso miente 
en lo que usted le dijo. 

El vapor ingles partirá 
I)ara Europa el 15 de los 
corrientes. 

Dice Gregoria que es- 
tuvo esta mañana en la 
iglesia y rezó siete pa- 
dresnuestros y sifete aves- 
marías. 



DÍGASE : 

No pudieron hablar con 
la jefa. 

La aprendiza es orgu- 
Uosa. 

Présteme los alicates, 
coronel. 

¿ Piensan sus amigas di- 
vertirse mucho en el car- 
naval ? 

— Sí, ya están prepa- 
rando sus pertrechos. 

La lavandera guardó los 
calzoncillos en la cesta. 

El señor Remolón dice 
que pronto habrá comicios. 

Sálgase de la pulguera, 
amigo mío. 

Los mozos del barrio 
llaman á la vieja alcahue- 
ta y farsanta. 

El marimacho no com- 
prende las añagazas de la 
comedian ta. 

El almíbar está muy sa- 
broso. 

"No se lo sacarán ni 
con pinzas". 

Rosendo volvió añicos 
el juguete. 

Lucio no puso mientes 
en lo que usted le dijo. 

El vapor inglés parti- 
rá para Europa el, 15 del 
corriente. 

Dice Gregoria que es- 
tuvo esta mañana en la 
iglesia y rezó siete pa- 
drenuestros y siete ave- 
marias. 



— 71 — 



EN VEZ DE : 



j Y qué haya gentes que 
crean semejante cosa ! 



El abacero tiene que 
firmar dos pagarées. 

Tres canapées j dos so- 
faes hay en casa. 

La sortija que regaló 
Pedro á María tiene cua- 
tro 7^ubis. 

Han falsificado dos /ees- 
de bautismo. 

Hay en esto muchos 
maq idavelismos. 

Luis habla siempre de 
artillerías. 

Me han enviado tres 
dlhums, para que escriba 
en cada uno de ellos un 
pensamiento. 

De Caracas á Valencia 
hay muchos viasductos. 

Rosa quiere un vestido 
que tenga las hocasmaugas 
más anchas. 

Con vuestra venia, gen- 
. tilhombres, partiré maña- 
na. 

A- sahienda habló Luis 
con Ramón. 

Nos iremos esta noche á 
hurtadilla. 

Si los mozos siguen 
yendo y viniendo, se con- 
vertirán en correvediles. 

Niño, niño, estudia y 
pronto obtendrás opimos 
frutos. 



dígase : 

¡Y que la gente crea 
semejante cosa ! ó, i y qué 
haya personas que crean 
semejante cosa ! 

El abacero tiene que 
firmar dos pagarés. 

Tres canapés y dos so- 
fás hay en casa. 

La sortija que regalo 
Pedro á María tiene cua- 
tro rubíes. 

"Han falsificado dos fes 
de bautismo" (Academia). 

Hay en esto mucho ma- 
quiavelismo. 

Luis habla siempre de 
artillería. 

Me han enviado tres 
álbumes, para que escriba 
en cada uno de ellos un 
pensamiento. 

De Caracas á Valencia 
hay muchos viaductos. 

Rosa quiere un vestido 
que tenga las bocamangas 
más anchas. 

Con vuestra venia, gen- 
tileshombres, partiré ma- 
ñana, , 

A sabiendas habló Luis 
con Ramón. 

Nos iremos esta noche 
á hurtadillas. 

Si los mozos siguen 
yendo y viniendo, se con- 
vertirán en correvedile. 

Niño, niño, estudia y 
pronto obtendrás opimos 
frutos. 



72 



EN VEZ DE : 

Doña María protege á 
los méndigos. 

Trato á usted con con- 
fianza, porque es hombre 
sincero. 

Nuestro tío y su her- 
mano son colegas. 

Llámase médula la subs- 
tancia contenida en los 
huesos. 

En La Guaira escribí 
un artículo sobre la len- 
gua sánscrita. 

Un cahíz tiene catorce 
hectolitros y diez litros. 

Necesito para mañana 
mil hílógramos de café. 

Colocaron la consola en 
la pieza principal de la 
casa. 

El concuñado de Mi- 
guel padece de diabetes. 

El atrevido cóndor hien- 
de el aire. 

Exegesis es explicación 6 
interpretación, principal- 
mente de los libros de la 
Sagrada Escritura. 

El intérprete de los li- 
bros de la Sagrada Escri- 
tura se llama exegeta. 

Hiperdidía se llama el 
ciüto que se da á María 
Santísima. 

La resedá tiene un olor 
agradable. 

¿ Ye usted aquellas dos 
ventanas sin halaíistres ? 



DÍGASE : 

Doña María protege á 
los mendigos. 

Trato á usted con con- 
fianza, porque es hombre 
sincero. 

Nuestro tío y su her- 
mano son colegas. 

Llámase medula la subs- 
tancia contenida en los 
huesos. 

En La Guaira escribí 
un artículo sobre la len- 
gua sánscrita. 

Un cahíz tiene catorce 
hectolitros y diez litros. 

Necesito para mañana 
mil kilogramos de café. 

Colocaron la consola en 
la pieza principal de la 
casa. 

El concuñado de Mi- 
guel padece de diabetes. 

El atrevida cóndor hien- 
de el aire. 

Exegesis es explicación 
ó interpretación, principal- 
mente de los libros de la 
Sagrada Escritura. 

El intérprete de los li- 
bros de la Sagrada Escri- 
tura se llama exégeta. 

Hiperdulía se llama el 
culto que se da á María 
Santísima. 

La reseda tiene un olor 
agradable. 

¿ Ve usted aquellas dos 
ventanas sin balaustres ? 



73 



EN VEZ DE : 



dígase : 



Déme una rama de Déme una rama de 



saúco. 

El período de cuatro 
años se llama olimpiada. 

Al conjunto de dos ca- 
ballos de 'frente que ti- 
ran de un carro se da el 
nombre de biga ; al de tres 
caballos, trinca; y al de 
cuatro, cuadriga. 

El farmacéutico prepa- 
ra una medicina para la 
disenteria. 

Presumimos que mu- 
cho dinero ganaría quien 
lograra curar la elefancía. 

No hablemos más del 
plebiscito de anteayer. 

j El mausoleo que usted 
admira costó treinta mil 
bolívares, y hoy el que 
lo mandó erigir no tiene 
treinta céntimos ! . . . . 

i Sí, valentón, empleas 
la diatriba con los débiles 
y la adulación y cobardía 
con los fuertes ! 

No me hables de dema- 
gogia, sino diQ pedagogía. 

Di jome el medico, pri- 
vadamente, que el herma- 
nastro de Ignacio tiene 
una afección cardiaca. 

Los cónclaves, según 
parece, principiaron en 
1270 á la muerte de Cle- 
mente lY. 

Corre, corre, hipógrifo, 
condúceme al Parnaso/ 



saúco. 

El período de cuatro 
años se llama olimpíada. 

Al conjunto de dos ca- 
ballos de frente que tiran 
de un carro se da el nom- 
bre de biga; al de tres ca- 
ballos, trinca ; y al de cua- 
tro, cuadriga. 

El farmacéutico prepa- 
ra una medicina para la 
disentería. 

Presumimos que mucho 
dinero ganaría quien lo- 
grara curar la elefancía. 

No hablemos más del 
plebiscito de anteayer. 

j El mausoleo que usted 
admira costó treinta mil 
bolívares, y hoy el que 
lo mandó erigir no tiene 
treinta céntimos ! . . . . 

i Sí, valentón, empleas 
la diatriba con los débiles 
y la adulación y cobardía 
con los fuertes. 

No me hables de dema- 
gogia, sino de pedagogía. 

Di jome el medico, pri- 
vadamente, que el herma- 
nastro de Ignacio tiene 
una afección cardíaca. 

"Los conclaves, según 
parece, iJrincipiaron , en 
1270 á la muerte de Cle- 
mente lY". 

"Corre, corre, hipogri- 
fo, condúceme al Parnaso". 



— 74 



V 



EN VEZ DE : 

Conozco el epigrama de 
Lope de Yega : 

Eendí, rompí, derribé, 
bajé, deshice, prendí, 
desafié, desmentí, 
vencí, acuchillé maté. 

Fui tan bravo, que me alabo 
en la misma sepultura; 
matóme una calentura; 
¿Cuál de los dos es más bravo? 

Profundamente me ha 
conmovido la necrología 
que he leído ^en el "Diario 
de La Guaira". 

Los signos del Zodíaco 
son : Aries, Tauro, Gémi- 
nis, Cáncer, Leo, Virgo, 
Libra, Escorpio, Sagita- 
rio, Capricornio, Acuario 
y Piscis. , 

El hermano de nuestro 
amigo Simón es erudito. 

\ Lástima grande es que 
los hombres austeros no 
sean debidamente estima- 
dos ! 

Lo que se gana en el 
consabido poblachón con 
^QT polígloto, es el odio de 
los mequetrefes. 

Amoníaco es gas com- 
puesto de una parte de 
nitrógeno y tres de hidró- 
geno, que forma sales con 
los ácidos. 

Mañana ex^íedirá tan 
ilustre corporación diplo- 
ma de abogado á Jenaro. 



dígase : 

Conozco el epigrama de 
Lope de Vega : 

Rendí, rompí, derribé, 
bajé, deshice, prendí, 
desafié, desmentí, 
vencí, acuchillé, maté. 

Fui tan bravo, que me alabo 
en la misma sepultura ; 
matóiñe una calentura: 
¡Cuál de los dos es más bravo^ 

Profundamente me ha 
conmovido la necrología 
que he leído en el "Dia- 
rio de La Guaira". /' 

Los signos del Zodíaco 
son : Aries, Tauro, Gémi- 
nis. Cáncer, Leo, Virgo, 
Libra, Escorpio, Sagita- 
rio, Capricornio, Acuario 
y Piscis. 

El hermano de .nuestro 
amigo Simón es erudito. 

i Lástima grande es que 
los hombres austeros no 
sean debidamente estima- 
dos ! 

Lo que se gana en el 
consabido poblachón con 
con ser poligloto, es el 
odio de los mequetrefes. 

"Amoníaco es gas com- 
puesto de una parte de 
nitrógeno y tres de hidró- 
geno, que forma sales con 
los ácidos." 

Mañana expedirá tan 
ilustre corporación diplo- 
ma de abogado á Jenaro. 



75 — 



EN VEZ DE: 

Kecuerdo la primera 
estrofa de un canto elegia- 
co de Eloy Escobar, que 
dice : 

Por qué cuando los ojos 

volver solía 
donde vaga entre flores 
la onda del Rímac, 
el sol de Huaina 
ceñido de auras rosas 

se levantaba ? 

Nótase en los gases ó 
f nidos aeriformes mayor 
movilidad en sus molécu- 
las que en las de los lí- 
quidos. 

Es preciso nombrar 
peritos para resolver el 
asunto. 

Su escrito está lleno de 
pensamientos sutiles. 

Los etiopes tienen fa- 
ma de ser los hombres 
más altos y mejor con- 
figurados de cuantos se 
conocen. 

Aristides administró el 
tesoro depositado en Del- 
fos, y fué tanta su hon- 
radez, que murió en la 
indigencia. ¡La repúbli- 
ca tuvo que costear sus 
funerales ! 

Eureka ! exclamó Ar- 
químedes al descubrir la 
ley del peso específico 
de los cuerpos. 



dígase : 

Recuerdo la primera , 
estrofa de un canto ele- 
giaco de Eloy Escobar, 
que dice: 

Por qué cuando los ojos 

volver solía 
donde vaga entre^ores 
la onda del Rímac 
el sol de Huaina 
ceñido de auras rosas 

se levantaba ? 

Nótase en los gases ó 
fluidos aeriformes mayor 
movilidad en sus molécu- 
las que en las de los líqui- 
dos." 

Es necesario nombrar 
peritos para resolver el 
asunto. 

Su escrito está lleno de 
pensamientos sutiles. 

"Los etíopes tienen fa- 
ma de ser los hombres 
más altos y mejor confi- 
gurados de cuantos se co- 
nocen". 

Aristides administró el 
tesoro depositado en Bel- 
fos, y fué tanta su hon- 
radez, que murió en la 
indigencia, j La república 
tuvo que costear sus fu- 
nerales ! 

Eureka ! exclamó Ar- 
quimedes al descubrir la 
ley del peso esi)ecífico de 
los cuerpos. 



76 



EN VEZ DE : 

Las dos estrellas princi- 
pales de la constelación de 
Géminis se llaman Castor 
y Polux. 

Son fútiles los argu- 
mentos del defensor del 
veterinario. 

Voy á recitar tres es- 
tancias del poema La 
Venezolíada por el doctor 
Núñez de Cáceres. 

Porque no soy tan tío, 
descansaré en el inter- 
valo que hay entre la 
clase de aritmética y la 
de taquigrafía. 

Tu hablas siempre de 
til saher. 

Dice el que él miedo 
abulta las cosas. 

Porque no estudias to- 
dos los días ? 

— Por qué no puedo. 

Que iba usted á de- 
cirme ? 

— Qué iré mañana al 
teatro. 

Cual libro buscas ? 

El joven, el cual me 
escribió ayer, vendrá es- 
ta tarde. 

Cuanto dinero tienes ? 

— Tengo cuánto nece- 
sito. 

cometió 



Quien 
error ? 

Quién 
mienda, 
mienda. 



ese 

yerra y se en- 
á Dios se enco- 



DIGASE : 

Las dos estrellas princi- 
pales de la constelación de 
Géminis se llaman Castor 
y Pólux. 

Son fútiles los argu- 
mentos del defensor del 
veterinario. 

Yoy á recitar tres es- 
tancias del poema La Ve-, 
nezolíada por el doctor 
Núñez de Cáceres. 

Porque no soy tan tío, 
descansaré en el interva- 
lo que hay entre la cla- 
se de aritmética y la de ta- 
quigrafía. 

Tú hablas siempre de 
tu saber. 

Dice él que el miedo 
abulta las cosas. 

Por qué no estudias to- 
dos los días ? 

— Porque no puedo. 

Qué iba usted á decir- 
me ? 

— Que iré mañana . al 
teatro. 

Cuál libro buscas ? 

El joven, el cual me 
escribió ayer, vendrá esta 
tarde. 

Cuánto dinero tienes ? 

— Tengo cuanto nece- 
sito. 

Quién 
error ? 

"Quien yerra y se en- 
mienda, á Dios se enco- 
mienda". 



cometió ese 



— 77 



EN VEZ DE : 

Cuyo lavabo es este ? 

— Cesar Augusto, éste 
lavabo es de la señora, 
cuya casa compre. 

Como sigue el nego- 
cio ? 

— Sigue cómo le dijo 
mi apoderado. 

Donde está el lugar- 
teniente ? 

— Está dónde lo vimos 
esta mañana. 

Aquella niña es inteli- 
gente. 

No me gusta aquella . . o 

Ignoro si es pobre 6 
rico. 

Esto si que es por- 
tarse; aquel si que eí^ buen 
letrado. 

Volverás pronto ? — Si. 

Lo dijo para [si. 
, Aseguré á mí herma- 
no que la carta no era 
para mi. 

Fue su cuñado, Maria- 
no, quien fue por.el vi- 
no al almacén. 

Se bueno, hijo mío ; 
te lo aconsejo, porque 
se que así sé gana la es- 
timación general. 

Niño, di á tu tutor, 
que no le presto el tin- 
tero, porque lo di á mi 
hermano. 

JDio limosna al men- 
digo. 



dígase : 

Cuyo lavabo es éste ? 
— César Augusto, este la- 
vabo es de la señora, cuya 
casa compré. 

Como sigue el nego- 
cio ? 

— Sigue como le dijo mi 
apoderado. 

Dónde está el lugarte- 
nieníe ? 

— Está donde lo vimos 
esta mañana. 

Aquella niña es inteli- 
gente. 

No me gusta aquélla. . . 

Ignora si es pobre ó 
rico. 

"Esto sí que es por- 
tarse ; aquél sí que es buen 
letrado". 

Volverás pronto ? — Sí. 

Lo dijo para sí. 

Aseguré á mi hermano 
que la carta no era para 
mí. 

Fué su cuñado, Maria- 
no, quien fué por el vino 
al almacén. 

Sé bueno, hijo mío ; 
te lo aconsejo, porque sé 
que así se gana la esti- 
mación general. 

Niño, di á tu tutor, 
que no le presto el tin- 
tero, porque lo di á mi 
hermano. 

Dio limosna al men- 
digo. 



— 78 — 



EN VEZ de: 

Anoche vi á tu maes- 
tro. 

Bueno es oir cuando 
nos hablan. 

No han traído los ob- 
jetos. 

Se habla de la huida 
del soldado. 

Cuando salgamos de 
aquí hablaremos. 

Es necesario que ten- 
gamos paciencia. 

Nos aconsejan que no 
vayamos al bosque. 

Por qué no vacias el 
baúl? 

Deseas que vidrien 
ollas y orinales. 

Por dhi viene su ami- 
go. 

El maestro se gloria 
del adelantamiento de 
sus discípulos. 

Aquel zurriburri se va- 
nagloria de su elocuen- 
cia. 

Si los médicos desahu- 
cian á Eodolfo, sus pa- 
dres pueden volverse lo- 
cos. 

El diputado se espon- 
tánea con sus amigos en 
el asunto de Marras. 

Lo que usted me di- 
ce desvirtúa la aserción 
del periodista. 

Cuando estudiéis vues- 
tras lecciones recibiréis re- 
galos. 



dígase : 

Anoche vi á tu maes- 
tro. 

Bueno es oír cuando nos 
hablan. 

No han traído los obje- 
tos. 

Se habla de la huida del 
soldado. 

Cuando salgamos de 
aquí hablaremos. 

Es necesario que tenga- 
mos paciencia. 

Nos aconsejan que no 
vayamos al bosque. 

Por qué no vacias .el 
baiil? 

'Deseas que vidrien ollas 
y orinales ? 

Por ahí viene su ami- 
go. 

El maestro se gloría 
del adelantamiento de sus 
discípulos. 

Aquel zurriburri se va- 
nagloria de su elocuen- 
cia. 

Si los médicos desahu- 
cian á Kodolfo, sus pa- 
dres pueden volverse lo- 
cos. 

El diputado se espon- 
tanea con sus amigos en 
el asunto de Marras. 

Lo que usted me dice 
desvirtúa la aserción del 
periodista. 

Cuando estudiéis vues- 
tras lecciones recibiréis 
regalos. 



79 



EN VEZ DE : 

Oh musas, no corráis 
avergonzadas ! 

Pedro aún no ha com- 
prado el vestido. 

No he salido aiui. 

El ebanista tiene mas 
dinero que el agricultor. 

Trabaja mucho; más ga- 
na poco. 

JDe las señas dé su casa 
á los amigos que llega- 
ron anteayer dé Puerto 
Cabello. 

Por que no comprates 
un cepillo ? 

Me negates que el mo- 
zo cayó en el garlito. 

No recuerdo lo que me 
dijites el lunes. 

No tiemples todavía la 
guitarra, Julián. 

¿ Es valiente 6 cobar- 
de el que á su vida atien- 
ta? 

El hombre digno ja- 
más se plega á las in- 
justicias. 

El soldado desplega con 
orgullo su bandera. 

Si ese cuerpo está ya 
corrupto, nada importa 
que se desmembre. 

No ateste de libros la 
caja. 

El caballero atiesta el 
hecho. 

Qué pena se impone 
en la milicia al que de- 
sierta? 



DÍGASE : 

Oh musas, no corráis 
avergonzadas ! 

Pedro aun no ha com- 
prado el vestido. 

No he salido aún. 

El ebanista tiene más 
dinero que el agricultor. 

Trabaja mucho ; mas 
gana poco. 

Dé las señas de su casa 
á los amigos que llega- 
ron anteayer de Puerto 
Cabello. 

Por qué no compraste 
un cepillo ? 

Me negaste que el mo- 
zo cayó en el garlito. 

No recuerdo lo que me 
dijiste el lunes. 

No terjfiples todavía la 
guitarra, Julián. 

¿ Es valiente ó cobar- 
de el que á su vida aten- 
ta ? 

El hombre digno jamás 
se pliega á las injusti- 
cias. 

El soldado despliega 
con orgullo su bandera. 

"Si ese cuerpo está ya 
corrupto, nada importa « 
que se desmiembre." 

No atieste de libros la 
caja. 

El caballero atesta (ates- 
tigua) el hecho. 

Qué pena se impone en 
la milicia al que deser- 
ta ? 



80 — 



EN VEZ DE: 

La casa de enfrente se 
aniega, por esto es por lo 
que la vende su dueño, el 
usurero D. Tiburcio Ma- 
lapaga. 

Es necesario que las le- 
yes se renoven. 

La señora teme que el 
coche se volque. 

Los médicos díagnosti- 
zau que la enfermedad de 
nuestra abuela es incura- 
ble. 

Mañana aateutízardn el 
escrito que acabo de leer. 

Esta gallina y aquélla 
ahuevan en el pesebre. 

Yoy á encuevarme aquí, 
compañero. 

No se encové, amigo. 

Mño, vas á emijuercar 
el vestido. 

Tales acciones destiem- 
plan el entusiasmo. 

Es necesario, Prudencio, 
que cumplimientes al ca- 
pitán con motivo de las 
buenas noticias que ha re- 
cibido. 

I Ese asunto no compite 
á usted, Julio, sino al juez. 

i Desgraciado del que Jio- 
lle los sublimes preceptos 
de nuestra religión ! 

El secretario del tribu- 
nal ha escribido cuatro su- 
plicatorias. 

No hay quien soldé el 
cántaro. 



dígase : 

La casa de enfrente se 
anega, por esto es por lo 
que la vende su dueño, el 
usurero D. Tiburcio Ma- 
lapaga. 

Es necesario que las le- 
yes se renueven. 

La señora teme que el 
coche se vuelque. 

Los médicos diagnosti- 
can que la enfermedad de 
nuestra abuela es incura- 
ble. 

Mañana autenticarán el 
escrito que acabo de leer. 

Esta gallina y aquella 
aovan en el pesebre. 

Yoyá encovarme aqui, 
compañero. 

No se encueve, amigo. 

Niño, vas á emporcar el 
vestido. 

Tales acciones destem- 
plan el entusiasmo. 

Es necesario, Prudencio, 
que cumplimentes al ca- 
pitán con motivo de las 
buenas noticias que ha re- 
cibido. 

Ese asunto no compete 
á usted, Julio, sino al juez. 

i Desgraciado del que 
huelle los sublimes pre- 
ceptos de nuestra religión ! 

El secretario del tribu- 
nal ha escrito cuatro su- 
plicatorias. 

No hay quien suelde el 
cántaro. 



81 



EN VEZ DE : 

3íe extraña que Pedro 
no haya venido. 

Nos extraña el proceder 
de Enrique. 

Temo enfermarme del 
pecho. 

Si te enfermas de la gar- 
ganta no podrás cantar. 

Usted hace mal en ex- 
tranocJiarse. 

Cuando me trasnocho me 
enfermo. 

Don Wenceslao ha in- 
Jluenciado en el negocio. 

Vamos á anexionar esto 
á aquello. 

Para la reparación del 
camino de La Guaira á 
Maiquetía, se YíSí presupues- 
tado la cantidad de ocho 
mil bolívares. 

Conexionar significa 
combinar con el movimien- 
to de una máquina el de 
un * aparato dependiente 
de ella. 

El batallón se apuesta 
todas las noches en la es- 
quina. 

Parece que esa noticia 
te atierra. 

No creas que aterro 
tus hermosos proyectos. 

El huracán aterra árbo- 
les y plantas. 

Jerónimo dice que no 
se inmiscuye en los nego- 
cios de su hermano. 

HUMORADAS FILOLÓGICAS. 



dígase : 

Extraño que Pedro no 
haya venido. 

Extrañamos el proceder 
de Enrique. 

Temo enfermar del pe- 
cho. 

Si enfermas de la gar- 
ganta no podrás cantar. 

Usted hace mal en tras- 
nochar. 

Cuando trasnocho en- 
fermo. 

Don Wenceslao ha in- 
fluido eñ el negocio. 

Vamos á anexar esto á 
aquello. 

Para la reparación del 
camino de La Guaira á 
Maiquetía, se ha presu- 
puesto la cantidad de ocho 
mil bolívares. 

Conectar significa "com- 
binar con el movimiento 
de una máquina el de un 
aparato dependiente de 
ella." 

El batallón se aposta 
todas las noches en la es- 
quina. 

Parece que esa noticia 
te aterra (causa terror). 

No creas que atierro 
(echo por tierra) tus her- 
mosos proyectos. 

El huracán atierra ár- 
boles y plantas. 

Jerónimo dice que no 
se inmiscue en los nego- 
cios de su hermano. 



82 



EN VEZ DE : 

Su padre no quiere que 
usted se inmiscuya en sus 
proyectos. 

Si afueras tu quinta, aví- 
samelo. 

Hoy no afueran las 
mercancías que trajo el 
vapor francés, porque es 
día festivo. 

Grumete, habita este 
cable y arrea aquél. 

Si están cansadas las 
bestias, no las arries. 

Antonia no coce bien la 
carne. • 

Usted hierra mucho. 

Es necesario que esta 
tarde, sin falta, yerren los 
caballos. 

Don Luis forza á sus 
discípulos á que trabajen. 

No f orces el baúl; toma 
la llave y ábrelo. 

No es verdad que la 
tropa asóla el territorio. 

El carpintero azola el 
árbol que derribó el ven- 
daval. 

El comerciante presu- 
puesta los gastos de este 
año. 

Es necesario cebar bien 
las gallinas para que des- 
hueven. 

Esta mañana satisfaci á 
D. Justo cien bolívares 
que le debía. 

Sé que á usted satisfajció 
la conducta de mi sobrino. 



DÍGASE : 

Su padre no quiere que 
usted se inmiscua en sus 
proyectos. 

Si aforas tu quinta, aví- 
samelo. 

Hoy no aforan las mer- 
cancías que trajo el vapor ^^ 
francés, porque es día 
festivo. 

Grumete, abita este ca- 
ble y arría aquél. 

Si están cansadas las 
bestias, no las arrees. 

Antonia no cuece bien 
la carne. 

Usted yerra mucho. 

Es necesario que esta 
tarde, sin falta, hierren 
los caballos. 

Don Luis fuerza á sus 
discípulos á que trabajen. 

No fuerces el baúl; to- 
ma la llave y ábrelo. 

No es verdad que la 
tropa asuela el territorio. 

El carpintero azíiela 
• (desbasta) el árbol que 
derribó el vendaval. 

El comerciante presu- 
pone los gastos de este 
año. 

Es necesario cebar (ali- 
mentar) bien las gallinas 
para que desoven. 

Esta mañana satisfice á 
D. Justo cien bolívares 
que le debía. 

Sé que á usted satisfizo 
la conducta de mi sobrino. 



— 83 



EN VEZ DE : 

Si ese lyreteacioso gran- 
dillón satisfaciera ó sa- 
tisfaciese todos sus ridícu- 
los caprichos, viviría con- 
tento. 

El domingo pasado tra- 
ducíste al castellano una 
fábula de Esopo. 

Ensebio tañió muy bien 
la guitarra anteanoche. 

Los pasajeros mullie- 
ron bien sus lechos antes 
de acostarse. 

Porque es malo trasno- 
charse, el médico de mi 
pueblo aconseja á todos 
que no se trasnochen. 

Quién dice usted que 
tradució esa novela en cas- 
tellano ? ^ ^ ' 

¿ De qué se reyó él ano- 
che? 

Por más que el chico 
se esforcé, no logrará lo 
que desea. 

Cuándo entuertaron al 
comandante ? 

Temo que se entorten 
mis planes. 

El comerciante innueva 
casi todo en el estableci- 
miento que compró dos 
meses há. 

¿Sabe usted si satisfació 
á Juan el regalo de nues- 
tra tía ? 

Quién virtió el vino ? 

" Virtiendo estaba el sol 
sus rayos . . . . " 



dígase : 

Si ese presuntuoso gran- 
dillón satisficiera ó satis- 
ficiese todos sus ridícu- 
los caprichos, viviría con- 
tento. 

El domingo pasado tra- 
dujiste al castellano una 
fábula de Esopo. 

Ensebio tañó muy bien 
la guitarra anteanoche. 

Los pasajeros mulleron 
bien sus lechos antes de 
acostarse. 

Porque es malo trasno- 
char, el médico de mi pue- 
blo aconseja á todos que 
no trasnochen. 

Quién dice usted que 
tradujo esa novela en cas- 
tellano ? 

¿ De qué se rió él ano- 
che ? ^ 

Por más que el chico 
se esfuerce, no logrará lo 
que desea. 

Cuándo entortaron al 
comandante ? 

Temo que se entuerten 
mis planes. 

El comerciante innova 
casi casi todo en el estable- 
cimiento que compró dos 
meses há. 

¿ Sabe usted si satisfizo 
á Juan el regalo de nues- 
tra tía ? 

Quién vertió el vino ? 

"Vertiendo estaba el sol 
sus rayos . . . . " 



— 84 



EN YEZ DE : 

Dices que pronto ver- 
tirás esa composición en 
castellano; pues, izquier- 
dearás, como siempre, ami- 
go mío. 

El albañil cirnió la cal. 

Quien mucho abarca, 
poco apreta. 

Tu tío no te arrenda 
la ganancia, Francisco, si 
te metes en negocios pe- 
liagudos. 

Se hiergue Manuel, Ig- 
nacio, porque usted pre- 
tende jugar al abejón con 
^1. 

El año pasado venimos 
de Cumaná. 

No te hiergas, Juan ; 
'Tiazme la barba, hacerte 
lie el copete". 

Bañémosnos en este es- 
tanque. 

Escondámosnos aquí. 

Divirtámosnos oyendo 
las baladronadas de ese 
matasiete. 

Ellos no discírnieron 
bien entonces, porque no 
atendieron á los asuntos 
que se ventilaban. 

Si usted me trayera vi- 
no tinto, tomaría un poco. 

Cuántos hahemos aquí ? 

Allí habíamos veinte 
dispuestos á combatir . . . , 
me equivoque, á correr. . . ! 

Anoche te hended, nie- 
ta mía. 



DÍGASE : 

Dices que pronto ver- 
terás esa composición en 
castellano ; pues, izquier- 
dearás, como siempre, ami- 
go mío. 

El albañil cernió la cal. 

"Quien mucho abarca, 
poco aprieta". 

Tu tío no te arrienda 
la ganancia, Francisco, si 
te metes en negocios pe- 
liagudos. 

Se irgue ó yergue Ma- 
nuel, Ignacio, porque us- 
ted pretende jugar al abe- 
jón con el. 

El año pasado vinimos 
de Cumaná. 

No te irgas ó yergas, 
Jüaij ; "hazme la barba, 
hacerte he el copete". 

Bañémonos en este es- 
tanque. 

Escondámonos aquí. 

"Divirtámonos oyendo 
las baladronadas de ese 
matasiete". 

Ellos no discernieron 
bien entonces, porque no 
atendieron á los asuntos 
que se ventilaban". 

Si usted me trajera vino 
tinto, tomaría un poco. 

Cuántos somos aquí ? 

"Allí eramos veinte .... 
dispuestos á combatir . . . , 
me equivoque, á correr....!" 

Anoche te bendije, nie- 
ta mía. 



— 85 — 



EN VEZ DE : 

No te contradeciré ja- 
más, hermano mío. 

Te aso del paltó para 
que no salgas. 

No asas á ese niño de 
los cabellos. 

No te vayes, Juan, qué- 
date. 

Déjame ir; más vale que 
me vaye. 

Por qué te eiisangrentas 
contra el periodista ? 

Tal acción desdecirá de 
su noble conducta. 

Nosotros andamos an- 
teayer á picos pardos, 
mientras ellos andaron en 
cliáncharras máncharras. 

Quiso el caballero que 
su criado andará aquel 
largo camino y, luego, que 
lo descuidara. 

Pliega al cielo que ten- 
gamos buen éxito en la 
empresa. 

Tan malas costumbres 
con f rayeron, los dos niños, 
que resolví su embarco. 

Todas las frutas que co- 
locaban en la mesa negra, 
^Q podrían. 

Si no las dejaran allí 
mucho tiempo, no se po- 
drirían. 

En la plaza habían mu- 
chos árboles frutales. 

Hubieron toros. 



DÍGASE : 

No te contradiré jamás» 
hermano mío. 

Te asgo del paltó para 
que no salgas. 

No asgas á ese niño de 
los cabellos. 

No te vayas, Juan, qué- 
date. 

"Déjame ir ; más vale 
que me vaya". 

Por qué te ensangrien- 
tas (encrueleces) contra 
el periodista ? 

Tal acción desdirá de 
su noble conducta. 

Nosotros anduvimos an- 
teayer á picos pardos, 
mientras ellos anduvieron 
en cháncharras máncha- 
rras (rodeos). 

Quiso el caballero que 
su criado anduviera aquel 
largo camino y, luego, que 
lo desanduviera. 

Plega al cielo que ten- 
gamos buen éxito en la 
empresa. 

Tan malas costumbres 
contrajeron los dos niños 
que resolví su embarco. 

Todas las frutas que 
colocaban en la mesa ne- 
gra, se pudrían. 

Si no las dejaran allí 
mucho tiempo, no se pu- 
drirían. 

En la plaza había mu- 
chos árboles frutales. 

Hubo toros. 



86 



EN VEZ DE : 

Habrán fiestas. 

Han habido insignes li- 
teratos en esta cindacl. 

Cuando hayan hombres 
honrados, todo mejorará 
notablemente. 

Si hahieran menos gue- 
rreros, habrían más traba- 
jadores. 

Hoy hacen diez y seis 
días que nos regalaron fa- 
mosos libros. 

Ayer hicieron veinte días 
de aquel inolvidable pi- 
piripao. 

Mañana harán ocho me- 
ses que mi hermano lle- 
gó de Eurojja. 

Pasado mañana harán 
dos años que por prime- 
ra vez entré en esta casa. 

¿Cuántos años hacen que 
fuiste á París, Federico ? 

Si no hicieran tres ho- 
las *que Anselmo partió, 
Guillermo le alcanzaría. 
, Hacen muchos años que 
sucedió eso. 

Hahieran habido gra- 
ves desórdenes, si no hu- 
biesen habido tropas que 
los contuviesen. 

Esos niños parecen que 
trasoyen las explicacio- 
nes. 



dígase : 

Habrá fiestas. 

Ha habido insignes lite- 
ratos en esta ciudad. 

Cuando haya hombres 
honrados, todo mejorará 
notablemente. 

Si hubiera menos gue- 
rreros, habría más traba- 
jadores. 

Hoy hace diez y seis 
días que ' nos regalaron 
famoso^ libros. 

Ayer hizo veinte días de 
aquel inolvidable x^ipi^'i- 
pao (convite esplendido y 
magnífico. 

Mañana hará ocho me- 
ses que mi hermano llegó 
de Éuropal 

Pasado mañana hará 
dos años que por primera 
vez entre en esta casa. 

¿ Cuántos años hace que 
fuiste á París, Federico? 

Si no hiciera tres horas 
que Anselmo partió, Gui- 
llermo le alcanzaría. 

Hace muchos años que 
sucedió eso, ó muchos años 
há que sucedió eso. 

' "Hubiera habido gra- 
ves desórdenes, si no hu- 
biese habido tropas que 
los contuviesen". (Bello, 
Gramática). 

Esos niños parece que 
trasoj^en (oyen con error) 
las explicaciones. 



87 



EN VEZ Í)E : 

Parecemos que vamos á 
embarnecer. 

Aquellas tempestades 
parecieron que iban á aca- 
bar con el mundo. 



Hay individuos que pa- 
recen que saben mucho, 
y no saben nada ! 

El capitán lia matado 
al soldado que acaban de 
enterrar. 

Salí de su casa cuando 
usted se apiaha del coche. 

Usted pasíó mucho. 

— No, pasié x)oco.. 

El coronel jje?i(5 por la 
patria. 

¿Quién ha matado al 
anciano ? 

Dicen que Eamón se 
ha riiuerto. 

¿ Dónde se han hnptri- 
mido sus obras ? 

La cocinera de doña 
María ha romp)ído algu- 
nos utensilios de cocina. 

He roto con algunas 
personas de la villa, por- 
que aborrezco el chisme 
y la mentira. 

Las plantas que su pa- 
drastro me hizo el favor 
de regalarme, no han pre- 
so todavía. 



dígase : 

Parece que vamos á 
embarnecer (tomar car- 
nes, engrosar). 

Aquellas tempestades 
X)areció que iban á aca- 
bar con el mundo, ó pa- 
reció que aquellas tem- 
l)estades iban á acabar con 
el mundo. 

Hay individuos que pa- 
rece que saben mucho, y 
no saben nada ! 

El capitán ha muerto 
al soldado que acaban de 
enterrar. 

Salí de su casa cuando 
usted se apeaba del coche. 

Usted paseó mucho. 

— No, pasee poco. 

El coronel peleó por 
la patria. 

¿ Quien ha muerto al 
anciano ? 

Dicen que Eamón se 
ha matado (suicidado, qui- 
tado la vida). 

¿Dónde se han impre- 
so sus obras ? 

La cocinera de doña 
María ha roto algunos 
utensilios de cocina. 

He rompido con algu- 
nas personas de la villa, 
porque aborrezco el chis- 
me y la mentira. 

Las plantas que su pa- 
drastro me hizo el favor 
de regalarme, no han pren- 
dido todavía. 



EN YEZ DE : 

¿ Qué lia r esolvido nues- 
tro jefe ? 

No he contí^adecido á su 
hermano. 

Teñidos en sangre sa- 
lieron de la casa los se- 
ñores. 

Luis no ha tinto el som- 
brero porque no tiene 
dinero. 

El sacerdote ha bendi- 
to el agua. 

El agua no está heu- 
decida. 

■ Ese infame ser está mal- 
decido. 

¿ Dice usted que han 
maldito al hombre ? 

Suelo ir al camino; pe- 
ro no soleré ir allá. 

Deseamos que se abóla 
esa ley. 



El general quiere que 
aguerra á los reclutas. 

El "blanco y carmín 
de doña Elvira" te ha 
embaído ó embelesado. — 

— Nada me embae en el 
mundo. 

¿ Se ha arrecido ó se 
ha aterido su hermano ? — 

— El sólo se arrece 6 
se atei^e cuando sale muy 
temprano. 



dígase : 

¿"Qué ha resuelto nues- 
tro jefe ? 

No he contradicho á su 
hermano. 

"Tintos en sangre salie- 
ron de la casa los seño- 
res". 

Luis no ha teñido el 
sombrero, porque no tie- 
ne dinero. 

EL sacerdote ha bende- 
cido el agua. 

El agua no está ben- 
dita. 

Ese infame ser está 
maldito. 

¿ Dice usted que han 
maldecido al hombre ? 

Suelo ir al campo ; pero 
no acostumbraré ir allá. 

Deseamos que se orde- 
ne la abolición de esa 
ley, ó que se abrogue ó 
anule esa ley. 

El general quiere que 
proceda á aguerrir á los 
reclutas. 

El "blanco y carmín 
de doña Elvira" te ha em- 
baído ó embelesado. — 

^Nada me embelesa en 
el mundo. 

Se ha arrecido ó se ha 
aterido su hermano ? — 

— El sólo se entumece 
ó se pasma de frío cuan- 
do se levanta muy tem- 
prano. 



89 



EN VEZ DE : 

Tienes el corazón em- 
pedernido, y se te empe- 
deiDc cada día más. 

¿ Sabe usted manir la 
carne ? — 



-No sé como se 



mane. 



Te atreves á garantir el 
hecho ?— 

— No lo garanto, se- 
ñor. 

Todavía no me he siis- 
críhído al periódico doc- 
trinal, que usted me ha 
recomendado. 

El Gobierno ha sub- 
vencionado al tenor N. 
con la cantidad de dos- 
cientos bolívares. 

i Cuan emocionados es- 
táis ! 

Nos emocionamos, mas 
ello no empece para que 
refiramos el hecho. 



No se intranquilice, Leo- 
poldo. 

Simón Bolívar indei^en- 
dizó á Venezuela. 

Bendecid, ciudadanos, á 
vuestros iifdeijendiza dores. 

"Cuando los navegantes 
vieron la tromba se sobre- 
cogieron de temor." 

Ate los perros, para 
que estos chicos no los 
zucen. 



dígase : 

Tienes el corazón empe- 
dernido, y se te endurece 
cada día más. 

Sabe usted manir la 
carne ? — 

— No se maniría, ó no 
se cómo se pone más tier- 
na j sazonada. 

Te atreves á garantir el 
hecho ? — 

— No lo garantizo, se- 
ñor. 

Todavía no me he subs- 
crito al periódico doctri- 
nal, que usted me ha re- 
comendado. 

El Gobierno ha subve- 
nido al tenor N. con la 
cantidad de doscientos bo- 
lívares. 

i Cuan llenos de emoción 
estáis ! 

Nos llenamos de emo- 
ción ó nos conmovemos, 
mas ello no empece (no 
obsta) i)ara que refiramos 
el hecho. 

No se inquiete ó no se 
desasosiegue, Leoj^oldo. 

Simón Bolívar libertó á 
Venezuela. 

"Bendecid, ciudadanos, 
á vuestros libertadores". 

Cuando los navegantes 
vieron la trompa se sobre- 
cogieron de temor. 

Ate los perros, para 
que estos chicos no los 
azucen. 



90 



EN VEZ DE: 

Los niños se desvis- 
ten para acostarse. 

No "tuve tiempo para 
comprar el fuete. 

El tronquista fuetea los 
caballos. 

¿ Qué hablan ustedes 
con el financista 6 finan- 
ciero ? 

¿Qué es lo que vienes 
de decirme ? 

¿ Cuándo dará usted co- 
mienzo á ese trabajo ? 6 
¿cuándo dará usted princi- 
pio á ese trabajo? 

Buen día, señor. 

Buena tarde, señora. 

Buena noche, señorita. 

Procúreme dinero para 
el viaje. 

Conviene implantar otro 
sistema de enseñanza en 
aquel país. 

Pronto sufrirán las ca- 
-lles notables mejoras. 



Las discretas razones 
de nuestro amigo impli- 
can sus profundos cono- 
cimientos en la materia. 

La fatal noticia la 
emocionó. 

El Grcd. Peña llegará 
en estos días. 

Hay libros, plumas, etc. 



dígase : 

Los niños se desnudan 
para acostarse. 

No tuve tiempo para 
comprar el látigo. 

El tronquista fustiga ó 
azota los caballos. 

¿ Qué hablan ustedes 
con el hacendista ó ren- 
tista ?^ 

Qué es lo que acabas de 
decirme ? 

¿ Cuándo comenzará us- 
ted ese trabajo? ó ¿cuán- 
do principiará usted ese 
trabajo ? 

Buenos días, señor. 

Buenas tardes, señora. 

Buenas noches, señorita. 

Proporcióneme dinero 
para el viaje. 

Conviene i:>lantear, es-^ 
tablecer o fundar otro 
sistema de enseñanza en 
aquel país. 

. Pronto se harán nota- 
bles mejoras á las calles, 
se mejorarán las calles, 
ó se procederá al mejo- 
ramiento de las calles. 

Las discretas razones 
de nuestro amigo mani- 
fiestan, denotan o seña- 
lan sus profundos cono- 
cimientos en la materia. 

La fatal noticia le causó 
ó ]3rodujo emoción. 

El Geni. Peña llegará 
en estos días. 

Hay libros, plumas etc. 



91 



EN VEZ DE : 

Hablamos de negocios 
Jinancieros. 

Lea la etiqueta de ese 
frasco. 

Creo á ¡yié jmitillas que 
la soírée de que se habla, 
se verificará esta noche. 

De la mala obra que 
he recibido tomaré re- 
vancha. 

El amigo Sinforoso es 
una notahilidad. 

Vengo de comprar una 
toilette Y una ponchera. 



El joven Serapio lleva 
los lil3ros en el almacén 
de D. Tacaño. 

Papá, he hecho un^^a- 
pagayo que voy á montar 
el domingo. 

El miércoles habrá ma- 
tine en el Teatro Muni- 
<?ipal. 

Ponga en evidencia ese 
aisunto para resolver lo 
conveniente. 

¿ Cuántas cifras tiene 
esa cantidad ? 

Desearía tomar un pa- 
«eo. 

Tengo una fuerte 'punta- 
da en el estómago, doctor. 

— Amigo mío, póngase 
unos fomentos y desapare- 
ciera la puntada. 



dígase : 

Hablamos de negocios 
rentísticos. 

Lea el rótulo de ese 
frasco. 

Creo á pie juntillas que 
el sarao de que se habla, 
se verificará esta noche. 

De la mala obra que 
he recibido, tomaré des- 
quite. ^ 

El amigo Sinforoso es 
un hombre de mérito, ó 
un hombre notable. 

Acabo de comprar un 
tocador y una ponchera 
(taza en que se prepara el 
ponche). 

El joven Serapio tiene 
los libros en el almacén de 
D. Tacaño. 

Papá, he hecho una co- 
meta que voy á elevar, ó 
á volar el domingo. 

El miércoles habrá ves- 
pertina (ó función vesper- 
tina) en el Teatro Muni- 
cipal. 

Evidencie ese asunto, ó 
demuestre ese asunto pa- 
ra resolver lo conveniente. 

¿ Cuántos guarismos tie- 
ne esa cantidad ? 

Desearía dar un pa- 
seo. 

Tengo una fuerte punza- 
da en el estómago, doctor. 

— Amigo mío, póngase 
unas fomentaciones y des- 
aparecerá la punzada. 



92 — 



EN VEZ DE : 

Es tontería hablar de 
insignificancias. 

En seguida se dio lec- 
tura á aquel interesante 
documento. 

Los franceses tomaron 
joarte en el negocio. 

Dos policías persiguen 
á los granujas. 

■ Ul expendio de billetes 
para la función de ma- 
ñana, se efectuará en el 
establecimiento de don 
Ignacio. 

Ayer tuvo lugar el baile 
de la familia Díaz. 

Tengo el honor de par- 
ticipar á usted que el 
veinte y ocho de este mes 
tendrá lagar un concierto 
en nuestro coliseo. 

Eduardo forma parte de 
la sociedad que acabo de 
nombrar. 



Si supiera donde hay^ 
buenas guruperas compra- 
ría algunas. 

Durante nuestra esta- 
día en París nos diver- 
timos mucho. 

Don Alberto es hom- 
bre de muchas estrategias. 



DÍGASE : 

Es tontería hablar de- 
cosas insignificantes 6 in- 
meritorias, ó de bagatelas. 

En seguida se leyó 
aquel interesante docu- 
mento. 

Los franceses tuvieron 
parte ó participaron en el 
negocio. 

Dos polizontes ó agen- 
tes de policía persiguen á 
los granujas. 

La expendición de bi- 
lletes para la función de 
mañana, se efectuará en el 
establecimiento de don Ig- 
nacio. 

Ayer se efectuó, veri- 
ficó ó realizó el baile de 
la familia Díaz. 

Tengo á honra, ó á 
honra tengo participar á 
usted que el veintiocho 
de este mes se efectuará 
un concierto en nuestro 
coliseo. 

Eduardo es parte ó 
miembro de la sociedad 
(ó pertenece á la socie- 
dad) que acabo de nom- 
brar. 

Si supiera donde hay 
buenas baticolas compra- 
ría algunas. 

Durante nuestra estada 
en París nos divertimos 
mucho. 

Don Alberto es hombre 
de muchas estratagemas. 



— 93 — 



EN VEZ DE : 

Vamos á dar evasión á 
■este asunto. 

Si Miguel no fuera un 
conversador, sería muy 
bien recibido en muchas 
casas *de familia. 

Don Ecequiel, ¿ qué 
efecto ha producido en 
Caracas la noticia que us- 
ted me. ha comunicado ? 

Carlos es un correlón. 

El domingo habrá ¿jalo 
ensebado en El Cardonal. 

No pudimos ir á la 
misa de gallo. 

"Ese barril tiene un 
espiche por el cual se está 
saliendo el aguardiente". 

En las noches de fun- 
ción en el teatro me gus- 
ta comer maiiics. 

Mateo compró ayer un 
famoso carriel. 

Tuvimos que buscarle en 
su escondite. 

Pensamos comprar una 
docena de arritrancos. 

Tengo un gallo poncho 
que regalare á mi primo 
Antonio. 

Tengo un lindo gallo 
papujo. 

Quiero comprar un ga- 
llo que tenga mejores es- 
puelas. 

No tiene harha el jo- 
Ten y ya piensa^casarse. 



DÍGASE : 

Vamos á dar vado á es- 
te asunto. 

Si Miguel no fuera par- 
lero, charlatán ó parlan- 
chín, sería muy bien re- 
cibido en muchas casas de 
familia. 

Don Ecequiel, ¿ que 
efecto ha surtido en Ca- 
racas la noticia que us- 
ted me ha comunicado ? 

Carlos es un correntón. 

El domingo habrá cu- 
caña en El Cardonal. 

No pudimos ir á la mi- 
sa del gallo. 

Ese barril tiene un es- 
pichón por el cual se es- 
tá saliendo el aguardiente. 

En las noches de fun- 
ción en el teatro me gusta 
comer cacahuetes. 

Mateo compró ayer un 
famoso garniel. 

Tuvimos que buscarle 
en su escondrijo. 

Pensamos comprar una 
docena de retrancas ó ata- 
hares. 

Ten'go un gallo recu- 
lo que reblare á mi pri- 
mo Antonio. 

Tengo un lindo gallo 
papujado. 

Quiero comprar un ga- 
llo que tenga mejores es- 
polones. 

No tiene barbas el jo- 
ven y ya piensa casarse. 



94 — 



EN VEZ DE : 

Pase "este documento 
por la vista". 

Déme la dirección de 
su casa, amigo mío. 

Yoy á buscar un clisé 
á la imprenta. 

Vengo á buscar los cua- 
dernos. 

Envíe d buscarlos ma- 
ñana. 

El Padre Luis está sen- 
tido contigo, porque no le 
lias comunicado tu viaje. 

José esgarra 6 desgarra 
sangre. 

Luis tiró una estocada 
mortal á Rafael, la cual 
evito éste sacando el cuer- 
po. 

Ayer no pude hablar 
con la yerna de doña So- 
fía. 

Tenemos que aumentar 
^\ formato de nuestro pe- 
riódico. 

llamona necesita un 
anafe y un par de liie- 

7T0S. 

¿ Qué dice usted del 
panfleto que recibió ayer ? 

— Que está lleno de cM- 
canas. 

Dignos son del aprecio 
general los sabios que 
vulgarizan la ciencia. 

La mujer asió al hom- 
bre por la garganta. 



dígase : 

Pase la vista por este 
documento. 

Déme las señas de su 
casa, amigo mío. 

Yoy por un clisé á la 
imprenta. , 

Vengo por los cuader- 
nos. 

Envíe por ellos ina- 
ñana. 

El Padre Luis está re- 
sentido contigo, porque no- 
le has comunicado tu viaje. 

José vomita, expele a 
expectora sangre. 

Luis tiró una estocada 
mortal á Rafael, la cual 
evitó éste con un esguin- 
ce ó hurtando el cuerpo. 

Ayer no pude hablar 
con la nuera de doña So- 
fía. 

Tenemos que aumentar 
la forma ó el tamaño de 
nuestro periódico. 

Ramona necesita un 
anafe y un par de i)lan- 
chas. 

¿ Qué dice usted del 
folleto ó libre jo que reci- 
bió ayer? 

— Que está lleno de 
subterfugios, efugios ó su- 
tilezas. 

Dignos son del aprecio 
general los sabios que po- 
pularizan la ciencia. 

La .mujer asió al hom- 
bre por el cuello. 



95 



EN VEZ DE : 

El hijo de doña Erna 
se desmorece ó esmorece 
á menudo. 

La mujer ocurrió al pro- 
pietario para lograr su in- 
tento. 

Calvicie' es la falta de 
pelo en la cabeza, 

Don Basilio es un famo- 
so Jiomhre de estado. 

Es demasiada entrepi- 
f?((ilasuya, Sinforosa. 

Luis j María salieron 
de brazo. 

Mozo, tráigame un sand- 
lüicli. 

Necesito un euveloppe 
para esta carta. 

La fiebre paludosa aso- 
la la población. 

implicaron adecivo á las 
heridas del prisionero. 

Toda carta merece con- 
testa. 

No sabemos cuál fué 
el iwoducido de la función 
de anoche. 

Algjanos jóvenes se de- 
dican en esta ciudad á la 
dentisteria. 

Harto desagradable ha 
de ser la compañía de 
un hombre alabancioso. 

¿ Puedo decir á su ami- 
go lo que usted me ha 
comunicado ? — 

— Sí, díceselo. 



dígase : 

El hijo de doña Ema se 
encana á menudo. 

La mujer acudió al 
propietario para lograr su 
intento. 

Calvez es la falta de pe- 
lo en la cabeza. 

Don Basilio es un famo- 
so estadista. 

Es demasiado entreme- 
timiento (ó entrometi- 
miento) el suyo, Sinforosa. 

Luis y María salieron 
de bracero. 

Mozo, tráigame un em- 
paredado. 

Necesito un sobre para 
esta carta. 

La fiebre i^aludica asue- 
la la población. 

Aplicaron esparadrapo 
á las heridas del prisio- 
nero. 

Toda carta merece con- 
testación, 

No sabemos cuál fue 
el producto de la función 
de anoche. 

Algunos jóvenes se de- 
dican en esta ciudad á la 
odontología. 

Harto desagradable ha 
de ser la compañía de un 
hombre jactancioso. 

¿ Puedo decir á su ami- 
go lo que usted me ha 
comunicado ? — 

— Sí, díselo. 



96 — 



EN VEZ DE : 



dígase : 



El señor que acaba de 
pasar es familia del mi- 
nistro. 

Esta mañana sentí un 
fogaje tal, que creí que 
tenía fiebre. 

La refacción;- del edifi- 
cio costará mucho dinero. 

Yea esa linda señora 
de color arrosqiietado. 

Las decepciones te ha- 
rán proceder de otro mo- 
do, sobrino mío. 

Para asear las caballe- 
rías pidieron tres rasque- 
tas. 

Aquel elegante mozo 
ensordeció, y al cabo de 
un año llegó á un gra- 
do de idiotismo que da- 
ba lástima. 

Muchos reclamos hay 
contra la compañía X. 

Nada ha resuelto la fa- 
milia tocante á mudada 
de domicilio. 

Kehuyo el trato de las 
personas entrépitas. 

Cuando el maestro se 
enoja se le ponen los ojos 
inyectados. 

Todos ignoran el obje- 
tivo que usted se propo- 
ne con todo eso. 

La lavandera ha per- 
dido cuatro libras de azu- 
lillo. 



El señor que acaba de 
pasar es pariente, ó deudo 
del ministro. 

Esta mañana sentí un 
bochorno tal, que creí que 
tenía fiebre. 

La refección del edifi- 
cio costará mucho dinero. 
Yea esa linda señora de 
color acanelado. 

Los desengaños te ha- 
rán proceder de otro mo- 
do, sobrino mío. 

Para asear las caballe- 
rías pidieron tres almo- 
hazas. 

Aquel elegante mozo 
ensordeció, y al cabo de 
un año llegó á un gra- 
•do de idiotez que daba 
lástima. 

Muchas reclamaciones 
hay contra la compa- 
ñía X. 

Nada ha resuelto la fa- 
milia tocante á mudanza 
de domicilio. 

Rehuyo el trato de las 
personas entremeti(Jas (ó 
entrometidas). 

Cuando el maestro se 
enoja se le ponen los ojos 
encarnizados. 

Todos ignoran el obje- 
to que usted se propone 
con todo eso. 

La lavandera ha per- 
dido cuatro libras de añil 
ó índigo. 



97 



EN VEZ DE : 

¿ Dónde está el expendio 
de sellos de correo ? 

No han pintado todavía 
el techo raso de la sala. 

¿ Sabe usted si hay bue- 
na cerveza en el botiquín ? 
Cuánto tenemos ( del 
mes) ? 

— Tenemos el primero 
de diciembre. 

Por más que los perros 
defendieron el cadáver de 
su amo, los zamuros se 
apoderaron de el. 

Qué sinvergüenzura la 
de ese señor ! 

Los estudiantes traza- 
ron líneas en distintos sen- 
tidos. 

Yi á Miguel con el vaho 
del ojo. 

Por cobarde le pusie- 
ron las peras al cuarto. 

El tobo no está lleno de 
agua. 

Ellos vieron cuatro to- 
ros en la matanza. 

Gran placer siento, se- 
ñorita, cuando la veo son- 
riente y afectuosa. 

Se fueron sin conocer al 
Vice-presidente del país. 

El señor con quien us- 
ted hablaba es el Vice- 
rector de la Universidad. 

Ignoramos la causa del 
mutismo de nuestro com- 
pañero de otros tiempos. 

MÜMOltJLDAl nhOhÓQlCÁM. 



dígase : 

¿ Dónde está la expende- 
duría de sellos de correo ? 

No han pintado todavía 
el cielo raso de la sala. 

¿Sabe usted si hay buena 
cerveza en la botillería ? 

A cuántos estamos ? 

— Estamos á uno, ó pri- 
mero de diciembre. 

Por más que los perros 
defendieron el cadáver de 
su amo, los cuervos se 
apoderaron de el. 

Que desvergüenza la de 
ese señor ! 

Los estudiantes traza- 
ron líneas en distintas di- 
recciones. 

Yi á Miguel de* sosla- 
yo ú, oblicuamente. 

Por cobarde le pusie- 
ron las peras á cuatro. 

El cubo (ó balde, según 
la forma) no está lleno 
de agua. 

•Ellos vieron cuatro to- 
ros en el matadero. 

jGlran placer siento, se- 
ñorita, cuando la veo ri- 
sueña y afectuosa. 

Se fueron sin conocer 
al Yicepresidente del país. 

El señor con quien us- 
ted hablaba es el Vicerrec- 
tor de la Universidad. 

Ignoramos la causa de 
la mudez de nuestro com- 
pañero de otros tiempos. 



— 98 ~ 



EN VEZ DE : 

El señorito leyó la car- 
ta de corrido. 

Las cartas que el pa- 
taratero de mi amigo es- 
cribía ásu novia, estaban 
saturadas de un aroma ex- 
quisito. 

Muchos gozan en la 
Pascua *de Navidad oyen- 
do los aguinaldos. 

Los representantes de 
la Compañía Z han en- 
cargado á nuestro tío de 
la contabilidad, porque es 
notable calculista. 
■ Lo que se propone ese 
estirado caballerito, que 
se precia de optimista, 
es un exabrupto. 

El crup le causó ej mic- 
tismo de que he hablado. 

En algunas escuelas 
castigan á los niños ha- 
ciéndolos Juncar. 

Aquí no hay frijoles. 

Pasaremos la vacante 
en el campo. 

Se disciernen honores al 
capitán. 

La caleta de este puer- 
to gana poco cuando no 
hay embarque de café. 

Recibimos el canje del 
periódico hehdomedario El 
Engrudo. 



dígase : 

El señorito leyó la car- 
ta de corrida. 

Las cartas que el pa- 
taratero de mi amigo es- 
cribía á su novia, esta- 
ban impregnadas de un 
aroma exquisito. 

Muchos gozan en la 
Pascua de Navidad oyen- 
do los villancicos. 

Los representantes de 
la Compañía Z han en- 
cargado á nuestro tío de 
la contabilidad, porque es 
notable calculador. 

Lo que se propone ese 
estirado caballerito, que 
se precia de optimista, es 
una necedad, barbaridad 
ó torpeza. 

El garrotillo le causó 
la mudez de que he ha- 
blado. 

En algunas escuelas cas- 
tigan á los niños hacién- 
dolos arrodillar. 

Aquí no hay fríjoles 
(fréjoles ó judías). 

Pasaremos la vacación 
en el campo. 

Se confieren honores al 
capitán. 

El gremio de acarreo 
ó de acarreadores de este 
puerto gana poco cuando 
no hay embarque de café. 

Recibimos el cambio del 
periódico hebdomadario 
El Engrudo. 



99 



EN VEZ DE : 

Veo á aquellos forzu- 
dos caleteros. 

Con su amorosa signi- 
ficación, regalo Eafael un 
durazno á Crispina, á 
quien tanto le gustó, que 
á punto estuvo de comer 
la pepa. 

Esa virgulilla se llama 
apostrofe. 

Mí amigo, esa no es la 
cuestión. 

Le Mee presentes las di- 
ficultades de la cuestión. 

Yamos al club á conver- 
sar, á jugar ó á leer los 
periódicos. 

El señor Kimbombón, 
connotado servidor de la 
"Sociedad Amor ala bue- 
na vida" etc. 

¿ Cuánto paga usted se- 
manalmente por la plan- 
chada de sus camisas ? 

Proserpina se encar- 
gará de la lavada de los 
pañuelos. 

¿Ha leído usted la cró- 
nica del periódico La Pa- 
tochada ? 

¿ Quien es el cronista de 
ese periódico ? 

Por lo que respecta á 
este asunto, nada tengo 
que decir. 

Hornos visto un gran 
cuadro dibujado ó hecho 
al creyón ó crayón. 



dígase : 

Veo á aquellos forzu- 
dos acarreadores. 

Con su amorosa signi- 
ficación, regaló Piafael un 
durazno á Crispina, á 
quien tanto le gustó, que 
á punto estuvo de comer 
el hueso ó cuesco. 

Esa virgulilla se llama 
apóstrofo. 

Amigo mío, ese no es el 
punto, el asunto ó la ma- 
teria. 

"Le hice presentes las 
dificultades del asunto". 

Yamos al casino á con- 
versar, á jugar ó á leer 
los periódicos. 

El señor Kimbombón, 
notable ó distinguido ser- 
vidor de la"Sociedad Amor 
á la buena vida " etc. 

¿ Cuánto paga usted se- 
manalmente por el plan- 
chado de sus camisas ? 

Proserpina se encarga- 
rá de la lavadura ( ó la- 
vado ) de los pañuelos. 

¿ Ha leído usted la ga- 
cetilla del periódico Xa 
Patochada ? 

¿ Quien es el gacetillero 
de ese periódico ? 

Bespecto de este asun- 
to, nada tengo que decir. 

Hemos visto un gran 
cuadro dibujado ó hecho 
al lápiz ó á lápiz. 



100 



EN VEZ de: 

Nada sé sobre el deJjut 
de la compañía. 

Mozo, tráigame el me- 
nú. 

¿ Cuándo debatard el te- 
nor T. ? 

Horas agradahles pasa- 
mos en la ciudad. 

Tocante á tales proyec- 
tos, Facundo, no me hago 
ilusiones. 

Tengo el liouor de vi- 
sitar á usted, señora. 

i Que sinvergüenzas son 
esos hombres ! 

Cuatro costar ¿censes vi- 
sitarán á usted mañana. 

Soy enemigo de falsas. 

Los soldados se aper- 
frechar-on para el combate. 

A causa de los derrum- 
bes de ayer no ba habi- 
do hoy tren para Cara- 
cas. 

Los sinvergüenzas es- 
carnecen la virtud y la 
inocencia. 

Los estudiantes fueron 
á presenciar algunas ex- 
periencias de química. 

¿ Vendes la pequeña ca- 
sa que tienes en Petare ? 

Este libro es mas gran- 
de que aquél. 

¿ Es Eufdmia la más 
pequeña de sus niñas? 

¿Cuál es la mdsbuena 
posada de esta ciudad ? 



dígase : 

Nada sé sobre el estre- 
no de la compañía. 

Mozo, tráigame la lista 
de platos, ó la minuta. 

¿ Cuándo se estrenará 
el tenor T.? • 

Deliciosos ratos pasa- 
mos en la ciudad. 

Tocante á tales proyec- 
tos, Facundo, no me forjo 
ilusiones. 

Tengo á honra, ó á 
honra tengo visitar á us- 
ted, señora. 

i Qué inverecundos ó des- 
carados son esos hombres ! 

Cuatro costarriqueños 
visitarán á usted mañana. 

Soy enemigo de farsas. 

Los soldados se per- 
trecharon para el combate. 

A causa de los derrum- 
bamientos de ayer no ha 
habido hoy tren para Ca- 
racas. 

Los inverecundos ó des- 
vergonzados escarnecen la 
virtud y la inocencia. 

Los estudiantes fueron 
á presenciar algunos ex- 
perimentos de química. 

¿Vendes la casita que 
tienes en Petare ? 

Este libro es mayor 
que aquél. 

¿ Es Eufemia la menor 
de sus hijas ? 

¿ Cuál es la mejor po- 
sada de esta ciudad ? 



101 



EN VEZ DE : 

N. es más malo ciuda- 
dano que X. 

Allí viene el lavandero, 
vaye adonde el y entre- 
gúele estos fastansones. 

En esta casa no hay 
lavandero. 

La extraña respuesta 
de usted revela que se ha 
divertido del asunto que 
se trata. 

El veinte y cinco del 
mes que cursa volv'eremos 
á tratar la cuestión. 

Sino te pagan, Julián, 
ven inmediatamente don- 
de mí.'' 

Buscad y encontraréis. 

He buscado el huso, 
el acerico y los cuadernos 
y no los he encontrado. 

La casa de en frente 
está desboronándose. 

¿ Habla usted, señori- 
ta, del perfume de estas 
ñores^? 

Fui adonde mi tío con 
dos amigos. 

Ellos vinieron de donde 
el general. 

Trabaje, hombre, por- 
que yo no tengo derecho 
de mantener á usted. 

El comandante dio un 
planazo al soldado. 



DÍGASE : 

N. es peor ciudadano 
que X. 

Allí viene el lavandero, 
vaya á él y entregúele es- 
tas enaguas. 

En esta casa no hay 
lavadero (lugar en que se 
lava). 

La extraña respuesta 
de usted denota, indica 
ó señala que se ha di- 
vertido del asunto que se 
trata. 

El veinticinco del pre- 
sente mes (d de este mes) 
volveremos á tratar el 
punto. 

Si no te pagan, Ju- 
lián, ven inmediatamente 
á mí. 

"Buscad y hallaréis". 

He buscado el huso, el 
acerico y los cuadernos y 
no los he hallado. 

La casa de enfrente es- 
tá desmoronándose. 

¿ Habla usted, señori- 
ta, del aroma ó fragan- 
cia de estas flores ? 

Fui á casa de mi tío 
con dos amigos. 

Ellos vinieron de casa 
del general. 

Trabaje, hombre, por- 
que yo no tengo obliga- 
ción (ó deber) de mantener 
'X usted. \ 

El comandante dio un 
cintarazo al soldado. 



— 102 



EN VEZ DE: 

En esa botillería venden 
cidra. 



Las proporciones de un 
buque son: eslora, puntal 
y manga. 

No vaya en casa de 
Luis. 

No volveré en casa de 
R., porque allí conversan 
de todo el mundo. 

Cuando volviste en si 
del acceso, hija mía, me 
pediste la bendición. 

No hagas caso de los 
dicharachos de la Utrha 
multa . 

Según díceres, pronto 
vendrá una compañía dra^ 
mática. 

No acelere la muía, 
porque puede deshocicarse. 

Por manera que si el 
gobierno no afora á esos 
ciudadanos, desistirán de 
la empresa. 

Después que escuché 
cuanto se dijo de mis 
amigos, me retiré enoja- 
do de aquel sitio. 

Para que esta carta 
me quede bien, deseo que 
usted me preste su falsa 
regla. 

Cuando volví en sí, ya 
el médico había partido. 



dígase : 

En esa botillería ven- 
den sidra (bebida fer- 
mentada del zumo de las 
manzanas). 

Las dimensiones de un 
buque son : eslora, pun- 
tal y manga. 

No vaya á casa de 
Luis. 

No volveré a casa de 
R., porque allí censuran 
á todo el mundo. 

Cuando volviste en ti 
del acceso, hija mía, me 
X)ediste la bendición. 

No hagas caso de los 
dicharachos de la turba- 
multa. 

Según decires, pronto 
vendrá una compañía dra- 
mática. 

No acelere (ó apresu- 
re) la muía, porque pue- 
de hocicar. 

De manera que si el 
gobierno no afuera (otor- 
ga derechos) á esos ciu- 
dadanos, desistirán de la 
empresa. 

Después que oí cuan- 
to se dijo de mis ami- 
gos, ríie retiré enojado 
de aquel sitió. 

Para que esta carta me 
quede bien, deseo que 
usted me preste su fal- 
silla. 

Cuando volví en mí, ya 
el médico había partido. 



— 103 -. 



EN VEZ DE : 

Ese hombre es un vam- 
piro. 

Sobre caracteres j re- 
gímenes no hablemos más. 

Tocante á la acción del 
discípulo; te diré que el 
maestro " se hizo de la 
vista gorda". 

¿Has asentado ya to- 
das las partidas en el 
jornal ? 

— Sí, y también en el 
gran libro. 

El ministro está suma- 
mente ocupado; por eso 
ha emplazado el asunto 
para el treinta de este 
mes. 

No ha habido adveni- 
miento entre ellos. 

El Avenimiento de Nues- 
tro Divino Salvador al 
Limbo. 

El juez me aplaza pa- 
ra el lunes. 

i Qué antipatía me ins- 
piran esas cosas ! 

Esos individuos son re- 
pugnantes. 

No acumules tantos qui- 
chivacJies ó menudencias. 

El avariento sólo pien- 
sa en amontonar dinero. 

¿Qué hizo usted cuan- 
do vio que los bandidos 
acechaban al comerciante ? 

Antonio sufre del hí- 
gado. 



dígase : 

Ese hombre es un vam-' 
piro. 

Sobre caracteres y re- 
gímenes no hablemos más. 

Tocante á la acción del 
discípulo, te diré que el 
maestro hizo la vista gor- 
da. 

¿ Has asentado ya to- 
das las partidas en el li- 
bro diario? 

— Sí, y también en el 
libro mayor ó maestro. 

El ministro está suma- 
mente ocupado ; por eso 
ha aplazado (diferido) el 
asunto para el treinta de 
este mes. 

No ha habido aveni- 
miento entre ellos. 

"El Advenimiento de 
Nuestro Divino Salvador 
al Limbo". 

El juez me emplaza (ci- 
ta) para el lunes. 

i Qué repugnancia me 
inspiran esas cosas ! 

Esos individuos son an- 
tipáticos. 

No amontones tantos 
cachivaches ó menuden- 
cias. 

El avariento sólo pien- 
sa en acumular dinero. 

¿ Qué hizo usted cuan- 
do vio que los bandidos 
asechaban al comerciante ? 
„ Antonio padece del hí- 
gado. 



104 



EN VEZ DE : 

Asecho á mi amigo Juan, 
porque quiero saber lo 
que está haciendo allí. 

¡ Mucho ha de padecer 
usted, señora, con la au- 
sencia de su sobrino ! 

Muéstreme el contrato. 

¿Continuarán los traba- 
Jos públicos ? 

Así iremos de peor en 
peor. 

Cuando el aldeano su- 
po el crimen que se pre- 
paraba lo acusó. 

Lucas denunció á Ro- 
berto de la herida que le 
infirió. 

No ignoro que su pa- 
dre ha trabajado mucho 
por favor de los huérfa- 
nos. 

El es un hombre de 
difícil acceso. 

Cuando tenga dinero 
compraré un parasol. 

Federico, Embajador de 
Portugal cerca de la Cor- 
te de Francia. 

Falsas son esas notacio- 
nes de entusiasmo. 

Y aquel testaferro trom- 
pezó y cayó de espalda. 

i Qué de honores se 
han discernido á nuestro 
amigo MeteembroUo ! 



dígase : 

Acecho á mi amigo Juan, 
porque quiero saber lo 
que está haciendo allí. 

¡ Mucho ha de sufrir 
usted, señora, con la au- 
sencia de su sobrino ! 

Muéstreme la contrata 
(escritura). 

¿ Continuarán las obras 
públicas ? 

Así iremos de mal en 
peor. 

Cuando el aldeano su- 
po el crimen que se pre- 
paraba lo denunció. 

Lucas acusó á Roberto 
de la herida que le in- 
firió. 

No ignoro que su pa- 
dre ha trabajado mucho 
á favor (en beneficio) de 
los huérfanos. 

"Es un hombre con 
quien no puede uno rela- 
cionarse fácilmente". 

Cuando tenga dinero 
compraré un quitasol. 

Federico, Embajador de 
Portugal ante la corte ó 
en la corte de Francia 

Falsas son esas demos- 
traciones ó manifestacio- 
nes de entusiasmo. 

Y aquel testaferro tro- 
pezó y cayó de espal- 
das. 

i Qué de honores se han 
conferido á nuestro ami- 
go MeteembroUo ! 



105 — 



EN VEZ DE: 

¿Cuál es el asunto la- 
tente de estos días en Ca- 
racas ? 

Aunque nada se obser- 
va ni se dice, el mal es- 
tá latiente. 

No apercibimos los ár- 
boles de la quinta. 

El suceso que nos re- 
firieron paso desapercibido 
en Macuto. 

El discípulo necesita 
un bulto para los libros 
que le regaló su maes- 
tro. 

Pronto se tomarán me- 
didas tendentes á destruir 
el mal. 

¿ Quiénes segundan á 
José en su propósito ? 

Compañeros, mi hijo 
mayor secundará en la 
empresa. 

Mi sobrino, temo que 
esto te ocasione molesta. 

Qué tienes en tu pie 
derecho ? 

Luis tiene su cabeza 
raspada. 

El novio es présbite y 
narizón, y gaguea mucho. 

La novia es chinga y 
cambada. 



dígase : 

¿ Cuál es el asunto la- 
tiente (que late, que se 
agita) de estos días en 
Caracas ? 

Aunque nada se obser- 
va ni se dice, el mal es- 
tá latente (existe, pero 
oculto). 

No divisamos ó colum- 
bramos los árboles de la 
quinta. 

El suceso que nos 're- 
firieron pasó inadvertido ó 
ignorado en Macuto. 

El discípulo necesita un 
vade mécum para los li- 
bros que le regaló su 
maestro. 

Pronto se tomarán me- 
didas tendientes á des- 
truir el mal. 

¿Quiénes secundan (ayu- 
dan ó favorecen) á José 
en su propósito ? 

Compañeros, mi hijo 
mayor segundará (será 
segundo) en la empresa. 

Sobrino mío, temo que 
esto te ocasione moles- 
tia. 

Qué tienes en el pie 
derecho ? 

Luis tiene la cabeza 
rapada. 

El novio es présbite 
y narigudo, y ganguea 
mucho. 

La novia es chata y 
estevada. 



106 



EN VEZ DE: 

El niñito tiene un ara- 
ñazo en la batata de la 
pierna. 

Los trastes de la sala 
están en el corredor. 

Esta jaula es para la 
ardíta. 

¿ Dónde está la ponche- 
ra para lavarme la cara? 

Quiero un jarro ó vaso 
con tapa de ceryeza. 

El médico está confec- 
cionando un libro sobre 
las enfermedades bocales.^ 

¿ Puedes darme alguna 
cosa ? 

¿ Quién es el parafra- 
sista ? 

Velis nolis, el abogado 
sacará á venduta pública 
los muebles de tu her- 
mano. 

El diplómata se pren- 
dó de aquella joven mo- 
rocha. 

Se parecen mucho esos 
dos niños: son morochos. 

Comprenden las cu- 
curbitáceas : las calabace- 
ras, los melones y las pati- 
llas, que se cultivan por 
sus jugosos frutos. 

Destranque la puerta de 
la especiería. 

Aquí traigo el trazado 
que usted quiere. 



dígase : 

El niñito tiene un ara- 
ñazo en la pantorrilla. 

Los trastos de la sala 
están en el corredor. 

Esta jaula es para la ar- 
dilla. ^ 

¿ Dónde está la aljofaina 
para lavarme la cara ? 

Quiero un pichel de 
cerveza. 

El médico está compo- 
niendo un libro sobre las 
enfermedades bucales (de. 
la boca). 

¿ Puedes darme algo ? 

¿ Quién es el parafras- 
te (autor de paráfrasis)? 

Velis nolis, (quieras ó 
no (luieras) el abogado 
sacará á pública subasta 
los muebles de tu her- 
mano. 

El diplomático se pren- 
dó de aquella joven mo- 
rocha (robusta, fresca). 

Se parecen mucho esos 
dos niños : son geme- 
los (nacidos de un imrto). 

"Comprenden las cu- 
curbitáceas : las calabace- 
ras, los melones y las san- 
días, que se cultivan por 
sus jugosos frutos". 

Desatranque la puerta 
de la especiería. 

Aquí traigo el trazo que 
usted quiere. 



— 107 — 



EN VEZ de: 

Cada gallo canta en su 
patio, j el bueno en el 
suyo y ajeno. 

Oiga, Fetrus in cimctis, 
¿por que no florean es- 
tas plantas ? 

Necesito freno, falsa 
rienda y galáj^ago para 
mi caballo. 

— Cómprelos en la ta- 
labartería. 

Tenga la bondad de ha- 
blarme sobre enología. 

Limpíate las lagañas, 
niño. 

La tercera tenida del 
Concejo se verifico ano- 
che. 

Se trata de no sé qué 
{ntervieiv. 

Concurrirán sus her- 
manos al mitin (meeting) 
de mañana. 

¿ Quién es el repÓ7Íer 
de este periódico en Ma- 
racaibo ? 

En los tiempos que 
atravesamos, te aconsejo 
que trabajes mucho y 
gastes poco. 

Don llamón es hombre 
serio; por tanto, le des- 
agradan las puyas. 

No digerid el estudian- 
te las sabias explicacio- 
nes de su bondadoso 
maestro. 



dígase : 

''Cada gallo canta en 
su muladar; y el bueno 
en el suyo y ajeno". 

Oiga, Pefrus in cunctis, 
¿ por qué no floran (ó flo- 
recen) estas plantas? 

Necesito freno, falsa- 
rrienda y galápago para 
mi caballo. 

— Cómprelos en la guar- 
nicionería. 

Hágame el favor de ha- 
blarme sobre enología (ar- 
te de elaborar los vinos). 

Limpíate las légañas, 
niño. 

La tercera sesión del 
Concejo se verificó ano- 
che. 

Se trata de no sé qué 
conferencia ó entrevista. 

Concurrirán sus her- 
manos al plebiscito ó 
reunión de mañana. 

¿ Quién es el noticiero 
ó informador de este perió- 
dico en Maracaibo ? 

En los tiempos que al- 
canzamos, te aconsejo que 
trabajes mucho y gastes 
poco. 

Don Kamón es hom- 
bre serio ; por tanto, le 
desagradan las pullas (di- 
chos ó indirectas.) 

No digirió el estudian- 
te las sabias explicacio- 
nes de su bondadoso 
maestro. 



108 



EN VEZ DE : 

¿ Cuántos son los re- 
pórters de la Gaceta ? 

i Qué mayor castigo pa- 
ra el culpable que el te- 
rrible desasosiego de la 
conciencia. 

No pretendo abrogarme 
tales facultades, como us- 
ted malignamente lo pre- 
sume, señor mío. 

Arrojamos al mar nues- 
tra tarraya, j pronto la 
sacamos llena de pesca. 

Su padre, Luis, es per- 
sona respetable en esta 
ciudad. 

Hablemos de estotro 6 
de esotro, mas no de ani- 
males antidiluvianos. 

Con efecto, ¿ qu^ pren- 
da más preciosa que la 
virtud ? 

Invité á su hermano para 
el bautismo de mi niño. 

Se trata de una acla- 
ratoria sobre el punto que 
anoche dejamos pendiente. 

No toques eljjéndulo de 
ese reloj. 

Este periódico nada di- 
ce de declamatoria de paz. 

Qué entusiasmo ! Qué 
goce ! 

Para el gozo de sus 
bienes ha de entenderse 
usted con el abogado Z. 

A favor de sus tíos lo- 
gró el muchacho lo que 
deseaba. 



DÍGASE : 

¿ Cuántos son los re- 
dactores de la Gaceta ? 

i Qué mayor castigo pa- 
ra el culpado que el te- 
rrible desasosiego de la 
conciencia ! 

No pretendo arrogar- 
me tales facultades, co- 
mo usted malignamente 
lo presume, señor mío. 

Arrojamos al mar nues- 
tro esparavel, y pronto 
lo sacamos lleno de pesca. 

Su padre, Luis, es per- 
sona respetada en esta 
ciudad. 

Hablemos de estotro ó 
de esotro, mas no de ani- 
males antediluvianos. 

En efecto, ¿qué pren- 
da más preciosa que la 
virtud ? 

Invité á su hermano 
para el bautizo de mi hijo. 

Se trata de una acla- 
ración sobre el punto que 
anoche dejamos pendiente. 

No toques la péndola 
de ese reloj. 

Este periódico nada di- 
ce de declaración de paz. 

Qué entusiasmo ! Qué 
gozo ! 

Para el goce de sus 
bienes ha de entenderse 
usted con el abogado Z. 

Favorecido por sus tíos 
logró el muchacho lo que 
deseaba. 



109 



EN VEZ DE : 

Ayer llegó un harco de 
guerra á Puerto Cabe- 
llo. 

Carlos regaló un hou- 
quet á la casquivana chica 
de quien está enamoris- 
cado. 

El mandadero está sen- 
tado en el dintel del alma- 
cén de don Antonio. 

No vacies el líquido. 

Tengo que verter esta 
botija. 

Los niños educados no 
silvan en la calle. 

A Pedro regalaron sen- 
das corbatas. 

Mejor es tarde que nun- 
ca. 

Eso no es pasable, Pe- 
dro. 

Ya han tratado algunos 
autores, bajo el punto de 
vista científico, el asunto 
que nos ocupa. 

El periódico La Paz trae 
dos artículos virolentos 
contra los pobres precep- 
tores. 

Que ves en el techo ? — 
Una estalagmita. 

Arranca las estalactitas 
del suelo y, luego, rápalo 
bien. 

El alio de Luisito es 
verídico. 

El caso de que hablo 
es vera,z. 

No vi persona allí. 



dígase : 

Ayer llegó un buque 
de guerra á Puerto Ca- 
bello. 

Carlos regaló un rami- 
llete á la casquivana chica 
de quien está enamori- 
cado. 

El mandadero está sen- 
tado en el umbral del al- 
macén de don Antonio. 

No viertas el líquido. 
^ Tengo que vaciar esta 
botija. 

Los niños educados no 
silban en la calle. 

A Pedro regalaron mu- 
chas corbatas. 

" Más vale tarde que 
nunca ". 

Eso no es pasadero, Pe- 
dro. 

Ya han tratado algunos 
autores, desde el punto de 
vista científico, el\ asunto 
que nos ocupa. 

El periódico La Paz trae 
dos artículos virulentos 
contra los pobres precej)- 
tores. 

Que ves en el techo ? — 
Una estalactita. 

Arranca las estalagmitas 
del suelo y, luego, rás- 
palo bien. 

El ayo de Luisito es 
veraz. 

El caso de que hablo 
es verdadero. 

A nadie vi allí. 



— lio 



EN VEZ DE : 

Es el solo vicio que 
tengo. 

Dice aquel lechuguino, 
qiie la pequeña fortuna que 
posee la lia conseguido 
trabajando. 

Te advierto, chico, que 
te perjudica la compaña 
del atrahiliario de tu pri- 
mo: acompáñate con bue- 
nos, j serás uno de ellos. 

Esta mañana saludé á 
usted j á su ot7^o herma- 
no. 

Señorita, tres veces he 
dirigido á usted la pala- 
bra, y no ha contestado á 
loque le he preguntado. 

Las mujeres saben di- 
simular : otra cosa sucede 
con los niños. 

Algunos mentecatos sos- 
tienen que un autor no 
debe hablar sino de lo 
que nadie ha hablado : de 
otro modo, le acusan de 
haber metido la hoz en 
mies ajena. 

Su ofuscamiento le hizo 
cometer un deguisado de 
fatales consecuencias para 
su familia 

La teleta que me trajis- 
te ahsuerhe mal la tinta. 

Deseo que me absolvan 
de esos derechos superio- 
res á mis escasos recur- 
sos. 



dígase : 

Es el único vicio que 
tengo. 

Dice aquel lechuguino, 
que la escasa fortuna que 
posee la ha conseguido 
trabajando. 

Te advierto, chico, que 
te perjudica la compañía 
del desbaratado de tu pri- 
mo : " arrímate á los bue- 
nos, y serás uno de ellos ". 

Esta mañana saludé á 
usted y á su herma- 
no. 

Señorita, tres veces le 
he hablado, y no ha con- 
testado á lo que le he 
preguntado. 

" Las mujeres saben di- 
simular : lo contrario su- 
cede con los niños." ( Ba- 
ralt, Dic. de Gal.) 

" Algunos mentecatos 
sostienen que un autor no 
debe hablar sino de lo 
que nadie ha hablado : de 
lo contrario, le acusan de 
haber metido la hoz en 
mies ajena." ( Id.) 

Su ofuscamiento le hi- 
zo cometer un desagui- 
sado de fatales consecuen- 
cias para su familia 

La teleta que me trajis- 
te absorbe mal la tinta. 

Deseo que me absuel- 
van de esas obligaciones 
superiores á mis escasos 
recursos. 



— 111 



EN VEZ DE : 

Se liaii pretermitido las 
principales cláusulas del 
tratado. 

El álgebra le ha ahsuel- 
to la atención. 

Tengo ochocientos bo- 
lívares, y cuando tenga 
mil cien te los prestare 
para que desarreiides tu 
casería. 

Han anchado los boti- 
nes ? 

No te hagas del rogar, 
María, toca la linda pie- 
za "Fue un sueño" de don 
Eduardo Gaicano. 

Cálamo cúrrente te co- 
munico, querido primo, 
que en aquel lugar ha ha- 
bido una avalancha. 

Quién es la acasatriz ? 

En el templo había mu- 
chas adoratrices. 

Esa es la Orden reli- 
giosa de las adoradoras. 

Las noticias que han 
llegado son desconsolatri- 
ces. 

Doña Juana es la ad- 
miyústrapiz de los bienes 
de Pedrito. 

Este fruto , se llama al- 
caparra. 

Ayer vi vender, por ín- 
fimo precio, una famosa 
obra literaria con ilustra- 
ciones de Gustavo Doré. 



dígase : 

Se han omitido las prin- 
cipales cláusulas del tra- 
tado. 

El álgebra le ha absor- 
bido la atención. 

Tengo ochocientos bo- 
lívares, y cuando tenga 
mil ciento te los prestaré 
para que desarriendes tu 
casería (casa aislada en 
el campo). 

Han ensanchado los 
botines ? 

No te dejes rogar, Ma- 
ría, toca la linda pieza 
"Fué un sueño" de don 
Eduardo Gaicano. 

Cálamo cúrrente te co- 
munico, querido primo, 
que en aquel lugar ha ha- 
bido un alud. 

Quién es la acusadora ? 

En el templo había Hin- 
chas adoradoras (que ado- 
ran). 

Esa es la Orden reli- 
giosa de las adoratrices. 

Las noticias que han 
llegado son desconsolado- 
ras. 

Doña Juana es la ad- 
ministradora de los bie- 
nes de Pedrito. 

Este fruto se llama al- 
caparrón. 

Ayer vi vender, por ín- 
fimo precio, una famosa 
obra literaria con dibujos 
de Gustavo Doré. 



— 112 — 

Incluyo las dos cartas que siguen, por creerlas 
pertinentes á la materia que me ocupa : 

Caracas: 26 de junio de 1904. 
Señor D. Candelario Pérez. 

Amigo mío : 

Contesto gustosamente á las preguntas que, sobre 
asunto lexicológico, le hace El Centinela, de Valencia, 
y cuja explicación usted se sirve encomendarme. 

Trátase del empleo de los vocablos ciudadanía, 
arribó (de arribar), amistades, clientela, desembarcó 
(de desembarcar), adldtere y nica, en las frases que 
copio : 

"La ciudadanía asistió ayer á un banquete po- 
pular que dio el Jefe Civil del Municipio Cambú- 
rales, con motivo, de ser su día onomástico". 

El uso de ciudadama en el caso propuesto es 
impropio, porque, esa voz no significa, como se pre- 
tende, "conjunto de ciudadanos", sino "calidad y 
derecho de ciudadano". Como debe decirse es : "Los 
ciudadanos asistieron etc.^' ó "El pueblo asistió etc." 

Anteayer arribó á Sanfelipe el Jefe de una com- 
pañía que pondrá en explotación las múltiples rique- 
zas del ubérrimo valle ^^aracuyano". 

El verbo arribar, etimológicamante considera- 
do, sólo ha de emplearse cuando se refiere á "la 
llegada de la nave á un puerto"; mas la Keal Aca- 
demia Española, además d© esta significación, le 
señala, entre otras, la de "llegar por tierra á cual- 
quier paraje"; por tanto, no está mal usado en el 
paradigma que acabo de copiar; aunque creo que 
debe de usarse con mesura, no tratándose de puer- 
tos ó costas. 

"Feriando Agachado y su señora se ofrecen á 
sus amistades en su nuevo domicilio". 

Kemiéndese á la castellana : 

"Feriando Agachado y esposa se ofrecen á sus 
amigos en su nuevo domicilio". 



— 113 — 

Señora no significa esposa; por tanto, bueno es ad- 
vertir en casos semejantes al que he corregido, si es 
señora esposa, señora hermana, señora tía etc. 

Amistad no es igual á amigo, así es que no 
se dice amistades por amigos, como tampoco enemis- 
tades por enemigos. 

"Fulano tiene muchas enemistades en esta ciu- 
dad en vez de muchos enemigos." 

"Doctor Anacleto Parranda, abogado, participa 
á SIL clientela que ha mudado su escritorio á la ca- 
lle "Salsipuedes." 

Falta el artículo ."El doctor etc." 

Nada hay que objetar sobre clientela que vale 
"clientes." 

"Hoy tuvimos el placer de abrazar á nuestro 
querido colega Mamerto Chaguaramo, cuando se 
desembarcó del ferrocarril ingles." 

Embarcar y desembarcar se emplean tratándose 
de embarcaciones. 

Úsense en frases como la que antecede bajara 
descender ú otros verbos, según el caso. 

Hemos quedado muy satisiechos con la visita 
que hicimos á la bien organizada sombrerería "El 
Progreso", situada en la calle Páez, adldtere á la tipo- 
grafía "Manzanares." 

Adldtere no se dice, sino d Idtere, que se aplica á 
otra cosa. 

Lo propio es adyacente, próxima, contigua 6 in-^ 
mediata á la tipografía. 

"Este periódico circula diariamente y su valor es 
una nica.'' 

No hay nica sino níquel, que es el nombre de un 
metal. 

Se dice "un centavo, céntimo 6 centesimo," si se 
refiere al peso fuerte, ó "cinco centavos, céntimos ó 
centesimos" (de bolívar). 

Su amigo, 

Manuel M. Villalobos. 



HUMORADA» KILOLÓtílCAS. 



114 



Señor D. Maximiliano Lores. 

Amigo mío : 

Gustosamente contesto á la pregunta con que us- 
ted me honra. 

Insinúa usted que la locución "bajo el punto de 
vista", empleada, por don Kafael María Baralt y 
clon Andrés Bello, aparece corregida por don Emi- 
liano Isaza, en su gramática, al tratar de la pre- 
posición "bajo", así: "desde el punto de vista", y 
que esta divergencia suscita duda 'en el empleo de 
tal expresión; por lo cual, manifiesta usted, con 
modestia y cortesía, que aplaudo, porque encarecen 
sus dotes de escritor ilustrado y juicioso, que de- 
sea saber cuál de las dos expresiones es la correc- 
ta : "bajo el punto de vista" ó "desde el punto de 
vista." 

¿ Que podre decir para ilustrar el asunto, que 
no tenga ya muy sabido usted, que lia leído á 
Bello, á Baralt, á Isaza etc., y que tiene de com- 
pañeros en la memoria buenos trozos de Cervantes 
y de otros autores famosos ? Nada. 

Mas, lie de dar á conocer mi dictamen, y es, que 
debe decirse como aconsejan Cuervo e Isaza : "desde 
el punto de vista." 

Tócame también explicar, aunque ligeramente, el 
caso. ' 

De manera figurada han usado Bello y otros 
escritores "bajo el punto de vista", porque han halla- 
do armonía en el valor figurado ó metafórico de 
las palabras que componen dicha locución. 

"Yista" significa no sólo "facultad ó potencia de 
ver", sino "conocimiento, estudio." 

"Vea lo que va á decir" equivale á "piense, con- 
sidere lo que va á decir." 

Se dice "por punto general," que vale "por modo 
general, por regla general." 

Luego "punto de vista" es lo mismo que "modo ó 
manera de juzgar ó considerar." 




— 115 — 

La preposición *'bajo" indica : "situación inferior" 
y "sujeción ó dependencia." 

Por estas explicaciones fácilmente se comprende, 
que, "bajo el imnto de vista" equivale á "sometido, 
sujeto ó con sujeción á tal ó cual modo de considerar 
ó juzgar." 

Si Bello y demás escritores de nota que han 
empleado tal locución, se hubieran referido á al- 
gún sitio ó paraje de observación, de seguro que 
habrían dicho "desde el punto de vista." 

La locución propuesta analizada en esa forma 
resulta propia. Sin embargo, no lo es : porque 
aunque se emplee metafóricamente, siempre saltará á 
la imaginación la idea de sitio ó paraje; y porque 
lo que ha de aparecer trasladado de su sentido 
recto al figurado no es esa expresión, sino la idea 
que con ella se representa. 

Cuando se dice "punto de vista" se indica un 
sitio real ó imaginario de observación ó estudio ; 
por tanto, el uso de la preposición "bajo" es in- 
correcto, porque "bajo el punto de vista" nada se 
observa, sino "en" ó "desde el punto de vista." Es- 
to es lo lógico. 

Su amigo, 

Manuel M. Villalobos. • 



Denuncio. Dígase la denuncia, así como se dice la 
renuncia. 

¡Con que vergüenza pronuncia 
el honesto labio el nombre ! 

— ¿ De quien, José ? 
— De aquel hombre 
de la infamante denuncia. 

Un ensarte. Dígase una sarta. 

\ Que sarta de disparates 
la de esos pobres petates ! 

Decía una joven á un tendero : "Yendame una 
pieza de liiladilla.'" 



— 116 — 

Debió decir : "véndame una pieza de hiladillo,'' 
porque este sustantivo es masculino. 

"Qué linda, tarjetera í' exclamó la misma joven. 

Este sustantivo también es masculino ; dígase, 
pues, tarjetero. 

Por dos metros de hilacUllo 
levantas un caramillo; 
mas punto pones en boca 
en el asunto de Eoca. 
i Así son en este mundo 
todas las cosas, Eaimundo ! 

' Un enorme tarjetero 

es, Marta, tu corazón. .... 

Azucarera. El vaso que sirve para poner el 
azúcar se llama azucarero. 

No son femeninos, sino masculinos : aceitune- 
ro, alfiletero, salero, tintero etc ; en cambio no son 
masculinos, sino femeninos, los sustantivos siguien- 
tes : cafetera, dulcera, escupidera, frasquera, jabonera, 
mantequera, papelera, relojera, sombrerera etc. 

Cada uno de los vocablos á que me he refe- 
rido, significa el vaso, caja ó cosa que sirve para 
contener el objeto expresado por el nombre del cual 
se deriva. Alfiletero se deriva de alfiler, es, pues, 
el objeto que sirve para contener alfileres ; cafetera 
proviene de café, por tanto, es la vasija que sirve 
para el café ; y así sucesivamente. 

El sobrado no se dice, sino las sobras. 

En vez de el vocerío, el vuelto, empléense la vo- 
cería, la vuelta. 

Rebajo es forma del verbo rebajar, y rebaja el 
sustantivo (y también forma de rebajar). 

Odre es masculino. 

Pantuflas. Recuérdese á Cervantes : 

"El resto della concluían sayo de velarte, cal- 
zas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de 
lo mismo, y los días de entre semana se honraba 
con su vellorí de lo más fino." 



— 117 — 

El sartén. Pobrecitos los que todavía no saben 
que es la sartén como debe decirse. 

Cambíese el lagartijo por la lagartija. 

No es el boa sino la boa. 

"Raro capricho ! adornar iin tünico de flecos". 

Obsérvese qne se ha cometido barbarismo en la 
oración antecedente. Consiste el barbarismo en el em- 
pleo de la voz túnico i^or fuñica. 

Mecedor. Hace poco tiempo que, estando en 
una casa, de visita, rióse un joven porque dije á 
una señora : "Sírvase sentarse en esta mecedoj.-a." 
j Mecedora ! exclamó aquel aguachirle ó correverás. 
Tolere entonces tal burla ; pero hoy, que juzgo opor- 
tuno el desquite, le advierto que no es mecedor, si- 
no rntcedora, como debe decirse. 

Aconsejo á algunos, que digan, sin temor de 
barbarizar : la canaria.; kt Jiurona, la paloma, Iq ra- 
tona; y no, el canario hembra., el Juirón hemhr<Á la 
]3alo'ma macho, el ratón hembra. 1 

Dueño se aplicó antiguamente así á homlj'es 
como á mujeres. 

"¿ Adonde vas x:>or despreciar el nido 

al peligro de ligas y de balas, 

j el dueño huyes que tu pico adora? 

Oyólo el pajarillo enternecido, 
y á la antigua prisión volvió las alas, 
que tanto puede una mujer que llora." 

(Lope dk Vega..) 

Ho}^ se dice el dueño, la dueña : 

"Eugenio es el due^o del libro." "La dueña de 
esta casa es Rosa." 

Son masculinos los vocablos : esfinge, alarma, al- 
mud, hipérbaton, apoccdiiosis ; y femeninos : azumbre, 
sirte, mugre, ceiba, lite, pelvis, hélice. 

Vigía es masculino cuando significa persona des- 
tinada á vigiar ó atalayar, y femenino cuando signi- 
fica atalaya. 

Estreno es la "acción ó efecto de estrenar ó estre- 
narse" y estrena, dádiva, alhaja que se da. 



— 118 — 

Hay el adjetivo estrenuo, nua, que significa "fuer- 
te, ágil, valeroso, esforzado." 

Barba es masculino cuando señala el actor que 
representa papeles de anciano ; y femenino cuando 
denota el extremo inferior de la cara. 

Son del género epiceno águila, araña, avestruz, 
buitre, llama, (animal), /¿or»?.í(/rí,, milano, j^^^r diz, rata etc. 

Del género común son consorte, cónyuge, liernm- 
frodifa, homicida, idiota, mártir, paria, reo, testigo 
y otros : el consorte, la consorte ; el cónyuge, la cónyuge; 
el testigo, la testigo etc. 

Empléanse como masculinos ó femeninos arte, 
cisma, dote, frente, hojaldre, lente, margen, reuma, 
puente, tilde, trípode. Algunos de estos nombres no 
pueden usarse indistintamente en cualquiera de los 
dos géneros. 

Según la gramática de la Academia arte pro- 
pende más bien al género femenino : arte poética, 
arte magna ; pero suele decirse : arte romántico, arte 
diabólico. 

En la décima de D. Nicolás de Moratín, que co- 
pio de la Gramática de Salva, está arte diabólica. ^ 

"Admiróse un portugués 
de ver que en su tierna infancia 
todos los niños en Francia 
supiesen hablar francés. 
Arte diabólica es, 
dijo, torciendo el mostacho, 
que para hablar en gabacho 
un fidalgo en Portugal, 
llega á viejo y lo habla mal ; 
y aquí lo parla un muchacho." 

Arte, en plural, rara vez deja de ser femenino. 

Dote, cuando significa el que lleva la mujer al 
matrimonio ó al claustro, es ambiguo ; cuando indi- 
ca las buenas cualidades de las personas, es feme- 
nino y se usa comunmente en plural ; y es masculino 
cuando alude al total de las fichas que al principiar 
ciertos juegos de naipes se dan á cada jugador. 



— 119 — 

"Frente es voz femenina cuando significa la par- 
te del rostro así llamada ; cuando se usa en sentido 
metafórico con aplicación á un edificio ó á un ejercito, 
se usa más bien en el genero masculino." (K. A. E.) 

Riibí. El plural de este nombre no es ruhís, sino 
rubíes. 

Las palabras agudas finalizadas en e toman sólo 
una s para el plural: café, cafés ;* pagaré, pagarés 
fe, fes etc. 

El plural de sofá es sofás. 

No se usan en i)lural artillería, caballería, in- 
fantería, maquiavelismo j otros. Carecen de singular 
las siguientes dicciones : 

Aborígenes, m. Primitivos moradores de un país. 

Adentros, m. Lo interior del ánimo. 

Afínes, adj. Lo próximo, lo contiguo. 

Afueras, amb. Alrededores de una población. 

Albricias, f. Eegalo que se da por alguna nueva. 

Alicates, m. Especie de tenacillas. 

Alrededores, m. Contornos ó cercanías de algún 
lugar. 

Anales, m. Relaciones de sucesos por años. 

Andaderas, f. Mueble para que el niño aprenda á 
andar sin riesgo de caerse. 

Andas, f. Conjunto de tablas dispuestas para 
llevar en hombros una efigie, persona ó cosa. 

Andurriales, m. Paraje extraviado ó fuera de ca- 
mino. 

Angarillas. Armazón para transportar materia- 
les. Pieza de metal, madera ó cristal con dos ó más 
ampolletas ó frascos etc. 

Anteojos, m. Instrumentos con cristales para 
entrambos ojos. 

Añicos. Pedazos ó piezas pequeñas en que se di- 
vide alguna cosa. 

Ajoroches, m. Trabajos que van haciendo los que 
atacan una plaza, para acercarse á batirla, como trin- 
cheras etc. 

Arras, i. Lo que se da por prenda ó señal de 
algún contrato ó concierto. Las trece monedas que. 



— 120 — 

al celebrar el matrimonio, sirven para la formalidad de 
aquel acto. 

Bienes, m. Hacienda, riqueza, caudal. 
Calendas, f. En el antiguo computo romano y en el 
eclesiástico, primer día de cada mes ; j se empieza á con- 
tar desde el día que sigue á los idus del mes antecedente. 
Calzas, f. Vestidura antigua que cubría el muslo 
y la pierna. 

Calzoncillos, m. Calzones de lienzo, lana 6 punto 
que se ponen debajo de los de tela ó paño. 

Carnestolendas, f. Los tres días que preceden al 
miércoles de ceniza. 

Celos. Sospecha acompañada de inquietud ó 
angustia de que la persona amada ponga en otro su 
cariño etc. 

Cercas, m. Objetos pintados en primer término. 
Com iciop; m. Reuniones y actos electorales. 
Cortes, f. Reunión de los Cuerpos colegisladores. 
Com23letas, f. Parte del oficio divino con que se 
completan las horas canónicas del día. 

Creces, f . Aumento, ventaja, exceso en algunas cosas. 
Credenciales, f. Documento que sirve para que á 
un empleado se dé posesión de su empleo. 
Diabetes. Especie de enfermedad. 
Dimisorias, f . Letras de los prelados. 
Efemérides, f. Libro ó comentario de las noticias 
del día. 

Enaguas, i. Vestidura. 

Enseres, m. Efectos, muebles, instrumentos. 
Esposas, í. Manillas de hierro. 
Esponsales, i. Promesa de matrimonio. 
Exequias, f. Honras funerales. 
Expensas, i. Gastos, costas. 
Fasces, i. Insignia de cónsul romano. 
Fauces, i. Parte posterior de la boca. 
Gafas, i. Utensilio para el juego de trucos. Ma- 
necillas para afianzar los anteojos etc. 
Grillos, m. Cierto género de prisión. 
Honras, í. Oficio solemne que se hace por los di- 
funtos. 



— 121 — 

Horas, f. Librito 6 devocionario. 

Idus, m. Ultima de las tres partes en que los ro- 
manos dividían el mes. 

Infidas, m. Especie de adorno. 

Lares, m. Dioses que influían en las casas ú ho- 
gares. Proi3Ía casa. 

Largas, i. Dilaciones. 

Laudes, f. Una de las partes del oficio divino. 

Lejos. Término de pintura. 

Letras, i. Los diversos ramos del humano sa- 
ber. Orden, provisión ó rescripto. 

llaüiues, m. . Primera izarte del oficio divino de 
cada día. 

Manes, m. Dioses infernales. Sombras 6 almas 
de los muertos. 

Mierdes. f. Pensamiento, imaginación. 

Modales, m. Acciones externas de cada uno. 

Xanas, i. Segunda de las i)artes en que los ro- 
manos dividieron el mes. 

Nupcias, i. Boda. 

Fojulectas, f. Recopilación de varias obras, es- 
pecialmente las del derecho civil que el emperador 
Justiniano puso en los cincuenta libros del Digesto. 

Parias, f. Tributo que paga un príncipe á otro 
en reconocimiento de suxjerioridad. 

Partes, f. Prendas naturales de una persona. 

Penates, m. Dioses domésticos. 

Pertrechos, m. Municiones, armas etc. 

Pinzas, i. Instrumento de hierro á modo de te- 
nazuelas. 

Tinieblas, f. Obscuridad. Suma ignorancia, con- 
fusión etc. 

Trébedes, f. Aparato de hierro que se utiliza en 
las cocinas. 

Veras, f. Realidad, verdad. 

Vísjyeras, f. Una de las horas en qué dividían los 
romanos el día. Una de las horas del servicio divino. 

Víveres, m. Provisiones de boca. 

Zaragüelles. Especie de calzones. 



— 122 — 

Opimo, m. Este adjetivo no es esdrújulo sino 
grave. 

El árbol de la prudencia 
regala frutos opimos 
á todos los que sentimos 
su maravillosa influencia. 
Resedá. Este vocablo no es agudo sino grave; 
no se pinta el acento sobre la e de la segunda sí- 
laba porque termina en voí5al. 

"Kosita admiraba leda 
una sencilla reseda." 
Cóndor. Este vocablo no es agudo sino grave ; 
porque termina en consonante se acentúa así : cóndor. 
"El intrépido cóndor hiende el aire." 
En esta cita hay dos errores : consiste el prime- 
ro en la dicción cóndor, en vez de cóndor y el otro 
en que no es verso ese endecasílabo, porque le fal- 
ta el acento rítmico. 
Dígase : 

"El intrépido cóndor hiende el aire." 
Con el empleo de la voz propia cóndor quedan 
subsanados los dos errores que he mencionado. 

Tigra .D. Eufino J. Cuervo señala este sus- 
tantivo como del genero común : el tigre, la tigre ; 
pero en el Diccionario de la Real Academia tiene 
genero masculino ; de manera que cuando se trata 
de la hembra, debe decirse el tigre hembra, siguien- 
do la regla de los nombres que los gramáticos lla- 
man epicenos. 

ISÍo se dice la. serenera, sino el serenero. 
En vez de el tiz, dígase la tiza. 
Coh'o. La ' acción ó efecto de cobrar no se lla- 
ma cobro, sino cobranza. 

Señor don Roque, supuesto 
que están j^a verificadas 
nuestras cuentas entrareis 
para firmar la cobranza. 

(D. Lbánd«o Fernández de Moratin.) 



— 123 — 

En castellano lia^^ las locuciones j90»er cobro en, po- 
ner en cobro, ponerse tino en cobro, que valen, la primera, 
"hacer diligencia para cobrar ó conseguir una cosa, 
poner cuidado, tener precaución y cautela ;" la se- 
gunda, "colocar una cosa en paraje donde este se- 
gura ;" y, la tercera 6 última, "acogerse, refugiarse." 

Carnavales. Como se dice es carnaval 6 car- 
nestolendas. 

¿ Qué preparas para el carnaval ? ó ¿ qué preparas 
para las carnestolendas ? 

Pulguero. CoTiijsise : pulguera. 

No es la niarunacJio, señores, como se dice, sino 
el inarimacho. 

Se dice la monta de esa cuenta, y no el rnon- 
tante de esa cuenta, porque montante no es sustan- 
tivo, sino adjetivo ; emx)léase como sustantivo en 
otros casos. 

No debe decirse la sirviente, sino la sirvienta, 
porque dicho vocablo es sustantivo de dos termina- 
ciones, una para el masculino j otra para el fe- 
menino : el sirviente, la sirvienta; asimismo el alca- 
huete, la alcahueta; el aprendiz. Ice aprendiza; el asis- 
tente, la asistenta; el comediante, la comedianta; el 
congresante, la congresanta; el farsante, la' farsanta; 
el general, la generóla; el gigante, la giganta; el in- 
tendente, la intendenta; el jefe, la jefa; el ministro, 
la ministra; el pariente, la parienta; el presidente, 
la presidenta; el pretendiente, la p)retendienta; el prin- 
cipiante, la principianta; el sargento, la sargenta; el 
teniente, la tenienta. 

Sirviente es también participio activo: predio 
sirviente, materia sirviente. 

Son adjetivos de una sola terminación : agrada- 
ble, agrícola, alegre, amable, azul, baladí, belga, ca- 
p)az, cortés, débil, difícil, dócil, dúctil, dulce, elocuen- 
te, eminente, escita, fácil, familiar, feliz, fiel, firme, 
grande, grave, gris, hábil, honorable, horrible, humil- 
de, incólume, indígena, memorable, noble, visible, so- 
ciable, soez, terrible, idil, varonil, veloz, verde etc. 



— 124 — 

Gentes. Creen algunos que gente significa in- 
dividuo 6 persona; por esta razón cuando van á 
expresar multitud de individuos ó personas em- 
plean ese vocablo en plural, siendo un sustantivo 
colectivo indeterminado que significa "reunión de in- 
dividuos ó personas"; por loque lia de usarse en sin- 
gular. 

"La gente se lanza con más frecuencia que nun- 
ca á decir que todo es malo". (Don Juan Yalera, 
Cartas americanas.) 

El empleo de gentes es correcto cuando se tra- 
ta de pueblos, naciones : Dereclio de gentes. 

Es disparatar decir austero, colega, cónclave, 
cuadriga, diabetes, didtriha, dijAoma, erudito, hij^ógri- 
fo, méndigo, perito, plebiscito, polígloto, sldil, vara- 
piro, en vez de austero, colega, conclave, cuadriga, 
diabetes, diatriba, diploma, erudito, Mpogrifo, mendi- 
go, perito, plebiscito, poligloto, sutil, vampiro. La di- 
ferencia, como se observa, consiste en que dichos 
vocablos no son esdrújulos, sino graves. 

A los que gustan de hacer esdrújulos v£)cablos 
llanos ó agudos, puede convenir la burlesca fábu- 
la de Hartzenbusch, que copio de una obra espa- 
ñola : 

" EL SASTEE Y EL AYAKO 



Hay gente que dice colega 
y epigrama y estatáclita 
pupitre, méndigo, sutiles, 
hostiles, corola y auriga.. 

Se oye á muchísimos peritos 
y alguno pronuncia mámpaj^a, 
diploma, erudito, p)érfiime, 
Pérsiles, Tíbulo, y avedra. 

Los que introducen esdrii julos 
contra el origen y práctica 
imitación de su método 
lean la presente fábula. 



— 125 — 

Sabrán, si me escuchan ustedes, 
que hubo un tal Pedrillo Zapata, 
sastre titular del concejo 
de no sé qué villa máncliega. 

' Era comilón Periquito 
y algo amigo de la gandaya; 
sin embargo, bien á menudo 
listo su labor despóxhaha. 

Vivía en su pueblo un ricote, 
cicatero sobre manera, 
que le encargó que le cosiera 
calzones, chaleco y chaqueta. 

Costumbre de jjueblo pequeño 
es, muy general y sdhida, 
que al sastre le dé la comida 
el mismo para quien trabaja. 

Cose á vista del paiTÓquiano, 
engulle, según se tratara, 
buen almuerzo y rico puchero 
cena y se acabó la fatiga. 

A casa de don Ceférino 
se fué mi sastre de mañana; 
sirviéronle su desayuno 
y seda previno y agujas. 

" — Ea (dijo), hasta que Isidoro, 
tocando la gorda campana, 
la hora de comer no señale, 
coso sin alzar la cabeza''. 

Echóse á pensar el avaro 
si en fuerza de aquellas j9cí?a6ras 
del sastre salir le pudiera 
la manutención más barata. 

" — ¿ Quieres (le propuso á Perico) 
la olla comerte preparada, 
y hasta la cena seguidito 
proseguir luego la ¿círea?" 



— 126 — 

Kespondió el sastre: " — Meacómodaj 
j aun si la cena me sacaran, 
me la engullera: mi apetito 
no corre con hora marcada \ 

" — Corriente (contestó el ricacho) : 
vas á comer de una zampada 
para el día de lioy por completo, 
y coses luego sin parada.'' 

" — La mitad sobra de seguro 
(dijo el ruin para su camisa) 
ni un avestruz que se pusiera 
tanto eñ el buche se encájarct'. 

" — Yamos (grito): ^Tonío, próntíto; 
corta la sopa j la ensalada. 
y á Pedro sírvele en seguida 
la olla y de cenar Baltdsara'\ 

Dánsela y trágalo todito 
y dice después de ¿a-cena : 
" — Yo en cenando no áoj püntaoda, 
buenas noches : voy me á ?á-cama". 

La salida del sastrécito 
fué una solemne tunantada; 
mas de burlar á miserables 
ni un místico se escandaliza. 

El Diccionario trae fluido (con el acento en la 
u) en vez de fluido. 

No se dice saúco, sino saúco. 

Cambíese á balaustre por balaustre. ^ 

En vez de íbero debe decirse ibero. 

Dice D. Eufino José Cuervo : 

"Los que dicen Aristipo deberían decir también 
Ménipo, Lisipo,^F{lipo, y por consiguiente Felipe. 

"Si fuesen consecuentes los que pronuncian ^r- 
quimedes, habrían de decir Ganímedes, Diómedes, y 
sobre todo Nicómedes. 

Catulo y Tibulo: célebres poetas latinos, nota- 
ble el primero en el género erótico y epigramáti- 



— 127 — 

co, y eminente el segundo en el elegiaco. Triste- 
mente yerran cuantos hacen esdrújulos estos nom- 
bres propios." 

Iliada. Esdrújulos son, según Cuervo, los de- 
más nombres de los poemas que terminan de igual 
modo que el citado : la Cristiada, la Mesíada. 

Las palabras en cuya composición entra el vo- 
cablo litro son graves 6 llanas, así: decalitro, hec- 
tolitro, kilolitro, mirialitro, decilitro, centilitro, mililitro. 

Graves son también decayramo, liectogramo, hilo- 
gramo, miriagramo, decigramo, centigramo, miligramo. 
■ Las voces en cuya composición entra el vocablo 
gramo (del fr. gramme) se pronuncian acentuándo- 
las en la penúltima sílaba. 

Tienen acento prosódico en la peniiltima sílaba 
a}iagrn})ia, epigrama, monograma, programa.. 

Necrologia. Debe decirse necrología. Todas las 
palabras, como esta, en cuya formación entra el vo- 
cablo griego logos (estudio, discurso etc.), se acen- 
túan en la i de logia, . analogía, antilogía, antología, 
antropología, biología, cronología, deontología, dermato- 
logía, etimología, fraseología, frenología, geonología, 
ginecología, lexicología, 'mineralogía, odontología, bio- 
logía, patología, toxicología. 

Evítense algunos dé los barbarismos que se 
cometen por acentuar mal las palabras, distinguién- 
dose estas, así: 



tú^ 1 

mí, ;- pron. personales. 

él, ) 

te, sustantivo. 

sí, partícula afirmativa 
y pronombre. 

se, tiempo de ser y sa- 
ber. 

di, tiempo de dar. 

más, adverbio. 



tu, pron. posesivo, 
mi, id. id. y nota musical, 
el, artículo, 
te, pronombre. 

si, partícula condicio- 
nal y nota musical, 
se, pronombre. 

di, tiempo de decir, 
mas, conjunción adver- 
sativa. 



— 128 — 

dé, tiempo de dar. de, preposición, 

sólo, adverbio. solo, sustantivo ó adje- 

tivo. 



a preposición a 
o >- conjunciones o 



!- nombres de vocales 



El adverbio aun antes del verbo no se acentúa ; 
pero se acentuará cuando vaya después del verbo. 

Llevan acento las voces monosílabas de verbo 
con diptongo : fué, fui, dio, vio. 

Que, cual, cuan, cuanto, quien, cuyo, como, cuando, 
donde, adonde, se acentúan cuando se usan para ad- 
mirar ó interrogar. 

¿ Que miras, bija inocente ? 
¿ Que miras tan anhelante ? 

(D. Manuel M. Fbrnández.) 

De ese amigo llorado, de ese hermano, 
¿cuál mérito ó virtud creéis mejor ? 

(D. José Ramón Ybpes.) 

i Cuan dulce es ver las aguas cristalinas 
ir por el valle susurrando amores, 
y salpicar las hojas purpurinas, 
con sus blancas espumas, de las flores ! 

(D. José Aktonio Maitín.) 

/ Cuántas veces arroyuelo, 
sobre una roca imagino 
ver su talante divino, 
divina hechura del cielo ! 

(D. Ebmblindo Bivodó.) 

¿ Quien ha dicho que no hay muchos de los que 
se llaman ricos, que no son humildes ; y muchos de los 
que se llaman pobres, que son soberbios ? 

(D. Baldomeeo Rivodó.) 



— 129 — 

"¿ Cuyos son tales objetos 
que vuestra vista cautivan ?" 

¡Cómo me exaltas al nacer la aurora ! 
¡Cómo me abates al morir el día ! 

(D. Domingo Ramón Hernández.) 

¿ Cuándo no fué la Musa fiel amiga 
de la desgracia triste ? 

(D. Mar«o-Jlntonio Salüzzo.) 

¿ Dónde hallarse podrá tanta constancia 
como en una menguada de nariz 
que viaja sola hasta la misma Francia 
sin cometer jamás ningún desliz ? 

(D. Jksúi María Sistiasa.) 

* . ^'¿Adonde vas niña hermosa 

tan alegre y presurosa ?" 

He reñido á un hostelero. 
— ¿ Por qué? ¿ Dónde ? ¿ Citando ? ¿ Cómo ? 
— Porque donde, cuando como, 
sirven mal, me desespero. 

(D. TOMlS DB IRIABTI.) 

Adonde se emplea con verbos que indican mo- 
vimiento, como andar, correr, ir, volar ; j donde con 
los que denotan reposo, como estar, quedar, vivir. 

Sin embargo, se usa donde en vez de adonde en 
casos como éstos :' 

¿Dónde vas á Garaballeda ? Yoy en coche. 

¡ Qué descansada vida 
la del que huye el mundanal ruido, 
y sigue la escondida 
senda por doJide han ido 
los pocos sabios que en el mundo han sido ! 

(Fray Luis d» León.) 

HtnCOBADAl VILOLÓttICAg. 9 




— 130 — 

Los vocablos este, esta, ese, esa, aquel, aquello. 
y sus plurales se acentúan cuando se emplean se- 
parados de los nombres á que se refieren. 

Tres mesas hay en la sala : esta es mía ; ésa, 
de Antonio ; j aquélla, de Lucrecia. 

No necesitan acentuación ortográfica esto, eso, 
aquello. 

Ve, ser no llevan acento ortográfico en ningún 
caso. 

Algunos acentúan indebidamente las voces ti, vi. 

Escríbanse separadamente : á fin de, á más de, 
á menudo, á pesar de, d propósito, así que, como 
quiera, con todo, en fin, en medio, en tanto', entre tan- 
to, no obstante, para que, puesto que, sin embargo, 
sobre manera, tal vez etc. 

Se escriben sin separación : acaso, adelante, ade- 
más, ahora, afuera, alrededor, apenas, atrás, aunque, 
conmigo, contigo, consigo, defuera, detrás, dondequiera, 
doquiera, enfrente, falsarrienda, otrosí, turbamulta etc. 

Yarían de significación por escribirse unidos ó se- 
parados, los vocablos siguientes : 

Afín, adj. Próximo, contiguo. Que tiene afinidad 
con otra cosa. 

A fin de, conj. final. Con el objeto de ; para. 

Asimismo, adv. Del mismo modo, también. 

A sí mismo. Caso del pron. de 3^ pers. y adj. 

Conque, conj. ilat. De manera que. 

Con que, prep. y pron. relat. El relativo que vale 
el cual, la cual, los cuales, las cuales. 

Confín, adj. Confinante, sust. Término ó raya 
que divide las poblaciones etc. 

Con fin, preposición y sustantivo. 

Cualquiera, pron. indet., su plural cualesquiera. 

Cual quiera, pron. relat. y forma de querer. 

Demás, adj. Eestante. 

De más, loe. adv. De sobra ó demasía. 

Enhorabuena, sust. Parabién. Adv. Con bien, con 
felicidad. Denota también aprobación, aquiescencia. 

Un hora buena, preposición, sustantivo y adjetivo. 



- 131 — 

Entrambos, adjetivo plural. Indícase con el unión 
d«e dos personas ó cosas en lugar, tiempo ó acción. 

Entre ambos, prep. j adj. Entre, en medio, den- 
tro etc. Ambos equivale á uno y otro. 

Mediodía, sust. Un punto cardinal, una hora j 
un Tiento. 

Medio día, adj. y sust. La mitad de un día. 

Porque, conj. causal. Por causa ó razón de que. 

Porqué, sust. m. fam. Caus^, razón ó motivo. 

Por que, prep. y pron. relat. 

Por qué, m., conjunt. Por cuál razón, causa ó 
motivo. Úsase con interrogación ó sin ella. 

Quienquiera, pron. indet., su plural quienesquiera. 

Quien quiera, pron. relat. y forma de querer. 

Santabárbara, sust. f. Paraje destinado en las 
embarcaciones para custodiar la pólvora. 

Santa Bárbara. Yirgen, patrona de los artilleros. 

Santafé. Lugar en la provincia de Granada etc. 

Santa fe, adj. y nombre. 

Sinnúmero, sust. m. Numero incalculable de per- 
sonas ó cosas. 

SÍ7i número, prep. y nombre. 

Sino, conj. adversat. A veces equivale á sola- 
mente ó tan sólo. Sust. m. Signo, hado ó destino. 

Si no, conjunción condicional y adverbio de ne- 
gación. 

Sinrazón, sust. f. Acción hecha contra la justicia 
y fuerp. de lo razonable ó lo debido. 

Sin razón, preposición y sustantivo. 

Sobretodo, sust. Bopa ancha y larga etc. * 

Sobre todo, m. adv. Con especialidad, mayormen- 
te, principalmente. 

También, adv. que sirve para afirmar la igualdad, 
semejanza, conformidad etc. 

Tan bien, comparativo de igualdad del adverbio 
bien. 

Tampoco, adverbio de negación. , 

Tan poco, comparativo de igualdad del adverbio 
poco. 




— 132 — 

Ejemplos : 

Torsión es voz afín de torcer. 

A fin diQ vivir tranquilo 
dices que partes mañana ; 
pues has de sudar el quilo 
si te alejas de Juliana. 

¿ Procede Juan asimismo 
en todas las ocasiones ? 
Del cielo las bendiciones 
merece tanto heroísmo ! 

" Con la humildad de nuestro carácter, con nues- 
tra buena fe y nuestro, abnegado amor al estudio, 
invitamos ' un día á los hombres de ciencia en Vene- 
zuela, á nuestros hermanos y compañeros para una 
obra patriótica ; y éstos nos dejaron solos, sin pensar 
en el bien que dejaron de hacer á la patria y d 
sí mismos.'' (D. Y. M. Ovalles.) 

Amo la tarde mustia y solitaria ; 
y al mirar qué con paso ya sereno 
se oculta en el confín de sombras lleno, 
á su desdicha junto mi plegaria. 

(D. Jacinto Gutiérrez Coll.) 

" Habla Luis con fin avieso 
de libertad y progreso." 

" Conque ¿nos vamos ó nos quedamos?" 
" El rendingote con que salió Pedro anoche está 
viejo." 

Esto á comprenderlo alcanza, 
sin gran trabajo, cualquiera. 

No sé cuál quiera Kosaura 
para el baile de esta noche. 

Llámase trashoguero "el perezoso que se queda 
en su casa y hogar, cuando los demás van al trabajo y 
salen al campo." — (E. A. E.) 



í- 



— 133 — 

Tienes dos sillas de más 
¿ que las regales ó vendas 
no será mejor, Tomás ? 

Nuestro amigo D. Francisco está de enhorohuena. 
Llegamos en hora buena para el trabajo. 

Ambos en Francia estuvieron ; 
mas no saben lo que vieron. 

Entre ambos esa cuestión 
pone miedo en la comarca. 

Tu enseñado a escuchar humanos ruegos, 
y á ser común defensa de los hombres, 
serás de todos ellos invocado : 
y justamente uniéndose los nombres 
tendremos dos Filipos y dos Diegos 
y un altar solo á entrambos dedicado. 

(D. Fernando de Herrera.) 

Siempre almorzamos á mediodía. 
Estuve escribiendo medio día. 

"Mi tierra !" Yo así te llamo 
porque en tu seno nací, 
y no sé por qué me fui 
dejando atrás, con desdén, 
este encantador Edén 
donde tan feliz viví. 

(D. Juan José Breca.— J! La Guaira.) ' 

" La marisabidilla, dice el motivo por que (por el 
cual) el gazmoño N. ha malquistado al profesor con 
su primo Anselmo." 

" El arte , prescribe las calidades de una buena 
definición ; la ciencia enseña la razón de lo prescrito 
en la regla : el arte dice cuáles son las argumentacio- 
nes legítimas ; la ciencia enseña el porqué de su legiti- 
midad. (D. Jaime Balmes.) 



— 134 — 

Qaienqmera que tenga honor 
tamaña ofensa castiga. 

" Qtden quiera vivir contento 
no codicie el bien ajeno." 

¿ Estuviste ayer en la santabárbara de aquel bu- 
que de guerra? 

Santa Barbara, ten piedad de nosotros ; no nos 
dejes perecer. 

¿ Y qué quiere el cucañero 
• con tan afectado modo ? 
— Que le preste algún dinero 
y también mi sobretodo. 

" Sobre todo te aconsejo 
sencillez y dignidad . . . . " 

Hubo un sinnúmero de desgracias. (E. A. E.) 

Vi dos pupitres : uno con el número ocho y 
otro sin nüinero. 

" El joven lanzó una blasfemia y exclamó : 
— Algán día saldré de aquí. ... y entonces .... 
— Nada ! . . . . no saldrás sino casado." 

(D. Tomás Michelkna. — Tres gotas de sangre en tres siglos.j 

Mas de nuevo se oyó sordo ruido 
no ya de los soldados turbulentos, 
sino el confuso, atronador rugido 
de recios mares y encontrados vientos. 

(D, Heriberto GarcU de Qubvkdo,) 

"Da nuevo impera el implacable si?io." 

Si no basta confesaros 
por mi parte mi tropiezo, 
y por la vuestra la gloria 
que adquirís en mi remedio. 

( D. VlCENTB TbJKRA.) 



— 135 — 

"Merece tal sinrazón 
varonil reprobación". 
">S'm razón, á Luis su yerno 
insultó anoche don Pablo ; 
si este señor es el diablo 
que estar debe en el infierno." 

El comadrero está enfermo y su esposa tamhíén. 

¡ Que cariñosa es Belén 
y su sobrina también ! 

Escribes tan bien, Froilán, 
como tu hermano Julián. 

Diz que no sabe eso Estrada; 
pues, yo tampoco se nada. 

Tan poco dinero gana 
el apasionado Antonio 
que deja su matrimonio 
por ahora con Juliana. 

Camposanto. — Cambíese ese vocablo por campo 
santo (en dos palabras). 

En el campo santo, Elvira, 
¿ no contemplas la verdad, 
ño la imbécil vanidad 
ni la insolente mentira 
de la loca humanidad ? 

El porvenir; en lo por venir; lo por venir. El 
Diccionario de la Academia reza : 

.'^Porvenir, m. Suceso ó tiempo futuro." 

"En lo por venir ^ loe. adv. En lo sucesivo ó ve- 
nidero." 

Presentare algunos ejemplos : 

" . . . . hablemos mucho de la patria de usted, de su 
•próspera situación y del hTillsmie porvenir que todo el 
mundo le augura." — (D. Juan Yalera.) 



— 136 — 

Enjugando compasiva 
mi llanto abundante j mudo, 
no desmayes, me dijiste 
que el porvenir será tuyo. 

(D. Gaspa» Núñbz di Arce.) 

"Tendré prudencia en lo por venir , madre .mía.'* 

La Real Academia Española en su Gramática 
(1895), se expresa así : 

"i Qué propia y hermosamente dijo Lope de Yega 
en Las Bizarrías de Belisa : 

El mundo ha sido siempre de una suerte : 
ni mejora de seso ni de estado. 
Quien mira lo pasado 
lo por venir advierte !" 

Sincero. Este vocablo es grave : sincero 

Cada día más te quiero, 
te lo juro, lo oyes, Fabio,' 
porque eres hombre siyicero, 
tan humilde como sabio 

Médula. Es medida. Transcribo lo que el Diccio- 
nario dice en el artículo sobre tírahola "cañón de 
saúco, quitada la medula con que los muchachos ha- 
cen una especie de cerbatana etc." 

En vez de consola, dígase^co>?5o?a. . 

Contenta verás á Lola 
cuando tenga su consola. 

Fútil no es, sino fútil; y sn plural fútiles. 

¿ No sabes que son inútiles 
esos argumentos fútiles ? 



— 137 — 

Olimpiada. El período de cuatro años, en el pri- 
mero de los cuales se celebraban los juegos olímpi- 
cos etc., se llama olimpiada ; como se ve, es voz pen- 
tasílaba. 

Mausoleo. Tiene acento prosódico en la e : 
mausoleo. 

i Con qué desagrado veo 
tan costoso mausoleo ! 

Disuélvase el diptongo ia de disenteria j de 
elefancia, así : disentería, elefancía. 

Sostienen algunos que debe decirse disenteria, 
como en latín, y no como en griego, disenteria. 

Si la Academia es la guía, 
porque fija y da esplendor, 
sigámosle sin temor, 
diciendo disentería. 

Etiope. Lleva el acento en la { ; etíope. Lo lle- 
va en la misma vocal Calíope, musa inspiradora de 
la elocuencia y la poesía épica. 



"Que de la raza etíope 
cantar quiero, Calíope'\ 



Castor y Polax, constelaciones de Géminis, son 
voces graves y no terminan en vocal ni en las con- 
sonantes n, s, por lo tanto, se acentúan, así : Cas- 
tor y Pólux. Hay el vocablo agudo Castor, animal 
mamífero. 

Pentagrama. Esta palabra es grave : pentagrama. 

Escríbanse amoníaco, cardíaco, celíaco, elegiaco, 
iliaco, pidmoníaco, simoníaco, zodíaco, esto es, con 
acento en la í; mas suprímase dicho acento en aus- 
triaco, egipciaco etc. 

Póngase acento en la í de traído, leído, roído, 
huido, embaír, desleír, oír, atribuir y de aquellas vo- 



^ 



138 



ees, como estas, en que la i no forme diptongo con 
la vocal antecedente. 

Escríbanse amáis, améis, corráis, corréis, con acen- 
to en la vocal que antecede á la i, porque si no 
tendrían que pronunciarse ámais, ámeis, corráis, co- 
rréis. 

La primera persona del plural del presente de 
subjuntivo no es esdrújula sino grave : tengamos, ame- 
mos, partamos; j no, tengamos, amemos, partamos. 

La segunda persona del pretérito perfecto de 
indicativo no termina en ates, ites, sino en aste, iste. 
compraste, estudiaste, llevaste, perdiste, partiste. 

"Los tiempos de verbo que llevan acento orto- 
gráfico, le conservan aun cuando acrecienten su ter- 
minación tomando un afijo : fuese, vióse, pidióme, con- 
movila, rogóles, convenciólos, andaráse. 

Los dos elementos de las voces compuestas 
conservan su acentuación prosódica, y deben llevar 
la ortográfica que como simples les corresponda, v. 
gr.: cortésmente, ágilmente, lícitamente, coyitrarréplica, 
decimoséptimo. — (R. A. E.) 

Algunos vocablos hay que son esdrújulos, gra- 
ves ó agudos, según la idea que expresan: 



ESDEÚJULOS 


GBAYES 


AGUDOS 


artículo 


articulo 


articuló. 


cálculo 


calculo 


calculó. 


cántara 


cantara 


cantará. 


cascara 


cascara 


cascará. 


capítulo 


capitulo 


capituló. 


cítara 


citara 


citará. 


depósito 


deposito 


depositó. 


específico 


especifico 


especificó. 


hábito 


habito ........ 


habitó. 


inválido 


invalido 


invalidó. 



ESDRÚJULOS 



139 — 



GRAVES 



AGUDOS 



legítimo legitimo legitimó. 

líquido liquido liquidó. 

magnífico magnifico magnificó. 

numero numero numeró. 

Kegulo regulo reguló. 

rótulo rotulo rotuló. 

solícito solicito solicitó. 

termino termino terminó. 

título titulo tituló. 

válido valido validó. 

vínculo vinculo vinculó. 

vivífico vivifico vivificó. 

Intervalo. Este vocablo es grave. 

Para, no sigas, Yentura ; 
de descanso un intervalo 
tengamos de la lectura 
de ese artículo tan malo. 

Exegesis. No es grave esta voz, sino esdrujula ; 
por lo tanto, como ha de decirse es exegesis, que sig- 
nifica : " Explicación, interpretación. Aplícase prin- 
cipalmente á la de los libros de la Sagrada Escri- 
tura." Llámase exégeta el interprete ó expositor etc. 

Epiqueya es la " interpretación moderada y pru- 
dente de la ley, según las circunstancias de tiempo, 
lugar etc." 

Hermenéutica es " arte de interp-retar textos para 
fijar su verdadero sentido etc." 

Vidrien. Se acentúa la i que precede á la última 
vocal : vidrien. Este verbo, pues, se conjuga : vidrio, 
vidrias, vidrie etc. 

" El maestro se gloria ;" debe decirse : El maestro 
se gloría, acentuando la i. Es,te verbo se conjuga : 



— 140 — 

me glorío, te glorías etc. Tienen la acentuación de 
vidrio, me glorío : 

Acuantiar, adiar, afiar, albedriar, aliarse, amnis- 
tiar, ampliar, arriar, asobiar, ataviar, autogr afiar, aviar, 
ciar, confiar, contrariar, correntiar, cromolitografiar, 
cuantiar, chirriar, desafiar, dvesataviar, desaviar, des- 
carriar, desconfiar, desliar, enfriar, enhastiar, enlejiar, 
enriar, enviar, enfriar, espiar, estriar, expiar, extra- 
viar, fiar, fotografiar, fotolitógrafiar, guiar, hastiar, is- 
triar, liar, litofotografiar, miar, paliar, piar, pipiar, por- 
fiar, resfriar, rociar, telegrafiar, triar, variar, vigiar, 
zurriar etc. 

" Aquel zurriburri se vanagloria etc." 
La i j la vocal siguiente forman diptongo en toda la 
conjugación de este verbo : me vanaglorio, te vanaglo- 
rias etc. Siguen esta regla : abreviar, acariciar, acequiar, 
acodiciar, acopiar, acuciar, afiduciar, agenciar, ago- 
biar, agraciar, agraviar, agremiar, agriar, ajuiciar, 
ajusticiar, alaciar, albriciar, algaliar, aliviar, aluciar, 
angustiar, anunciar, aparroquiar, apreciar, aT)remiar, 
apropiar, arreciar, asalariar, asfixiar, asociar, auxiliar, 
beneficiar, calumniar, cambiar, canturriar, colum- 
l)iar, cotoediar, comerciar, compendiar, conciliar, con- 
geniar, congraciar, contagiar, copiar, custodiar, de- 
rrubiar, desagraciar, desagraviar, desahuciar, desa- 
I)arroquiar, desapreciar, descambiar, descontagiar, 
desendemoniar, desgraciar, desperdiciar, despreciar, 
despropiar, desquiciar, desubstanciar, diferenciar, di- 
ligenciar, diluviar, dimidiar, disociar, divorciar, do- 
miciliar, ejecutoriar, elogiar, embuciar, encabriar, en- 
comiar, engaviar, enjarciar, enjuiciar, enlabiar, enla- 
ciar, enquiciar, enrabiar, enrubiar, ensuciar, entibiar, 
enunciar, enviciar, envidiar, escanciar, escarpiar, es- 
cofiar, escoliar, espaciar, espurriar, esquiciar, estipen- 
diar, estudiar, evidenciar, excoriar, expoliar, ex- 
I)ropiar, fastidiar, feriar, foliar, gazmiar, historiar, 
incendiar, indiciar, industriar, ingeniar, iniciar, in- 
juriar, insidiar, intermediar, irradiar, jadiar, justipre- 
ciar, licenciar, lidiar, limpiar, lisiar, ludiar, luju- 
riar, maleficiar, maliciar, matrimoniar, mediar, me- 



— 141 — 

uospreciar, miniar, murciar, negociar, noticiar, obse- 
(iiiiar, obviar, ociar, odiar, oficiar, oprobiar, paro- 
diar, pendenciar, penitenciar, pesiar, pifiar, plagiar, 
preciar, preludiar, premiar, pronunciar, presagiar, 
presenciar, presidiar, principiar, promediar, pro- 
nunciar, propiciar, proverbiar, providenciar* rabiar, 
rebudiar, recambiar, reconciliar, refugiar, regraciar, 
relimpiar, remediar, renunciar, repatriar, repudiar, 
resabiar, residenciar, rumiar, saciar, salmodiar, sen- 
tenciar, serviciar, sextaferiar, sitiar, soliloquiar, so- 
liviar, substanciar, tapiar, tediar, terciar, testimo- 
niar, transubstanciar, tripudiar, vaciar, vendimiar, 
viciar, vilipendiar etc. 

Desalmciar. Este verbo es tetrasílabo : des-a-hu- 
ciar. Se conjuga desahucio, desahucia etc. (la u es 
vocal tónica, esto es, lleva el acento). 

Pueden usarse : afilio 6 afilio ; ansio ó ansio ; ex- 
tasió ó extasío ; filio ó filio. 

En los verbos terminados en ear nunca va el 
acento antes de esta terminación : 

Acarrear — acarreo, acarreas, acarrea, acarrean. 
No es correcto, por lo tanto, decir alineo, alineas, ali- 
nea, alinean, en vez de alineo, alineas etc. 

Lleva acento la u de los verbos terminados en uar : 

Actuar — actúo, actúas etc. 

Se exceptúan los en citar y gimr : 

Promiscuar — promiscuo, promiscuas etc. 

Atestiguar — atestiguo, atestiguas etc. 

Indebidamente dicen algunos licúo, licúas, licúa 
en vez de licuó, licúas, licúa. 

Reunir se conjuga : reúno, reúnes etc. 

Imitan á este verbo : aunar, airarse, aislar, aullar, 
maullar. , 

De las Curiosickídes Gramaticales por D. Ramón 
Martínez y García copio los dos cuadros que siguen : 



142 — 





o 

Sí 

i 


Simultáneo presen- 
te del caso positivo. 
Simultáneo del pa- 
sado continuativo. 
Simultáneo del pa- 
sado final. 
Simultáneo del fu- 
turo. 
Simultáneo del pre- 
sente subordinativo. 
ídem del futuro. 


ídem del pasado 

^continuativo. 

ídem del presente, 

^caso supositivo. 

ídem del pasado 

^final. 

ídem del futuro. 




d 
^d 

> 




Presente. 
Pretérito. 
Pretérito. 

Futuro posi- 
tivo. 

Futuro ejecu- 
tivo. 

Futuro desi- 


derativo. 

Futuro con- 
dicional. 

Futuro con- 
dicional. 

Futuro con- 
dicional. 

Futuro con- 
dicional. 






Presente. 

Co-preté - 
rito. 
Pretérito. 

Futuro. 

Imperati- 
vo. 
Presente. 


Pretérito. 

Pos -pre- 
térito. 
Pretérito. 

Futuro. 




O 




Presente de 
indicativo. 

Pretérito co- 
existen te. 

Pretérito ab- 
soluto. 

Futuro abso- 
luto. 

Imperativo 
futuro. 

Futuro. 


Indefinido 
absoluto. 

Futuro con- 
dicional. 

Indefinido 
condicional. 

Futuro con- 
dicional. 




oo 

1 

s 

O) 

.JO 




Presente de indica- 
tivo. 

Pretérito imperfecto 
de indicativo. 

Pretérito i)erf acto de 
indicativo. 

Futuro imperfecto 
de indicativo. 

Imperativo. 

Presente de subjun- 
tivo. 

Pretérito imperfec- 
to de subjuntivo. 

2- terminación de 
ídem. 

3* terminación de 
ídem. 

Futuro imperfecto 
de subjuntivo. 


p 


o 




i i \ i ^ \ 

o «3 ^0) c3 cá O) 

B B B B B B 
^ ^, ^ ^ ^ ^ 


Amara.. 
Amaría. 
Amase.. 
Amare.. 


P 



— 143 



o 

I 



-5^ 















CD o 



ó 

^ b íí 
o '43. o 

© PS «D 
O 

o ^ o 
.^ o.^ 

o^ o 



?H -: fH 



fH ?H IH • -H fH 

a^ S 2 S 

c3 «^H c3 a c3 



O 



^ ^. 



3^: 



2^ 

o 






^o^o 



•I— ( • rH 

?-i ^ 

<D X o; 
^-a 9 -l-J 

d^ id 

r-l CDr-H 

©O c;q a; 

i-C ni n3 



<1 






^ 4 



O o -tí 
^ o o íj^ 

MH fl '^ í^ 



^ c; d 

9 ^ S 

d '^ d ■= 

^ d<1 



O- 

o 

o; 



va; 



O 






O 

I 



Oí 



•^ o o 

S-t^ d 
Ph 9^^ 






§ga s 



o 
>. d 

cá 

d 
o 






c3 

g ^ 

P_i "^02 HHtH )-ht-i (^ 

Orrj Or^ O^ 

^J O-r; 0-r¡ O O- 

"S .^ O 4^ "S ^ -5 . 

fH ^ i:^ flj ?H ^ d 

Ph oíPh ©Ph gp^' 

ft P^ Ph 



O 



^ 



o 






O 

ci 



O 



c3 
• I— I 

d 



O 



^ 

^ 



a 

(X! 

02 

d 



O 



• I— I 

d 



WjilWWWWWÍxJW 



I 

o (D 

d^ 

CÍ 1 — I 
c3 <¿ 

CCS 

O <^ 
Ü "75 

§^ 
l§ 

l§ 

í>. O 

^ Ph 

02 ^ 

a; f¿ 
O) p^ 

d ft 
§^ 

Sg 

^g 
ii 

S 2 

^ s 



— 144 — 

Templar. Este verbo es regular, do irregular, 
como creen algunos. 

Bellos como la luz, tersos j puros 
bien como el fondo del etéreo cielo, 
gratos aun más que el vuelo 
del céfiro sonante en el estío, 
cuando las hojas mueve, 
y templa el rayo en delicioso frío. 

(D. Manuel José Qüiktana.) 

Anegar. Este verbo no es irregular. 
Cuando su manto repliega 
la triste noche sombría, 
tres muertos alumbra el día 
en la solitaria vega : 
don Luis, que en sangre se anega 
y yace en tranquilo sueño, 
don Juan, cuyo torvo ceño 
muestra su angustia final, 
y el lebrel, noble y leal, 
tendido á los pies del dueño. 

(D. Gaspar Núñez db Aecb.) 
Plegar y sus compuestos son irregulares. 
Despierta, los extremos de tu boca 
pliega sonrisa leve, 
suave como el rastro luminoso 
que deja un sol que muere .... 

(D. Gustavo A. Bbcquee.) 

Y el algodón despliega al aura leve 

las rosas de oro y el vellón de nieve. 

(D. Andeéi Bello.) 

Ya inmenso se despliega 

el estrellado velo ; 

ya lenta, melancólica, 

viene la noche al cielo : 

todo animal reposa, 

y en calma pavorosa 

duerme la tierra, el mar. 

(D. Juan Vicente Gonzíliz.) 



— 145 



Son irregulares de la primera clase, esto es, cam- 
bian la e de la penúltima sílaba en ie en varios tiem- 
pos y personas, los verbos siguientes : 



acertar 
desacertar 

acrecentar 

adestrar 

alebrarse 

alentar 
desalentar 

apacentar 

apernar 
despernar 
entrepernar 

apretar 
desapretar 
reapretar 

arrendar 
desarrendar 
subarrendar 

ascender 

aterrar ^ 

atestar * 

calentar 
recalentar 

cegar 

cerner 

cerrar 
encerrar 
desencerrar 

cimentar 

comenzar 

concernir 

concertar 
desconcertar 

confesar 

decentar 

defender 



dentar 

desdentar 

endentar 
derrengar 
descender 

condescender 
deslendrar 
desmembrar 
despertar 
ó dispertar 
despezar 
desterrar 
discernir 
emparentar 
empedrar 

desempedrar 
empezar 
encender 
encentar 
encomendar 
enhestar 
enlenzar 
enmendar 
ensangrentar 
enterrar 

desenterrar 
errar 

escarmentar 
estregar 

restregar 
ferrar 

aferrar 

desaferrar 

desferrar 
fregar 

refregar 

transfregar 



HUMOBADAS VI&OLÓaiCAS 



gobernar 

desgobernar 
hacendar 
heder 
helar 

deshelar 
hender 
herbar 

desherbar 
herrar 

desherrar 

reherrar 
incensar 
infernar 
invernar 

desinvernar 
jimenzar 
manifestar . 
melar 

desmelar 

enmelar 
mentar 
merendar 
negar 

abnegar 

denegar 

derrenegar 

desnegar 

renegar 
nevar 

desnevar 
pensar 

repensar 
perder 
plegar 

desplegar 

replegar 

10 



— 146 



quebrar 


sentar 


tentar 


aliquebrar 


asentar 


atentar ^ 


perniquebrar 


desasentar 


desatentar 


requebrar 


serrar 


destentar 


resquebrar 


aserrar 


retentar 


recentar 


sosegar 


trascender 


recomendar 


desasosegar 


trasegar 


r^gar 


soterrar 


travesar 


sorregar 


temblar 


atravesar 


regimentar 


retemblar 


desatravesar 


remendar 


tender 


tropezar 


salpimentar 


atender 
coextenderse 


ventar 
aventar 


sarmentar 


contender 


desaventar 


segar 


desatender 


desventar 


resegar 


desentenderse 


reaventar 


sembrar 


entender 


reventar 


resembrar 


extender 
sobrentender 


verter 
reverter 


sobresembrar 


subentender 


sobreverter 


sementar 


subtender 


trasverter 



Atentar. Este verbo en la acepción de cometer 
atentado es regular. 

Aquel que á su vida atenta 
es un ser sin religión, 
que la maldad alimenta 
en su infame corazón. 



Atentar es irregular en la acepción anticuada de 
tentar y en la del reflexivo atentarse. 

Atestar es irregular cuando significa henchir, j 
regular cuando se emplea por atestiguar. 

Cumplimentar j d&sertar son regulares. 

uá ¿errar es irregular en la acepción de echar por 
tierra; en la de causar terror es regular. 



— 147 — 

Son irregulares de la segunda clase, esto es, cam- 
bian la o en ue en varios tiempos y personas, los si- 
guientes : 



abuñolar 


contar 


llover 


aclocar 


descontar 


moblar 


acollar 


recontar 


amoblar 


descollar 


costar 


desamoblar 


acordar 


degollar 


moler 


desacordar 


denostar 


morder 


acornar 


descollar 


remorder 


descarnar 


descordar 


mostrar 


mancornar 


desflocar 


demostrar 


acostar 


desolar 


mover 


aforar ^ 


desmajolar 


poblar 


desaforar 


desollar 


despoblar 


agorar 


desosar 


repoblar 


alongar 


desvergonzarse 


probar 


almorzar 


discordar 


aprobar 


amolar 


dolar 


comprobar 


apercollar 


doler 


desaprobar 


apostar ^ 


emporcar 


improbar 


asoldar 


enclocar 


reprobar 


avengonzar 


encontrar 


recordar 


azolar 


encorar 


recostar 


clocar 


encordar 


regoldar 


aclocar 


desencordar 


remolar 


enclocar 


encovar 


renovar 


cocer 


engorar 


resollar 


escocer 


engrosar 


rodar y 


recocer 


desengrosar 


enrodar 


colar 


entort^r 


sonrodarse 


escolar 


follar 


rogar 


recolar 


afollar 


solar 


trascolar 


forzar 


asolar 


colgar 
descolgar 


esforzar 
reforzar 


sobresolar 


concordar 


holgar 


soldar 


consolar 


hollar 


desoldar 


desconsolar 


rehollar 


soltar 



— 148 



sonar 


torcer 


tronar 


asonar 


contorcerse 


atronar 


consonar 


destorcer 


retronar 


disonar 
malsonar 


retorcer 
tostar 
retostar 


volar 
revolar 


resonar 


trascordarse 


trasvolar 


^ 


trocar 


volcar 


sonar 


destrocar 


revolcar 


trasoñar 


trastrocar 


volver 



Son irregulares también los verbos que faltan en 
esta lista terminados en oler, olgar j olver. 

Derrocar, según la Academia, es regular j se con- 
juga también como irregular. 

Aforar es irregular en la acepción de dar fueros; 
y regular en las de dar ó tomar aforo j hacer aforos. 

Apostar por hacer apuestas es irregular; es regu- 
lar cuando con él se significa "situar personas etc. en 
punto determinado". 

Ese dinero que apuesta 
su voluntarioso hermano 
¿ mucho trabajo le cuesta ? 
— Sólo el de estirar la mano 

Bien sé que no te imaginas 
lo que te voj á contar, 
que mozos de este lugar 
se apostan en las esquina» 
j á nadie dejan pasar. 

Mecer y remecer son regulares. 
Mezo, meces etc.; meza, mezas etc. 

Cocer, preparar por medio del fuego alguna cosa, 
es irregular de la segunda clase: cuezo, cueces etc. 

Coser, unir con la seda ó hilo enhebrado en la 
aguja, dos pedazos de tela etc., es regular: coso, co- 
ses etc. 



— 149 — 

Dicen algunos cernir y vertir en vez de cerner y 
verter. Estos yerbos son irregulares de la primera cla- 
se ; por lo tanto, se conjugan como perder. 



perdido 


cernido 


vertido 


perdiendo 


cerniendo 


vertiendo 


pierdo 

pierdes 

pierde 

perdemos 

perdéis 

pierden 


cierno 

ciernes 

cierne 

cernemos 

cernéis 

ciernen 


vierto 

vierte» 

vierte 

vertemos 

vertéis 

vierten 


perdí 
perdiste 
perdió etc. 


cerní 
cerniste! 
cernió etc. 


vertí 
vertiste 
vertió etc. 


perdiera etc. 


cerniera etc. 


vertiera etc. 


perdería etc. 


cernería etc. 


vertería etc. 


perdiese etc. 


cerniese etc. 


vertiese etc. 


perdiere etc. 


cerniere etc. 


vertiere etc. 



Cuando, vertiendo silencioso llanto, 
vuelvo á mi Edad la vista atribula.da, 
siento á la vez indignación j espanto. 
¡ Cómo pensar, generación menguada, 
que 'sn pocos lustros descendieras tanto ! 

(D. GjLfPÁK H"úÑB«¡ DE Arci:.) 



Los verbos en ducir, además de la irregularidad 
que tienen de admitir una s antes de la c, como la 



— 150 — 



major parte de los en acer, ecer, ocer, son irregulares 
en los tiempos siguientes : 



INDICATIVO 

Fretérito perfecto 

Primera forma 

traduje 
tradujiste 
tradujo 
tradujimos 

tradujisteis 
tradujeron 



SUBJUNTIVO 
Pretérito imperfecto 

Primtra y tercera forma 

tradujera y tradujese 
tradujeras j tradujeses 
tradujera y tradujese 
tradujéramos y tradujé- 
semos 
tradujerais y tradujeseis 
tradujeran y tradujesen 



FUTUEO DE SUBJUNTIVO 



tradujere 
¡eres 
'aaujere 



tra< 
tr 



tradujéremos 

tradujereis 

tradujeren 

Los verbos terminados en añer, añir, iñir, unir eller, 
ullir, como tañer, reñir, restriñir, gruñir, mullir etc., no 
toman la i que en algunas de sus desinencias tie- 
nen los verbos regulares de la segunda y tercera con- 
jugación : tañó, mulló, tañera, mullera, en vez de ta- 
ñió, mullid, táñiera, mulliera. 

Es impropio decir reyó, reyeron, reyera, reyese, rt- 
yeras, rey eses etc.; rey ere, rey eres etc.; en vez de rió, 
rieron, riera, riese, rieras, rieses ; riere, rieres etc. 

Suele (acostumbra) decirse riyó, leyeron etc. 

"Hervir y rehervir j todos los terminados en entir, 
erir y ertir, como sentir, herir, divertir, toman en algu- 
nas personas una i antes de la e de la penúltima síla- 
ba, y en otras mudan estae en i." (R. A. E.) 

Digiero, digieres, digiere, digieren. 

Digirió, digirieron. 



— 151 — 

Digiera, digieras, digiera, digiramos, digiráis, di- 
gieran. _ ^ 

Digiriera j digiriese etc.; digiriere etc. 

Inmiscuir es el único de los verbos terminados en 
uir que no toma y después de la i¿ radical. 

Inmiscuo, inmiscues, inmiscue, inmiscuimos, in- 
miscuís, inmiscuen. 

Inmiscua, inmiscuas etc. 

Lo's verbos que tienen irregularidades especiales 
son : andar, asir, caber, caer, dar, decir, erguir, es- 
tar, haber, hacer, ir, oír, placer, poder, pudrir ó po- 
drir, poner, querer, saber, ser, tener, traer, venir, ver, 
yacer. 

Indicaré las irregularidades de algunos de estos 
verbos. 

Andar: anduve, anduviste, anduvo, anduvimos, 
anduvisteis, anduvieron ; anduviera j anduviese, andu- 
vieras y anduvieses, anduviera y anduviese etc.; andu- 
viere, anduvieres, anduviere etc. 

Lo mismo se conjuga su compuesto desandar. 

Asir: asgo; asga él, asgamos nosotros, asgan 
ellos ; asga, asgas, asga etc. 

Conjúgase de igual modo su compuesto desasir. 

Caber: quepo; cupe, cupiste, cupo etc.; cabré, ca- 
brás, cabrá etc.; quepa él, quepamos nosotros, quepan 
ellos; quepa, quepas, quepa etc. ;cupiera, cabría, y cupie- 
se, cupieras, cabrías y cupieses, cupiera cabría y cupie- 
se etc ; cupiere, cupieres, cupiere etc. 

Así se conjugan sus compuestos decaer y recaer. 

Decir. Conjúganse como este verbo sus compues- 
tos bendecir, contradecir, desdecir, entredecir, inter- 
decir, maldecir, predecir etc., exceptuados el fu- 
turo imperfecto de indicativo y la segunda forma 
del pretérito imperfecto de subjuntivo de bendecir y 
maldecir, en que son regulares (bendeciré, bendecirás, 
bendecirá, bendeciremos, bendeciréis, bendecirán ; ben- 
deciría, bendecirías, bendeciría, bendeciríamos, bende- 
ciríais, bendecirían); y el participio pasivo. 



— 152 — 

Los compuestos de decir en la segunda persona 
del imperativo siguen distinto género de irregulari- 
dad : Tbendice tú, desdice tú etc. 

Erguir: irgo ó yergo, irgues ó ^^ergues, irgue ó yer- 
gue, irguen ó yerguen; irguió, irguieron ; irgue ó yergue 
tú, irga ó yerga él, irgamos ó yergamos nosotros, ir- 
gan ó yergan ellos; irga ó yerga, irgas ó yergas, irga- 
mos ó yergamos, irgáis ó yergáis, irgan ó yergan; ir- 
guiera é irguiese, irguieras e irguieses, irguiera é ir- 
guiese etc.; irguiere, irguieres, irguiere etc.; irguiendo. 

Hacer. Como este verbo se conjugan sus compues- 
tos contrahacer deshacer, etc. y asimismo rarefacer y 
satisfacer los cuales, como lo indica la Gramática de la 
Eeal Academia Española, conservan en la segunda de 
las dos partes de que se componen, la/ del latino 
faceré. 

Satisfacer: satisfago; satisfice, satisficiste, satisfizo,, 
satisficimos, satisficisteis, satisficieron ; satisfaré, sa- 
tisfarás, satisfará, satisfaremos, satisfaréis, satisfarán; 
satisfaz ó satisface tú, satisfaga él, satisfagamos nos- 
otros, satisfagan ellos; satisficiera, satisfaría y satisfi- 
ciese, satisficieras, satisfarías y satisficieses, satisficie- 
ra, satisfaría y satisficiese, satisficiéramos, satisfaría- 
mos y satisficiésemos satisficierais, satisfaríais y sa- 
tisficieseis; satisficiere, satisficieres, satisficiere, satis- 
ficiéremos, satisficiereis, satisficieren. 

Ir. El presente de subjuntivo de este verbo no se 
conjuga vaye, vayes etc., sino vaya, vayas, vaya, vaya- 
mos, vayáis, vayan. 

Por no creerlo necesario no indico los otros tiempos 
irregulares de dicho verbo. 

Placer. Este verbo puede usarse en todos los tiem- 
pos y personas; pero las terceras personas son más 
usuales que las otras. Señalaré algunas formas regu- 
lares é irregulares de este verbo. 

Presente indicativo. 

Plazco ó plazgo, places, place, placemos, placéis, 
placen. 



— 153 — 

Pretérito imperfecto. 

Placía, placías, placía, placíamos, placíais, placían. 

Pretérito perfecto. 

Plací, placiste, plació ó plugo, placimos, placisteis, 
placieron. 

Futuro imperfecto. 

Placeré, placerás, placerá etc. 

Presente de subjuntivo. 

Plazca 6 plazga, plazcas ó plazgas, plazca ó plazga, 
plegué ó plega, plazcamos ó plazgamos, plazcáis ó plaz- 
gáis, plazcan, i^lazgan ó plegan. 

Pretérito imperfecto. 

Primera y tercera forma. 

Placiera y placiese, placieras y placieses, placiera y 
placiese, pluguiera y pluguiese, placiéramos y placié- 
semos, placierais y placieseis, placieran y placiesen. 

Futuro perfecto. 

Placiere, placieres, placiere ó píugiere, placiéremos, 
placiereis, placieren. 

Poder : puedo, puedes, puede, pueden ; pude, 
pudiste, pudo, pudimos, pudisteis, pudieron ; po- 
dré, podrás, podrá, podremos, podréis, podrán; puede 
tú, pueda él, puedan ellos; pueda, puedas, imeda, pue- 
dan; pudiera, podría, y pudiese, pudieras, podrías y 
pudieses etc. ; pudiere, pudieres, pudiere etc. ; pu- 
diendo (gerundio). 

Pudrir ó podrir. El participio es podrido. En to- 
dos los tiempos y personas de los otros modos ha de 
preferirse la u á la o: pudro, pudres etc.; pudría, pu- 
drías etc. 

Conjugase así su compuesto repodrir ó repudrir. 

Poner: pongo; puse, pusiste, puso, pusimos, pusis- 
teis, pusieron; pondré, pondrás, pondrá, pondremos, 
pondréis,pondrán; pon tú, ponga él, pongamos nosotros, 



— 154 — 

pongan ellos ; ponga, pongas, ponga, pongamos, pon- 
gáis,pongan; pusiera, pondría j pusiese, pusieras, pon- 
drías y pusieses, pusiera, pondría y pusiese etc. ; 
pusiere, pusieres etc. 

Como poner deben conjugarse sus compuestos, que 
son: anteponer, componer, contraponer, deponer, des- 
componer, disponer, exponer, imponer, indisponer, in- 
terponer, oponer, posponer, predisponer, preponer, pre- 
suponer, proponer, recomponer, reponer, sobreponer, 
suponer, transponer, yustaponer. i 

Querer: quiero, quieres, quiere, quieren; quise, qui- 
siste, quiso, quisimos, quisisteis, quisieron; querré, que- 
rrás, querrá, querremos, querréis, querrán; quiere tú, 
quiera él, quieran ellos; quiera, quieras, quiera, quieran; 
quisiera, querría y quisiese, quisieras, querrías y qui- 
sieses etc. ; quisiere, quisieres etc. 

Saber: sé; supe, supiste, supo, supimos, supisteis, 
supieron; sabré, sabrás, sabrá, sabremos, sabréis, sa- 
brán; sepa tú, sepa él, sepan ellos; sepa^ sepas, sepa, 
sepamos, sepáis, sepan; supiera, sabría, y supiese, su- 
pieras, sabrías y supieses etc; supiere, supieres etc. 

Traer: traigo; traje, trajiste, trajo, trajimos, 
trajisteis, trajeron: traiga él, traigamos nosotros, trai- 
gan ellos; trajera y trajese, trajeras y trajeses etc. ; 
trajere, trajeres etc. 

Como traer se conjugan sus compuestos abstraer, 
atraer, contraer, desatraer, detraer, distraer, extraer, 
retraer, retrotraer, substraer. 

Venir: vengo, vienes, viene, vienen ; vine, viniste, 
vino, vinimos, vinisteis, vinieron; vendré, vendrás, ven- 
drá, vendremos, vendréis vendrán; ven tú, venga él, ven- 
gamos nosotros, vengan ellos; venga, vengas, venga, ven- 
gamos, vengáis, vengan ; viniera, vendría y viniese, vi- 
nieras, vendrías y vinieses etc., viniere, vinieres, vi- 
niere etc.; viniendo (gerundio). 

Los compuestos de venir son: avenir, contravenir, 
convenir, desavenir, desconvenir ó disconvenir, inter- 
venir, prevenir, provenir, reconvenir, reconvenirse, 
sobrevenir ó supervenir, subvenir. 



— 155 -^ 

Ver: veo; veía, veías, veía, veíamos, veíais, veían; 
vea el, veamos nosotros, vean ellos; vea, veas, vea, 
veamos, veáis, vean. 

Los compuestos de ver son : antever, entrever pre- 
ver, rever que se conjugan del mismo modo. 

Yacer: yazco, yazgo 6 yago; yace ó yaz tú, yazca, 
yazga ó yaga él, yazcamos, yazgamos 6 yagamos nos- 
otros, yazcan yazgan 6 yagan ellos; yazca, yazga ó ya- 
ga, yazcas yazgas ó yagas, yazca, yazga ó yaga, yazca- 
mos, yazgamos ó yagamos, yazcáis, yazgáis ó yagáis, 
y azcan, yazgan ó yagan. 

Los principales verbos- impersonales son: alborear, 
amanecer, anochecer, diluviar, escarchar, granizar, he- 
lar, llover, lloviznar, nevar, relampaguer, tronar. 

Haber cuando se emplea para denotar la existencia 
de una cosa es impersonal. 

Allí hay muchos trujamanes. 

Ayer hubo muchos hombres en el casino. 

Cuando se refiere al tiempo la tercera persona del 
indicativo es ha en vez de hay,' v. gr. : ocho días ha. 

Hacer, aplicado al transcurso del tiempo es im- 
personal. 

Vuélvese impersonal el verbo parecer cuando rige 
á otro verbo en indicativo ó subjuntivo con la con- 
junción que : parece que estudio, parece que ignoramos 
muchas cosas, y no, parezco que estudio, parecemos 
que ignoramos muchas cosas. 

Ciertas personas del imperativo pierden alguna 
letra cuando á ellas van afijos los pronombres : hañé- 
monos, temdmonos, divirtámonos, baílaos, temeos, di- 
vertios, y no, bañémosnos, temámosnos, divirtámosnos, 
temedos, divertidos. Exceptúase idos. 

Todo pronombre se pospone generalmente al 
verbo en el imperativo. 

Los verbos defectivos som roer, raer, aplacer, ata- 
ñer, atañer, concernir, soler, usucapir, abolir, aguerrir, 
arrecirse, alerirse, despavorir, embaír, empedernir, 
garantir, manir. 



— 156 — 



Los participios pasivo» irregulares son : 



De abrir .... 
cubrir. . . 
decir. , . . 
escribir . . 
hacer . . . 
imprimir. 



abierto 

cubierto 

dicho 

escrito 

hecho 

impreso 



De morir . . 
poner. . . 
resolver. 

ver 

volver . . 



muerto 

puesto 

resuelto 

visto 

vuelto 



Siguen la misma irregularidad los compuestos de 
estos verbos. 

De la Gramática de la Eeal Academia copio los 
verbos que tienen dos participios pasivos, uno regular 
j otro irregular. 



abstraer abstraído .... 

afligir afligido 

ahitar ahitado 

atender atendido 

bendecir bendecido .... 

circuncidar .... circuncidado . . 

compeler compelido .... 

comprender . . . comprendido. . 

comprimir .... comprimido .' . 

concluir concluido 

confesar confesado .... 

confundir confundido . . . 

consuTüir consumido. . . . 

contundir contundido . . . 

convencer convencido . . . 

convertir convertido . . . 

corregir corregido .... 

corromper .... corrompido . . 

despertar despertado . . . 

difundir ....... difundido 

dividir dividido 

elegir elegido 

enjugar enjugado 

excluir excluido 

eximir eximido 

expeler expelido 



abstracto. 

aflicto. 

ahito. 

atento. 

bendito. 

circunciso. 

compulso. 

comprenso. 

compreso. 

concluso. 

confeso. 

confuso. 

consunto. 

contuso. 

convicto. 

converso. 

correcto. 

corrupto. 

despierto. 

difuso. 

diviso. 

electo. 

enjuto. 

excluso. 

exento. 

expulso. 



— 157 — 

expresar expresado expreso. 

extender extendido extenso. 

extinguir extinguido .... extinto. 

fijar fijado fijo. 

freír freído frito. 

hartar hartado harto. 

incluir incluido incluso. 

incurrir incurrido incurso. 

infundir infundido infuso. 

injertar injertado injerto. 

insertar insertado inserto. 

invertir invertido inverso. 

juntar juntado junto. 

maldecir maldecido maldito. 

manifestar manifestado . . . manifiesto. 

nacer nacido . nato. 

oprimir oprimido . .-. . . . opreso. 

pasar pasado paso. 

poseer poseído poseso. 

prender prendido preso. 

presumir presumido .... presunto. 

pretender . ... . pretendido .... pretenso 

propender ..... propendido .... propenso 

proveer proveído provisto. 

recluir recluido recluso. 

romper rompido roto. 

salpresar salpresado salpreso. 

salvar salvado salvo. 

Sepelir (anti- 
cuado) sepelido ...... j -.i 

sepultar sepultado | ^^P^^^^^- 

soltar soltado suelto. 

sujetar sujetado sujeto. 

suprimir suprimido supreso. 

suspender suspendido .... suspenso. 

sustituir sustituido sustituto. 

teñir teñido tinto. 

torcer torcido tuerto. 

"Estos participios irregulares, tomados más literal- 
mente del latín, sólo se usan como adjetivos, y nunca 



— 158 — 

para formar los tiempos compuestos por medio del 
auxiliar haber. 

Exceptiíanse los participios irregulares frito, pre- 
so, provisto y roto, que se usan como tales, y más 
frecuentemente que los regulares freído, prendido, 
proveído y rompido.''' 

Eespecto de rompido y roto dice D, Andrés Bello : 
"Roto es en todos casos mejor que rompido; bien que 
en la frase en que el verbo romper no admite comple- 
mento acusativo parece preferible rompido: ha rompido 
en dicterios, ha rompido con su amigo, ha rompido por 
todo.'' 

Matado y muerto. "Si matar significa dar muerte, el 
participio sustantivo y adjetivo es muerto; si lasti- 
mar, matado; pero para denotar el suicidio, es nece- 
sario decir se ha matado; porque se ha muerto perte- 
nece á morirse. (D. Andrés Bello, Gram.) 

"Otros participios hay que, aunque pasivos por su 
terminación, tienen en ciertos casos significación ac- 
tiva, como los siguientes : 

Acostumbrado el que acostumbra. 

Agradecido ... el que agradece. 

Almorzado .... el que ha almorzado. 

Atrevido el que se atreve 6 tiene atrevimiento. 

Bebido el que ha bebido hasta embriagarse. 

Callado el que calla ó sabe callar. 

Cansado el que cansa á otro. 

Cenado el que ha cenado. 

Comedido .... el que tiene comedimiento. 

Comido el que ha comido. 

Considerado . . el que tiene conside7^aci6n. 

Desconfiado. . . el que desconfía. 

Descreído. . . . . el falto de fe, ó de creencia. 

Desesperado . . el que desesjoera. 

Desprendido . . el que tiene desprendimiento. 

Disimulado ... el que que disimula. 

Encogido el corto de genio. 

Entendido .... el que es inteligente en algwia materia^ 

Esforzado .... el que tiene esfuerzo. 



— 159 — 

Fingido -el que finge. 

Leído el que ha leído mucho. 

Medido el que mide sus acciones y palabras. 

Mirado ....... el que tiene miramiento. ^ 

Moderado .... el que tiene moderación. 

Osado el que tiene osadía. 

Parecido el que se parece d otro. 

Porfiado el que acostumbra d porfiar. 

Precavido el que tiene precaución. 

Preciado el que se precia de lo que dice ó hace. 

Presumido. ... el que presume. 

Recatado el que tiene recato. 

Resuelto el que hablo, y obra con resolución. 

Sabido . el que sabe inuclw. 

Sacudido ..... el que sabe sacudirse ó defenderse. 

Sentido el que siente con facilidad. 

Valido ....... el que tiene valimiento.'' 

''Club. Junta de individuos de una sociedad po- 
lítica."— (R. A. E.) 

'^Casino. Casa de recreo, situada por lo común 
fuera de poblado. Sociedad de hombres que se jun- 
tan en una casa amueblada ;,' sostenida á sus expen- 
sas mediante la cuota fija que de entrada j mensual- 
mente paga cada socio, para conversar, jugar etc. Edi- 
ficio en que esta sociedad se reúne." (R. A. E.) 

En atención á lo preceptuado por la Real Acade- 
mia Española en su Di«cionario, no deben llamarse 
clubes, sino casinos esas sociedades recreativas. 

Aquí ha j una asociación que tiene el título de 
Club, cuyo objeto es el de conversar, jugar v dar agra- 
dable vagar al espíritu con la lectura de interesantes 
periódicos y de amenos é instructivos libros, á la 
cual corresponde, tanto por el propósito que en- 
traña, como por componerse de personas verda- 
deramente pacíficas, muchas de ellas amigas mías, 
el simpático y conocido nombre de casino. 

El vocablo Club lo hemos tomado del francés y los 
franceses lo han tomado del ingles. En este idioma 
significa : bastón, pieza de madera, bastos (juego de 



— 160 — 

naipes) j reunión ó sociedad con el objeto de tratar 
sobre asuntos políticos, científicos ó literarios. En 
francés es sólo junta ó reunión política ó literaria ; j 
en^español lo que be copiado del Diccionario de la 
Real Academia Española. 

Traducía un caballero del ingles al castellano, 
delante de una ilustrada señorita caraqueña, j al lle- 
gar á esta frase : 

"Peter is a great statesman'\ dijo gravemente : 

"Pedro es un gran hombre de estado.'' 

— Caballero, es estadista como debe decirse, en 
vez de" hombre de estado, — objetó la graciosa caraque- 
ña, la cual aprovecha admirablemente el tiempo en el 
estudio del castellano y de algunas otras lenguas mo- 
dernas. 

— Señorita, replicóle el caballero, permítame 
que no acepte la enmienda que bondadosamente usted 
me aconseja. 

— Por que ? 

— Porque aquí todos dicen hombre de estado . . . .! 

— i Ab ! ese no es argumento convincente, señor, 
pues, e^os todos y compañía á que usted se refiere, po- 
cos instruidos en la lengua castellana, nada son ante 
los pocos que mucho la conocen j abogan fervorosa- 
mente por su claridad j pureza." 

Razonable me parece la observación de aquella 
aventajada señorita. 

El Diccionario de la Real Academia Española, 
dice : 

"Estadista. Descriptor de la población, riqueza 
j civilización de un pueblo, provincia ó nación. Hom- 
bre versado j práctico en negocios de estado ó ins- 
truido en materias de política." 

Cuando se dice hombre de estado es preciso expre- 
sar que clase de estado, si el de soltero, casado, viu- 
do etc. 

"Papá, he hecho un gran papagayo que voy á 
montar el domingo." 

— No, hijo, no digas papagayo, sino cometa; papa- 
gayo es un ave. 



— 161 — 

— Pues bien, papá, vot á montar la cometa. 

— No se dice montar sino elevar, volar; montar es 
-colocar una cosa sobre otra, j como tu no vas á colo- 
car tu cometa sobre ninguna cosa, debes emplear los 
Terbos volar, elevar.'' 

Yo no sé en qué ciudad, villa ó aldea 
un muchacho aturdido. 
volaba una cometa, entretenido 
junto al bajo pretil de una azotea ; 
Ig, cometa ascendía, 
ya tranquila, ya inquieta, 
y el muchacho tenía 
fija de fuerza su atención completa 
en el raudo volar de su cometa. 
Dejando correr hilo, 
gozaba en verla desmayada j sola, 
ó admiraba, agitándose intranquilo, 
las curvas caprichosas de la cola. 
Tanto su vista se fijó en la altura, 
por no perder detalle 

de aquella distracción sencilla y pura, ^ 
que en una ida ó venida, 
tropezó en el pretil, cayó á la calle 
j aquel porrazo le costó la vida. 

Si á tu imaginación sueltas el vuelo, 
no te absorbas en ver lo que deseas, 
porque es prudente contemplar el suelo 
Cuando vuelan muy altas las ideas. 

(JüÁK José Hbrkanís.— El Id*»!, fábula.) 

"Durante nuestra estadía en París nos divertimos 
'mucho." 

El sustantivo estadía está mal empleado en la fra- 
se anterior. Estadía es eada uno de los días que trans- 
curren después del plazo estipulado para la carga ó 
descarga de un buque mercante. — (K. A. E.) 

"Durante nuestra estancia en París nos divertid 
mo» mucho". 

BUMOBÁDAS FILOLÓGICAS 11 



— 162 — 

El vocablo estancia tampoco debe usarse eo este 
caso. El sustantivo estancia sirve para denotar lugar 
ó tiempo ; cuando se refiere á lugar significa : "man- 
sión, habitación ó asiento en un lugar, casa ó paraje'* 
j cuando al tiempo : "cada uno de los días que está el 
enfermo en el hospital." 

Estada es el nombre. que corresponde al caso á 
que me he referido, j el que ha de emplearse en vez 
de estadía y estancia, porque estada significa la deten- 
ción ó demora que se hace en un lugar. 

Los verbos terminados en ovar son irregulares, 
menos innovar j trovar; innovo, innovas, innova; tro- 
vo, trovas, trova. 

Adiar, ajiar, alhedriar, curiar, afiduciar, albri- 
ciar, esco,rpiar, que figuran en las listas de verbo» 
terminados en iar, son anticuados. 

Hay los Yerbos jadear y jadiar. Significa el pri- 
mero "respirar con dificultad y fatiga por el cansancio"; 
y el segundo "cavar con la jada" (azada.) 

No es encuevar sino encovar. 

Competer, competir. Competer significa "pertene- 
cer, tocar ó incumbir á uno alguna cosa"; y competir 
"contender dos ó más personas entre sí etc." 

Abitar, amarrar y asegurar el cable á las bitas 
(dos pedazos de viga al rededor de los cuales se ase- 
gura el cable cuando se ha aferrado el áncora); habi- 
tar, vivir, morar en un lugar ó casa. 

^6i¿a la cuerda á bordo 
el grumete ó marinero ; • 

y habita Julián el sordo 
una casa en El Peinero. 

Extrañar. Muchos hay que no conocen la conju- 
gación de este verbo y se valen de las expresiones si- 
guientes : 

"Me llama la atención", '"he oído con admira- 
ción", me ha causado extrañeza." 

"Me extraña", "nos extraña". 

"Me extraña que Pedro no haya venido". 

"Nos extraña el proceder de Enrique". 



— 163 — 

El yerbo extrañar se conjuga como amar\ lle- 
var etc. 

Dígase : 

"Extraño que Pedro no haya venido". 

'^Extrañamos el proceder de Enrique". 

"Yer u oír con admiración", "ver ú oír con extra- 
ñeza" son frases castizas. 

"Este armazón de huesos j pellejo 
de pasear una cabeza loca 
cansado se halló al fin j no lo extraño; 
pues aunque es la verdad que no soy viejo,, 
de la parte de vida que me toca 
en la vida del mundo, por mi daño 
he hecho un uso tal, que juraría 
que he condensado un siglo en cada día". 

(BBCQUBB.—Eimas. >' 

Obsérvese, en la cita anterior, que el verbo extra- 
ñar está usado como lo he indicado : lo extraño, y no, 
me extraña, te extraña etc. 

Caleta. Llámase aquí (en La Guaira) y en otros lu-- 
gares caleta al gremio que se ocupa en el transporte ó 
acarreo de mercancías, y como este vocablo sólo tiene 
una acepción en el Diccionario de la Keal Academia 
Española, la cual contrasta con la honrosa labqr de ese 
infatigable gremio, me atrevo á aconsejar que se em- 
pleen otros vocablos en vez del sustantivo caleta, cuya 
significación no copio por ser indigna de los que, entre 
angustias, peligros y trabajos tantos, ganan valerosa- 
mente el sustento. 

En vez de caleta, dígase gremio de transporte, gre- 
mio acarreador 6 de acarreo etc. 

Notación. A menudo oigo y veo emplear la pala- 
bra notación, por ejemplo : notaciones de entusiasmo^^ 
notaciones de progreso, notaciones de gratitud; úsense en 
vez de esa dictíión que no es castiza las^ voces demos- 
tración, prueba, manifestación, así : 

"DemostracionesL^e entusiasmo. " 

"Manifestaciones de progreso." 

"Demostraciones ó pruebas de gratitud". 



— 164 — 

Gurupera. Siento participar á algunos, que en ese 
almacén de palabras que se llama Diccionario no ha j 
tal vocablo, sino grupera^ baticola. Voy á copiar lo que 
sobre ellos reza la Eeal Academia Española. 

*' Grupera. Almohadilla que se pone detrás del 
borrén trasero en las sillas de montar, para colocar en- 
cima la maleta ú otros objetos etc." 

"Baticola. Correa sujeta al fuste trasero de la si- 
lla, que termina en una especie de ojal donde entra el 
maslo de la cola." 

Enfermarse. La partícula reflexiva está de más ; 
este verbo es neutro, no reflexivo : enfermar. 

"Enfermar de la garganta, del pecho etc." 

En castellano no hay verlDO influenciar, sino in- 
fluir. 

Asilar, emocionar. Estos verbos no existen, sino 
los sustantivos asilo, emoción. 

El fenómeno ó meteoro llamado en francés trom- 
be, en inglés uater-spout, en alemán luasserhose, se ex- 
presa en castellano con los nombres de trompa, manga. 

El empleo de la voz tromba proviene de que algu- 
nos traductores encuentran la palabra francesa trombe 
y no se toman el trabajo de consultar los diccionarios, 
sino cambian la vocal e en a, como si se tratará de los 
nombres /ame, fama; fracture, fractura; zone, zona 
etc. 

Cámbiense ahuevar, anexionar, autentizar, cone- 
xionar, deshuevar, diagnostizar, entuertar, por aovar, 
anexar, autenticar, conectar, desovar, diagnosticar, en- 
tortar. 

En vez de presupuestar, dígase presuponer, com- 
puesto de poner, que se conjuga : presupongo, presu- 
pones etc. 

No hay verbo subvencionar, sino subvenir. 

Desvestir. En castellano no existe éste verbo, sino 
desnudar. 

Intranquilizar no está en el Diccionario ; reemplá- 
cese con inquietar. 

Tampoco trae el Diccionario el verbo independi- 
zar; cambíese por libertar ó emancipar, según el caso. 



— 165 — 

Trasnocharse. No es reflexivo este verbo, sino^ 
neutro : trasnocho, trasnochas etc. 

Calculador ; calculista. El que calcula ó hace cálcu- 
los con facilidad no se llama calculista sino calcu- 
lador ; calculista es proyectista, j proyectista es 
persona muy dada á hacer proyectos ó á facilitarlos, 
según la Keal Academia Española. 

El Diccionario por una Sociedad de Literatos dice 
así: " Calculista, el que hace cálculos." Creo que ha 
de aceptarse respetuosamente el dictado de aquella, 
sabia Corporación (Eeal Academia Española), lla- 
mando calculador al que hace cálculos; y calculista ó 
proyectista al dado d hacer proyectos (del latín 
proiectus). 

Derrumbe. No he hallado en el Diccionario de la 
Academia la palabra derrumbe sino derrumbadero, de- 
rrumbamiento; así, pues,, hablando de nuestro ferro- 
carril diría : 

A causa de los derrumbamientos no ha habido tren 
hoy jjara Caracas. 

Derrumbamiento es la acción 6 efecto de derrumbar; 
j derrumbadero el precipicio, despeñadero etc. 

"En el camino de Naiguatá hay un derrumbadero 
denominado El Tigrillo". 

Tampién puede emplearse el sustantivo despeñude- 
ro, cuya significación es precipicio, lugar 6 sitio alto, pe- 
ñascoso y escarpado. 

Derrumbe es inflexión de derrumbar ; así como 
arrumbe de arrumbar, incumbe de incumbir, retumbe de 
retumbar, sucumbe de sucumbir, trastumbe de trastum- 
bar, tumbe de tumbar y zumbe de ziunbar. 

Culpable, cidpado. Culpable es aquel á quien se 
echa la culpa; y culpado, el que ha cometido la fal- 
ta ó el delito. Parece que muchas personas se han 
encariñado con el vocablo culpable atribuyéndole las. 
acepciones mencionadas. ¿Será esto debido á que son 
más los culpables que los culpados? 

Atrevida sería esta imaginación e impropia de 
mi carácter, de suyo dado á juzgar bien á los demás ; 
pero he visto, no una vez sino ciento, empleado á 



— 166 — 

-culpable por culpado en escritos de alguna cuantía ; 
^ste mismo error lo he oído cometer con frecuencia 
en la conversación. 

Si un juez en una sentencia dijese : 

"El^ culpable es Fulano de Tal." 

Qué pensaría sobre esto? 

Diría que no sabía quién tenía la culpa, porque 
el juez sólo babía manifestado que se echaba la culpa 
ul expresado Fulano de Tal ; en una palabra, asegu- 
raría que todavía no se había dictado la esperada 
:sentencia. 

Léanse los ejemplos siguientes : 

"Julián es culpable.'' 

En este caso se echa la culpa á Julián. 

Julián es culpado.'' 

En éste tiene la culpa Julián. 

No bastarán estos ejemplos por ser de mi pobre 
«cosecha; paciencia! acéptese. 

Miente mi labio atrevido, 
miente ; mas no es él culpado 
que, si está loco mi pecho, 
¿cómo ha de estar cuerdo el labio? 

(MO«lTO). 

Eecréese la vista ; expándase el espíritu ; y liben 
los labios las bellísimas estrofas del galano y pul- 
quérrimo escritor madrileño D. Gaspar Nuñez de 
Arce, que como ejemplos voy á proponer : 

i Conciencia, nunca dormida, 
mudo y pertinaz testigo 
que no dejas sin castigo • 
ningún crimen en la vida ! 
La ley calla, el mundo olvida ; 
mas ¿quién sacude tu yugo? 
Al Sumo Hacedor le plugo 
que á golas con el pecado, 
fueses tu para el culpado 
delator, juez y verdugo. 

(El Vértigo, citado por TKaz«.) 



— 167 — 

Por el promedio 
del agrio monte, en donde humanos ojos 
fijarse pueden sin cegar, los pueblos 
avanzaban de Europa ; iba delante 
Koma sacerdotal, la sacra Boma, 
que el cetro de los Césares trocando 
por el cayado del Pastor, cual nunca 
era señora y arbitra del mundo. 
] Jamás autoridad más formidable 
sobre la tierra gravito ; las almas 
y los cuerpos, los muertos y los vivos, 
el pensamiento y la esperanza, todo 
se doblegaba á su poder supremo ! 
La fe le daba apóstoles y esclavos, 
la religión fervientes defensores, 
el atroz fanatismo sus verdugos, 
sus fatasmas el miedo, sus angustias 
el corazón culpado 6 receloso. 

(La visión de Fray Martín.) 

Véase con interés lo que cita nuestro sabio com- 
patriota Baralt. 

"Y si al tal culpado no le hallaren bienes desem- 
bargados ..... que la justicia que los pidiere le 
prenda el cuerpo." — (Recopil.) 

*'Pero luego que la falta se enmendaba, y la 
culpada conocía su yerro, volvía á su antigua y fre- 
cuente serenidad." — (M. Ayala.) 

Todos los malos sucesos 
atribuyen los culpados 
á los que tienen gobierno. 

(L. DE Vega.) 

También han de distinguirse estimable y estimado; 
respetable y respetado. 

Buen día, buena tarde, buena noche no son las ex- 
presiones que deben emplearse para saludar, sino bue- 
nos días, buenas tardes buenas noches. La diferencia con- 
siste, como se ve, en que estas expresiones se usan en 
plural. 



— 168 — 

Algunos días ha que saludé á una señorita : 
buenas tardes, señorita. 

— Buena tarde, caballero. 

Mezquina me pareció la señorita que solo me^ 
deseaba buena aquella tarde, y me chocó de tal manera 
esa expresión, que me produjo calofrío. 

"Fué preciso buscar á Guillermo en su escondite.'^ 
Empléese el vocablo escondrijo en vez de escondite. 

'Tué preciso buscar á Guillermo en su escondrijo. "^ 

Escondite no significa lugar donde se oculta algu- 
na persona, sino "juego de muchachos en el que unos 
se esconden j otros buscan á los escondidos." 

La abreviatura de general como título ó dignidad 
es Gen } ; j como adjetivo gral. 

Antes de etc. (etcétera) no se pone coma, porque 
etc. equivale á y lo demás. 

Hay quienes poco contentos con una etc. escriben 
dos, tres y hasta cuatro. 

"Ciudadano Ministro, etc., etc., etc." Esto equi- 
vale á "Ciudadano Ministro, y demás, y demás, j 
demás." 

Corríjase : "Ciudadano Ministro etc." (sin coma)* 

Ux abrupto. Muchas personas dan á este com- 
puesto la significación de necedad, barbaridad, torpeza. 
Ex abrupto significa de repente, de improviso, arrebata- 
damente, como lo expresa su etimología. (Del latín 
ex abrupto, de repente). 

Expendio. Este vocablo significa gasto, consumo,, 
dispendio j no venta, como creen, no algunos, sino 
muchos. 

'^ Expendio de billetes." 

"Expendio de papel sellado." 

"El expendio de billetes para la función de maña- 
na se efectuará en el establecimiento de Don Herme- 
negildo." 

Cuando se trata de la acción ó efecto de expender 
ha de decirse expendición en vez de expendio : 

'^Expendicion de billetes." 

"Expendición de papel sellado." 



— 169 — 

j 

El vocablo expendio se emplea con propiedad en 
los casos siguientes. 

"El expendio de papel, plumas etc. en el estable- 
cimiento de Don Fulano de Tal, alcanza mensualmen- 
te á cincuenta pesos." 

En este caso se significa el consumo ó gasto del 
expresado establecimiento en los artículos plumas^ 
papel etc. 

"El expendio de azúcar en Caracas es considera- 
ble". Esto es, el gasto, el consumo, no la venta, por- 
que en ese caso debe decirse : 

"La expendición de azúcar en Caracas es consi- 
derable." 

Expenduria vale tienda donde se venden 6 expenden 
efectos. 

Reclamo. — La acción j efecto de reclamar no se 
llama reclamo sino reclamación. Reclamo es la voz de 
un ave, grito etc. 

"Son muchos los reclamos que hay contra la 
Compañía X.'' 

Lo propio es " Son muchas \d^^ .reclamaciones que 
hay contra la (7ompafl{a X" 

Voy á ilustrar el caso con el ejemplo siguiente : 
V "Art- 12 Todo crédito, cuyo reconocimiento y 
liquidación no se hayan solicitado con la presentación 
de sus documentos y justificativos dentro de los cinco' 
años siguientes á la conclusión del servicio de que- 
proceda, queda prescrito. Esta disposición no es apli- 
cable á aquellos cuyo reconocimiento y liquidación 
hubieren dejado de verificarse por causas extrañas á 
la voluntad de los interesados, siempre que estos jus- 
tifiquen haber deducido en tiempo oportuno sus 
RECLAMACIONES y los docu^ientos que las comprue- 
ban. — (Código de Hacienda.) 

"Tengo el honor de participar á usted. ..." Pare, 
pare, amigo mío, no disponga así del honor ; diga : 
"Tengo á honra ó á honra tengo . . . . " 

"El joven Serapíb lleva los libros etc." Corríjase : 

"El joven Serapio tiene los libros etc.," esto es, 
tiene á su cargo los libros. Obsérvese que en la frase 



— 170 — 

tiene los libros se comete la figura gramatical elipsis, 
pues se sobrentiende d su cargo. 

Puede emplearse el verbo llevar, pero en otr© sen- 
tido, por ejemplo : 

Yi ayer que un mudiacho llevaba un paquete de 
libros para la botica de Carlos Trifón .Cabrera. 

" He visto una linda señorita de rostro arrosque- 
tado,'' sonreído decía un joven alegre de cascos á un 
amigo suyo, irreflexivo como el. 

" — Qué roscas ni qué rosquetes, mucho menos arros- 
quetado, chico, di de rostro acanelado,'' replicóle el 
amigo, quien no obstante su poco asiento se esmera 
algunas veces en hablar la lengua de sus padres. 

"El señor Kimbombón, connotado servidor...." 

Si se enlazan á la frase antecedente otras retum- 
bantes como ella, no dudo que se obtenga un famoso 
discurso ; pero desearía saber qué instrumento toca el 
Y ocsihlo connotado, que lo observo muy circunspecto, 
colocado entre el señor Kimbombón y la palabra ser- 
vidor, que tanto empleamos, como si sirviéramos para 
mucho. 

El Diccionario dice : 

''Connotado- Connotación. Acción y efecto de con- 
notar. Parentesco en grado remoto." 

Del verbo connotar dice : 

''Connotar. Hacer relación. Significar la palabra 
dos ideas, una accesoria y otra principal." 

"Si Miguel no fuera un conversador etc." 

En castellano no existe el vocablo conversador, 
sino conversaMe, que significa el que conversa, y pro- 
viene del verbo conversar que vale: "Hablar una 
ó varias personas con otras. Vivir, habitar en com- 
pañía de otros. Tratar y tener amistad unas perso- 
nas con otras." 

Se ve, pues, que no es mala cualidad la de conver- 
sar, al contrario, me parece buena, porque ella mani- 
fiesta instrucción, amistad, sociabilidad. 

En vez de conversador ha debido emplearse par- 
lero; también pueden usarse parlanchín, charlatán, 
hablador. 



— 171 — 

Dar evasión Q^ locución impropia, dígase dar vado. 

Al asunto delicado 
es preciso darle vado. 

"Don Alberto es hombre de muchas estrategias." 

Estrategia es el arte de la guerra. En vez de esta 
palabra empléese estratagema que significa ardid, en- 
-gañOj astucia, fingimiento. 

Arritranco. Cambíese este vocablo por retranca 
ó ataharre. 

Papujo-ja. Las aves qué tienen muchas plumas 
en el papo no se llaman painijas sino papujadas. 

Poncho-cha. Dígase reculo-la: gallo i^eculo, galli- 
na recula. 

El adjetivo poncho-cha Yale manso, perezoso, fioj o, 
dejado. 

Ponchera. La vasija ó taza grande que sirve 
para lavarse manos j cara no se llama ponchera, sino 
uljofaiim, palangana ; ponchera es taza ó vasija en 
que se prepara ó se sirve el ponche. En castellano 
hay también la voz hacia, que es la taza grande 6 
vasija que sirve para afeitarse. 

Canje. A menudo leo en gacetas y periódicos : 
"Kecibimos el canje del colega Tal" "enviamos el 
canje al colega Cual"; según el Diccionario de la 
Beal Academia Española, este vocablo sólo se usa 
en materias ó asuntos diplomáticos ; significa cambio, 
trueque. No me atrevo á censurar decisivamente su 
empleo en vez de cambio cuando se trata de pe- 
riódicos ó gacetas, porque podrían, con razón, excla- 
mar los señores periodistas : | Acaso no intervenimos 
en muchos asuntos diplomáticos! ó, empleando fami- 
liarmente la palabra diplomacia, me preguntarían : 
"¿ No cree usted, señor nuestro, que es menester gran 
diplomacia para lograr la aceptación general de un 
periódico, para conducirlo siempre vigorosamente por 
el camino de la prudencia, y para tratar en él, sin per- 
turbar su existencia, sobre asuntos que requieren buen 
juicio y mejor tacto? 



— 172 — 

Esgarrar. En castellano no hay este verbo, sino» 
desgarrar, que significa rasgar, romper, destrozar. El 
verbo desgarrar se emplea impropiamente por expeler^ 
expectorar. 

"Enrique esgarra la sangre." 

Lo correcto es : 

"Enrique expele ó expectora la sangre." 

LíJL pobre Luisita llora. 
—i Qué ! 

— Grita, se desespera 
porque la sangre expectora, 
— i Dios mío ! 
— De tal manera. ... 

Espuela. El cornezuelo que tienen algunas galli- 
náceas en el tarso no se llama espuela sino espolón ; 
espuela es el instrumento de metal que sirve para 
picar las caballerías. 

Pepa.. Esta voz no existe en castellano. 

Familiarmente hablando califico de gazapatón la 
voz pepa empleada por los nombres castizos nú- 
cleo, cuesco, meollo, medida, hueso. 

Pepita. Este vocablo es propio cuando se trata 
de la simiente de algunas frutas, como la manzana, el 
melón, la sandía. 

Formnr parte. No se forma parte de una cosa, 
porque la parte está ya formada ; con las partes sí se 
forma el todo. 

Sacar el cuerpo. Empléase incorrectamente en 
el sentido de hacer un esguince, huir ó hurtan el cuerpo 
para evitar un golpe, una caida etc. 

"Crónica de Madrid" "Crónica tal" "Crónica 
cual". 

Cuando veo ú oigo usar el sustantivo crónica, »u- 
I)ongo que se trata de alguna historia. 

El Diccionario dice : '^Crónica. Historia en la 
que se observa el orden de los tiempos." 

De la voz gacetilla dice : 

"Gacetilla. Parte de un periódico destinada á la in- 
serción de noticias. Cada una de las mismas noticias." 



— 173 ~ 

Cuando no se trata de la historia de un lugar, 
ísino de algunas noticias, debe emplearse la voz 
^gacetilla. 

El redactor de noticias 6 gacetillas se llama 
gacetillero. 

Cerca de. Conviene algunas veces estar cerca de 
xm lugar para informarse, fuera de él, de lo que ocurre; 
otras veces es mejor estar distante para evitar algún 
accidente que nos dicte el temor ; pero cuando se tra- 
ía de un encargo personal es preciso ir al lugar don- 
de ha de cumplirse, no cerca de él, porque allí nada 
se haría. 

"Federico Embajador de Portugal en ó ante (no 
cerca de) la corte de España." 

Cúmijleme advertir que el Diccionario de la Aca- 
demia trae : 

" Embajador cerca de la Santa Sede, cerca ae Su 
Majestad Católica." 

Escarbadientes. El instrumento que sirve para 
limpiar ó asear los dientes no se llama escarhadientes 
sino mondadientes. 

Se emplea incorrectamente el verbo escarbar por 
mondar; escarbar significa otra cosa; así, pues, no debe 
•decirse : "voy á escarbarme los dientes" sino "voy á 
mo>2í/arme los dientes." 

Las locuciones dar comienzo, dar' principio no son 
-correctas; sustituyanse con los verbos comenzar, empe- 
zar, principiar. 

Disparo. Es barbarismo en el caso siguiente : 

"La Aduana y todas las calles están espléndida- 
mente iluminadas; la gente, alborozada, recorre la 
<íiudad ; y el disparo de los cohetes y de los inimita- 
bles triquitraques anuncia- por todas partes el conten- 
to y la alegría." 

Sustituyase disparo con traqueo que significa "rui- 
do del disparo de cohetes etc". 

Ejemplo : 

"La Aduana y todas las calles están espléndida-*^: 
inente iluminadas ; la gente, alborozada, recorre la 



— 174 — 

ciudad ; y el traqueo de los cohetes y de los inimi-^ 
tables triquitraques etc. 

Disparo es la acción de despedir un cuerpo. 

El ruido del disparo del cañón u otra arma de 
fuego se llama detonación, y la resonancia ó repercu- 
sión del ruido ó sonido retumbo. 

"Del cañón el reti^mbo fragoroso 

que á la tierra avisaba, tremebundo" . . - . 

Detalle. Voy á copiar de un periódico, lo si- 
guiente : 

"Cuéntanos un joven que vio á una bella señorita» 
si bellas pueden llamarse las de tez acanelada, nariz 
aguileña y ojos negros, y que así como la vio le agra- 
daron sus detalles etc." 

Pareceme que detalle es barbarismo en el caso 
citado porque detalle significa pormenor,, relación, 
cuenta ; y que en vez de ese vocablo ha debido em- 
plearse partes, prendas etc. 

Adecivo llaman muchas personas á la tela ó- 
lienzo cubierto de cerato ; el nombre que le corres- 
ponde es el de esparadrapo. Hablándose de las 
cualidades del esparadrapo puede decirse que es 
adhesivo, así como bueno, útil, conveniente etc., porque 
adhesivo, (no adecivo) es un adjetivo ; por lo tanto, no 
es el nombre déla tela ó lienzo cubierto de cerato ú 
otra materia aglutinante, sino el ajetivo que indica la 
propiedad ó cualidad de dicha tela ó lienzo de ad- 
herirse. 

Rasqueta. El instrumento de hierro que sirve 
para asear ó limpiar las caballerías se llama almoha- 
za; rasqueta es el que sirve para raer las em- 
barcaciones. 

Flux. No es así como sé llama el conjunto de 
las tres piezas que sirven para abrigo ó adorno del 
cuerpo, sino temo ó vestido. 

Convoy. Llámase angarillas, en vez de convoy^ 
la pieza de madera ú otra materia con frascos ó ampo- 
lletas para aceite etc. 



— 175 — 

Donde está el policía. 

No se dice policía en este caso, sino polizonte ó 
agente de policía. 

Policía es el cuerpo encargado de vigilar por el 
mantenimiento del orden público, no uno de los 
miembros de ese cuerpo. 

" Esa caja está /a??a ". 

Falto-ta es el adjetivo que lia de usarse en vez 
áQ fallo-lia, que sólo se emplea en el juego de naipes. 

"Para esa puntada póngase ó apliqúese unos 
fomentos. " 

Kemiendese : Para esa punzada póngase ó apli- 
qúese unas fomentaciones. 

Puntada es el agujero hecho con aguja, lezna etc. 

Se dice : "Ministerio de Fomento, el fomento del 
país etc "; pero cuando se trata del "medicamento 
ex|:erno que se aplica para mitigar los dolores, " ha 
de emplearse el y OQdhlo fomentación. 

Botiquín es el diminutivo de botica ; mas no la 
tienda donde se hacen y venden bebidas, la cual se llama 
botillería. 

Con efecto (¿bueno ó ma^o?). Dígase en efecto. 

Saturar por impregnar es barbarigmo. 

Saturar significa : "Disolver en un líquido toda la 
cantidad debtra substancia que aquel puede admitir." 

Hincar por arrodillar bien está que lo digan los 
niños de la escuela, pero no los hombres hechos, por- 
que hincar es "introducir ó clavar una cosa en otra." 

" El perfume de las flores." 

D. Felipe Tejera en sus Perfiles Venezolanos, dice: 

"Perfume, propiamente, no es sino un producto 
químico del arte. Las flores, pues, no despiden per- 
fumes ^m.0 aromas 6 fragancias.'' 

Discernir es "distinguir una cosa de otra, seña- 
lando la diferencia que hay entre ellas. Común- 
mente se refiere á operaciones del ánimo." No se 
disciernen, pues, sino se confieren honores etc. 

Antediluviano : antidiluviano. El primero signi- 
fica anterior al diluvio universal ; j el segundo, que 
no cree que haya ocurrido hecho tal. 



— 176 -- 

Cambíense defendedor y ofendedor por defensor j 
ofensor. 

Se perdona la ofensa del extraño, 
j con la ofensa al ofensor se olyida ; 
perp ¿ quién borra el indeleble daño 
del desamor de la mujer querida ? 

(Lkmiie.) 

Carriel. No existe este vocablo, sino jgarniel j 
guarnielj que se emplean, según el caso. 

Heticár. No existe este verbo. Hay los sustan- 
tivos consunción, hecfiqívez, tisis; j los adjetivos hético-ca, 
tísico-ca. No se confunda hética terminación femeni- 
na de 7t^í¿co con ética, " parte de la filosofía que trata de 
la moral y de las obligaciones del hombre." 

Refacción. La significación de este vocablo no es 
compostura, arreglo, reparación de un edificio etc., 
sino alimento moderado que se toma para reparar las 
fuerzas." 

El vocablo que expresa compostura etc. es re- 
fección. 

El Diccionario de la Academia, última edición, 
trae el verbo sugestionar, que significa ''inspirar una 
persona á otra hipnotizada palabras ó actos invo- 
luntarios." 

Hipnotizar es producir el hipnotismo <o hipnalismo 
(sueño magnético). 

Hierro. El instrumento que sirve para planchar 
todo genero de ropas, se llama plancha; se comete, 
pues, barbarismo cuando se emplea el sustantivo Me- 
rro por plancha. 

Voy á tomarme la licencia de indicar la significa- 
ción de lavatorio, lavadura, lavado, lavabo, lavadero, 
lavandero. 

Lavatorio es "la acción de lavar ó lavarse. Cere- 
monia de lavar los pies que se hace el jueves santo etc." 

'^Lavadura. Accionó efecto de lavar ó lavarse etc." 

^'Lavado, p. p. de lavar. Lavadura." 

" Lavabo. Mesa en que se coloca el recado para la 
limpieza y aseo de una persona." Esta voz se ha to- 
mado del latín. 



— 177 — 

"En varias partes de la casa, sobre la chimenea y 
en raikwaho, sorprendí algunos objetos de lujo j de 
utilidad"— (I). Benito Pérez Galdón.) 

En francés se dice también lavabo. 

" Lavadero. Lugar en que se lava. " 

" Lavandero. El que tiene por oficio lavar la ropa. " 

Reuma. Aquí llaman Reuma la fluxión de humores 
que se fija en alguna parte del cuerpo, en vez de co- 
rrimiento que es el nombre que corresponde á esa en- 
fermedad. Reuma equivale á reumatismo. 

Idiotismo es " ignorancia, falta de letras é instruc- 
ción.^Modo de hablar contra las reglas ordinarias de 
la gramática, pero propio y peculiar de una lengua." 

Idiotez es falta de entendimiento, imbecilidad, 
*' Aquel joven llegó á un grado de idiotez que daba lás- 
tima." 

Atrabiliario no significa desbaratado (de mala vida, 
conducta ó gobierno), sino "de genio adusto y me- 
lancólico." 

No hay verbo arrebiatar, sino rabiatar. 

El participio activo de tender no es tendente, sino 
tendiente. 

Permitirse. No es reflexivo este verbo, sino acti- 
vo: permitir. 

" Me permito escribir á usted " no se dice, Bino 
" me tomo la libertad ó la licencia de escribirá usted." 

Llámase apostrofe la figura retórica parecida á la 
personificación ; y apóstrofo la virgulilla ó signo orto- 
gráfico que se usaba antiguamente en castellano para 
indicar la elisión de la vocal final de una palabra ; lo 
cual se hacía ciando la letra inicial de la palabra si- 
guiente era también una vocal?; así se evitaba la caco- 
fonía ó mal sonido proveniente del encuentro de dos 
vocales. Ejemplo : 

Deja l'alma y los ojos 
en este monumento por despojos. 

( QülTJKJO. ) 

En francés y en italiano se usa el apóstrofo con 
igual objeto ; y en ingles y en alemán para señalar 

HUMORADAS VILOLÓGICAf 12 



— 178 — 

la supresión de una ó más letras, y como signo del caso 
genitivo, llamado en esta forma genitivo sajón. 
Dígase ardilla en vez de ardita. 

Mirando estaba una ardilla 
á un generoso a lazan, 
que, dócil á espuela j rienda 
se adestraba en galopar. 

(D. Tomás di Ibiaetb.— Fábul».) 

Cambíese tarraya por esparavel ó atarraya. 

Bienhechuría. ¿ Que santo es éste que no lo reza el 
almanaque de las voces castellanas ? Cambíese por 
compostura, reparo, arreglo 6 refección. 

Cuando hablé sobre el empleo de cobranza en vez 
de cobro, tratándose de la acción ó efecto de cobrar,, 
olvidé esta cita : 

Ve contando : el estanco del T)ueblo j el sello para 
su hijo mayor ; para el segundo la cartera, y para sí 
propio la cobi^anza de contribuciones, la vara del alcal- 
de, el remate de consumo y la administración de obras, 
pías. 

(D. BBNITO PÉB»Z GALDÓ8.) 

Bludada es participio de mudar ; y mudanza, ac- 
ción ó efecto de mudar ó mudarse. 

" No entienden con la próspera bonanza 
que el contento es principio de tristeza ; 
ni miran en la súbita. m»c?(X>?za 
del consumidor tiempo y su presteza ; 
mas con altiva y vana confianza 
quieren que en su fortuna haya firmeza, 
la cual, de su aspereza no olvidada 
revuelve con la vuelta acostumbrada." 

(Srcilla.— «La Arftucana.».) 

Del corso salió un toro cegruno. Dígase : " Del 
toril salió un toro cervuno 6 cebruno.'' 

Dice usted que soy abusador, señora ! 

Corríjase : [ Dice usted que soy abusivo, señora - 



— 179 — 

Dicen algunos que hay una ciénega en Caraballe- 
da etc. " Kemiendese : Dicen algunos que hay una. 
ciénaga en Caraballeda etc. 

Hacerse del rogar. Cámbiese por dejarse rogwr 6» 
hacerse de rogar. 

Vidgarizar las ciencias. Lo propio es genera- 
lizar ó popularizar las ciencias. 

Dice Clarín : " Lo vulgar no es lo que se popula- 
riza, sino lo que se encanalla." 

Era cristiana ha de llamarse, y no, era vulgwr, la, 
de la redención del linaje humano. 

Bodas de plata, bodas de oro pueden celebrarla^ 
en su debido tiempo, los cónyuges (marido y mujer)^ 
el sacerdote (esposo de la Iglesia), la monja (esposa. 
de Jesucristo); mas no las sociedades ó corporacio- 
nes, escuelas, empresas. Lo que ha de celebrar cada. 
una de éstas es su aniversario de plata ó de oro. 

"Zas bodas de plata de la Fábrica de Pastas 
Italianas." 

" Las bodas de oro de la Sociedad Mutuo Auxilio.** 

Lo propio es : 

"El aniversario de plata de la Fábrica de Pas- 
tas Italianas." 

"El aniversario de oro de la Sociedad Mutuo 
Auxilio." 

"Ese barril tiene un espiche.'" El uso del voca- 
blo espiche es impropio, porque espiche no signifi- 
ca agujero ó herida, sino "instrumento que sirve 
para agujerear ó herir." El vocablo que ha de em- 
plearse en el caso á que me refiero es espichón^ 

" Déme la c?iVeccio>i de su casa." — No, señor, mi. 
casa la dirijo yo. Lo que sí haré es darle las señas, 
de mi casa." 

A trochemoche usan algunos el verbo revelar, 
por demostrar f denotar, expresar, señalar, significar etc. 

Revelar es descubrir ó manifestar un secreto; 
manifestar Dios á sus siervos lo futuro ú oculto. Di- 
cho verbo no ha de confundirse con rebelarse, " levan- 
tarse, faltando á la obediencia debida ; retirarse 6 ex- 



~ 180 — 

trañarse de la amistad 6 correspondencia que se 
tenía." 

En vano ansiosa tu amistad procura 

adivinar el mal que me atormenta, 

en vano, amigo, comovida intenta 

revelarlo mi voz á tu ternura. 

(D?Gebtrüdi« Gómez de Avellaneda.) 

Es de toda evidencia que existe aún sublime poe- 
ísia docente, la cual, no sólo enseña el camino del pro- 
,^reso al linaje humano, sino que habla de Dios, re- 
vela los misterios del universo y de la historia, y 
mueve y levanta los corazones para que realicen no- 
bles y útiles empresas. 

[D. Juan Valeka.] 

En los dos ejemplos antecedentes está correcta- 
mente empleado el verbo revelar. 

Paréceme que el verbo ocurrir ha de usarse con 
sobriedad en la acepción de acudir ó concurrir, que 
en último termino le señala la Real Academia Espa- 
ñola en su Diccionario. , 

De mí se decir que no empleo ocurrir por acudir, 
eoncurrir. 

" Acude, corre, vuela, 
traspasa el alta sierra, ocupa el llano, 
no perdones la espuela, 
no des p*az á la mano, 
menea fulminando el hierro insano." 

(Feay Luis de León.) 

j Ay si no acudes tú, lumbre sagrada, 
cuando Satán los pueblos estremece, 
cuando tiende Jehovah la diestra airada, 
cuando al juicio tremendo 
el rudo imperio del error perece ! 

(D. Julio CalcaSo.) 

Del Diccionario de la Academia copio la siguiente 
d^uaición : 

" Sinónimo-ma. adj. Dícese de los vocablos ó 
palabras que tienen una misma ó parecida significa- 



— 181 — 

ción." Este vocablo se usa también como sustantivo 
según lo indica la misma obra. 

Hartzenbusch dice : " Sinónimos son aquellas vo- 
ces ó términos que, con apariencia de e(iuivalentes,. 
ofrecen sin embargo en su uso diferencias quizá pe- 
queñas, pero claras y conocidas." 

De los Entretenimientos Gramaticales de D. Baldo- 
mero Eivodó, admirables trabajos que recomiendo 
siempre, copio las definiciones que siguen : 

'^Paronimia se llama cuando dos ó más voces de- 
valores distintos, pueden confundirse en el uso por- 
tener sonidos parecidos. 

Homónimas se dice cuando las voces tienen dos> 
ó más significados. 

Cuasi-homónimas, las homónimas que afectausí 
ciertas diferencias ortográficas que en nada alteran- 
el sonido. 

Homófonas son las voces que tienen igual sonidoy, 
sean que se escriban con las mismas 6 con distintas^, 
letras. 

Ciiasi-homóf Olías son las que presentan pequeñas 
diferencias en sus sonidos, por escribirse con letrasi 
afines, ó bien por causa del acento ó de la diéresis. 

Homógrafas son las voces que se escribep. exacta- 
mente con la misma ortografía. 

Cuasi-homógrafas, las que afectan ligeras varian- 
tes en su escritura." 

Yoy á explicar algunas palabras sinónimas ho-^ 
mófonasetc. 

" Acusar, denunciar. La acusación puede ser éi 
veces un acto bueno ; otras, y son las más comunes,, 
de malevolencia : cuando la acusación es justa, funda- 
da y noble el acusador acusa abierta y públicamente^ 
ante los jueces intentando una acción criminal de 
robo etc. 

El denunciador iuanifiesta á los jueces un delito^ 
oculto sin presentar las pruebas, dejando esto á las. 
partes interesadas, para que bagan lo que entiénderiL 
que les conviene ya para asegurarse de la verdad de- 



— 182 — 

la denunciación, 6 para que eviten 6 remedien el mal 
«qne se va á causar." 

Aplazar, convocar, citar, llamar para tiempo j 
"Sitio señalado ; diferir un negocio para tratarlo más 
:adelante. Emplazar citar á uno mandándole compa- 
Teeer ante el juez en señalado día y hora. 

Dice D. Odón Fonoll : 

*' Adelantar, Progresar. — Se adelanta sólo en lo 
l)nen<5, se progresa en lo bueuo y en lo malo. 

Alegría, contento. — El segundo es una situación 
agradable del ánimo, y la primera es la manifestación 
'exterior del contento con acciones j palabras. 

Amontonar, Acumular. — Se amontonan las cosas 
pequeñas, se acumuljan las grandes. 

Antipatía, Repugnancia. — La» personas inspiran 
.-antipatía y las cosas repugnancia. 

Belleza, Hermosura. — Esta se dirige más bien á 
les sentidos, aquella parece ser propia del énten- 
•dimiento. 

Censurar, Impugnar, Criticar — La censura con- 
•dena y supone autoridad ; la impugnación ataca prin- 
vcipios ó doctrinas ; la crítica juzga y analiza. 

Discusión, Debate, Disputa. — La discusión es el 
*examen de una cuestión entre varias personas ; el de- 
'bate*es una discusión en que se hallan divididas las 
opiniones ; la disputa es un debate tenaz y acalorado. 

JSncontrar, Hallar. — Encontrar es dar con algu- 
na cosa sin buscarla; y hallar supone haberla bus- 
cado. 

Causa es la razón forzosa que nos obliga á obrar ; 
j- moíítJo, la razón voluntaria que mueve p inclina á 
obrar. 

Se entienden las palabras ; y se comprenden los 
pensamientos, lasjideas, las razones." 

t Escuchar es aplicar el oído, poner cuidado y aten- 
«ción para comprender lo que se dice ; j oír, percibir 
los sonidos 

Gratitud, Reconocimiento. — " El reconocimienlo pa- 
^a, beneficio con beneficio ; la gratitud conserva la 



— 183 — 

memoria de una buena acción con un sentimiento vivo 
-de cariño hacia el que le hace el bien." 

Mirar es fijar la vista en un objeto ; y ver, reci- 
bir la imagen de los objetos por el órgano de la vista. 
Padecer se refiere á lo físico ; y sufrir á lo moral. 
Hablándose de un envase se dice que se vacia ; 
y de un líquido, que se vierte. 

Un hecho puede ser verdadero ; una relación, ve- 
rídica ; y un testigo, veraz. 

Abrogar, abolir, revocar. Arrogarse, atribuirse, 
apropiarse. 

Absolver, dar por libre de un cargo ú obligación. 
Absorber, embeber un cuerpo entre sus moléculas las 
de otro. 

Absceso, acumulación de pus que suele formar tu- 
mor. Acceso, acción de llegar ó acercarse, entrada, ca- 
mino ; acometimiento de una enfermedad. 

Accidente, suceso eventual que altera el orden re- 
gular de las cosas. Incidente, que sobreviene en el dis- 
curso de un asunto. 

Aceclmr, mirar, atisbar con cuidado alguna'perso- 
na ó cosa, procurando no ser visto. Asechar, poner 
armas ó asechanzas. 

Acerbo, áspero al gusto ; cruel, rigoroso, desapa- 
cible. Acervo, montón de cosas menudas. 

Actitud, postura del cuerpo humano, disposición 
del ánimo. Aptitud, suficiencia ó idoneidad para ob- 
tener y ejercer un empleo ó cargo ; capacidad ó disposi- 
ción natural. 

Adaptar, acomodar ó aplicar una cosa á otra. 
Adoptar, prohijar ; recibir ó admitir alguna opinión, 
parecer ó doctrina, aprobándola ó siguiéndola. 

Aclaración, acción ó efecto de aclarar ; aclarato- 
ria, adj. que aclara alguna cosa. 

Advenimiento, venida. Avenimiento, acción ó efecto 
de avenir ( concordar, a justar las partes discordes ). 

A las veces, en alguna ocasión ó tiempo, como 
■excepción de lo que comúnmente sucede, ó contrapo- 
aiiéndolo á otro tiempo ú ocasión. A la vez, á un 



— 184 — 

tiempo, simultáneamente. A veces, por orden alter- 
nativo. 

Artería, cada uno de los vasos que llevan la san- 
gre desde el corazón á las demás partes del cuerpo. 
Arteria, amaño, astucia que se emplea para algún fin. 

Bocal, jarro de boca estrecha ; Bucal, pertenecien- 
te ó relativo á la boca ; Vocal, perteneciente á la voz ; 
nombre de ciertas letras. 

Bautismo, primero de los sacramentos de la igle- 
sia ; bautizo acción ó efecto de bautizar. 

Cauce, acequia ó conducto por donde corre agua. 
Cause, inflexión de causar. 

Cesión, acto de ceder ; sección, división ; sesión^ 
junta de una corporación. 

Cidra, fruta. Sidi^a, bebida. 

Cima, lo más alto de los montes, cerros ó colla- 
dos. Sima, cavidad subterránea que se extiende prin- 
cipalmente en profundidad. 

Colapso, postración de las fuerzas vitales; pro- 
lapso, caída ó descenso de una viscera, ó del todo ó 
parte de un órgano. 

Contesta, inflexión de contestar. Contestación,. 
acción ó efecto de contestar. 

Deferencia, adhesión al dictamen ó proceder ajeno. 
Diferencio., razón por la cual una cosa se distingue 
de otra. 

Desbastar, quitar las partes más bastas á una cosa 
que se haya de labrar, gastar, disminuir, debilitar. 
Devastar, destruir un territorio arrasando sus edificios 
ó asolando sus campos. 

Desguazar, empezar á desbastar con el hacha un 
madero, ó parte de el para labrarlo. Esguazar, va- 
dear, pasar de una parte á otra un río ó brazo de mar. 

i)i?ífe?, parte superior de las puertas y ventanas. 
Umbral, parte inferior de la puerta contrapuesta 
al dintel. 

Droguero, que trata en drogas ó las vende. Dro- 
guista, árogyieiVO ', embustero. 

Esotérico, oculto, reservado.. Exotérico, comiin 
vulgar, público. 



— 185 — 

Especia, cualquiera de las drogas con que se sazo- 
nan los manjares. Especie, razón general ó concepto 
que comprende muchos individuos de una misma na- 
turaleza, caso, suceso, asunto, negocio. 

Espiar, observar con disimulo y secreto. Expiar, 
borrar las culpas, purificarse de ellas por medio de un 
sacrificio. 

Espirar, exhalar, echar de sí un cueri)o buen ó 
mal olor. Expirar, morir ; acabarse, fenecer una cosa. 

Espulgar, limpiar la cabeza, el cuerpo ó e] vestido, 
de pulgas 6 piojos. Expurgar, limpiar 6 purificar 
una cosa. 

Estalactita, concreción que pende del techo. Es- 
talagmita, estalactita inversa, porque se forma en el 
suelo con la punta hacia arriba. 

Falsa. — Femenino de falso (engañoso, fingido, si- 
mulado). Farsa, pieza cómica para hacer reír. 

Figón, casa donde se guisan y venden cosas ordi- 
narias de comer. Fisgón, el que tiene por costumbre 
fingir ó hacer burla. 

Florar, dar flor los árboles j plantas. Florear, 
adornar con flores; decir flores. Florecer, echar ó arro- 
jar flor ; prosperar, crecer en riqueza ó reputación. 

Florera, que usa de palabras chistosas y lisonjeras ; 
que vende flores. Florista, persona que fabrica flores 
de mano. 

Goce, acción ó efecto de gozar ; disfrutar de alguna 
cosa. Gozo, alegría. 

Guitarrero, el que hace guitarras ó las vende. Gui- 
tarrista, el que toca con frecuencia ó por oficio la 
guitarra. 

Hemiplejía, parálisis de todo un lado del cuerpo. 
Paraplejia parálisis de la mitad inferior del cuerpo. 

Incipiente, el que empieza. Insipiente, el que no 
sabe. 

Latente, oculto, escondido. Latiente, participio 
activo de latir, que late* 

Matadero. Sitio donde se mata j desuella el ga- 
nado. Mantanza, mortandad. 



— 186 — 

Maclmcar, quebrantar ó desmenuzar á golpes una 
cosa. Machucar, herir, golpear una cosa maltratán- 
dola con una contusión. 

Molesta, inflexión de molestar. MoUstia, fatiga, 
perturbación, enfado. 

Mobiliario, muebles, efectos públicos al portador ó 
transferibles i)or endoso. Mueblaje, conjunto de mue- 
bles de una casa. 

Objeto, lo que se percibe con alguno de los sen- 
tidos ; lo que sirve de materia y asunto al ejercicio 
de las facultades mentales ; termino 6 fin de los actos 
6 las potencias. Objetivo, perteneciente al objeto ; 
lente colocada en los microscopios y anteojos en el 
extremo opuesto á aquel por donde se mira. 

Pecoso, que tiene pecas. Picoso, que está muy se- 
ñalado de viruelas. 

Palúdico, -palustre; perteneciente á terreno panta- 
noso ; llámase fiebre palúdica la que suelen ocasionar 
los miasmas qu© se desprenden de esos terrenos. Pa- 
ludoso, lleno de lagunas ó pantanos. 

Péndola, pluma ; pieza de la máquina de algunos 
relojes. Péndulo, pendiente ; cualquier cuerpo grave 
pendiente de un hilo ó cadenillo que puede moverse 
libremente. 

Pulla, palabra ó dicho con que se zahiere. Puya, 
punta acerada. 

Rapar, afeitar; cortar el pelo con navaja ó con ti- 
jera. Raspar, roer ligeramente una cosa, quitándole 
parte de la superficie. 

Reasumir, volver á tomar lo que antes se tenía ó 
se había dejado ; tomaren casos extraordinarios una 
autoridad superior las facultades de todas las demás. 
Resumir, hacer el resumen de un escrito, de una ora- 
ción, de un debate, repetir el actuante el silogismo del 
contrario ; convertirse, comprenderse, resolverse una 
cosa en otra. 

Salobre, que tiene por su naturaleza sabor de sal. 
Salubre, saludable. 



— 187 — 

Salva, saludo hecho con armas de fuego. Salve, 
Tina de las oraciones con que se saluda y ruega i la 
Yirgen Santa María. 

Secundar, ayudar, favorecer. Segundar, asegun- 
dar (repetir algún acto); ser segundo. 

Silba, inflexión de silbar. Silva, colección de 
varias cosas hechas sin método ; combinación métrica 
^n que alternan con los versos endecasílabos los hep- 
tasílabos etc. Sirva, inflexión de servir. 

Traste, tira de metal, colocada á trechos en el 
mástil de la guitarra. Trasto, mueble ó utensilio. 

Vacación, suspensión de los negocios ó estudios 
por algún tiempo. Vacante, participio activo de vacar. ^ 

Virolento, que tiene viruelas. Virulento, ponzoño- 
so, maligno ocasionado por el virus, ó que participa de 
la naturaleza de éste ; aplicado al estilo ó á los escri- 
tos ó discursos, ardiente, sañudo, ponzoñoso, mordaz 
'en alto grado. 

Alguna cosa (quelque chose) cambíese por algo. 

En francés se dice bouquet'; mas en castellano 
«como ha de decirse es ramillete : 

Nace el ave, y con las galas 
que le dan belleza suma, 
apenas es flor de pluma, 
ó ramillete con alas. 

(Calderón de la Barca.) 

Esa no es la cuestión. Esta es una pésima traduc- 
<íión del francés (Ce n' est pas la question). En caste- 
llano hay los vocablos punto, asunto, materia, con los 
<íuales puede sustituirse cuestión. 

Ejemplo: 

"Le hice presentes las dificultades de la cuestión.'" 

Cambíese por : "Le hice presentes las dificultades 
'del asunto." 

Otro ejemplo : De qué cuestión se trata ? 

Por: "De qué asunto (ó materia) se trata?" 

Dice Baralt : 

"La cuestión no está clara, por el punto no está 
claro." 



— 188 — 

"No es cuestión de r¿formas, por no es asunto de 
reformas." 

He señalado los casos en que es impropio el uso» 
del vocablo cuestión, vo j á indicar cuándo es correcto 
su empleo^ 

Cuestión, significa : "Pregunta que se hace ó pro- 
pone para averiguar la verdad ; riña, pendencia, opo- 
sición etc." 

"Cuestión de tormento." 

"Cuestión de gabinete. La que afecta ó i^uede 
afectar la existencia de un ministerio." (Real Acade- 
mia Española). 

En esta disputa 
llegando los perros 
pillan descuidados 
á mis dos conejos. 

Los que por cuestiones 
de poco momento 
dejan lo que importa 
llévense este cuento. 

(IRIAIITE. — Los dos co»«jo».) 

Es decir. Galicismo es éste ya hace tiempo acep- 
tado (C est-a-dire): puede sustituirse con la exi)resión 
esto es. 

Procurar: Be incurre en galicismo empleando este 
verbo por proporcionar. 

Procúreme algo (Procurez-moi queique chose), por 
proporcióneme algo. 

Procurar proviene del latín (procurare); significa : 
Hacer diligencias para conseguir lo (pie se desea. 
(R. A, E.) 

Procurar se emplea bien en casos como éste : 

No encuentro en tí la extraña simpatía 
que ansiosa mi alma contemplar procura, 
ni á la sombra de la noche obscura, 
ni á la espléndida faz del claro día. 

(Plácido. — A un» hernao8».> 



— .189 - 

No h» de olvidarse que hay otros verbos con los 
«nales puede expresarse la misma idea, que son : buscar, 
conseguir y lograr, obtener, solicitar, tratar etc. 

Es galicismo hacer la cocina (faire la cuisine). Dí- 
j^ase cocinar. 

Poner en evidencia. Esta locución no es castiza ; 
•empléense en vez de ella los verbos evidenciar, demos- 
trar ú otros que como éstos puedan sustituirla pro- 
piamente. 

Poner en evidencia es galicismo .( mettre en évi- 
dence ). 

Finanza. Se incurre en galicismo, empleando tal 
vocablo y sus ámydkáo^ financiero, financista, (finance, 
feancier — e). 

En vez de "negocios ^?ia>?cíeros," "líombre^';ia?i- 
•cista 6 financiero,'' empléense "negocios ^rentísticos,'' 
^^hacendista ó rentista." 

Nada más es galicismo. 

"No tienes nada más que el portaplumas que com- 
praste ayer" por "no tienes sino el portaplumas que 
compraste ayer" 

Notabilidad es galicismo. 

"Toutes les notabilités du pays y étaient assem- 
blées." 

En castellano castizo no hay notabilidades políticas, 
sociales, literarias, sino hombres notables en política, 
en literatura etc. 

"Señorita, tres veces le he dirigido la palabra etc." 
En este caso está impropiamente usado el verbo dirigir. 

¿ Para qué se dirige la palabra ? ¿ Será para que 
no se extravíe ? Me parece que en castellano las pala- 
bras no necesitan dirección. 

En francés se dice : "adresser la parole a quelqu' 
Tin" ó "parler directement a quelqu' un." El verbo 
dirigir es galicismo, empleado en ese caso. Dígase : 
**Señorita, tres veces le he hablado etc." 

Hacer. La significación de este verbo, de irregu- 
laridad especial, es producir 6 poner la voluntad en ac- 
ción ; así como la de decir es expresar los pensamientos 



— Ido — 

por medio de la palabra ; y la de poder ^ tener lafacultact 
de obrar. 

El verbo hacer se refiere tanto á lo físico como- 
á lo moral. Hacer, en italiano/are, en portugués /azer;^ 
en inglés to do para lo moral y to make para lo físico ;; 
en alemán thun, machen; en holandés doe^n, maleen. 
Con el verbo hacer se incurre en muchos galicismos que 
desvirtúan la hermosa lengua de Castilla. Mencionare 
los principales : 

^^ Hacer nacer pensamientos, por concebirlos. Ha- 
cerse, -gor forjarse ilusiones. Esta verdad hace la base,„ 
por es 6 forma la base de nuestro sistema. Esta acción 
Imce su gloria, por en esta acción consiste su gloria. 
Nos hacemos un deber de hablar así, por creemos deber 
hablar así' Hacer, por obrar maravillas. Hacer, por 
cometer necedades. Hacer la desgracia de alguno, por 
traer ó labrar la desgracia de alguno. Hacer furor,, 
por estar en boga, excitar el interés etc." 

Hacer en griego es poieó : epopeya ( epos, narra^ 
ción ; poieo, hacer); melopeya (melos, canto, armonía) ; 
jpoieó, hacer, formar); onomatopeya (onoma, nombre ; 
poieo, hacer, formar) ;/arwaco/)ea (pharmahon, remedio; 
poieo, hacer); prosopopeya (proso2^on, persona; poieo ^ 
hacer.) (M. P. Larousse, Jardín de racinesgrecques.} 

Tienen de hacer (en latín fació, is, feci, factiim 
cere) /'afección, afectación, afectar, afectivo, afecto, ar- 
tífice, artificial, artificio, artificioso, benefactor, bene-^ 
ficencia, beneficiación, beneficial, beneficiar, beneficio, 
beneficioso, benéfico, confección, confeccionar, defec- 
ción, defectible, defectivo, defecto, defectuoso, deficien- 
cia, deficiente, déficit, difícil, dificultad, dificultar, edi- 
ficación, edificante, edificar, edificio, efectividad, efec- 
tivo, efecto, efectuar, eficacia, eficaz, eficiencia, eficiente,, 
especificación, especificar, especificativo, específico, es- 
tupefacción, estufacto, facción, faccionario, faccioso,, 
facial, fácil, facilidad, facilitación, facilitar, facsímile^ 
factible, facticio, factor, factoría, factótum, factura, fa- 
cha, fachada, faz fortificación, fortificante, fortificar^ 
haz, hechizo, infección, infecto, inficionar, insignifican-^, 
te, magnificar, magníficat, magnificencia, magnífico. 



— 191 — 

maleficencia, maleficiar, maleficio, maléfico, malhechor, 
manufactura, manufacturero, modificación, modificar, 
modificativo, mortificación, munificencia, munífico, no- 
tificación, notificar, oficial, oficialidad, oficiar, oficina, 
oficio, oficiosidad, olfatear, olfato, olfatorio, orífice, ori- 
ficio, osificarse, pacificación, perfección, perfeccionar, 
perfecto, personificación, petrificación, petrífico, profi- 
ciente, proficuo, prolífico, ratificación, rectificación, 
refacción, refección, refectorio, sacrificar, sacrificio, 
santificación, satisfactorio, significativo, sudorífico, su- 
ficiencia, superficialidad, terrífico, unificación, verifi- 
cación, verificar, versificación, vivificar etc." 

Confeccionar. Dice la Beal Academia Española, 
que en vez de este verbo han de emplearse componer, 
hacer etc., no tratándose de compuestos farmacéuticos, 
ó cuando más de alguna otra operación manual. 

A favor de. "Son galicismos : á favor de su naci- 
miento, por en atención á su nacimiento. A favor de 
la noche, por favorecido por la noche. A favor de las 
circunstancias, por favorecido por las circunstancias." 

A favor de se emplea castizamente cuando se sig- 
nifica en beneficio de, 6 en provecho de alguna persona 
ó cosa. 

Tener lugar (avoir lieu). Parece que aquí todas 
las cosas tienen lugar : los bailes, las funciones, las des- 
gracias. 

"Anoche tuvo lugar la muerte de D. Ignacio." 

"Ayer tuvo lugar un baile." 

El empleo de esta frase manifiesta escasos cono- 
cimientos en la hermosa habla de Castilla. 

Muchos verbos hay en castellano con los cuales 
puede suplirse esa frase ó expresión, tales son : acae- 
cer, acontecer, celebrar, efectuarse, realizar, suceder, 
verificar ; los que han de emplearse, según los casos. 

Tener lugar puede emplearse á las veces ; pero no 
frecuentemente, cual si no tuviéramos en castellano los 
verbos que he mencionado. 

Tener lugar se emplea también por tener cabida. 

"Aquí no tiene htgar esto" por "aquí no cabe esto 
ó no tiene cabida esto." 



— 192 — 

Venir de, por acabar de es galicismo. 

Vengo de hablar (je viens de parler), por acabo de 
hablar. 

" Vienes de manifestarme que no tienes dinero," 
por acabas de manifestarme qne no tienes dinero. 

Son galicismos : 

Enviar á buscar (envoyer chercher), , ir á buscar 
(aller chercher), venir á buscar (venir chercher). 

Empléense: enviar por, ir por, venir por. 

"Envié por los libros." "Iremos por el medico 
mañana" Vine por el dinero que usted me ofreció. 

Etiqueta. Este vocablo no equivale á marbete, 
inscripción, intilulación, rotulata, rótulo, título. 

Etiqueta es : "Ceremonial de los estilos, usos y 
costumbres que se deben guardar en las casas reales y 
actos piiblicos y solemnes etc. (R. A. E.)" 

La voz etiqueta, empleada por inscripción, título 
etc., es galicismo. 

En francés se dice etiquette (lat : inscriptio) "petit 
écriteau sur un sac, un paquetetc." 

Son galicismos : 

Acaparar, por monopolizar ; terreno accidentado, 
por terreno quebrado ; adjuntar, por acompañar, remi- 
tir ó enviar adjunta alguna cosa ; afecciotiado, por afi- 
cionado ; afectado, por pedantesco ; aliaje, por mezcla; 
aprovisionar, por abastecer, surtir, proveer; avalancha, 
por alud; banalidad, por vulgaridad; bisutería, por bu- 
honería, joyería ; cifra por guarismo ; contracción por 
aplicación ; chicana, por subterfugio, efugio, sutileza ; 
debutar, -pOT estrensiY&e, debut por estreno; dulce por 
afable, apacible ; fuete por látigo ; fuetear por fusti- 
gar, flagelar; fusil de caza, por escopeta; gi^an libro, 
por libro mayor; horas agi^adables, por ratos delicio- 
sos ; implantar, por establecer, fundar; más bueno, 
por mejor ; más grande, por mayor ; rnás malo, por 
peor ; orfebrería, por platería ; pasable, por pasadero ; 
pequeña fortuna, por escasa fortuna ; pretencioso, por 
presuntuoso ; producir efecto, por surtir efecto ; rango, 
por clase, fila, línea, categoría, jerarquía ; remarcable, 
por conspicuo; revayicha, por desquite; soirée, por 



— 193 — 

sarao, tertulia, reunión ; siísceptíble, por delicado, co- 
jigoso, quisquilloso, suspicaz etc. ; tenida, por junta, 
sesión, asamblea ; toilette, por tocador, compostura, 
peinado, tocado ; trousseau, por ajuar de novia. 

Anda ya en boca de muchos, el verbo co?i¿ro?ar, 
tomado del francés co?2Í?'o?e?^; en ingles, to control; y 
en alemán (del francés, cambiada la terminación er en 
tren) controlliren. El Diccionario trae el verbo contralo- 
rear, pero con la nota de anticuado. Existe el voca- 
blo contralor. En vez de controlar, creo que pueden 
usarse los verbos comj^ro6ar, rectificar, refrendar, pro- 
tocolar, verificar. 

Díceres. — Algunas personas que juzgan el castella- 
no cosa fácil, baladí, emplean dicho vocablo y hasta ha- 
cen ostentación de el. La palabra propia, castiza es de- 
cires, que significa dichos de la gente etc. Este nombre 
sustantivo plural tiene su origen en el verbo decir, 
que viene del latín (iicere (dico, is, dixi, dictum), sus 
compuestos y derivados son : "adicto, bendecir, ben- 
dición, contradecir, contradicción, decidor, dicción, 
diccionario, dictado, dictador, dictadura, dictamen, dic- 
tatorio, dicharacho, dicho, edicto, interdicción, inter- 
dicto, jurisdicción, maldecir, maldición, predecir, pre- 
dicación, predicar, predicción, veredicto." 

Decires es el vocablo que ha de usar la gente culta. 

"¿ Que decires hay ?" 

Emplease iambien en singular el sustantivo alu- 
dido : "el decir de la gente," "el elegante decir de D. 
Eduardo Gaicano." 

Decir, en griego, es pJiemi, legó; dialecto {dia, se- 
parado ; lego, decir); profeta (pro, antes ; phemi, decir). 

Porque el verbo decir es de una amplitud conside- 
rable, abusase de el empleándole en lugar de otros 
verbos muy expresivos, en casos en los cuales es pro- 
pio el uso de los que indicare, y muy vaga la signi- 
ficación de aquel ; tales verbos son : manifestar, se- 
ñalar, expresar, significar, participar, demostrar, co- 
municar, .exponer, asegurar etc. 

HUMOBADA8 FILOLÓGICAS 13 



— 194 — 

La prodigalidad del verbo decir hace incurrir 
en oraciones pleonásticas del mal tono, que han de 
evitarse imperiosamente. 

Enojado un joven con un compañero de oficina, 
le preguntaron el motivo 6 la razón que para ello te- 
nía, y respondió bárbaramente : estoy enojado con ese 
joven, porque me han dicJio que el dice que yo dije 
que el dice que el señor Tal es ... . una buena persona. 

i Habráse visto mayor redundancia ! 

Apercibir es galicismo, por advertir, reparar, no- 
tar, conocer. Apercibir significa "prevenir, disponer, 
preparar lo necesario para alguna cosa." Dicho ver- 
bo, según lo indica el Diccionario, se usa también como 
reflexivo. 

Desapercibido no significa, como suponen los ga- 
licistas, ignorado, inadvertido, no visto, sino despreve- 
nido, desprovisto de lo necesario. 

Tomar parte es galicismo ( prendre part ). 

Comptez-vous prendre part acette affaire. 

"Piensa usted tomar parte en este negocio." 

Dígase : ¿ piensa usted tener ó tendrá usted parte 
en este negocio ? 

Puede emplearse también el verbo participar en 
vez del galicismo tomar parte. 

Creyón. No hay creyón en castellano, señores 
galicistas, sino en francés, y se escribe crayon. 

Dígase á la castellana lápiz. 

Jornal no se llama, sino libro diario " aquel en 
que se van sentando día por día y por su orden 
todas las operaciones del comerciante relativas á su 
giro ó tráfico." 

Jornal se emplea correctamente en los casos si- 
guientes : 

"El Jornal que ha señalado la Compañía de 
Tranvías es de cuatro bolívares." 

"Luis y Antonio trabajan á jornal." 

Los franceses forman generalmente sus diminu- 
tivos valiéndose del adjetivo petit-e, que equivale en 
castellano á peqiieño-ña. 



— 195 — 

Un petit Uvre, un petit cJiapeau, une petíte táble. 
Más no Hemos de imitarlos diciendo : 

Vn pequeño libro, un pequeño sombrero, una pe- 
queña mesa. 

En castellano se forman los diminutivos por me- 
dio del incremento ( aumento de letras ) que al voca- 
blo convenga. 

Terminan los diminutivos castellanos, como ya en 
otra parte de esta obra lo he dicho, en {co,illo, ito etc.: 
mesica, mesilla, mesita, somhrerico, sombrerillo, sombre- 
rito etc. . 

Dar lectura. Tanto nos agrada por aquí dar, 
que el día menos pensado vamos á dar lo que no con- 
viene. . . . esto es, cuanto poseemos, y entonces ¿qué 
será de nosotros ? Llegaremos á dar lástima. 

Dar lectura ( donner ou faire la lecture ). 

Dígase leer. 

Acabo de leer un cartel que dice : 
"Teatro Munitipal.-Famoso Matine para mañana etc." 

Matine llaman los afrancesados el espectáculo 
( fiesta 6 diversión ) que se celebra en la tarde. 

En francés no hay matine, sino matinée, cuya ver- 
sión es "parte del día que transcurre desde que ama- 
nece hasta mediodía." 

En castellano hay la i)alabra vespertina, que sig- 
nifica " acto literario que en las universidades se tie- 
ne por la tarde." En el caso propuesto ha de decirse 
" vespertina teatral ó, empleando el adjetivo vesper- 
tino-na : " función vespertina," " acto vespertino," "es- 
pectáculo vespertino," "diversión vespertina." 

Si el acto se tiene por la mañana puede decirse 
"acto matutino ó matutinal," ó "función matutina ó 
matutinal. 

Empléase el adjetivo nocturno-na si el espectáculo 
es por la noche : 

"Espectáculo nocturno," "fiesta nocturna." 

Pernoctar. Qué creerán algunos que significa es- 
te verbo ? 

" He pernoctado aquí toda la mañana esperando 
á usted, señor Canillón." 



— 196 — 

Pernoctares, "pasarla noche en alguna parte, 
fuera del propio domicilio y especialmente viajando." 

Enamoriscar no se dice, sino enamoricarse. 

Venduta. Cámbiese por subasta 6 almoneda. 

Alterjiabilidad no Qxisie en castellano, sino alter- 
nación. 

Venta al detal (ó detall) no debe decirse, sino" 
venta por menor. 

Esmorecerse ó desmorecerse no hay en castellano, 
sino encanarse que vale " pasmarse ó quedarse en- 
varado el niña que no puede romper á llorar por el 
coraje que toma." 

Es el hijo de Juliana 
un niño muy majadero, 
porque á menudo se encana 
por más que evitarlo quiero. 

Orfebrería se emplea correctamente, por " obra ó 
bordadura de oro ó plata." 

Sendos-das. Este adjetivo no significa varios, 
muchos, grandes, sino "uno 6 una por cada cual de 
dos ó más personas ó cosas." 

" Siete fotógrafos que estaban, con sendas má- 
quinas ó cámaras obscuras, sacaron retratos del es- 
píritu desde diversos puntos de vista." 

( D. Juan Valkra. ) 

" Ciento sufre ax)ócope : cien ducados, cien leguas. 
La forma abreviada es necesaria antes de todo sustan- 
tivo, como cien duraznos, cien ¡^esos, ó interviniendo 
solamente adjetivos, como en cien valerosos guerreros, 
cien aventuradas empresas ; pero sería viciosa en cual- 
quiera otra situación : los muertos pasaron de cien, 
cien de los enemigos quedaron en el campo de batalla, 
son expresiones incorrectas; bien que no dejan de 
encontrarse en distinguidos 'escritores modernos. 
Cuando precede á un cardinal se distingue : si lo mul- 
tiplica, se apocopa: cien mil Jiombres ; si sólo se^ le 
añade, no sufre apócope : ciento cincuenta y tres, cien- 
to veintitrés mil. — (Bello, Gram.) 



— 197 ~ 

Medio. No debe decirse el medio proporcional. 
En matemátidas la cantidad que sirve de consecuente 
al primer término y de antecedente al siguiente se 
llama media proporcional. . 

Se dice medio proporcional cuando se trata de la. 
distancia conveniente de un lugar.. 

Derecho canónigo no digas, Juan, sino dere- 
cho canónico. . 

Realero no significa dineral^ mucho dinero, mu- 
chos reales, sino "Mayoral de un hato ó rebaño forma- 
do á reala." 

Jorungar no se dice, sino hurgar. 

"Vengo de la Jefatura.'' 

Jefatura vale, mientras no resuelva otra cosa la 
Academia: "dignidad ó cargo del jefe." Según los 
casos ó situaciones, pueden emplearse : Frefectura., Sub- 
jwefectura. Casa municipal, Casa consistorial ó Con- 
sistorio. 

A través ; al través. Baralt dice : "En castellano 
no conocemos el modo adverbial A través (Y. A tra- 
vers) sino Al través, estoes. Por entre. ..." 

El Diccionario de la Academia trae á través \j al 
través, con estos ejemplos : A través de la celosía ; A 
través de una gasa. 

Creo que ha de emplearse al través cuando se tra- 
ta de cosas de tamaño limitado ó conocido ; y d través 
cuando se indican cosas ilimitadas ó de desconocido 
tamaño : 

Al través de la celosía ; al través de una puerta 
al través de una ventana ; al través de un muro. 

A través del tiempo; á través de los siglos; d- tra- 
vés del espacio ; d través de las edades ; d través de 
las ideas. 

Hay también el modo adverbial de través que 
equivale á en dirección transversal. 

"Qué decepción !'' exclama \ni2i joven de cuarenta 
y cinco años y pico, de conocimientos profundos en 
el arte de amar; 



— 198 — 

Se comete latinismo empleando el vocablo decep- 
ción en vez de desengaño. Pueden usarse también las 
dicciones engaño, contrariedad. 

En francés se usan deception, tromperie etc. 

" L'esperance rend nulle la le^on de déceptions 
journaliéres." 

En inglés y en francés se ha aceptado ese la- 
tinismo. 

" There is no one thing relating to the actions or 
enjoyments of man in which he is not líable to decep- 
iion." 

En alemán se dice der Betrug. 

En italiano se usan los vocablos dishiganno, in- 
yanno. 

" E dair inganno suo vita riceve.^(TASSO). 

Calvicie. En latín se dice calvities j en francés 
calvitie ; mas en castellano ha de preferirse á tal la- 
tinismo calvez. 

Pretermitir (praetermittere) puede sustituirse con 
omitir. 

Van á aumentar el formato de este periódico. 
Cambíese el italianismo formato, por forma, tamaño. 

Formato es participio del verbo formare. 

El participio de los verbos italianos de la primera 
conjugación termina en ato', amato, parldto, trovato. 

Dilettante. El plural de este vocablo italiano es 
dilettanti por la sencilla razón de que en italiano los 
■sustantivos terminados en e, o, forman el plural cam- 
biando esas vocales en ^, por consiguiente, es dilet- 
tanti el plural del nombre sustantivo á que me re- 
ñero ; derívase del verbo dilettare, cuya significación en 
«castellano es deleitarse, divertirse etc. 

De dilettare se forman también diletto, dilettatore. 

Dilettante es el aficionado ó apasionado por la 
■música, y porque aficionado es el instruido en algún 
arte sin profesarlo, deduzco que el equivalente en cas- 
tellano áQ dilettante es aficionado ó instruido en el arte 
á que dedica sus desvelos y cuidados ; por lo tanto, no 
estoy de acuerdo con los que creen que dilettante es 
el que simplemente asiste ó concurre á esas manifesta- 



— 199 — 

ciones líricas, cómo conciertos, zarzuelas, operas etc. 
El düettante es persona conocedora del arte, que ha 
asistido á muchas de esas manifestaciones y ha logra- 
do formarse criterio propio ; el düettante muchas ve- 
ces canta j tiene más conocimientos que algunos que 
aparecen como artistas. En grado más elevado figura 
el vírtíLoso, (jue es el muy hábil en la música. 

Leyendo algunos periódicos italianos he encon- 
trado el aviso cuya traducción transcribo : 

" El día 8 de este mes cantará el celebre di- 
lettante. ..." 

^^ Desearía tomar un paseo ", dice un joven que lle- 
gó hace poco tiempo de Nueva York. 

Tomar un paseo es anglicismo ( to take a walk ). 
Dígase dar un paseo. 

Panfleto (pamphlet) emplean los anglicistas en 
vez defolletOf lihrejo. 

Saibó (side-board). Cambíese este anglicismo por 
aparador. 

El fruto de la alcaparra se llama alcaparrón. 
Voy á indicar los nombres de algunos árboles etc. 
y el del fruto de cada uno de ellos. 

El albaricoquero produce el albaricoque; el al- 
berchiguero, el albérchigo ; el acerolo, la acerola ; 
el almendro, la almendra ; el avellano, la avellana ; 
el bcrgamoto, la bergamota ; el calabacero, la calaba- 
za ; el castaño, la castaña ; el cerezo, la cereza ; el cidro, 
la cidra ; el ciruelo, la ciruela ; el durazno ó düra2^ 
ñero, el durazno ; la encina, la bellota ; el frambueso, 
la frambuesa ; el granado, la granada ; la haya, el ha- 
yuco ; la higuera, el higo ; el limonero, el limón ; 
el marjoleto, la marjoleta ; el olivo, la oliva ó aceituna; 
el manzano, la manzana ; el níspero, la níspola ó el 
níspero ; el moral, la mora ; el naranjo, la naranja ; 
la palma (la palmera común ; phenix dactilífera), el 
dátil ; el peral, la pera ; el pino, la pina ; la tomatera, 
el tomate ; el uvero, la uva de playa. 



— 200 — 

Ya que aquí está tan de moda el extranjerismo, 
copio, para regocijo de muchos, algunas palabras y 
frases con su traducción castellana. 

FRANCÉS CASTELLANO 

Amateur Aficionado. 

Argent comptant Al contado. 

Arriére pensée Segunda intención. 

Attaché Agregado. 

Brasserie Cervecería 

Bloc (en) En conjunto. 

Bock \ Vaso de cerveza. 

Boulangerie Panadería. 

Budget. Presupuesto. 

Buffet Aparador. 

Caoliet Sello. Marca. 

Calembour Equívoco. Juego de voces. 

Charcuterie Salchichería. 

Chic Exquisito. Primoroso. 

Comité Comisión. Junta. 

Commis voyageur Agente viajero. 

Charge d'affaires Encargado de negocios. 

Chef d'oeuvre Obra maestra. 

Debácle ". Desastre. Derrota. 

Deplace Fuera de lugar. 

Derniére (a la) A la ultima. 

Enfant gáte Niño mimado. 

Eaubourg Suburbio. 

Gargon Garzón. Mozo. 

Grippe Catarro. 

Hors concours. Fuera de concurso. 

Hors d'oeuvre Entremeses. 

Maitre d'hótel Maestresala. Maestre de 

hostal. 

.Madame . . . Señora. 

Mademoiselle* Señorita. 

Marionnette Monicaco. Títere. 

Merci Gracias. 

/Neglige (en) Al desgaire. Al desden. 

Outrance (a) ............ Al extremo. A todo trance. 



~ 201 — 

FRANCÉS ^ CASTELLANO 

Parvenú Advenedizo. 

Pátisserie Pastelería 

Pourboire Propina. 

Pousse-café Copita de licor que se toma 

después del café. 

Souvenir Recuerdo. 

Tablean Cuadro. 

Trouppe Compañía de comediantes 

etc. 
Vol-au-vent Pastel. Empanada. 

INGLÉS 

All riglit Perfectamente. 

Bar .Cantina. 

E|ase-ball Cierto juego de pelota. 

Bill Billete, cédula. 

Bitter Amargo. 

Boycottage Conjuración contra un in- 
dividuo. 

Clown Payaso. 

Cold-cream Crema fría. 

Competition . . : Competencia. Rivalidad. 

Custom-house Aduana. 

Challenge Desafío. 

Check Especie de libranza. 

Dandy Lechuguino. Pisaverde. 

Detective " Agente de policía en Ingla- 
terra. 

Dock Dique. Dársena. 

Flirt Coquetería. 

Folk-lore Cuentos y leyendas popu- 
lares. 

Garden-party Fiesta campestre en un , 

jardín. 

Gin . . : Ginebra. 

Gingerbeer Cerveza de jengibre. 

Go ahead Id adelante. 

Good bye Adiós. 

Groom Grumete. Lacayo joven. 



— 202 — 

INGLÉS CASTELLANO 

Hall Salón. Yestíbulo. 

Harbour Corporation ... . . Corporación del Puerto. 

High-üf e Alta sociedad. 

Home rule. Gobierno propio. Autono- 
mía. 

Humbug Patraña. Trampa. 

Interview Entrevista. Conferencia. 

Jockey Jinete. 

Lunch Merienda. 

Match Apuesta. Partida entre do s. 

Meeting Plebiscito. Asamblea po- 

Miss Señorita. 

Mister Señor. 

Mistress Señora. 

Pale-ale Cerveza blanca. 

Peppermint Menta. 

Picnic Fiesta campestre ó jira. 

Pickpocket Cortabolsas. Faltrero. 

Pickles Encurtidos. 

Porter Cerveza negra. 

Purser Contador de navio. 

Kecord Eegistro. 

Eeporter Noticiero. Informador. Re- 
dactor. 

Sandwich Emparedado. 

Shilling Chelín. 

Smart Elegante. 

Sj)eech Discurso. 

Spleen Esplín. 

Sport Deporte. 

Steamer Buque de vapor. 

Stock Depósito. Fondo. 

Struggle por lif e Lucha por la vida. 

Ticket Boleta. 

TroUey Carretilla. Carretón para 

transportar los equipajes 
etc. en los ferrocarriles. 

Water-closet Excusado. Betrete. 



- 203 — 



INGLES CASTELLANO 

Welcome Bienvenida. 

"Wüarf . : • Muelle (de los puertos). 

Yacht Yate. 

ALEMÁN. 

HeiT Señor. 

Kaiser, Kaiserin Emperador, Emperatriz. 

Kinder-garten Jardín de niños. 

Krone Corona. 

Kronprinz Príncipe heredero de la 

corona. 
Beichstag Cámara legislativa alemana 

ITALIANO 

Allegro Alegre. 

Cicerone Guía que muestra á los 

extranjeros las curiosi- 
dades de una ciudad. 

Condottiere Conductor. Guía. Jefe. 

Cosí Así. 

Crescendo Aumento gradual del sonido 

Da capo Al principio. 

Ecco He aquí. 

Eantoche (fantoccio) Muñeco. Títere. 

Fortiori (a) Con mayor razón. 

Giorno (a) , Como el día. 

Lasciate ogni speranza (pa- 
labras del Dante) Deponed toda esperanza. 

Mezza voce A' media voz. 

Prima donna Primera dama. 

Soprano "La más aguda ó alta de las 

cuatro pai-tes en que se 
, divide la extensión de la 

voz humana, bajo, tenor, 
contralto y soprano J' 

Sotto voce En voz baja. 

Yendetta Venganza. 

Para el precedente trabajo he consultado varias 

obras, entre ellas la de D. Baldomero Rivodó, " Voces 

y Locuciones de diversos idiomas europeos. 



— 204 — 





tí 

3 ■ 


g- P • • .* ? ■• ic- 



> 

91 


io 

Adrede. 

Alto. 

Apenas. 

Aposta. 

Así. 

Bajo. 

Bien. 

Buenamente. 

Como. 

Conforme. 

Cual. 

Despacio. 

Duro. 

Excepto. 

Mal. 

Malamente. 

Quedo. 

Recio. 

Salvo. &. 


i 


11 
Bastante. 
Casi. ^ 
Cuan. 
Cuanto. 
Harto. 
Mucho. 
Muy. 
Nada. 
Poco. 
Tan. 
Tanto. 


> 




7 
Como. 
Cuan. 
Cuánto. 
Más. 
Menos. 
Mejor. 
Peor. 




5 
Antes. 
Después. 
Primeramente. 
Sucesivamente, 
últimamente. 





7 
Cierto. 

Ciertamente. , 
Efectivamente. 
Pues. 

Seguramente. 
Sí. 
Verdaderamente . 


M - 

> 


Os 
Í2l 


5 
Jamás. 
Ni. 
No. 

Nunca. 
Tampoco- 


!25 

i- 

Os 
iz! 


4 

Acaso. 
Quizá. 
Quizás. 

Si. 



>• 



td 
1— I 
O 

ü 



205 



MODOS ADVERBIALES 



. A pique, cerca, á riesgo, á contingencia. 

A sabiendas, de un modo cierto, á ciencia segura. 

A hurtadillas, furtivamente, sin que nadie lo note. 

A diestro y siniestro, sin tino, sin orden, sin dis- 
creción ni miramiento. 

A roso y velloso, totalmente, sin excepción, sin 
consideración ninguna. 

A ciegas (ciegamente), sin conocimiento, sin re- 
flexión. 

A la meridiana, á la hora del mediodía. 

A bulto, por mayor, sin examinar bien las cosas. 

A la francesa, al uso de Francia. 

A la antigua ód lo antiguo, según costumbre ó uso 
antiguo. 

A la moderna, según uso nuevo ó moderno. 

A la moda, en uso actual. 

A ¡a chita callando, con mucho silencio, sin meter 
ruido. 

A pie juntillas, con los pies juntos ; firmemente, 
con gran porfía y terquedad. 

A la buena de Dios, sin artifició ni malicia. 

A la cuenta (por la cuenta), al parecer, ó segundo 
que se puede juzgar. 

A las mil maravillas, de un modo exquisito y 
primoroso, muy bien, perfectamente. 

A Ojos cegarritas, á ojos cerrados. 

A ojos vistas, visible, clara, patente, palpable- 
mente. 

A tientas, con incertidumbre, dudosamente, sin 
tino. 

Atontas y locas, desbaratadamente, sin orden ni 
concierto. 

A troche y moche {ó d trochemoche), disparatada, 
e inconsideradamente. 

Al revés, al contrario, ó invertido el orden regular. 

Al anochecer, al acercarse la noche. 

Al pronto, en el primer momento, ó á primera vista. 

Ante todo, primera ó principalmente. 



— 206 — 

A todo, cuanto puede ser en su línea, á lo sumo : 
d todo correr. 

Con todo, no obstante, sin embargo. 

De golpe, prontamente, con brevedad. 

De lo alto, del cielo. 

De pronto, apresuradamente, sin reflexión. 

De nuevo, otra vez. 

De cuando en cuando (ó de vez en cuando), algu- 
nas veces ó de tiempo en tiempo. 

De seguida, consecutiva ó continuamente, sin inte- 
rrupción. 

En el acto, en seguida, acto continuo 6 seguido, 
inmediatamente después. 

En efecto, efectivamente, en realidad de verdad. 

En resumen, en substancia, en suma, en conclu- 
sión. 

En fin, finalmente, últimamente. 

En un santiamén, en espacio brevísimo, en un ins- 
tante. 

Entre dos luces, al amanecer. 

Por alto, hablando de la consecución de algún 
empleo ó merced, por particular favor ó protección. 
Pasar por alto, omitir, callar alguna cosa. 

Por el, 61o pronto, interinamente, en el entretanto, 
provisionalmente. 

Por junto, en total. 

Por mayor, sumariamente ó sin especificar las cir- 
cunstancias ; en cantidad grande. 

Por lo tanto, por consiguiente, por lo que antes 
se ha dicho, por el motivo ó las razones de que acaba 
de hablarse. 

Por tanto, por lo qué, por cuya razón, en atención 
á lo cual. 

Sin embargo, no obstante, sin que sirva de impe- 
dimento. 

Son de uso frecuente en castellano algunos adver- 
bios j modos adverbiales latinos. 

Ah intestato, sin testamento. 

Ah írato, arrebatadamente, á impulsos de la ira, 
sin reflexión. 



— 207 — 

Ab ovOj desde el principio ó desde tiempo muy 
remoto. 

Ahrenuntio, se usa familiarmente para dar á enten- 
der que detestamos alguna cosa. 

Accésit^ recompensa inferior inmediata al premio 
en certámenes científicos, literarios ó artísticos. 

Ad hoc, para eso, especialmente para eso, ade- 
cuadamente para ese objeto. 

Ad honórem, á título honorífico, sin emolumentos. 

Ad Ubítum, á gusto, á voluntad. 

Adpédem litterae, al pie de la letra. 

Ad perpetuara. Información ad perpetuara ó ad 
perpétuam reí raemóríam, la que se hace judicalmente 
y á prevención, para que conste en lo sucesivo al- 
guna cosa. 

Agnusdéi (cordero de Dios), objeto de devoción 
muy venerado, que consiste en una lámina gruesa de 
cera con la imagen del cordero ó de algún santo im- 
presa. 

Ante diera, (antedía), emplease tratándose de 
avisos para convocar á los individuos de una junta ó 
congregación. 

A parí. Argumento d parí ó a simüí, el funda- 
do en razones de semejanza y «de igualdad entre el he- 
cho propuesto y el que de el se concluye* 

A posteriori, indica la demostración que consiste 
en ascender del efecto á la causa, ó de las propieda- 
des de una cosa á su esencia. 

A priorij indica la demostración que consiste en 
descender de la causa al efecto, ó de la esencia de una 
cosa á sus propiedades. 

Bis, repítase ó repetido. 

Cálamo cúrrente, de repente, con presteza, sin 
previa reflexión. Úsase para demostrar la manera 
de hacer ciertas cosas, como componer versos, escri- 
bir, dictar etc. 

Casus belli, caso ó motivo de guerra. 

Corpus Christi, cuerpo de Cristo. 

Cumquibus, dinero. 



— 208 ~ 

Defacto, de hecho. 

Déficit, en el comercio^ descubierto que resulta 
comparando el haber ó caudal existente con el fondo 
6 capital puesto en la empresa etc. 

Dele, signo con que el corrector indica al mar- 
gen de las pruebas que ha de quitarse una palabra 
letra 6 nota. 

Deo gratias (gracias á Dios), puede usarse para 
saludar al entrar en una casa. 

Deo volent, Dios mediante. ^ 

Desiderátum, objeto y fin de un vivo ó constante 
deseo. 

De vita et moribus. (Información...) la que se ha- 
ce de la vida y costumbres de aquel que ha de ser ad- 
mitido en una comunidad 6 antes de obtener una dig- 
nidad ó cargo. 

Eccehomo (he aquí el hombre), imagen de Jesu- 
cristo como le presentó Pilatos al pueblo. 

^ Ergo, palabra latina que usaban los antiguos es- 
colásticos en la conclusión de un silogismo, y equiva- 
le á luego, por consiguiente. 

Ex cdthedra, desde la cátedra, en tono magistral 
y decisivo. 

Exclusive (exclusivamente), significa que el nom- 
bre á que se aplica no se toma en cuenta. 

Exequátur, cúmplase. 

Ex profeso, de propósito ó de caso pensado. 

Extratémpora (fuera de tiempo), dispensa pa:pa 
que un clérigo reciba las órdenes mayores fuera de 
los tiempos señalados por la iglesia. 

Facsímile, imitación exacta de una rúbrica ó de 
un escrito autógrafo. 

Factótum (todo lo hace), sujeto que ejerce en 
una casa varios ministerios ; persona entremetida, 
que oficiosamente se presta á todo genero de servicios. 

Fíat (hágase, sea hecho), consentimiento que 
se da para que una cosa tenga efecto. 

Gloria patri (gloria al Padre), versículo latmo 
que se dice después del Padrenuestro y Avemaria y 
al fin de los salmos e himnos de la Iglesia. 



— 209 — 

Gaudeamus ( alegrémonos ), fiesta, regocijo ; co- 
mida y bebida abundante. 

Gratis, de gracia ó de balde. 

Hdbeas Corpus (que tengas personalidad), dere- 
cho que tiene todo ciudadano, detenido ó preso, á 
comparecer inmediata y públicamente ante el juez 
ó tribunal que lo juzgue. 

ídem, el mismo, lo mismo. 

In alhis, en blanco. 

1)1 artículo mortis, en el artículo de la muerte. 

Inclusive (inclusivamente), significa que el nom- 
bre á que se aplica se toma en cuenta. 

Incontinenti, prontamente, al instante, al punto, 
sin dilación. 

In facie ecclesiae (en presencia de la iglesia), 
se usa nablando del santo sacramento del matrimo- 
nio, cuando se celebra públicamente y con las tíere- 
monias establecidas. 

In illo téynpore, en aquellos tiempos. 

In pdrtibus injidélium (en lugares 6 países de infie- 
les). Obispo inpdrt ib US infidélium, aplícase á la persona 
condecorada con el título de .un ■ cargo que realmente 
no ejerce. En esta acep. es más frecuente decir sólo 
in pdrtibus. 

Inpéctore, dentro del pecho, reservado. 

In promptu (de pronto), se dice especialmente de 
las composiciones musicales ó literarias que se im- 
provisan. 

Insólidum, por entero, por el todo. 

/?iíer ?20S, entre nosotros. 

In sécula seculórum, en los siglos de los siglos. 

Ipso fado, inmediatamente, en el acto . 

HUMORADAS FILOLÓGICAS 14 



— 210 — 

Ipsojure, empléase para denotar que una cosa 
no necesita la declaración del juez, pues consta por 
la misma ley. 

ítem, se usa para hacer distinción de artículos 
ó capítulos en, las escrituras, y es también señal de 
adición. 

Lapsus cdlami, error de pluma. 

Lapsus linguae, tropiezo ó error de lengua. 

Latae sententiae. Excomivnión latae sententiae, 
aquella en que se incurre en el momento de come- 
ter la falta previamente condenada por la Iglesia, sin 
necesidad de imposición general ó expresa. 

Ligmim crucis, reliquia de la cruz de Cristo, que 
regularmente se pone en forma de cruz. 

Mare mágnum, abundancia, grandeza ó confusión 
de cosas. 

Máxime, principalmente. 

Miserere (ten compasión), salmo cincuenta que 
empieza con esta palabra. 

Motu propio, voluntariamente, de su propia, libre 
y espontánea voluntad. 

Némine discrepante, sin contradicción, discordan- 
cia ni oposición alguna. 

Nequáquam, en ninguna manera, de ningún modo. 

Numerata pecunia, al contado. 

Peccata minuta, error, falta ó vicio leve. 

Per se, por sí ó por sí mismo. 

Pro indiviso, dícese de las herencias cuando no 
están hechas las particiones. 

Quídam, cierto sujeto indeterminado ; sujeto des- 
preciable cuyo nombre se ignora ó á quien no se quie- 
re nombrar. 

Quid pro quo, se usa cuando en vez de una cosa 
se pone otra que se tiene por equivalente. » 



— 211 — 

Recipe, receta de facultativo. 

Sic (así, de esta manera), se usa en impresos y 
escritos para indicar que una palabra ó frase emplea- 
da en ellos es la misma que consta en el libro ó papel 
de que se ha copiado. 

Sine qua non (condición...), aquella sin la cual no 
se hará una cosa. 

Statit quo, sin adelantar, en el mismo estado. 

Si ib conditione, con sujeción á una condición ex- 
presa. 

Sui géneris, (de su género ó especie), denota que 
la cosa á que se aplica es de un genero ó especie muy 
singular y no se parece á ninguna otra. 

Superávit, residuo ó sobra de alguna cosa. 

Súrsum corda, elevad vuestros corazones. 

Tedeum, cántico que usa la Iglesia para dar 
gracias á Dios. - 

Transéat, se usa para indicar que importa poco 
conceder ó negar alguna cosa. 

Tuáutúm, sujeto que se tiene por principal y ne- 
cesario para alguna cosa ; cosa misma que se consi- 
deía precisa. 

Ultimátum, última proposición ; resolución defini- 
tiva. 

Ut retro, como á la vuelta. 
üt supra, como arriba. 

'^de retro, se usa para rechazar á una persona ó 
cosa. 

Vale, pásalo bien ; Dios te de salud. 

Velis nolis, quieras ó no quieras ; de grado ó por 
fuerza. 

Verhi gratia (verbigracia), por ejeníplo. 

Viceversa, al ó por, lo contrario. 



•O 



— 212: — 

Vis cómica, fuerza de gracia ó talento cómico. 

Volavérunt, significa qne alguna cosa faltó. 

Casi todos estos adverbios etc. los lie tomado del 
Diccionario de la Academia. 



PEEPOSICIONES 

Las preposiciones separables son, segmi la Aca- 
í demia, las diez y nueve siguientes : 

d, ante, bajo, cabe, 

con, contra, de, desde, 

en, entre, hacía, hasta, 

para, por, según, sin, 

so, sobre, tras. 

Las inseparables son : ab, abs, ad, ana, anfi, anti, 
apo ; cata, cis ó citra ; des, di, dia, dis ; en, epi, es, 
ex, extra ; hiper, hipo ; in, inter ; meta; a; ob ; para, 
per, peri, pos, pre, preter, pro; re, res; sin, suh 6 so, 
son, sor, sos, sit 6 sus, super ; troMS^ ultra. 



CONJUNCIONES . 

Las conjunciones son : 
Copulativas.... y, é, ni, que. ^ 

Disyuntivas.. . . ó, ú, ahora fu ora), ya, bien. 
Adversativas . . . mas, pero, cuand.o, aunque, antes ó 

antes bien, bien que, mas que, sino, siquiera. 
Condicionales . . si, como, con tal que,' siempre que, 

dado que, ya que. 



— 213 — 

Causales por qué ^ pues, pues que, puesto que, su 

puesto que. 
Continuativas., pties, asi que. 
Comparativas . . coino, como que, así, asi como. 

Finales para que, porque, á fin de que. 

Ilativas . conque, luego, pues, por consiguiente^ 

INTEKJECCIONES 

" Ah, ay j oh se usan indiferentemente para de- 
notar pena, gozo, mofa, sorpresa, desprecio, ira 6 ad- 
miración. 

5a/¿ indica que nos causa molestia, desdén ó re- 
pugnancia lo que oinios. 

Ca ó quia es indicio de negación ó incredulidad. 

Cdspíta se usa para manifestar admiración ó -ex- 
trañeza. 

Ea sirve unas veces para infundir ánimo, otras 
para meter prisa, otras para imponer silencio, y otras, 
en fin, para significar enojo ó contradicción. 

Fh. Con esta interjección no menos variada que 
ah, reprendemos, llamamos, preguntamos, desprecia- 
mos ó advertimos. 

Guay vale intimación y amenaza. 

Hola. Con esta interjección se llama á los infe- 
riores y se denota ya alegría, ya extrañeza. 

Huy es una exclamación arrancada por dolor 
físico repentino, y también denota melindre, ó asom- 
bro con mezcla de disgusto. 

Ojalá indica vivo deseo de alguna cosa. 

Ox es voz con que se espanta á las aves domes- 

ticas. 



Sr^-É*^ 



— 214 — 

Fwf manifiesta asco ó desagrado. 

8ii8 sirve únicamente para animar. 

TaU es demostración de sorpresa, de advertencia 
para contenerse ó contener á otro, y lo es también de 
que se cae en la cuenta de algo que no se tenía pre- 
sente. 

Uf manifiesta cansancio, sofocación. 

ZcL'pe además de emplearse x)ara ahuyentar á los, 
gatos, es indicio de temer algún riesgo ó ponderarle." 

"Hay otras varias interjecciones, como ¡arre!, 
¡oxtel, ¡so! etc., y muchas que son nombres, verbos, 
adverbios etc. ; v. gr. : anda !, bravo !, calle !, cómo !, cid- 
dado !, chito !, diablo !, diantre !, fuego !, oiga !, pues !, 
qué !, sopla !, toma !, vaya !, ya ! etc. 

Últimamente, advertiremos que algunas interjec- 
ciones suelen usarse repetidas, para dar más expre- 
sión al sentimiento que indican, como: ea, ea!; dale, 
dale!; lióla, hola!; tate, tate !; toma, toma !; ya, ya! etc." 



SOLECISMOS 



EN VEZ DE : 

El artículo señala el gé- 
nero j numero gramatica- 
les de un objeto. 

Tales ejemplos mani- 
fiestan que la primera y 
tercera terminaciones se 
pueden emplear indistin- 
tamente en muchos casos. 

Estudia, Kicardo, la pri- 
mera y tercera /ormas del 
pretérito imperfecto de in- 
dicativo de este verbo. 

En el Instituto Miranda 
liay primera y segunda 
clases de latín. 

Tengo el cuarto y quin- 
to voUimenes de su obra. 

El sexto y séptimo días 
de nuestra estada en Cu- 
maná nos divertimos mu- 
cho. 

Muchos hay que no co- 
nocen el propio ni el ajeno 
idiomas 

Madrugar, hacer ejerci- 
cio y comer moderada- 
mente son provechosísimos 
para la salud. 



DÍGASE : 

*E1 artículo señala el gé- 
nero y número gramatical 
de un objeto. 

" Tales ejemplos mani- 
fiestan que la primera y 
tercera terminación se pue- 
den emplear indistinta- 
mente en muchos casos." 
Es t u d i a , Eicardo, la 
primera y tercera forma 
del pretérito imperfecto 
de indicativo de este verbo. 
En el Instituto Miranda 
hay primera y segunda 
clase de latín. 

Tengo el cuarto y quin- 
to volumen de su oÍ3ra. 

El sexto y séptimo día 
de nuestra estada en Cu- 
maná nos divertimos mu- 
cho. ^ • 

Muchos hay que no co- 
nocen el propio ni el ajeno 

idioma 

Madrugar, hacer ejercí-* 
cío y comer moderada- 
mente es provechosísimo 
para la salud, (bello.— (?rom.) 



w 



— 216 



EN VEZ DE: 

El que los enemigos es- 
tuviesen á dos días de 
marcha, j el que se les 
hubiese entregado sin re- 
sistencia la fortaleza, Jiaii 
sido desmentidos por avi- 
sos auténticos. 

Se vendeyi bastantes pan 
y vino. 

Aquí se compran mu- 
cha miel j sal. 

La miel j la sal se ven- 
de mucho. 

Esto y lo que se temía 
de la ixo^Si, precipitaron la 
resolución del gobierno. 

La soledad, el sitio, la 
obscuridad, el ruido del 
agua con el susurro de 
las hojas, todo causaban 
horror y espanto. 

La legislación, lejos de 
temer, debe animar este 
flujo y reflujo del interés, 
sin los cuales no puede 
crecer la agricultura. 

El flujo y el reflujo del 
mar es producido por la 
atracción de la luna y el 
sol. 

El leer y el escribir mu- 
cho cansa la vista. 

.... Poco dignos de que 
se les imite en todo lo que 
concierne á la exactitud y 
precisión gramaticales. 



DÍGASE : 

"El que los enemigos 
estuviesen á dos días de 
marcha, y el que se les 
hubiese entregado sin re- 
sistencia la fortaleza ha 
sido desmentido por avi- 
sos auténticos." (Id). 

" Se vende bastante pan 
y vino." 

Aquí se compra mucha 
miel y sal. 

La miel y la sal se ven- 
den mucho. 

" Esto y lo que se te- 
mía déla tropa, precipitó 
la resolución del gobierno. " 

(Bello.— Gram.) 

" La soledad, el sitio, la 
obscuridad, el ruido del 
agua con el susurro de 
las hojas, todo causaba 
horror y espanto." (Id). 

La legislación, lejos de 
temer, debe animar este 
flujo y reflujo del interés, 
sin el cual no puede cre- 
cer la agricultura. (Id). 

El flujo y el reflujo del 
mar son producidos por 
la atracción de la luna y 
el sol. (Id). 

"El leer y el escribir 
mucho cansan la vista." 

" . . . . Poco dignos de 
que se les imite en todo 
lo que concierne á la exac- 
titud y precisión grama- 
tical." (Salyá.— emr».) 



217 — 



EN VEZ DE : 

La primera y segunda 
partes del "Don Quijote" 
pnieban el ingenio de su 
autor. 

Este y el anterior días 
me vi en gran peligro. 

Si hubiese incurrido en 
algún error 6 equivoca- 
ción, estaré pronto á re- 
trac f arla f. 

La causa del mérito y 
la inocencia ultrajadas y 
'perseguidas. 

Dejando sembrado el 
rencor y la fidelidad en 
el corazón de sus hijos 
cautivos. 

La inocencia y candor- 
que en sus actos resjjlaii- 
deciaii. 

Le asustaba) i la guer,ra 
y 'SUS consecuencias. 

Tengo visto la casa que 
vas á comprar. 

Cuando tuvo leído la 
obra, me la prestó. 

Mañana tendremos arre- 
glado los objetos que nos 
trajeron. 

Tengo escritas á mis tías 
lo que pienso hacer. 

Tenemos escrito cinco 
cartas. 

Tenéis advertido esas 
cosas ? 

Llevo indicados á ellos 
como se procede en seme- 
jante caso. 



dígase : 

La prunera y segunda 
parte deL " Don Quijote " 
prueban el ingenio de su 
autor." (Id.) 

" Este y el anterior día 
me vi en gran i)eligro."(Id.) 

" Si hubiese incurrido en 
algún error ó equivocación, 
estaré pronto á retractar- 
los." (Id.) 

"La causa del mérito y 
la inocencia ultrajados y 
perseguidos." (Id.) 

"Dejando sembrados el 
rencor y la fidelidad en el 
corazón de sus hijos cau- 
tivos." (Id.) 

"La inocencia y candor 
que en sus actos resi:>lan- 
decía." 

"Le asustaba la guerra 
y sus consecuencias." 

Tengo vista la casa que 
vas á comprar. 

Cuando tuvo leída la 
obra, me la prestó. 

Mañana tendremos arre- 
glados los objetos que nos 
trajeron. 

Tengo escrito á mis tías 
lo que pienso hacer. 

Tenemos escritas cinco 
cartas. 

Tenéis advertidas esas 
cosas ? 

Llevo indicado á ellos 
como se procede en seme- 
jante caso. 



218 — 



EN VEZ DE: 

Señores diputados, otro 
nuevo discurso después de 
tantos como llevo pronun- 
ciado. 

Pedro lleva estudiado la 
materia que le ordenaste. 

Se desean encargar bue- 
nas telas. 

Se pretendieron arreglar 
aquellos asuntos. 

La música, el canto, to- 
do me agradaban allí. • 

El marido j la mujer es- 
taban enfermas. 

Hombres y mujeres de- 
ben ser caritativas. 

El duque y sus hijas 
aparecieron ricamente ata- 
viadas. 

Dada ya esta variedad y 
abundancia de seres que 
vemos, columbramos ó su- 
X)onemos. 

Se quieren invertir los 
caudales públicos en pro- 
yectos quiméricos. 

Esto y lo que refiere la 
gaceta ^q contradice. 

Holgazanear y aprender 
es incompatible. 

Sentir y moverse es cua- 
lidad, característica del ani- 
mal. 

La madre con el hijo, ó 
tanto la madre como el 
hijo fue arrojada á las lla- 
mas. 



dígase : 

"Señores diputados, otro 
nuevo discurso después de 
tantos como llevo pronun- 
ciados." (D. Emilio Castelak.) 

Pedro lleva estudiada la 
materia que le ordenaste. 

Se desea encargar bue- 
nas telas. 

Se pretendió arreglar 
aquellos asuntos. 

La música, el canto, to- 
do me agradaba allí. 

"El marido y la mujer es- 
taban enfermos." (r. A. E.) 

"Hombres y mujeres de- 
ben ser caritativos." (Id.) 

"El duque y sus hijas 
aparecieron ricamente ata- 
viados." (Id.) 

"Dadas ya esta variedad 
y abundancia de seres que 
vemos, columbramos ó su- 
ponemos." (D. Juan Ya- 

LERA.) 

"Se quiere invertir los 
caudales ¡públicos en pro- 
yectos quiméricos." (Be- 
llo, Gram.) 

"Esto y lo que refiere la 
gaceta se contradicen. "(Id) 
"Holí^azanear y aprender 
son incompatibles." (Id.) 

"Sentir j moverse son 
cualidades características 
del animal." (Id.) 

"La madre con el hijo," 
6 "tanto la madre como el 
hijo fueron arrojados á las 
llamas." (Bello, Gram.) 



219 



EN VEZ de: 

Entró en esto el Duque 
de Bringas y Juanito Ve- 
larde, que habían termina- 
do ya su partida de billar. 

Sancho con su asno en- 
traron en la venta. 

Banco y mesa sucias. 

Luis con su violín sa- 
lieron esta mañana. 

Maclias son las ventajas 
é inconvenientes de este 
sistema. 



Pero, salvadas la aspe- 
reza y el horror de las re- 
feridas montañas .... 

Aunque lo sólido, maci- 
so y opaco se interpongan. 

Importan conocer y com- 
l^render bien la índole de 
nuestras vocales fuertes y 
débiles y sus combina- 
<?iones. 

No se sabían cuántos 
eran. • 

Se ignoraban cuántos 
miriñaques tenía la joven. 

Ayer se dijeron quienes 
vendrían. 

Me di a Barcelona está 
triste. 

En una, "Valencia no su- 
ceden esas cosas. 



dígase : 

"Entraron en esto el Du- 
que de Bringas y Juanito 
Velarde, que habían termi- 
nado ya su partida de bi- 
llar." (El Padre Coloma.) 

"Sancho con su asrio en- 
tró en la venta." 

Banco y mesa sucios. 

Luis con su violín salió 
esta mañana, ó Luis salió 
esta mañana con su violín. 

" Muchos son los incon- 
venientes y ventajas de este 
sistema, ó muchas son las 
ventajas y muchos los in- 
convenientes de este siste- 
ma." (OlIVER BODRÍGUEZ.) 

"Pero salvados la as- 
pereza y el horror de las 
referidas montañas .... " 
(D. Juan Valera.) 

" Aunque lo sólido, ma- 
ciso V opaco se interpon- 
ga." (Id.) 

" Importa conocer y 
comprender bien la índole 
de nuestras vocales fuer- 
tes y débiles y sus combi- 
naciones." (E. A. E.) 

No se sabía cuántos eran. 
(Bello, Gram.) 

Se ignoraba cuántos mi- 
riñaques tenía la joven. 

Ayer se dijo quienes 
vendrían. 

Medio Barcelona está 
triste. 

En un Valencia no su- 
ceden esas cosas. 



— 220 — 



EN VEZ DE : 

Éñ Caracas misma no 
se consigue lo que usted 
desea. 

L lama 1 1 se palabra, vo- 
cablo, voz, dicción ó tér- 
mino, la sílaba ó reuni(5n 
de sílabas qué expresan 
una idea cualquiera, ya 
sea de esencia 6 de esta- 
do, ya de accidente ó de 
calidad, ya de acción ó de 
relación. 

Tiene igualmente carác- 
ter neutro el verbo ser 
cuando le siguen algún ad- 
verbio ú otro complemen- 
to que designe)} tiempo ó 
lugar. 

Hablamos de la forma 
ó variante neutras. 

Pena ó castiígo públicos. 

Hablamos de la litera- 
tura francesa é inglesa. 



Ni Pedro ni Juan ven- 
drá. 

Tú y el van al teatro á 
paénudo. . 

Tú y él compran telas 
y cuando las venden par- 
ten i3ara otro lugar. 

Tú y él .estudiaron y su- 
pieron las lecciones. 

Tú y é\ jugarán y luego 
■escribirán. 

Las mujeres son muy 
sensibles. 



dígase: 

En Caracas mismo' no 
se consigue lo que usted 
desea. 

Llámase palabra, vocablo, 
voz, dicción ó término, la 
sílaba ó reunión de sílabas 
que expresan una idea 
cualquiera, ya sea de esen- 
cia ó de estado, ya de ac- 
cidente ó de calidad, ya 
de acción ó de relación. 
(R. A. E.) ^ ■ 

"Tiene igualmente ca- 
rácter neutro el verbo ser 
cuando le sigue algún ad- 
verbio ú otro complemen- 
to que designe tiempo ó 
lugar." (Id.) 

Hablamos de la forma 
ó variante neutra. 

Pena ó castigo público. 

Hablamos de las litera- 
turas francesa é inglesa, 
ó hablamos de la litera- 
tura francesa y de la in- 
glesa. 

Ni Pedro ni Juan ven- 
drán. 

Tú y él vais al teatro á 
menudo. 

Tú y él compráis telas 
y cuando las vendéis par- 
tís para otro lugar. 

Tú y él estudiasteis y 
supisteis las lecciones. 

Tú y él jugaréis y lue- 
go escribiréis. 

Las mujeres sois muy 
sensibles. 



— 221 — 



EN VEZ DE : 

— Sí, y los hombres son 
muy majaderos. 

El faisán es el más 
bello de las aves. 

El alta cumbre de la 
gloria. 

No sabes escribir el ha- 
che. 

Yo soy de los que digo 
que el estudio de la gra- 
mática es de gande im- 
portancia. 

Tú eres de los que sólo 
piensas en. divertirte. 

Nosotros somos de los 
que observamos, todo cui- 
dadosamente. 

Vosotros fuisteis de los 
que soportasteis las pena- 
lidades con paciencia. 

Lo que soy yo no sal- 
dré de aquí. 

Lo que eres tú no dirás 
nunca la verdad. 

Lo que somos nosotros 
bailaremos esta noche. 

Lo que fuisteis vosotros 
cantasteis la palinodia. 

Lo qne fueron ellos per- 
dieron la chabeta. 

La vacación durará del 
15 al 20 inclusives. 

Bastantes alegres se fue- 
ron. 

No quisieron comprar 
la casa de pura mala. , 

Los pensaniientos de N. 
desagradan de p)uros em- 
brollados. 



dígase : 

Sí, y los hombres sois 
muy majaderos. 

"El faisán es la más 
bella délas aves." 

La alta cumbre de la 
gloria. 

No sabes escribir la 
hache. 

Yo soy de los que dicen 
que el estudio de la gra- 
mática es de grande im- 
portancia. 

Tú eres de los que sólo 
piensan en divertirse. 

Nosotros somos de los 
que- observan todo cuida- 
dosamente. 

Vosotros fuisteis de los 
que soportaron las penali- 
dades con i)aciencia. 

Lo que es yo no saldré 
de aquí. 

Lo que es tú no dirás 
nunca la verdad. 

Lo que es nosotros bai- 
laremos esta noche. 

Lo que fue vosotros can- 
tasteis la palinodia. 

Lo que fue ellos perdie- 
ron la chabeta. 

La vacación durará del 
15 al 20 inclusive. 

Bastante alegre se fue- 
ron. 

No quisieron comprar 
la casa de puro mala. 

Los pensamientos de vN. 
desagradan de -pxiro em- 
brollados. 



222 



EN VEZ DE : 

Mis hermanos son apli- 
cados, exclusives Pedro y 
Juan. 

Con tanta mayor pruden- 
cia trataremos el asunto. 

Con tanto más razón lo 
hizo .... 

Yo soy quien pienso tal 
cosa. 

Yo soy el que lo aseguro. 

Tu fuiste quien presu- 
miste de sobio. 

Yo estoy aquí que lo 
niega. 

Tu estás aquí que lo 
sostiene. 

Aquí estoy yo que vale 
por dos. 

Ramona estaba demasia- 
da contenta. 

Los jóvenes están dema- 
siados tristes. 

La nuera de doña Am- 
brosia es poca amable. 

La hermanastra de nues- 
tro amigo está media en- 
ferma. 

Harta desdichada es ella! 

Estamos medios muertos 
del cansancio. 

Si el que es pobre se di- 
vierte ¿con cuánta mayor 
razón no ha de divertirse 
usted que es rico ? 

Cuanto más envidia ten- 
ga ese tonto de capirote, 
menos logrará su intento. 



dígase : 

Mis hermanos son apli- 
cados, exclusive Pedro y 
Juan. 

Con tanto mayor pruden- 
cia trataremos el asunto. 

Con tanta más razón lo 
hizo. 

Yo soy quien piensa tal 
cosa. 

Yo soy el que lo ase- 
gura. 

Tú fuiste quien presu- 
mió de sabio. 

Yo estoy aquí que lo 
niego. 

"Tú estás aquí que lo 
sostienes." 

"Aquí estoy yo que val- 
go por dos." 

Ramona estaba dema^ 
siado contenta. 

Los jóvenes están de- 
masiado tristes. 

La nuera de doña Am- 
brosia es poco amable. 

La hermanastra de nues- 
tro amigo está medio en- 
ferma. 

Harto desdichada es ella- 

Estamos medio muertos 
del cansancio. 

Si el que es pobre se di- 
vierte ¿con cuánto mayor 
razón no ha de divertirse 
usted que es rico. 

Cuanta más envidia ten- 
ga ese tonto de capirote, 
menos logrará su intento. 



— 223 — 



EN VEZ DE : 

Con mucha menor aten- 
ción. 

Con mucho menos indul- 
gencia. 

En el teatro ^i¿e(ie?í ha- 
ber cien personas. 

No podían haber mu- 
chos libros instructivos en 
aquella casa. 

Podrán haber en su país 
hombres ilustrados, ami- 
go mío . . . . ! 

En mi baúl debían ha- 
ber ocho camisas que com- 
pré al mercader. 

Creo que deben de haber 
hoy muchas familias en 
El Paraíso. 

En esta obra tienen que 
haber algunas erratas, que 
el generoso lector discul- 
pará. 

Han podido haber mu- 
chas frutas. 

Pueden hacer diez años 
de ese acontecimiento. 

El no puede /¿a6er apren- 
dido mucho. 

Podríamos haber ido á 
Estados Unidos. 

Temo que pueda haber 
creído tal cosa. 

Presumimos que el cu- 
rrutaco debe de haberse di- 
vertido mucho. 

Usted debiera haber pro- 
cedido decorosamente &. 

Ella quisiera ó querría 
haber hablado. 



dígase : 

Con mucho menor aten- 
ción. 

Con mucha menos in- 
dulgencia. 

^ En el teatro puede ha- 
ber cien personas. 

No podía haber muchos 
libros instructivos en aque- 
lla casa. 

Podrá haber en su país 
hombres ilustrados, ami- 
go mío 



En mi baúl debía ha- 
ber ocho camisas que com- 
pre al mercader. 

Creo que debe de haber 
hoy muchas familias en 
El Paraíso. 

En esta obra tiene que 
haber algunas erratas, que 
el generoso lector discul- 
pará. 

Ha podido haber mu- 
chas frutas. 

Puede hacer diez años 
de ese acontecimiento. 

El no ha podido apren- 
der mucho. 

Habríamos podido ir á 
Estados Unidos. 

Temo que haya podido 
creer tal cosa. 

Presumimos que el cu- 
rrutaco ha debido de di- 
vertirse mucho. 

Usted hubiera debido 
proceder decorosamente &. 

Ella hubiera ó habría 
querido hablar. 



— ^24 — 



EN YEZ DE: 

Julián podría liaber com- 
prendido, si hubiese pres- 
tado atención. 

Es menester liaber tra- 
bajado asiduamente para 
conseguir eso. 

Se vende salvillas, tazas 
y vasos. 

Se compone sombreros. 

Se alquila piezas. 

Anteayer se embarcó mil 
sacos de café. 

Se veneran á los ancia- 
nos. 

Se estiman á los hom- 
bres dignos y sencillos. 

Be desprecian á los hi- 
pócritas. 

Juan Barrigón saluda á 
usted y le participo qué ya 
re cí6{ el dinero 

El" infrascrito saludo á 
usted .... 

Atanagildo Vendehúmos 
resuelvo. . . . 

Rosa pidió dinero á su 
padre para sus alfileres, y 
el solo la dio tres bolí- 
vares. 

Don Crisólogo, sus hi- 
jos no fueron al mercado 
anteanteayer, pues no- les 
vimos allí. 

A Pedro y á Juan les 
estima todo el mundo. 

Nada puedo decirle de 
sus sobrinas, porque no 
les conozco. 



dígase : 

Julián habi'ía podido 
comprender, si hubiese 
prestado atención. 

Ha sido menester traba- 
jar asiduamente para con- 
guireso. 

Se venden salvillas, ta- 
zas y vasos. 

Se componen sombrero. 

Se alquilan piezas. 

Anteayer se embarca- 
ron mil sacos de cafe. 

Se venera á los ancianos. 

Se estima a las hombres 
dignos y sencillos. 

Se desprecia á los hipó- 
critas. 

Juan Barrigón saluda a 
usted y le participa que 
ya recibió el dinero 

El infrascrito saluda á 
usted .... 

Atanagildo Yendenumos 
resuelve... ó ; Yo, Atanagil- 
do Vendehúmos, resuelvo'. 

Rosa pidió dinero á su 
padre para sus alfileres, 
y el sólo le dio tres bolí- 
vares. 

Don Grisólogo, sus hi- 
jos no fueron al mercado 
anteanteayer, pues no los 
vimos allí. 

A Pedro y á Juan los 
estima todo el mundo. 

Nada puedo decirle de 
sus sobrinas, porque no 
las conozco. 



— 225 



EN VEZ de: 

Agradezco d usted el fa- 
vor que me habéis heclio. 

^Miombre que usted dio 
dinero se alza á mayores. 

Os aconsejo que no diga 
té de hierbabuena, sino 
cocimiento de hierbabue- 
na. 

Un ejército sitiaron la 
ciudad. 

Una escuadra bloquea- 
ron la ciudad. 

El regimiento salieron. 

El batallón llegarán.- 

Habiendo llegado el re- 
gimiento á deshora, no se 
les pudo proporcionar alo- 
jamiento. 

Nadie de ellos vendrá. 

Alguien de vosotros es- 
tuvo aquí. 

Quiénes otros irán al 
baile? 

Los señores de quienes 
educamos los hijos, nos vi- 
sitarán mañana. 

¿ Conoce usted la señora 
de quien tenemos las sor- 
tijas ? 

Eómulo quiere saber el 
negocio de que Saturio re- 
fiere á Cesar Augusto el 
pésimo resultado. 

Su sobrino de quien veo 
el sombrero. 

El año pasado estuvi- 
mos en Ciudad Bolívar, 
cuyo lugar agrada á todos. 

HÜMOEÁDAS FILOLÓGICAS 



DÍGASE : 

Os agradezco el favor 
que me habéis hecho. ' 

El hombre á quien us- 
ted dio dinero se alza á 
mayores. 

Os aconsejo que no di- 
gáis té de hierbabuena, 
sino cocimiento de hierba- 
buena. 

"Un ejército sitió la ciu- 
dad." 

"Una escuadra bloqueó 
la ciudad." 

El regimiento salió. 

El batallón llegará. 

"Habiendo llegado el re- 
gimiento á deshora, no se 
le pudo proporcionar alo- 
jamiento." (Bello, Gram.) 

Ninguno de ellos vendrá. 

Alguno de vosotros es- 
tuvo aquí. 

Qué otros irán al bai- 
le? 

Los señores cuyos hijos 
educamos, nos visitarán 
mañana. 

¿Conoce usted á la se- 
ñora cuyas sortijas tene- 
mos ? 

Eómulo quiere saber el 
negocio cuyo pésimo re- 
sultado refiere Saturio á 
César Augusto. 

Su sobrino cuyo som- 
brero veo. 

El año pasado estuvi- 
mos en Ciudad Bolívar, 
lugar que agrada á todos. 

15 



— 226 — 



EN VEZ DE: 

Allí están dos señoras 
lujosamente vestidas, cu- 
yas «eñoras preguntan por 
usted. 

Ella columbro d la ciu- 
dad, y nosotros columbra- 
mos el caballero. 

Mi tío conoce el jefe. 

Todos han visto el mi- 
nistro. 

Los buenos aborrecen 
al vicio. 

Bienaventurados los que 
saben perdonar sus ene- 
migos. 

Muchos venezolanos han 
visitado París. 

Pronto conocerás Lon- 
dres, hijo mío. 

Conoces al Brasil? 

Pizarro conquistó al Pe- 
ru. 

He leído el Tasso. 

El qu3 no ama sus pa- 
dres es un malvado. 

El dueño de ese estable- 
cimiento solicita d depen- 
dientes activos. 

Siempre admiraré el aba- 
te Moignó. 

El nombre rige el verbo. 

El adverbio modifica el 
verbo. 

El martes sigue el lunes. 

Pronto examinarán en 
gramática á Luis. 

Dígnese concederme tal 
gracia* 



dígase : 

Allí están dos señoras 
lujosamente vestidas, las 
cuales i)reguntan por us- 
ted. 

Ella columbro la ciudad, 
y nosotros columbramos 
al caballero. 

Mi tío conoce al jefe. 

Todos han visto al mi- 
nistro. 

Los buenos aborrecen el 
vicio. 

Bienaventurados los que 
saben perdonar á sus ene- 
migos. 

Muchos venezolanos han 
visitado á París. 

Pronto conocerás á Lon- 
dres, hijo mío. 

Conoces el Brasil ? 

Pizarro conquisto el Pe- 
rú. ( Bello, Gram. ) 

He leído al Tasso. (Id.) 

El que no ama á sus 
padres es un malvado. 

El dueño de ese esta- 
blecimiento solicita depen- 
dientes activos. 

Siempre admirare al aba- 
te Moignó. 

" El nombre rige al ver- 
bo." 

El adverbio modifica al 
verbo. 

El martes sigue al lunes. 

Pronto examinarán de 
gramática á Luis. 

Dígnese de concederme 
tal gracia. ^ 



227 



EN VEZ DE: 

Cinco días hace que por 
i:)rimera vez entré d esta 
casa. 

Sus composiciones lite- 
rarias no agradan, porque 
están plagadas con inju- 
rias. 

Qué das á los niños ? — 
Le doy dinero. 

A Josefa se le ve siem- 
pre en la calle. 

La señora aprecia mu- 
cho el joven por sus gene- 
rosas acciones. 

Ataron el caballo de un 
árbol. 

Usted adora d su her- 
mano, y yo adoro á Dios. 

Eecibimos buenas telas 
de corbatas. 

Es esa tienda hay pre- 
ciosos casimires de panta- 
lones. 

Dónde está el agua de 
regar ? 

Juro hacer lo que he 
dicho. 

Usted se confiesa con 
el sacerdote, y él se con- 
fiesa con Dios. 

Mandé á pagar cien bo- 
lívares. 

Me recogí temprano en 
casa, amigo mío. 

Bien sabe usted, señor, 
que siempre le he reputa- 
do de sabio. 

Por qué no contestó us- 
ted mi carta ? 



dígase: 

Cinco días hace que por 
primera vez entré en esta 
casa. 

Sus composiciones lite- 
rarias no agradan, porque 
están x^lagadas de injurias. 

Qué das á los niños ? — 
Les doy dinero. 

A Josefa se la ve siem- 
pre en la calle. 

La señora aprecia en 
mucho al joven por sus 
generosas acciones. 

Ataron el caballo á un 
árbol. 

Usted adora en su her- 
mano, y yo adoro á Dios. 

Eecibimos buenas telas 
para corbatas. 

En esa tienda hay pre- 
ciosos casimires para pan- 
talones. 

Dónde está el agua para 
regar ? 

Juro de hacer lo que 
he dicho. 

U^ted se confiesa con el 
sacerdote, y él se confiesa 
á Dios. 

Mandé pagar cien bolí- 
vares. 

Me recogí temprano á 
casa, amigo mío. 

Bien sabe usted, señor, 
que siempre le he reputa- 
do por sabio. 

Por qué no contestó us- 
ted á mi carta ? 



228 



EN VEZ DE: 

Si quieres comer, sién- 
tate en la mesa. 

¿ No te pesa la falta que 
has cometido ? 

Til te prosternas ante 
Eustaquia, y yo me pros- 
terno áDios. 

Me ocupo de arreglar 
mis asuntos. 

El vestido estaba ador- 
nado de cintas de seda. 

El cielo parecía tacho- 
nado de estrellas de dia- 
mante. 

Acaba de publicarse 
una obra que trata de las 
costumbres de algunos 
pueblos. 

Nos ocupamos ííe 'hablar 
de los asuntos de la na- 
ción. 

Tal conducta bastardea 
su educación. 

No es buena la compo- 
sición literaria en que se 
mezclan los pensamientos 
alambicados d los subli- 
mes. 

Es falsa la noticia, 4 lo 
que observamos. 

A lo que veo, es gravé 
la enfermedad del coman- 
dante. 

Ellos son merecedores d 
semejante obsequio. 

Recibimos y aceptamos 
el regalo. 

Con ó sin dinero iré al 
teatro. 



DÍGASE : 

Si quieres comer, sién- 
tate á la mesa. 

¿ No te pesa de la falta 
íiue has cometido ? 

Tú te prosternas á Eus- 
taquia, y yo me prosterno 
ante Dios. 

Me ocupo en arreglar 
mis asuntos. 

El vestido estaba ador- 
nado con cintas de seda. 

El cielo parecía tacho- 
nado con estrellas de dia- 
mante. 

Acaba de publicarse una 
obra que trata sobre las 
costumbres de algunos 
pueblos. 

Nos ocupamos en ha- 
blar sobre los asuntos de 
la nación. 

Tal conducta bastardea 
de su educación. 

No es buena la compo- 
sición literaria en que se 
mezclan los pensamientos 
alambicados con los subli- 
mes. 

Es falsa la noticia, por 
lo que observamos. 

Por lo que veo, es grave 
la enfermedad del coman- 
dante. 

Ellos son merecedores 
de semejante obsequio. 

Recibimos el regalo y lo 
aceptamos. 

Con dinero ó sin el iré 
al teatro. 



229 — 



EN VEZ de: 

Con ó sin nuestra aquies- 
cencia los niños salen to- 
dos los días. 

El sacerdote entró y sa- 
le de la iglesia. 

Fueron y vuelven ahora 
del colegio. 

El gobierno supo y co- 
municó, inmediatamente la 
noticia al pueblo. 

Estuvimos á bordo del 
vapor francés, tan es asi 
que nos entregaron esta 
carta para usted. 

El bergantín venido de 
Trinidad. 

Partió en la barca zar- 
pada ayer, . . . 

Tan es rico el dueño de 
aquella casa, que acaba de 
comprar dos casas más. 

Es d usted que pido los 
libros. 

Fue á usted que escri- 
bimos el año pasado. 

Pedro y Rodolfo son de 
la misma edad. 

Hablare con su herma- 
no y con su mismo padre. 

Se venden sombreros pa- 
ra hombres de paja. 

Hay túnicas para seño- 
ras de madapolán. 
■ No se lo que han de 
menester .... 

Quienes otras personas 
estaban allí? 



dígase : 

' Con nuestra aquiescen- 
cia ó sin ella los niños sa- 
len todos los días. 

El sacerdote entró en la 
iglesia y sale de ella (ó y 
sale). 

Fueron al colegio y vuel- 
ven ahora de el (ó y vuelven 
ahora). 

El gobierno supo la no- 
ticia y la comunicó inme- 
diatamente al pueblo. 

Estuvimos á bordo del 
vapor frances^tan así es (ó 
tanto es así) que nos entre- 
garon esta carta para usted. 

El bergantín que vino 
de Trinidad. 

Partió en la barca que 
zarpó ayer. . . . 

Tan rico es el dueño de 
aquella casa, que acaba 
de comprar dos casas más. 

A usted es á quien pido 
los libros. 

A usted fue á quien es- 
cribimos el año pasado. 

Pe4ro y Eodolfo son de 
una misma edad. 

Hablare con su hermano 
y con su padre mismo. 

Se venden sombreros de 
paja para hombres. 

Hay túnicas de mada- 
polán para señoras. 

No se lo que han menes- 
ter. 

Que otras personas es- 
taban allí ? 



230 — 



EN VEZ DE : 

Quieres que te se diga lo 
mismo ? 

Te exijo, Antonio, de- 
volverme los libros que te 
lie prestado. 

Oye, joven, te rogamos 
decirnos la verdad. 

Miguel me suplica acorn- 
joafíarle al teatro. 

Don Julián y su esposa 
nos aconsejaron estudiar 
mucho. 

Te digo no mientas. 

Suplicamos á las perso- 
nas piadosas concurrir al 
acto. 

Quiero estudies medi- 
cina. 
Al almorzar saldré. 

Al terminar el trabajo 
iremos á la aguardentería. 

No veo \siCSija>contemen- 
'do pasamanería. 

Amenazándole consigues 
lo que deseas. 



Habiendo sido nombra- 
dos ellos agentes de la 
compañía, sus amigos se 
apresuraron á felicitarlos. 

Paseando mucho no po- 
drás estudiar. 

Yi á Pedro saliendo de 
rsu casa. 

En todo país que se 
despuebla. 



dígase : 

Quieres que se te diga 
lo mismo ? 

Te eíijo, Antonio, que 
me devuelvas los libros 
que te he prestado. 

Oye, joven, te rogamos 
que nos digas la verdad. 

Miguel me suplica que 
le acompañe al teatro. 

Don Julián y su esposa 
nos aconsejaron que estu- 
diáramos mucho. 

Te digo que no mientas. 

Suplicamos á las perso- 
nas piadosas que concu- 
rran al acto. 

Quiero que estudies me- 
dicina. 

En almorzando saldré. 

En terminando el tra- 
bajo iremos á la aguar- 
dentería. 

No veo la caja que con- 
tiene pasamanería. 

Con amenazarle consi- 
gues lo que deseas, ó si le 
amenazas consigues lo que 
deseas, ó amenázale y con- 
sigues lo que deseas. 

Siendo nombrados ellos 
agentes de la compañía, 
sus amigos se apresuraron 
á felicitarlos. 

Si paseas mucho no po- 
drás estudiar. 

Yi á Pedro salir de su 
casa. 

"En todo país que va 
despoblándose." (Baealt.) 



— 231 



EN VEZ de: 

El joven se entristeció 
no teniendo noticias de su 
familia. 

No puedo salir porque 
llueve. 

Qué estás haciendo? — 
Esc7'ibo una carta. 

No agradóme oír el re- 
frán " fortuna te dé Dios, 
hijo, que el saber poco te 
basta." 

Si te dan algo hacías lo 
que te proponen, porque 
"por dinero baila el pe- 
rro, y por pan, si se lo 
dan." 

Si tenía dinero iría al 
teatro. 

Si me habías regalado 
el sacacorchos; te habría 
regraciado. 

Yo estuve en Yalencia 
cuando usted llegó. 

Dónde Jia nacido usted, 
amigo mío ? 

'Es'p'dñsi produjo grandes 
hombres en armas y en 
letras. 

Este año fué escaso en 
cereales. 

Luego que hablara con 
el fachendoso empleado, 
me retiré. 

Cuando trajera Lucio el 
pan, ya yo había almor- 
zado. 

No fué Guillermo quien 
dijera eso. 



dígase : 

El joven se entristeció 
por no tener noticias de 
su familia. 

No puedo salir porque 
está lloviendo. 

Qué estás haciendo? — 
Estoy escribiendo una car- 
ta. 

No me agradó oír el re- 
frán " fortuna te dé Dios, 
hijo, que el saber poco te 
basta." 

Si te dieran ó diesen al- 
go, harías lo que te pro- 
ponen, porque "por dine- 
ro baila el perro, y por 
]3an, si se lo dan." 

Si tuviera ó tuviese di- 
nero iría al teatro. 

Si me hubieras regala- 
do el sacacorchos, te ha- 
bría regraciado. 

Yo estaba en Yalencia 
cuando usted llegó. 

Dónde nació usted, ami- 
go mío ? 

"España ha producido 
grandes hombres en armas 
y en letras. (E. A. E.) 

" Este año ha sido esca- 
so en cereales." (K. A. E.) 

Luego que hube habla- 
do con el fachendoso em- 
pleado me retiré. 

Cuando trajo Lucio el 
I)an, ya yo había almor- 
zado. 

No fué Guillermo quien 
dijo eso. 



— 232 -■ 



EN VEZ DE: 

En Caracas fue que na- 
ciera el sabio D. Andrés 
Bello. 

Los ciudadanos podrán 
visitar el instituto cuando 
á bien lo tuviesen. 

Ellos nos dijeron que 
venían hoy. 

Se indignó que se liu- 
hieren desobedecido sus 
órdenes. 

Nuestra casa es más me- 
jor que la del vecino. 

Las acciones de su hijo 
son más peores que las de 
su hermano. 

La enfermera aplicó al 
niño un sinapismo de mos- 
taza. 

La hemorragia de san- 
gre del enfermo ha alar- 
mado á la familia. 

El se esmera en hacer 
hien cuanto se le confía. 

¿Quien duda que se esme- 
re en ejecutar bien la obra 
que se le ha encargado? 

El hijo primogénito de 
don Kamón no es Luis, 
sino Antonio. 

Usted siempre constante 
en el trabajo, querido co- 
frade. 

: Encienda la luz, que el 
cuarto está muv obscuro. 



dígase : 

En Caracas fué donde 
nació el sabio D. Andrés 
Bello. 

Los ciudadanos podrán 
visitar el instituto cuando 
á bien lo tengan ó tuvie- 
ren. 

Ellos nos dijeron que 
vendrían hoy. 

" Se indignó de que se 
hubieran desobedecido sus 
órdenes." (Bello.) 

Nuestra casa es mejor 
que la del vecino. 

Las acciones de su hijo 
son peores que las de su 
hermano. 

La enfermera aplicó al 
niño un sinapismo. 

La hemorragia del en- 
fermo ha alarmado á la 
familia. 

El se esmera en ha- 
cer cuanto se le confía. 

¿Quién duda que se es- 
mere en ejecutar la obra 
que se le ha encargado ? 

El primogénito de don 
Eamón no es Luis, sino 
Antonio. 

Usted siempre en el tra- 
bajo, ó usted constante 
en el trabajo, querido co- 
frade. 

Haga luz ó lumbre, ó 
encienda la vela ó la lám- 
para, que el cuarto está 
muy obscuro. 



— 233 — 



EN VEZ DE: 

Aquella casa parecía que 
irradiaba luz. 

Los cazadores se inter- 
naron adentro del bosque. 

La ecuanimidad de áni- 
mo de don Julián encanta 
á todo el mundo. 

Keciba, señora, mi pé- 
same sentido. 

Usted es la dnic^a perso- 
na á quien más estimo. 

El médico le recetó un 
antífehrífiígo con el cual 
recobró prontamente la 
salud. 

Luis no ha logrado lo 
que desea, i)orque es hom- 
bre de espíritu pusilánime. 

A usted no le conviene 
frecuentar á menudo esa 
casa. 

Nos satisfizo bastante la 
noticia de nuestro comi- 
tente. 

Creo que ha satisfecho 
mucJio á sus deudos. 

Esto es lo 7nds equitativo. 

La tienda está tan equi- 
distante de la plaza como 
la escuela. 

Dos litros de aceite de 
de petróleo. 

Entrabara dentro, José. 

No salgas j9ara afuera. 

Tu bajas para abajo y 
yo ^vibopara arriba. 

De exprofeso le comu- 
camos la noticia. 



dígase : 

Aquella casa parecía 
que irradiaba, ó que des- 
I^edía rayos de luz. 

Los cazadores se inter- 
naron en el bosque. 

La ecuanimidad de don 
Julián encanta á todo el 
mundo. 

Keciba, señora, mi pé- 
same. 

Usted es la persona á 
quien más estimo. 

El médico le recetó un 
febrífugo con el cual re- 
cobró prontamente la sa- 
lud. 

Luis no ha logrado lo 
que desea, porque es hom- 
bre pusilánime. 

A usted no le conviene 
frecuentar esa casa. 

Nos satisfizo la noticia 
de nuestro comitente. 

Creo que ha satisfecho 
á sus deudos. 

Esto es lo equitativo. 

La tienda y la escuela 
están equidistantes de la 
plaza. 

Dos litros de petróleo. 

Entra, José. 

No salgas. 

Tu bajas y yo subo. 

Ex profeso le comunica- 
mos la noticia. 



234 



EN VEZ de: 

No escribas, Elíseo, has- 
ta que yo 7io vuelva. 

No partiré hasta 7io sa- 
ber lo que tu padre re- 
suelve. 

No dejemos que el hue- 
lle con su planta nuestra 
heredad. 

Lo 7nd8 lógico es lo que 
usted dice. 

¿ Hablas de matices va- 
rios ? 

Llegamos jadeantes de 
fatiga. 

Que le aproveche bien, 
amigo mío ! 

Trabajemos por el bien 
procomunal. 

Escribiste perfectamen- 
te bien. 

Te vuelvo á repetir que 
•esos señores que tratan 
de deprimirme son unos 
perfectos bribones. 

Prohibe á tu sobrino que 
no tartajee. 

Te prohibo que no cen- 
sures á tu pobre hermana 
el empleo del galicismo 
condolencia en vez del vo- 
cablo proi^io pésame. 

Tta, nieve blanca. 

El carbón negro. 

Tu padre te prohibe que 
no salgas, Pedro. 

Juan y Lucas llegaron de 
la Francia el mes pasado. 

Han recibido telas de 
Za España. 



dígase : 

No escribas. Elíseo, has- 
ta que yo vuelva. 

No partiré hasta saber 
lo que tu padre resuelve. 

No dejemos que él hue- 
lle nuestra heredad" 

Lo lógico es lo que us- 
ted dice. 

¿Hablas de matices, ó ha- 
blas de colores varios ? 

Llegamos jadeantes. 

Que le aproveche, ami- 
go mío ' 



Trabajemos por el bien 
común ó por el procomún. 

Escribiste perfectamen- 
te. 

Te repito que esos se- 
ñores que trattin de depri- 
mirme son unos completos 
bribones. 

Prohibe á tu sobino que 
tartajee* 

Te prohibo que censures 
á tu pobre hermana el em- 
pleo del galicismo condo- 
lencia en vez del vocablo 
propio pésame. 

"La blanca nieve." 

"^/ negro carbón." 

Tu padre te i)rohibe que 
salgas, Pedro. 

Juan y Lucas llegaron 
de Francia el mes pasado. 

Han recibido telas de 
España. 



235 



EN VEZ DE 



No volveremos allá por 
algún tiempo. 

Ahora es que me desa- 
vuno de esa noticia. 



Ayer fué g?/e me indigne 
de tal proceder. 



Estudiando es que se 
aprende. 

"Fué en este lugar que 
JO vi á usted." 



"Por esta razón es que 
escribo. 



Cuando volvei^ás de la 
escuela te referiré el hecho. 

Como le he venido di- 
ciendo. 

Entonces fué que ha- 
blaron conmigo. 



dígase : 

No volveremos allá en 
algún tiempo. 

Ahora es cuando me 
desayuno de esa noticia, ó 
ahora me desayuno de esa 
noticia. 

Ayer fué cuando me in- 
digné de tal proceder, o 
ayer me indigné de tal 
proceder. 

Estudiando es como se 
aprende, ó estudiando se 
ax)rende. 

" En este lugar fué en 
el que vi á usted ; 

En este lugar fué donde 
vi á usted ; 

Este lugar fué el en (ó 
en el ) que vi á usted ; 

Este lugar fué donde vi 
á usted ; 

En este lugar vi á usted; 

Precisamente en este 
lugar vi á usted." (D. Ru- 
fino José Cuervo.) 

" Por esta razón es por 
la que escribo ; 

Esta es la razón porque 
escribo ; 

Esta es la razón por que 
escribo ; 

Por, esta razón escribo." 

(Id.) 

Cuando vuelvas de la 
escuela te referiré el hecho. 

Como le he dicho, ó co- 
mo le digo. 

Entonces fué cuando ha- 
blaron conmigo. 



236 — 



EN VEZ DE : 

Antonio te lo dice con 
la mejor buena fe. 

Cualesquiera que sea el 
motivo que usted tenga 
para ello. 

Quienesquiera que venga. 



Con la sirvienta es que 
voyá la iglesia. 

Todos los niños de esa 
ciudad no son malcriados. 

Nada es ridículo como 
la pedantería. 

En IBvSo me ha dicho 
usted : No se llama limos- 
nero el que pide limosna, 
sino mendigo ó pordiose- 
ro. Limosnero es el que 
da limosna. 

las ventanas y los 

palcos construidos en al- 
gunas aceras, estaban re- 
pletos de hermosas damas 
de la parroquia como de 
los demás puntos de la 
ciudad. 

Sin mí los aporrean ano- 
che en el teatro. 

No sólo por lo que me 
escribió Luis a-yer, si que 
también por lo que me 
diees ahora, arreglaré el 
asuntó. 

Me acabo de peinar pa- 
ra ir en casa de Ramona. 



DÍGASE : 

Antonio te lo dice con 
la mejor fe. 

Cualquiera que sea el 
motivo, ó cualesquiera que 
sean los motivos que us- 
ted tenga para ello. 

Quienquiera que venga, 
ó quienesquiera que ven- 
gan. 

Con la sirvienta es con 
quien voy á la iglesia. 

No todos los niños de 
esa ciudad son malcria- 
dos. 

Nada es tan ridículo co- 
mo la pedantería. 

En 1885 me dijo usted : 
No se llama limosnero el 
que pide limosna, sino 
mendigo ó pordiosero. Li- 
mosnero es el que da li- 
mosna. 

" las ventanas y los 

palcos construidos en al- 
gunas aceras, estaban re- 
pletos de hermosas damas, 
tanto de la parroquia co- 
mo de los demás puntos 
de la ciudad." (F. Tosta 
García.) 

xA. no ser por mí los apo- 
rrean anoche en el teatro. 

No solo por lo que me 
escribió Luis ayer, sino 
también por lo que me 
dices ahora, arreglaré el 
asunto. 

Acabo de peinarme pa- 
ra ir á casa de Ramona. 



237 



EN VEZ DE: 

Hable con su padre y 
venga y dígame lo que él 
piensa hacer. 

Pedro y María se van á 
casar esta noche. 

Toma el libro, Jenaro, 
y ve ?/ entrégalo á Enrique. 

Kuperto se está bañan- 
do. 

Me gusta acostar tem- 
prano. 

Nos privamos de diver- 
tir. 

Dudo que ¿r«e el mu- 
chacho los tirantes que le 
encargué. 

No creo que el niño ha- 
brá copiado cien veces el 
refrán "quien tiene ver- 
güenza ni come ni almuer- 
za." 

El sobrino de Tomás 
está carpintero. 

El oro esta amarillo. 

La señora es enferma. 

Las frutas son madu- 
ras. 



dígase : 

Hable con su padre y 
venga á decirme lo que 
él piensa hacer. 

Pedro y María van á 
casarse esta noche. 

Toma el libro, Jenaro, 
y ve á entregarlo á Enri- 
que. 

Kuperto está bañándose. 

Me gusta acostarme tem- 
prano. 

Nos jjrivamos de diver- 
tirnos. 

Dudo que traiga el mu- 
chacho los tirantes que le 
encargué. 

No creo que el niño ha- 
ya copiado cien veces el 
refrán "quien tiene ver- 
güenza ni come ni almuer- 
za." 

El sobrino de Tomás es 
carpintero. 

El oro es amarillo. 
■ La señora está enferma. 

Las frutas están madu- 
ras. 



Dice Boileau en su Ai-t Foétique : 

" Mon esprit n'admet point un pompeux barbarisme, 
Ni d'un vers ampoulé l'orgueilleux solécisme." 

Tratemos los que amamos la hermosa lengua de 
Cervantes, de no incurrir en barbarismo ni sole- 
cismo. 



238 



CONCOEDANCIA 



" La concordancia, dice Bello, es la armonía que 
deben guardar entre sí el adjetivo con el sustantivo, 
y el verbo con el sujeto." 

La Academia dice: "De las diez partes déla 
oración, solo pueden concertar entre sí las que se 
llaman variables, y son articulo^ sustantivo, adjetivo^ 
pronombre, verbo j participio, las cuales están sujetas 
á una de estas tres concordancias : primera, de nora- 
hre y adjetivo ; segunda, de nombre y verbo ; tercera, 
de relativo j antecedente^ 

El artículo, el adjetivo, el pronombre y el parti- 
cipio conciertan con el sustantivo en género, número y 
caso, por ejemplo : los famosos libros regalados é. Maria- 
no están allí. El artículo los, el adjetivo/amosos, y el par- 
ticipio regalados, conciertan con el sustantivo libros 
en género masculino, niimero plural y caso nominativo. 

Concierta el verbo con. el sujeto en número y 
persona : Manuel Octavio estudia. El sujeto Manuel 
Octavio concierta con el verbo estudia en número sin- 
gular y tercera persona. 

El verbo no tiene género : él ó ella ama ; noso- 
tros ó nosotras bailamos. 

El relativo concierta con el antecedente en gé- 
nero y número ; pero no siempre en caso : 

Ayer compró Pedro (N. ) un caballo (Ac.) que 
( N.) cocea mucho. 

Yino el niño (N.) que (N.) sabe cantar. 

En el primer ejemplo no concierta el relativo con 
el antecedente en caso ; y en el segundo sí concierta 
el relativo con el antecedente en caso. 

Tales oraciones se llaman de relativo y también, 
según D. Eduardo Benot, de adjetivo -determinante. 

De la Gramática de Bello tomo lo que sigue : 

" Cuando el verbo se refiere á varios sujetos ó el 
adjetivo á varios sustantivos dominan las reglas gene- 
rales siguientes : 

1* Dos ó más sujetos equivalen á un sujeto en. 
plural. 



— 239 — 

2* Dos ó más sustantivos de diferente género 
equivalen á un sustantivo plural masculino. 

3'^ En concurrencia de varias personas, la se- 
gunda es preferida á la tercera, y la primera á todas. 

Estas reglas generales están sujetas á gran nú- 
mero de excepciones. 

1^ Los nombres, en numero singular, de dos ó 
más ideas que forman colectivamente una sola, equi- 
valen á un solo nombre en el mismo número. 

2'' Dos 6 más demostrativos neutros se consi- 
deran como equivalentes á uno solo en número sin- 
gular. Si con el neutro ó neutros está mezclado un 
sustantivo masculino 6 femenino, es admisible la con- 
cordancia en plural. 

3* Dos 6 más infinitivos, como neutros que son, 
concuerdan con un singular. Si se pusiese á cada 
infinitivo su artículo, me parecería preferible el plural. 

4- Dos ó más proposiciones acarreadas por el 
anunciativo que, concuerdan en singular : " No es posible 
que se cometan crímenes impunemente, y que la so- 
ciedad prospere." Tanto menos se toleraría .so ?i29o- 
sibles, que las dos proposiciones subordinadas deben 
entenderse copulativamente. Pero aun sin esta cir- 
cunstancia, y sin embargo de que lleve cada propo- 
sición su artículo, es de necesidad el singular : "El 
que los enemigos estuviesen á dos días de mar- 
cha, y el que se les hubiese entregado sin resis- 
tencia la fortaleza, ha sido desmentido por avisos au- 
ténticos." Sujétanse á la misma regla las interroga- 
ciones indirectas : " Quién haya sido el' conductor de 
los pliegos y con qué objeto haya venido, se ignora." 

5^^ Ninguna de las dos excepciones precedentes 
halla cabida cuando el atributo de la proposición 
significa reciprocidad. 

6* Las excepciones precedentes están sujetas á 
otra limitación, y es que si al verbo le sirve de predi- 
cado un sustantivo plural, no puede hacerse la con- 
cordancia sino en este número : " Sentir y moverse 
son cualidades características del animal." 



— 240 — 

" Cuando uno es modificado por un complemen- 
to formado de la preposición de y un término en ter- 
cera persona del plural, la concordancia se hace con 
el término, é igual cosa sucede aunque se suprima la 
palabra imo ; "Soy uno de los que sostienen eso,'' 6 
"Soy de los que sostienen eso." ( Isaza. ) 

Aplica bien la regla precedente cierto ciudada- 
dano en: "Tú eres uno délos que opinan...." mas 
la atrepella en : " Yo soy uno de los pocos que sé 
hablar," en vez de : yo soy uno de los pocos que 
saben hablar. Mejor sería que dijera, para que el dis- 
parate fuera maj^úsculo : yo soy uno de los pocos que 
sabo hablar. 

" El señor Madiedo ha escrito muchísimo en los 
periódicos ; es de los que más han hecho por la ins- 
trucción pública de su país. ..." (D. Juan Yalera.) 

Dos ó más sujetos en número singular, enlaza- 
dos por la conjunción ó piden lógicamente el verbo 
ó el adjetivo en dicho número. 

" Los infinitivos y gerundios de los verbos im- 
personales comunican su impersonalidad á los verbos 
de que dependen : " Comienza á llover ; " "I>ebió de ha- 
ber graves causas para tan severas providencias ;" no 
podría decirse debieron. 

En las precedentes construcciones irregulares el 
verbo se halla siempre en la tercera persona del sin- 
gular ; hay otras aplicables á los verbos que significan 
actos propios de personas ó seres racionales : Dicen 
que ha llegado una mala noticia;" '^ Temen que se 
declare la guerra ; " " Anuncian la caída del ministe- 
rio ; " " Cantan en la casa vecina:" construcciones, 
como se ve, ya intransitivas, ya transitivas y oblicuas. " 
( Bello.) 

Piíede decirse : La clase 6 las clases primera y se- 
gunda ; el día 6 los días este y el anterior ; el volumen 
ó los volúmenes tercero y cuarto; mas si el sustan- 
tivo va pospuesto á los numerales ó adjetivos que 
hagan sus veces, sólo ha de decirse : la primera y 
segunda clase ; este y el anterior día ; el tercero y 
cuarto volumen. 



— 241 -- 

" Bien se comprende todo lo que ha debido con- 
sultar respecto del asunto, principiando por los His- 
toriadores nacionales de uno y otro pueblo. ..." (Doc- 
tor Eafael Seijas.) 

"El único caso en que dos ó más nombres del 
número singular, juntos por medio de alguna conjun- 
ción, llevan el verbo en dicho número, es si éste los 
precede con cierto carácter de impersonal. Sólo pue- 
de decirse : Se vende muclw vino y aceite ; y, El vino 
j el aceite se venden bien. A no ser el primero de los 
dos supuestos el neutro lo que 6 lo cuuly pues entonces 
va el verbo al singular por la elipsis, v. g. : Lo ciial y 
su llegada me prueba que aun no ha desistido de su em- 
peño ; Lo que y el haberme saludado manifiesta que no 
guarda ningún resentimiento ^ (Salva, Gram.) 

Concierta el verbo con más de uno como enseñará 
el siguiente ejemplo : 

" Y en esa escaramuza de Naiguatá, en que riñe- 
ron contra su voluntad tantos honrados pescadores, 
padres de familia, más de uno pereció con mueca ho- 
rrenda ó sanguinolenta espuma en los labios, como 
una terrible maldición para la guerra." (R. Arévalo 

OONZÁLEZ.) 

"Los escritores, dice D. Ramón Martínez y García, 
suelen poner en concordancia con el sustantivo dos 
adjetivos, unidos por un guión, de los cuales el pri- 
mero tiene la terminación invariable ; v. gr. : las razo- 
nes po lüico-socia les.'' 

¿ Yo soy el que lo llevo, 6 yo soy el que lo lleva ? 

De la Gramática de la Academia, copio : 

" En tal caso puede el verbo concertar con cual- 
quiera de los dos. Así dijo Cervantes : 

Yo soy Merlín, aquel que las historias 
dicen que tuve por mi padre al diablo ; 

si paso que en una copla vulgar se dice : 

Yo soy aquel que nació 
sin que naciera su madre." 

MUMOKADAS VILOLÓGICAS 16 



— 242 — 

Nuestro compatriota D. Andrés Bello en su in- 
mejorable Gramática, se expresa así : 

" Hay con todo en el uso de los relativos un caso 
que pudiera dar lugar á duda ¿ Se debe decir, " jo 
soy el que lo afirma," ó " el que lo afirmo ? " " ¿ Tú eres 
quien me ha vendido "ó "quien me has vendido?" 
La primera concordancia me parece la más conforme 
á la razón, porque el que ó quien es el hombre que ó 
la persona que, y sustituyendo estas últimas frases, 
sería sin duda menos propio afirmo, lias. Pero es 
preciso confesar que ambos están autorizados por el 
uso." 

Lo que es yo empleo generalmente la tercera per- 
sona. 

Léanse los ejemplos que siguen : 

Eres para mí una sombra 
de vaporosa hermosura, 
un ensueño de ventura' 
que se horra al despertar ; 
rayo de sol encantado 
que alegre en los aires gira 
y que el espíritu admira 
sin alcanzarlo á tocar. 

(D. J. A. PÉREZ BONÁLDK.) 

Yo soy la dulce reina 
que aiTulla á su palomo en la montaña. 
En el fondo del bosque pintoresco 
está el alerce en que formé mi nido ; 
y tengo allí, bajo el follaje fresco, 
un poUuelo sin par recién nacido. 
Soy la promesa alada, 
el juramento, vivo ; 

soy quien lleva el recuerdo de la amada 
para el enamorado pensativo. 
Yo soy la mensajera 
de los tristes y ardientes soñadores, 
que va á revolotear diciendo amores 
junto á una perfumada cabellera. 

(Rubín Dabío.) 



— 243 — 

Dice Bello : 

" En virtud de la silepsis reproducimos en plural 
una idea que ha sido antes expresada en singular : 
"El portugués babía tenido razón de alabar el epitafio ; 
en el escribir fos cuales tiene gran primor la nación 
portuguesa." ( Cervantes.) " Estaba el estudiante com- 
prando el asno donde los vendían. ( El mismo.) 

"Por silepsis concertamos siempre los títulos de 
merced, señoría, excelencia, majestad etc., con la termi- 
nación adjetiva que es propia del sexo, excepto la que 
forma parte del mismo título, la cual concuerda con el : 

" Su Alteza Serenisiyna ha sido presentado á su 
Majestad Católica, que estaba muy deseoso de veríe." 

De El Cojo Ilustrado, copio esta importante ob- 
servación de mi excelente amigo D. Pedro Fortoult 
Hurtado : 

" Todos los gramáticos incluyen en este uso lógi- 
co, natural y bello de la silepsis, la concordancia irre- 
gular del adjetivo con ciertos otros nombres que no 
significan tratamiento, y todos ellos citan este ejemplo : 

" ¿ Veis esa repugnante criatura, 
chato, pelón, sin dientes, estevado,''' 

En ninguna gramática se da otro ejemplo que 
ese, como si antes de Leandro Fernández de Mora- 
tín la regla no existiese; y la misma Academia Espa- 
ñola que con tanto celo debiera velar por el prestigio 
de su grande autoridad j por la exactitud de las 
reglas que autoriza, se dejó en el tintero explicacio- 
nes sin las cuales la dicha regla es absurda. Quien- 
quiera que lea la Gramática de los inmortales ó cual- 
quiera délas aludidas, tiene el derecho y aun el de- 
ber de pensar que esa concordancia de Moratín pue- 
de hacerse en todo caso, cu9,ndo se trate de ciertas 
palabras semejantes á criatura (aplicables indistin- 
tamente al macho y á la hembra); y que saldrá muy 
lucido diciendo, v. gr. : 

"Pasó ayer por aquí una criatura chato, acompa- 
ñado de otra cúsLiura pelón, y de un demonio muy/ea.'* 



— 244 — 

Y con tal de que quien así se expresa tenga en 
el magín la idea de que las dichas criaturas son unos 
hombres y el demonio una mujer, la horrible con- 
cordancia será correctísima según la Real Academia, 
aunque absurda, ridicula, bárbara según el' sentido 
común. Observe la Academia las circunstancias que 
acompañan el caso de Moratín ; haga da debida com- 
paración con el ejemplo absurdo que acabo de formu- 
lar, y confiese que su regla, á la cual me he ceñido 
estrictamente en la construcción de mi disparatado 
ejemplo, es por todo eltremo falsa y perniciosa. 

De la comparación establecida éntrelos dos ejem- 
plos, resulta que para emplear correctamente la silep- 
sis en tales casos, es absolutamente necesario que el 
lector ó el oyente sepan de antemano que se trata de 
un ser del genero masculino que designamos con la 
voz criatura, ó de un ser del genero femenino que se- 
ñalamos con la voz demonio, 6 que tanto el que habla 
como el que oye, tengan delante, siquiera figurada- 
mente, el ser de que se trata. Por estar compañada 
de tales circunstancias es por lo que la concordancia 
de Moratín es correcta : "¿ Veis esa repugnante cria- 
tura?" la veis, la estáis viendo, esa y por 

tanto ya sabéis que es un hombre. '^ 

Media. "La puerta de la casa de D. Tomás está 
media abierta." Dígase medio abierta, porque medio 
no es adjetivo en dicho caso, sino adverbio. 

"A una culebra que de frío yerta 
en el suelo yacía medio muerta, 
un labrador cogió ; mas fue tan bueno, 
que incautamente la abrigó en su seno. 
Apenas revivió, cuando la ingrata 
á su gran bienhechor traidora mata." 

- (Samániego. — JSl hombre y la culebra.) 

" Del 4 al 25 de este mes, inclusives.'' 
Corríjase : 

" Del 4 al 25 de este mes inclusive ;" esto es, com- 
prendidos los días 4 y 25 de este mes." 



— 245 — 

Inclusive y exclusive son adverbios : no deben 
usarse, pues, en plural, porque el adverbio es una 
parte invariable de la oración ,* por consiguiente, no 
tiene genero ni número. 

. Es del genero masculino " toda palabra ó expre- 
sión que sirve de nombre á sí misma : por ejemplo, 
analizando esta frase las leyes de la naturaleza, di- 
ríamos que la naturaleza está empleado como termi- 
no de la preposición de. Lo cual no quita que se di- 
ga la en, la por, la pero, subentendiendo preposición 
ó conjunción.'' (Bello.) 

" Para que el colectivo pueda concertar con el ad- 
jetivo ó verbo en plural han de concurrir dos requisi- 
tos : primero, que el colectivo sea indeterminado, como 
numero, multitud, infinidad, gente, pueblo, y, que el ad- 
jetivo ó verbo no forme una misma proposición con 
el colectivo." 

"La gente fue á recibir ayer á los dominicanos, á 
quienes, gozosamente, acompañaron hasta esta ciudad." 

" Cuando el verbo ser se construye con dos sustan- 
tivos de diferente número, y es colectivo el que está 
en singular, el verbo puede concertar con cualquiera 
de los dos, pero mejor con el que le sigue ; v. g. : 
doscientos hombres eran ( y mejor era ) la guarnición del 
Morro. La guarnición del Morro era ( y mejor eran ) 
doscientos hombres. 

Si ninguno de los dos sustantivos es colectivo, el 
verbo concierta con el que hace de sujeto ; t. g. : las 
niñas modestas son el adorno de los salones. 

Si ninguno de los dos es colectivo, y ambos pueden 
ser indistintamente sujetos, el verbo puede estar en sin- 
gular ó en plural, concertando con uno ú otro ; v. ¿. : 
trabajos y miserias es (ó son) la herencia del hombre. 
Parece, sin embargo, que el uso se va inclinando más 
al plural, en casos como este, por lo que no es tolera- 
ble decir, la herencia del hombre es trabajos y mise- 
rms, á no ser que le demos por atributo el determina- 
tivo todo, toda, V. g. : La. visita fué toda cumplimientos 
y seguridades de la nueva amistad. ( SoLÍs ). Todo era 
escombros el edificio.'' (D. Kamón Martínez y García). 



— 246 — 

''Parte, resto, mitad, tercio j otros sustantivos pue- 
den concertar con el verbo y con el adjetivo en plural : 
^'Agolpóse el populacho ; parte venían sin armas ; par- 
te armados de puñales." "Iban en el buque sesenta 
personas ; la mitad perecieron." Parte usado adver- 
bialmente, se construye con adjetivos de cualquier 
género : "El terreno es, parte solido, parte arenisco." 
(Miñano. — Véase Gramática de Bello.) 

Cuando el sujeto es alguno de los sustantivos 
especie, clase, mitad ó género, seguido de la preposi- 
ción de y un nombre en plural, puede llevar el verbo ó 
el adjetivo en plural. 

De D. Ramón Martínez y García copio los ejem- 
plos y explicaciones que siguen : 

"Este género de discusiones me desagradan ; cier- 
ta clase de amigos son perjudiciales ; la mitad de las 
tropas que marchaban por la derecha se desbandaron; 
y también se desbandó, si atendemos á que no fueron 
todas las tropas, sino la mitad. El verbo debe concer- 
tar, ya con el colectivo, ya con el nombre que le sigue, 
según que la acción se refiera al uno ó al otro. 

Un gran número de pájaros hacían resonar sus 
picos con dulces cantos." (Fenelón.) Aquí concierta 
el verbo con el sustantivo pájaros, que eran los que 
cantaban, y no con el colectivo número. 

Del mismo modo diremos : 

La cantidad de mosquitos era muy grande." 

La Milicia estaba tendida y el numeroso concurso 
de espectadores apenas hallaba cabida en las calles, 
ventanas, balcones y azoteas de la carrera. (D. Fee- 
MÍN ToEO. — Descripción de los Honores fúnebres, con- 
sagrados á los restos del Libertador Simón Bolívar.) 

Abajo, sangre corrompida, cieno, 
atmósfera preñada de veneno, 
montón de horruras que la senda obstruye; 
y arriba, alturas donde el viento brama, 
el sol su regia claridad derrama 
y entre peñascos el torrente fluye. 

(D. Andrés Mata.— Símb9lo.) 



— 247 — 

" . . . . aquellas candorosas reticencias, que tanto 6 
más que la verdad misma contundente, ilustran al 
lector ; vacíos inesperados, especie de claros estratégi- 
cos, que no parecen sino abiertos por ventura en las 
compactas filas de su histórico campo, por el cetro 
mismo de la Musa discreta de la patria. . . . . " (D. Je- 
sús Maeía Mobales Marcano.) 

"Apenas se reúnen en Tasco la mayor parte de los 
cuerpos que lian tramontado la montaña, apura el Li- 
bertador cuantos medios le sugiere su ingenio para 
reorganizarlos y i:)roveerlos de recursos." (D. Eduar- 
do Blanco. — Venezuela Heroica.) 

En medio de los empeños que por abatir el ánimo 
hacen todas las corrientes del pesimismo, merece 
aprecio esta clase de hombres fuertes y tenaces, que 
saben ofrecer enseñanza práctica de fe y de labor. 
(D. Eloy G. González.) 

"Ese alambicamiento del bardo inglés ha produ- 
cido sin número de comentadores, que se han empe- 
ñado en dar cuantos giros liayí podido á una frase ó á 
una palabra. ... (D. Francibco Javier Yanes.) 

"La figura moral de Antonio Félix Castillo es 
una de las más hermosas que ha podido ofrecer nues- 
tra sociedad: perteneció él á esa pléyade de hombres 
íntegros, por sus principios y tendencias, que se seña- 
lan como modelos de austeridad pública y privada ..." 
(Pero. Nicolás E. Navarro.) * ^ 

régimen 

, Régimen es la dependencia que algunas palabras 
tienen de otras. 

Muy descuidado anda entre nosotros el acertado 
uso de las preposiciones que rigen ciertos verbos. 

Deber. Yeo por desgracia, á menudo, empleado 
este verbo sin la preposición de en casos en los cuales 
esa preposición es d,e imprescindible necesidad para 
la precisa expresión del pensamiento y la exactitud 
gramatical de la frase ú oración. 



~ 248 — 

El verbo deber se emplea sin preposición cuando se 
indica obligación, necesidad, precisión, conveniencia. 
" Mas yo debo morir. Mi polvo entonces 
no podrá contemplar tus maravillas, 
ni el mar de luz con que en el éter brillas 
ni el trueno tempestuoso que es tu voz. 
Yo debo perecer, i Ay del que viva 
sin admirar tus bellas creaciones ! 
y lanzado en el mar de las pasiones 
no levanta los ojos á su Dios." 

(D. J. A. M.ÁiTÍN.—Jehovti,h). 

"La historia debe conservar los preciosos docu- 
mentos que acreditan la índole caritativa de Vargas, 
desde los tiempos de su juventud, y que, contornean- 
do su personalidad pública como filántropo y patriota, 
contribuyen á esclarecer aquella unidad de carác- 
ter que tan dignamente corresponde al honor y á la 
gloria de su nombre." (Doctor Laureano Yillanueva. 
Biografía del Doctor José María Vargas.) 

El verbo deber, se usa con la preposición de cuan- 
do se expresa duda, sospecha, presunción. 
"Don Toribio debe de venir." 
Esto es : Creo, sospecho, supongo que Don To- 
ribio vendrá. 

Entrar. Este verbo rige en j no a en los casos 
siguientes : 

"Miguel entró eu la Sociedad " Mutuo Auxilio " 
el 25 de febrero." 

" El vapor ingles entró en esta rada el 7 del pre- 
sente mes." 

"Voy á entrar en un famoao negocio." 

" Un hombre, en tanto de feroz semblante, 
de repugnante y rústico ademán, 
j en la diestra un puñal, con vigilante 
faz cuidadosa y temeroso andar, 
súbito entró en la estancia, y silencioso 
á la dormida dama se acercó, 
contemplóla un momento receloso 
y por sus pasos á salir volvió." 

( E8PB0NC1DA.— JS2 Diablo Mundo.} 



— 249 — 

En esto, entrando cu su barrio, 
al doblar una calleja 
dos ministros de justicia 
le pasaron muy de cerca.'* 

Zorrilla. — Ptírtí, Verdades el Tiempo.) 

"En las habitaciones campestres, los animales 
domésticos entran gozosos en la actividad de un 
nuevo día j la cabalgata alegre y animada, marcha 
con rapidez aspirando la dicha que le proporciona 
aquella especie de renacimiento." (Doctor R. Yilla- 

VIOENCIO.) 

. Obsérvese en la citas anteñores que está emplea- 
do el verbo entrar con la preposición en. 

El verbo entrar rige por cuando se indica el lu- 
gar, el medio. 

Entrar por la ventana, por la puerta etc. 

El mismo verbo rige ó solo antes del infinitivo. 

Entrar d mandar. 

Ocuparse. Este verbo rige eji j no de. También 
rige, según la Academia, coí?. 

"Me ocupo eíi^arreglar mis negocios" jno"me 
ocupo de arreglar mis negocios." 

"Federico se ocupa en comprar bagatelas." 

" Tan ocupado estaba en (juella tarea, que no 
echó de ver que 3^0 estaba á su lado." (D. José María 
Manrique. — Cuentos.) 

En francés el verbo ocuparse ( s'occuper ) rige, en 
algunos casos, de, veamos : 

"¿ A quoi vous occupez-vous ? " 

En esta frase rige a que equivale en castellano 

á en. 

"Je m'occupe de mes aííaires." 

En este caso rige de. 

Cuando el sentido rechaza, en castellano, la 
preposición en, es señal de que está mal empleado 
el verbo ocuparse. Sustituyase entonces con tratar, 
pensar etc. 



— 250 — 

Tachonar de; tachonar con : 

" Taclionado de estrellas." 

"Tachonado con estrellas de oro. " 

En el primer caso no se expresa de que son las 
estrellas j se emplea la preposición de ; en el segundo 
se indica la má,teria de que están hechas las estre- 
llas y se usa con^ así se evita la repetición de la pre- 
l)osición de: " Tachonado de estrellas de oro." 

Llenar rige de. La Beal Academia lo presenta 
en su Gramática rigiendo con en casos como este : 
" Llenar ( el hoyo ) con tierra. 

El verbo llenar en ingles (to fill) rige con ( with ). 

" Fill that bottle with water." ' 

Impregnarse. Con este verbo D. Juan Yalera 
emple.a cZe, y D. Manuel de la Revilla, con. 

"La inefable dulzura de que impregna la musa 
de Chateaubriand los ámbitos de la ciudad maravi- 
llosa." (D. Manuel Fombona Palacio.) 

Determinar no lleva de. 

Salva, dice : 

"Determinar de juntarse." (Así lo hallo en la 
Guerra de Granada i>or Hurtado de Mendoza, y así 
suelen decirlo los naturales de Castilla ; pero lo corrien- 
te es no ponerla preposición." 

Determinarse ( verbo reflexivo ) rige a, en y 'por : 

" Me determino d indicarle el empleo del adjetivo 
apoplético en vez del vocablo impropio apopléjico.'' 

Leandro se determina en favor de su sobrino. 

Nos determinamos por Pedro. 

Resolver está en el mismo caso de determinar, esto 
es, como verbo activo no lleva xDreposición, y como re- 
flexivo rige a, en y por. 

Haber de menester no se dice, sino Jiaher menester. 

" No la había menester todo un conquistador de 
las Gallas al pasar el Eubicón, para vencer luego á 
Pompeyo, Escipión y los hijos de aquel celoso ri- 
val. .. ." (Doctor Ricardo O. Limardo.) 

De las Curiosidades Gramaticales de D. Ramón 
Martínez y García, copio : 



251 — 



CONSTRUCCIÓN DE LA PREPOSICIÓN CON LOS ADJETIVOS, 
PARTICIPIOS Y SUSTANTIVOS SIGUIENTES: 

Abandonado de todos, e?í 'Ajeno á la cuestión. 

el vestir. 'Alcanzado en céntimos. 

Abrigado cíe los vientos. Alegre (fe cascos. 
Aborrecible a la familia, c/c Aliciente íí^ c?e^ para la función 

por sí. I Alojado en, el cuartel. 

Aborrecido cZer pueblo, yijor Amable d todos, con, para 

el pueblo. ; con su esposa, de trato. 

Aburrido de ;todo en casa, i en su casa. 
Accesible al público, ('o;?jAmargoa?paladar, c?6j90?^ sí 

sin papeleta. lAmor al trono, de Dios. 

Acepto á Dios. j Ameno á la vista. 

Acometido de un síncope, Amoroso con todos. 



por el enemigo. 
Acomodador del teatro. 
Acosado del hambre. 
Acre de genio, al gusto. 
Acreedor al, (íe? premio. 
Adecuado al asunto. 
Adepto d la secta. » 
Adicional al presupuesto. 
Administrador de bienes. 
Admirador de tus obras. 
Adorador de la belleza. 



Afable con. 



para, para c(Di 



los niños, en la conver 
sación. 

Afecto á S. M. el rey, de 
pulmonía. 

Afligido de, con, poi* la des- 

^ gracia. 

Ágil de cuerpo. 

Agradable cd, para el pala- 
dar, por el trato. 

Agrio al gusto. 

Agregado de cosas, á la 
embajada. 

Aguerrido en el peligro. 



Análogo á la cuestión ante- 

I rior. 

,'Ancho de vientre. 

jAndrajoso de, en el traje. 

lAnimado de genio, del me- 

j jor deseo. 

Animoso en,para el combate. 

Anterior á Jesucristo. 

Antipático á la causa. 

Apéndice Vf la obra del texto 

Apetecible al gusto, para mí. 

Aplazado para Enero.' 

Aprobado de, en Física. 

Apto para la cátedra. 

Apurado de recursos. 

Arreglado á los medios, del 
francés, con Pedro. 

Arrojado c?e genio. 

Áspero al, para el paladar, 
con todos, en genio. 

Asqueroso á la vista, en el 
aspecto. 

Atento á la plática, con to- 
dos. 

Atónito con, de, por la noticia. 



— 252 



Atrasado de recursos, en la 
carrera. 

Avanzado de, en años. 

Benéfico al, para el país. 

Benemérito de la patria. 

Blando de carácter. 

Breve en el discurso. 

Bueno de, para tomar, en sí. 

Caballero de nacimiento, en 
sus modales, sohre una 
jaca. 

Calado por el agua. 

Caliente de cascos. 

Capaz de ioáo, para, de mu- 
cho más. 

Castigado de, por el sol. 

Cercano á la muerte. 

Ciego de coraje. 

Cierto del desastre. 

Codicioso de mi destino. 

Cómplice de Antonio, en el 
hurto. 

Comprensible d la inteli- 
gencia, para mí. 

Común á todos, del pueblo. 

Condecorado con cruces. 

Conforme á, con tu dicta- 
men. 

Constante en su resolución. 

Constituido en dignidad. 

Consumado en el conoci- 
miento de la ley. 

Contento con su parte, de ti. 

Contrario el uno al, del otro. 
en política. 

Convertido al buen camino. 

Corto de talla, en andar. 

Cosido d puñaladas. 

Crecido de cuerpo, en mal- 
dades. 



Cruel con, para, para con el 
débil, de suyo. 

Cuidado con el hombre. 

Cuidadoso del, por el éxito, 
con, para con otro. 

Curioso de, por saber lo 
ocurrido. 

Chico de cuerpo. 

Depresivo al, del buen nom- 
bre. 

Desagradable al paladar, 
con, para con ios extraños 

Desagradecido al favor, 
con, para con, su padre. 

Desconocido d los favores, 
del, en el i^ueblo. 

Descontento con, del sueldo. 

Descuidado en su empleo. 

i Desdichado de ti ! en su 
empresa, para elegir. 

Deseoso de alcanzar el po- 
der. 

Desprevenido de medios. 

Deudor d la hermana, en^ 
por mucho dinero. 

Dichoso ce»? la suerte, en 
su casa. 

Diestro en la lucha. 

Diferencia entre dos her- 
manos, del áicho achecho- 

Difícil ^le arreglar. 

-Diligente en la comisión, 
para desj^achar. 

Diputado á, en Cortes. 

Distante de »u patria. 

Diverso de otro. 

Dócil d los consejos, de ín- 
dole, />(7ra ejecutar. 

Doctor en leyes. 

Dotado de bellas prendas. 



— 253 — 



Dulce al paladar, del, en el 
ÍYdiio,para comer. 

Duro con sus inferiores, de 
^ cabeza, en sus modales. 

Emulo cíe? poeta, en la gloria 

Enfermo con fiebre, del pe- 
cho, de gravedad. 

Enjuto de cara. 

Enojoso alj en hablar. 

Erizado de puntas. 

Erudito en lenguas. 

Escarmentado con la prue- 
ba, del juego. 



Franco a, con, para, para 
con los huespedes, de por- 
te, en la conversación. 

Fuerte con todos, de genio, 
en su derecho. 

Furioso con, contra su hijo, 
de ira, por el desastre. 

Generoso con, para, para 
con el mendigo, de ánimo, 
en sus obras. 

Gozoso con, de la victoria. 

Grande de alma, en, por sus 
actos. 



Escaso de dinero, en bienes, Grato al paladar, para el 



pay^a el almuerzo. 
Estéril de, en granos, 
Estrecho de cintura. 
Exacto en cumplir. 
Exento de vicios. 
Extraño al pleito. 
Fácil d, para todos, 

prender, en arder. 
Falto de talento. 



oído. 

I Gravoso al contribuyente. 
I Guiado de, por su instinto. 
I Gusto á los manjares, para 
i decir, por la música. 
Gustoso al paladar, en ello- 
de a-iHábil en el juego, para en- 
' señar. 



¡Huésped de su compañero. 
Favorable a?,para el pueblo I Humano con el desgracia- 
Favorecido ¿e, por la suerte | do, c?? su trato. 



Fecundo de ingenio, en pa- 
labras. 
Fértil de, en frutos. j ro. 

Fiel á, con, para, para co?i|lmpaciente con, de, por la 



Idóneo para el destino. 
Igual á, con alguno, en dine- 



Dios, en su palabra. 
Firme en su propósito, de 

piernas. 
Flaco de memoria, en sus 

designios. 
Flanqueado de murallas. 



respuesta. 
Impedidq de la vista, para 

escribir. 
Impelido de, por la moda, 
i Impenetrable al hombre, 
! en el secreto. 



Flexible á la justicia, 

cuerpo. 
Flojo de vientre, e?i, para el 

trabajo. 
Forrado con, de, en lana. 



(ie ¡Implacable e?^ su venganza. 
Impotente contra, para el 

mal. 
Impropio á, de, en, para sus 

años. 



— 254 



Impugnado del,po7\Gl abo- 
gado. 
Inaccesible al vulgo. 
Incansable en el canto. 
Incapaz de hacer bien, para 

la empresa. 
Incierto de su muerte, en 

su decisión. 
Incompatible uno con otro 

cargo. 
Incomprensible ampara todoe. 
Inconsecuente con, para con 

su hermano, en sus ideas. 
Inconstante en su conducta. 
Increíble d,para los jueces. 
Indeciso en, para obrar. 
Independiente de otro. 
Indigno del premio. 
Indulgente con los demás, 

para, para con él, en el 

examen. j 

Infatigable en, para el tra-í 

bajo. 
Inferior d sus compañeros, 

en aplicación. 
Infiel d, con, para, para con 

la patria, en su proceder. 
Inflexible d las lágrimas, | 

en el fallo. | 

Ingrato d los favores, con\ 

su tío. ; 

Inherente á su cargo. ' 

Inmediato al pueblo. 
Inocente del crimen, en el 

sacrilegio. 
Insaciable de honores, en 

sus pasiones. 
Inseparable del juego. 
Insípido al gusto. 
Inteligente en humanidades 



Intolerante con, para con 
todos, en la opinión. 

Inútil para el servicio. 

Invadido de, por la langosta 

Largo de ingenio, en el tra- 
bajo. 

Lento en obrar, ¿^trra apren- 
der. 

Liberal con los amigos, de 
su cuerpo. 

Libre de cárcel, en sus mo- 
dales. 

Ligero de manos, en ha- 
blar, para correr. 

Limitado de ingenio, en el 
precio. 

Limpio de polvo, en el juego. 

Loco de alegría, en sus ade- 
manes, por el vino. 

Lleno de gozo. 

Malo con, para el pueblo, 
de nacimiento. 

Manco de la izquierda, en, 
para el juego. 

Manso de condición, en sus 
maneras. 

Mayor de edad, en años. 

Mediano de cuerpo, en ta- 
lento. 

Menor de edad, en categoría. 

Misericordioso con, para, 
para con el pobre. 

Molesto á alguno, en la Iglesia. 

Molido á, de palos. 

Natural de Oviedo. 

Necesario d, para la obra. 

Negado de memoria, para 
todo. 

Negligente en, para el des- 
pacho. 



— 255 



por 



en 



Negociante en carnes, 

mayor. 
Noble de, por su cuna, 

sus acciones. 
Obsequioso con, para con 

sus amigos. 
Ocupado con un asunto 

la oficina. 
Odioso al pueblo. 
Oneroso á otro, para 

Tesoro. 



en 



el 



Oportuno d, para la oca 

sión, en el pensamiento. Presto al, para 
Ordenado d, para un fin, de e)i irritarse. 



Pobre de genio, en dinero. 
Poder joara con el ministro. 
Poderoso d, para luchar, 

en bienes. 
Poseído de terror. 
Posterior al oficial. 
Postrado con, de la gota, d 

los pies, por el suelo. 
Práctico en la caza. 
Preferido de, d, por otro, 

entre todos. 
Presidido del, por el rey. 
~ " el viaje, 



diácono, en series 

Orgulloso con, de, por su 
saber, en su porte. 

Pálido de miedo. 

Parco en palabras. 

Pasante de medicina, 
leyes. 

Penetrado de dolor. 

Peregrino en Santiago, 
Tierra Santa. 

Perfecto ante Dios, en 
mundo. 

Perjudicial d, para la 
secha. 

Pernicioso d la religión, en. 
la Iglesia, por sus doc- 
trinas, para los inocen- 
tes. 

Perseguido de, por los 
acreedores, por ladrón. 

Pertinaz de carácter, en su 



Primero de, entre sus com- 
pañeros, en clase. 

Príncipe de los ingenios, 
entre los oradores. 

Pródigo de, en dádivas, en 
en' palabras. 

¡Pronto d, para las quime- 
ras, de genio, en respon- 



opmion. 

Pesado de piernas, en an- 
dar, en hablar. 

Pintiparado al otro, para 
la comisión. 



de^ der. 

I Propicio d los ruegos. 
eLPropenso al llanto. 

Propio al, del, para el fin 
co-l indicado. 

Provechoso d, para la di- 
gestión. 

Próximo d. la muerte. 

Quebrado de color. 

Recio de miembros. 

Reo contra el rey, de lesa 
nación. 

Restituido en su destino, 
por real orden. 

Resuelto en, para obrar, d 
marchar. 

Rico C071, por sus bienes, 
de, en esperanzas. 



256 



Ridículo en sus gestos, por 

el frac. 
Rígido con, para, para con 

sus discípulos. 



Subordinado d su director. 
Suelto de miembros, en ha- 
blar. 
Sufrido e/1 la desgracia. 



Sabio 671 agricultura. e?iíre:Sumiso a? superior. 

los sabios. [Supeditado de, por enemi- 

Sano de intención. gos. 

Satisfecho con, de, por los Superior d todos, en belle- 

elogios. I za, por sus fuerzas. 

Seco de cara. Tardo de oído, en eno- 



su 



"Sediento, de venganza. 
Seguro del triunfo, en 

puesto. 
Semejante al conde, e?i la 

cara. 
Sensible al insulto. 
Señalado con gallardete, de, 

por las viruelas. 
Severo con, para, para con 

los niños, de 

criticar. 



Sitiado del, por el enemigo. 

Situado d la orilla, en la 
lancha, soh^e el castillo. 

Soberbio con sus honores, 
con, para con los veci- 
nos, de condición, en su 
trato. 

Sobrio de palabras, en be- 
ber. 

Sojuzgado de, por las ame- 
nazas. 

Solícito con alguno, en el 
negocio, para ascender. 

Sordo á los ruegos, de un 
oído, de nacimiento. 

Sorprendido con, de la no- 
ticia. 

'Sospechoso al jefe, c?e trai- 
ción, en, por su ademán. 



jarse. 

Temeroso de un golpe. 

Temible al pueblo, por su 
crueldad. 

Temido de, entre los sub- 
ditos. 

Temor ala muerte, c?e Dios. 

Tierno de la vista. 

Tocado al santo, de locura. 

rostro, e)i Torcido con alguno, de un 

pie, en sus juicios, por 



la mitad. 

Traspasado de dolor. 

Triste de cara, con, por la 
noticia. 

Tuerto del ojo izquierdo. 

Ultimo de, entre los depen- 

^ dientes, eji la tienda. 

Único en su clase, entre 
todos, para este fin. 

Uno d uno, uno con otro, 
de tantos, entre otros, por 
^ otro etc. 

Útil al pueblo, para el ser- 
vicio. 

Vecino al, del puerto. 

Vencido del, por el enemigo. 

Versado en antigüedades. 

Visible á, para, entre to- 
dos." 



— 257 — 

Consagración á y no en ; 

"Casi medio siglo de consagración al bien, en las 
formas características de la enseñanza j de la filan- 
tropía, es una corona de merecimientos sin igual." 
(D. Tomás Michelena.-^? senoi^ doctor Agustín Aveledo.) 
Gozar ó gozarse con, de, en. " Con esa noticia go- 
zará mucho mi hermano." 

I tú, Flavinio amado, 
que en lazo estrecho, amigo, 
de consuno conmigo 
el culto de lo bello y verdadero 
profesas, ven y con el alma ansiosa 
goza conmigo de la planta hermosa. 

(D. Cristóbal Mendoza.) 

"Como escritor fácil y correcto se ha recomendado 
el doctor Mcomedes Zuloaga á la opinión pública, y 
como hombre de severos principios goza del mejor 
concepto en los círculos políticos." (D. León Lameda.) 

Goza en las tuyas sus reliquias bellas 
para envidia del mundo y las estrellas. 

(D. Francisco de Kíoja.) 

"Mercedes tomó de sirvienta á una muchacha 
llamada Inés." 

No se dice tomar de en este caso, sino tomar por. 

Se emplea tomar sin preposición cuando no hay 
determinación de persona. 

" Eva tomará una sirvienta." 

Tomar como verbo activo, no lleva preposición 
con acusativo de cosa." " Tome el cafe, Luis." 

El expresado verbo rige también a, con, bajo, 
de, en etc. 

" I como la reina Isabel de Castilla estuviese ya 
prevenida por Luis de San Ángel, que era escribano 
de raciones de la corona de Aragón, tomó d pechos el 
asunto y se interesó en ello con su corona y ricas 
joyas." (D. Felipe Tejeka. —Jfamta? de Historia de 
Venezuela.) 

"Ramón tomó á Juan bajo su protección." "He 
tomado esta cita de las Leyendas Históricas de Vene- 

HUMOKADAS FILOLÓGICAS 17 



— 258 — , 

s?ie?a por el doctor Aristides Eo jas." "No tomes de 
tal modo la explicación." " Leopoldo tomo e?i mala 
parte lo que le dije." "Yaya á la esquina, y luego 
tome hacia el mercado." 

Jurar de, en. "Juro de arreglar pronto el asunto." 
"Pues, juras en vano, Leopoldo." 

"Juro que regresare pronto." En este cslso Jurar 
no lleva preposición. 

Dignarse rige de j se construye con verbo en in- 
finitivo: 

Muy verosímil es ; pues que la gravedad 
suple en muchos así por la capacidad. 
Dígnanse rara vez de despegar sus labios, 
y piensan que con esto imitan á los sabios. 

(IRIABTÍ.) 

Regodearse rige con, en. En el mismo caso de 
este verbo se halla divertirse. 

Rigen de: abstenerse, abusar, acusarse, admi- 
rarse, adolecer, afrentarse, ahitarse, alabarse, ale- 
jarse, apiadarse, apoderarse, apostatar, aprovecharse, 
armarse, arrebatarse, arrepentirse, asegurarse, bla- 
sonar, balar, bramar, bufar, burlarse, calificar, care- 
cer, cargarse, cegarse, cerciorarse, comerse, condoler- 
se, convalecer, corregirse, dañarse, dejarse, depender, 
desapoderar, desapropiar ó desapropiarse, desasirse, 
desarraigarse, descartarse, desconfiar, desdecir, des- 
decirse, desdeñarse, desembarazarse, desengañarse, 
desenredarse, desimpresionarse, desistir, desnudarse, 
despedirse, despegarse, desprenderse, desquitarse, 
disfrutar, echarla, embadurnar, empalagarse, enamo- 
rarse, enamoricarse, encargarse, examinarse, guardar- 
se, mofarse, olvidarse, penetrarse, poblarse, preciarse, 
prescindir y otros. 

Que piensa usted de ello ? Pensar de sabe á in- 
gles ( to think of ) : What do you think of it ? " 

En castellano se dice pensar en, sobre : " Patria 
adorable ¿ que venezolano no se alegra al pensar en 
tus gloriosos destinos y se horroriza al recordar los 
estragos de nuestras guerras fratricidas?" (Doctor Ju- 
TENAL Anzola.) 



— 259 — 

Que i^iensa usted en ello ? No suena bien en este 
caso piensa en, porque el verbo pensar está mal em- 
pleado ; por lo tanto, ha de sustituirse con juzgar etc. 

"Que juzga usted de ello:" 

Pensar no lleva preposición en algunos casos : 

" Piense bien lo que va á hacer," 

"Pensamos escribir á nuestro padre." 

Penetrar rige en, entre, por entre, hasta, por. 

" Máximo Gómez recibía los homenajes de los 
que penetraban en su casa. ..." (D. Luis R. Guzmán.) 

"El viento penetra por la ventana." "Penetra- 
mos hasta el fin de la casa." "Penetro por entre el 
ejercito." 

Internarse exige en : " Su puerto formado por un 
golfo apacible, que se interna en medio de dos barrios 
populosos, parece que convida, con los brazos abiertos, 
á todos los proscriptos del continente." (D. Francisco 
DE Sales Pérez. — Curazao.) 

Inspirarse en: 

"La prensa libre por inspirarse en la justicia es- 
timula todas las actividades sociales." (Doctor Ea- 
fael Domínguez.) 

Se construyen con en : actuar, afirmarse, ahorca- 
jarse, arrinconarse, atollarse, atravesarse, atropellarse, 
cebarse, confirmarse, consistir, crecer, desembocar, 
dilatarse, ejercitarse, embebecerse, emboscarse, empa- 
parse, encallar, encanecer, encenderse, encharcarse, 
enfrascarse, engolfarse, entremeterse, escrupulizar, es- 
merarse, fijarse, florecer, fundarse, incidir, incurrir, in- 
gerirse, invernar, medrar, mesurarse, moderarse, pe- 
ligrar, permanecer, perseverar, persistir, prorrumpir, 
radicar, redundar, reincidir, remirarse, resplandecer, 
tardar, templarse, zabullir ó zabullirse, zamparse, zam- 
puzar ó zampuzarse, zozobrar y otros. 

"Aqnel hogar resplandecía c?e felicidad." 

Coiríjase: "Aquel hogar resplandecía en feli- 
cidad." 

"Las palabras italianas terminan j9or vocal." 
Dígase : Las palabras italianas terminan en vocal. 



~ 2C0 — 

"Termino en decir." En este caso el verbo regido 
( decir ) no ha de ponerse en infinitivo sino en gerun- 
dio : Termino diciendo que admiro las interesantes 
obras patrióticas del general D. Manuel Landaeta Ko- 
sales. 

Complacerse reclama con, de ó en: 

"Por todas estas razones, yo me complazco en 
declarar que considero este libro como un trabajo 
digno del favor y del aplauso públicos. . . ." (D. N. Bo- 
LET Peraza. — Prólogo de El Llanero.) 

Concordar con: 

" La antropometría está llamada á producir una 
gran revolución científica, ya que la figura ideal artís- 
tica concuerda con la figura ideal antropológica, ó sea 
el tipo del hombre perfecto y normal." (Carlos 
Brandt. — La Belleza de la Mujer.) 

Keclaman con: abocarse, aquietarse, arroparse, 
atragantarse, batallar, coexistir, competir, confabu- 
larse, confederarse, congeniar, congraciarse, contem- 
porizar, corresponderse., desvergonzarse, embarazarse, 
engalanarse, engolosinarse, estrenarse, hombrearse, 
infatuarse, malquistarse, preocuparse etc. 

Como se ve, estrenarse rige con : 

" Con una famosa obra se estrenará el domingo 
Antonia Retoño." 

Cuando se trata de vestidos etc. tai verbo es ac- 
tivo, y no lleva preposición : 

" Mañana estrenare ( y no, me estrenaré ) este 
traje. ..." 

Reclaman pa?^ .• abogar, campar (sobresalir), des- 
vivirse, sacrificarse, transitar, vagar etc. 

Contestar y responder rigen a, y á las veces no 
llevan preposición. 

" Se fué sin contestar ni una palabra;" "Respon- 
dió muchas cosas ;" "Mañana contestaré d su carta ;" 
*'No quiso responder d mi pregunta." 

Exigen d : acceder, acercarse, acostumbrarse, adap- 
tarse, adherirse, allanarse, anticiparse, apropincuarse 
aproximarse, arregostarse (engolosinarse ó aficionar- 
se), arrestarse, (arrojarse), arribar, arrimarse, asentir, 



— 261 — 

atender, avezarse, burlar, circunscribirse, consagrarse, 
contravenir, dedicarse, encaminarse, exhortar, habi^ 
tuarse, hurtarse, incumbir, oponerse, propender, refe- 
rirse, remitirse, restituirse, someterse, subordinar- 
se etc. 

" Los verbos reflexivos y recíprocos se construyen 
con otras palabras regidas de diversas preposiciones.'^ 

Acerqtiéme, temblando, al suave lecho 
do expiraba la hija idolatrada ; 
\ y dijo, en mí fijando su mirada : 
" padre, tu bendición." 

(D. Domingo Santos Kamos.) 

"No digas eso. No debes decir eso. Tú te empe- 
ñaste en que fuéramos á las bodas." (Doctor Manuel 
DÍAZ RoDEÍGUEZ. — Idolos Rofos.) 

"En el fondo una faja de nácar se interpone entre 
las yerbas de oro y las nubes de rosa : á trechos aso- 
man pedacitos de cielo azul y alabastro, de nieve y 
escarlata." (D. M. V. Romerogarcía.) 

"Luis se e?iamo?'(5 cíe Lucrecia ;" "ife atraganté 
con un hueso ;" " Todos se prepararon para la batalla." 
- El dativo va siempre precedido dei á 6 pora. 

" Presté al delicado poeta José Manuel Benítez el 
famoso artículo literario del doctor Jesús Semprún.'^ 

" Agregué cinco páginas al libro ;" " Traje este 
cuaderno para mi hijo." 

Los verbos activos ó transitivos rigen, común- 
mente, por medio de la preposición á, al acusativo 
cuando éste no es formado por un caso complemen- 
tario, y denota personalidad ó determinación : 

Tanto en el cielo descuella, 
que uno cree ver al pastor 
de aquellas ovejas de oro ! 

(DocTOB Luis Churión.) 

" La raza bárbara que con los Godos, sus jefes,, 
invadió á España, mató allí la romana influencia. ..." 
(D. Felipe Larrazáb.al, hijo.) 



— 262 — 

" En los nombres propios de cosas, que llevan ar- 
tículo, este basta como signo de determinación : Las 
tropas atravesaron el Danubio." (Bello.) 

"Los apelativos de personas que sólo se usan 
para designar empleos, grados, títulos, dignidades, no 
llevan la preposición : "El presidente eligió los in- 
tendentes j gobernadores ;" " El papa ha creado cua- 
tro cardenales." (El mismo.) 

" Para que sea propio el uso de la preposición, 
dice Bello, es suficiente que la determinación de la 
persona exista respecto del sujeto ; pero si ni aun así 
fuere determinado el apelativo, no deberá llevarla. Se 
dirá, pues, aguardar d un criado, cuando el que le 
aguarda piensa determinadamente en uno ; y por la 
razón contraria, aguardar un criado, cuando para el 
que le aguarda es indiferente el individuo." 

" El general solicita d su secretario." 

" En vez de buscar inmigrados á quienes ofrecer 
capitales y tierras, bienes de que muchos aborígenes 
no gozan — debiéramos establecer para nuestros com- 
patriotas las garantías del derecho, los recursos del 
progreso, las virtudes de la civilización." (D. Simón 

SOUBLETTE.) 

No ha de' preceder preposición al acusativo de 
cosa : 

Desdeño tu desvio- 
y tu grandeza y esplendor provoco, 
porque es á los amores como el mío 
el infinito de los cielos poco. 

(D. VÍCTOR RACAMONDB.) 

Los verbos preceder, regir, seguir y otros que in- 
dican orden llevan á, aun siendo el complemento un 
nombre de cosa. 

"El artículo precede al nombre." 

" El gerundio rige al nombre, al verbo y á otro 
gerundio." 

A esta educación domestica debe seguir la esco- 
lar." (DocTOB Manuel A. Diez.) 



— 263 — 

^egir j Seguir se usan sin preposición en casos 
€omo éstos : " Quién rige este negocio ? ;" " Sigo los 
consejos de mi padre." 

Probar rige á cuando se construj^e con infinitivo : 

" . . . . lanzó un gran alarido, probó á correr, sintió 

como envenenada mordedura la primera caricia de 

la llama que lamía sus carnes y cayó sin sentido." 

(C. ZUMETA.) 

El mal empleo de las preposiciones cambia, á las 
veces, completamente el sentido de la frase. Indispen- 
sable es, por lo tanto, el conocimiento de ellas y de su 
enlace con las otras palabras en la oración. 

Veamos: 

Me ladeo d mi amigo el literato D. José Austria 
vale me inclino á su opinión. 

Nos ladeamos con Nicolás — Comenzamos á ene- 
mistarnos con él. 

El balcón cae a la calle — Está situado hacia la 
calle. 

Cayó en la calle — Dio una caída en ella. 

Ese niño me cae en gracia — Es de mi. agrado. 

El poetastro cayó de la gracia del comandante — 
Perdió su favor. 

El chico se aplicó el diccionario — Se lo cogió. 

Ños aplicamos á las obras de D. Eduardo Benot 
— Las estudiamos. 

Trataremos este punto — Lo manejaremos. 

Trataremos de ó sobre este punto — Discurriremos 
ó hablaremos sobre él. 

Trataremos de vivir bien — Procuraremos vivir 
bien. 

Tratamos con N — Tenemos trato con N. 

Tratamos en telas — Comerciamos en telas. 

Vendimos al contado — A dinero contante. 

Vendimos de contado — Al instante. 

La mujer volvió d la razón — Recobró el juicio. 

La mujer volvió por la razón — Defendió lo justo. 

La mujer volvió en razón de lo que le dije — Vol- 
vió por lo (jue le dije. 



— 26á — 

El poeta Juan Duzán salió secretario — Fué nom- 
brado secretario. 

Lucas salió de Secretario — Dejó de serlo. 

Lucas salió con su negocio — Lo llevó á buen fin. 

Lucas salió con su hermano — Fué con él. 

Lucas salió con una patochada — Se presentó con 
ella inesperadamente. , 

Lucas salió de la labor — La concluyó. 

Lucas salió d su madre — Se parece á ella. 

Lucas salió por su hermano — Fué su fiador. 

Usted divierte d sus amigos — Los entretiene, 
recrea. 

Usted divierte la atención de este asunto — La 
aparta, aleja ó desvía. 

Aprieta al hombre — Estréchale. 

Apretaron d correr — Echaron á correr. 

Apretamos con el enemigo — Le embestimos. 

Comunicaré este asunto d mi tío — Se lo parti- 
ciparé. 

Comunicaré este asunto con mi tío — Se lo con- 
sultaré. 

Me compadezco de la pobre viuda — ^Tengo com- 
pasión de ella. 

Esto no se compadece con aquello — Esto no se 
aviene con aquello. 

Pedro se acordó con Luis — Se puso de acuerda 
con él. 

No te has acordado de mí — No me has recordado. 

Anduvieron d vueltas — Eiñeron. 

Anduvieron en vueltas — Anduvieron en rodeos, 
pusieron dificultades. 

José es animoso en las batallas — No se acobarda 
en ellas. 

José es animoso para las batallas — Tiene valor 
para acometerlas. 

Usted entiende lo que digo — Lo comprende. 

Usted entiende en esta materia — Se oeupa en ella, 
la maneja. 

Usted entiende de esta materia — Es inteligente 
en ella. 



— 265 — 

Tienes ánimo de viajar — Formas proposito de 
viajar. 

Tienes ánimo para viajar— Te hallas con valor 
para viajar. 

Tuviste de escribir — Hubiste de escribir. 

Tuviste que escribir — Hubiste de escribir por ne- 
cesidad. 

Tengo conmigo — Llevo encima ó tengo en mi 
compañía. 

Tengo para mí — Estoy persuadido. 

Este libro me tiene cuenta — Me conviene. 

Tenga cuenta con mi amigo — Guárdele conside- 
ración. 

Tenga cuenta de su hijo — Cuídele, custodíele. 

Tenga con cuidado la lámpara — Téngala cuida- 
dosamente. 

Eso me tiene en cuidado — Estoy alerta por ello 

Pronto daré fin ó cabo á esta obra — La termi- 
naré, completaré. 

Pronto daré fin ó cabo de esta obra — La destruiré. 

Di dinero á Pedro — Lo entregué, doné. 

Dimos con el pañuelo — Lo hallamos. 

Diste contra la mesa — Pegaste contra ella. ^ 

La ventana da á la plaza — Mira hacia la plaza. 

Juan da en esa cosa — Juan se empeña en esa cosa 

Juan da por eso — Se encapricha en eso. 

Dieron sobre él — Le acometieron. 

Le dieron el aviso á tiempo — Lo dieron oportu- 
namente. 

^ Le dieron el aviso con tiempo — Lo dieron con 
anticipación. 

Dar la man® alguno — Extenderla para ayudarle. 

Dimos de mano á la empresa — La abandonamos. 

Dimos por el pie á la columna- — La derribamos. 

Dimos en manos de unos forajidos — Caímos en 
las garfas de unos forajidos. 

No des con el pie . . . — No trates con desprecio . . . 

El niño se ha dado al estudio — Se ha entregado 
con ahinco á él. 

El militar tiró la espada — La arrojó. 



mi 



— 266 — 

El militar tiró de la espada — La desenvainó. 

Doblaron al joven — Lo inclinaron ó indujeron. 

Doblaron por el joven — Tocaron las campanas 
por su muerte. 

Doblaron la cantidad — La duplicaron. 

Doblaron la vara^La torcieron ó encorvaron. 

Escapar a buenas- — Escapar sin replicar ni opo- 
ner resistencia. 

Escapar de buenas — Salir de algún gran aprieto. 

No has gustado la sopa — No la has probado. 

No has gustado de la sopa — No has tenido gusto 
en comerla. 

Procede d la empresa — ^Principíala. 

Procede en la empresa. — Continúala 

Ramón padece la reuma — La tiene actualmente. 

Ramón padece de la reuma — La tiene habitual- 
mente. 

Dormir en un negocio — Manejarlo con descuido. 

Dormir sobre un negocio — Reflexionarlo con de- 
tención. 

Dispongo mis libras — Los arreglo, los ordeno. 

Dispongo de mis libros — Los enajeno, vendo etc. 

Echemos tierra al suceso — Ocultemoslo. 

Echemos los víveres en tierra — Desembarque- 
moslos. 

Echemos ese pilar por tierra — Arruinémoslo, de- 
rribémoslo. 

Echó de ver la falta — La notó, reparó ó advirtió. 

La echó de sabio — Presumió de sabio. 

César está á ello — Responde de ello. 

César está en ello — Queda enterado de ello. 

Timoteo está sobre el asunto — Insta su despacho 
ó ejecución. 

Timoteo está, á todo — Está preparado para cual- 
quier evento. 

Cristóbal está en todo — Atiende á todas las cosas. 

Cristóbal está con cuidado — Está alerta ó in- 
quieto. 



— 267 — 

Estanislao está de cuidado — Está enfermo de pe- 
ligro. * 

Estanislao está en sí — Está con plena advertencia. 

Guillermo está sobre sí ^— Está orgulloso. 

Luis está con Ramona — Es de su opinión ó está 
^n su compañía. 

Estoy en hacer la obra — Estoy resuelto ó dispues- 
to á hacerla. 

Estoy ])ara hacer la obra — Estoy inmediato á ha- 
cerla. 

La obra está por hacer — No está hecha. 

Estoy por ir al teatro — Me hallo determinado. 

Eloy está de ministro — Es ministro. 

Estamos satisfechos del dinero — Lo hallamos 
cabal etc. 

Estamos satisfechos con el ó por el dinero — Esta- 
mos ufanos por poseerlo. 

Nota. — Para el trabajo que antecede he consul- 
tado la Gramática de Salva, el Diccionario y la Gra- 
mática de la Academia etc. 

Lo que he dicho respecto de las j^reposiciones en 
castellano, sucede en casi todas las lenguas. 

En inglés to go es ir, agregándole about, abroad, 
through, back, by, from, up, in ó • out, tiene otra signi- 
ficación dicho verbo. 

Observemos en alemán como un verbo cambia de 
significación por el empleo de una preposición por 
otra. 

Nelimen, tomar, compuesto con preposiciones se- 
parables : ab-nehme}i, quitar ; an-nehmen, aceptar ; anf- 
neJimen, juntar, recibir ; aus-nehmen, exceptuar. 

Ich nehme meinen Hut ab, me quito el sombrero. 

Du nimmst das Buch a?i, aceptas el libro. 

Estos ejemplos bastan para comprobar cuan ne- 
-cesario es el estudio del régimen. 

CONSTRUCCIÓN 

Cúmpleme en primer termino explicar los casos, 
ó determinar la situación ó circunstancias en que se 
llalla el nombre en la oración. 



— 268 — 

Presentaré algunos ejemplos que comprendan to- 
dos los casos : 

Luis (V.) ¿dio Guillermo (N.) un libro (Ac.) al 
hijo (D.) del callista (G.) en el mercado (Ab.)? 

En Antímano (Ab.) regaló el talentoso joven 
Eduardo Carreño (N.) una tarjeta postal (Ac), caro 
amigo, (Y.), á la hermana (D.) de D. Ecequiel (G.) 

Como se nota Luis y cmvo amigo están en voca- 
tivo, porque el vocativo (del 1. vocativus, de vocare^ 
llamar) sirve para llamar á una persona ó cosa perso- 
nificada. 

Tu porvenir, Bolívar (V.), son los tiempos, 

las coronas de un dios son tus coronas, 

j el inmenso raudal del Amazonas, 

las aguas que fecundan tu laurel. 

(D. ABI&AÍL LOZi.NO.) 

¡ No pases, dulce instante (Y.) 
en que mi anhelo al fin miro cumplido ! 

(D. Octavio Hernáudez.) 

Guillermo y el talentoso joven Eduardo Carreño se 
encuentran en nominativo, porque el primero dio y el 
segundo regaló, esto es, ejecutaron las acciones que 
indican dichos» verbos. 

Tal se encumbra el ingenio peregrino (N.) 
y á la gloria inmortal se abre camino. 

(D. Vicente Cobonado.) 

Que ni el oro, ni el lauro, ni la palma 
valen lo que la paz de la conciencia 
cuando á Dios mira sin rubor el alma. 

(D. Gabuiel E. Muñoz.) 

En este terceto se encuentran en nominativo el 
oro, el lauro etc., sujetos del verbo valeí". 

El Genitivo (de gigno, es, ere, genitum, engendrar) 
denota propiedad, posesión ó pertenencia con la pre- 
posición de. 

"I su seda milagrosa, en la lucha cuerpo á cuerpo, 
fué manchada por la huella sangrienta de las manos^ 



delirantes que se la disputaban." (A. Fernández 
García.) ^ ^ 

Don Eduardo Benot dice : "El genitivo no ex- 
presa siempre posesión : se divide además en dos cla- 
ses principales : Genitivo de acción y de pasión. 

El cuadro de Murillo es bueno. 

En este ejemplo el genitivo de Murillo no indica 
posesión sino acción. 

La enfermedad de Pedro es peligrosa. 

El genitivo de Pedro no indica posesión sino 
pasión. 

Todos los genitivos son adjetivos-frase." 
El Dativo (dativas, derivado de do, as, are, dar) 
"*' indica la persona ó cosa á que en bien ó en mal, 
afecta ó se aplica la significación del verbo, sin ser 
objeto de ella. Ya precedido de la preposición d ó 
para.'' 

\ Cuántos por ella en la vecina playa 
lanzaron á Amariha su conjuro 
ó invocaron la sombra de Iguaraya ! 

(D. Udón a. Péeez.) 

El Acusativo (de ciido, cudí, casum, sacudir, herir 
y ad, a) indica la persona ó cosa que es objeto ó ter- 
mino directo del verbo, cuando lo tiene. Lleva la pre- 
posición d si es nombre de persona, ó propio sin 
artículo ; y no la lleva en otros casos. 

Sobre canapé dorado 
de brocado azul turquí, 
vese d Leila, la judía, 
que deshoja una peonía 
como un cáliz de rubí. 

(A. J. Calcaño Herkbba.) 

" Lleno de santo temor, inclino la cabeza ; medito 

un breve instante, y al levantar la faz y contemplar el 

Jirmamento, la melancolía huye de mí, y renace en mi 

pecho la alegría al sentir que allí y allá y más allá 

está Dios !" (Doctor Teófilo Eodríguez.) 



— 270 — 

" Los verbos con sus acusativos, dice D. Eduarda 
Benot, son verdaderos verbos-frase." 

El Ablativo (de dufero, ahlatum, separar ó quitar) 
denota causa, procedencia, situación, modo, tiempo, 
instrumento, materia etc. Va regido de las preposi- 
ciones c?e, en, con^ por, sin, sobre etc. 

" Pasó tu amor, como una golondrina 
cantando por el cielo nublado de mi vida. 

(R. BENA VIDES PONCE.) 

Dormid, dormid con ello,, secretos de su vida.... 

(Ismael Enrique Arciniegás. ) 

"Todos los ablativos son adverbios-frase. — Se 
dividen en ablativos-adverbio de tiempo, de lugar, de 
situación, de movimiento, de dirección, de causa, de 
instrumento etc., según su significación. (D. Eduardo 
Benot.) 

¿ Tienes el lindo cuento de Alejandro Carias ? Lo 
(Ac.) tengo. ¿Leyeron la poesía de Torres Abandero? 
La (Ac.) leyeron. ¿ Conocéis al poeta Maximiliano 
Guevara? Le (Ac.) conocemos. 

En el acusativo del pronombre personal de terce- 
ra persona m., n. ó f. en núm. sing. han de emplearse 
lo, la. Eefiriendose á persona es preferible usar la 
forma le. 

Admiro á los sabios. ... los (Ac.) admiro. ¿Amas 
á tus hermanas ? — Las (Ac.) amo. Pedro columbra los 
bosques. — Sí, los (Ac.) columbra. ¿Vende María sus sa- 
yas ? — No las (Ac.) vende. 

Los y las se emplean en el acusativo m. y f. pL 
Que diste á José? Le (D.) di dinero. ¿I á María? 
Le (D.) pedí su buso. Que regalaron á los niños ? 
Les (D.) regalaron juguetes. ¿Y á las niñas? No 
les (D.) trajeron nada. 

En el dativo m. y f . sing. se emplea le ; y les en el 
dativo m. y f. pl. 

Artículo. Dice Salva en su admirable Gramática : 
" Tampoco es fácil explicar por que en una misma 



271 — ^ 'l 



frase se emplea ó no el artículo segiín la preposición 
que rije al verbo. Decimos, Ansioso de gloria, y, An- 
sioso por la gloria ; Estar en áncoras, y, Estar sobre 
tas áncoras un navio ; Ir en socorro de uno, é, Ir al 
socorro de uno ; Kecio ' de condición, y, Eecio en la 
condición; Tomar una cosa de memoria, y. Tomar- 
la en la memoria ; Traducir un libro en castellano, 
y, traducirlo al castellano. El capricho de la lengua 
se extiende á rehusar el artículo en una sentencia ex- 
presada con tal verbo, y reclamarlo necesariamente, 
si se emplea otro • 

El artículo se halla por tanto, siempre que es 
necesario concretar los nombres á una idea particular ; 
por lo que si digo : Hubo mucho concurso el segundo y 
último día de la feria, entiendo que el segundo fué el 
último ; mas si dijera. Hubo mucJio concurso el segundo 
y el ultimo día de la feria, querría manifestar, que 
estuvo concurrida el día segundo y otro posterior, 
que fué el último. Por igual principio se comprenderá 
la diferencia que hay entre ciertas frases, según que 
llevan ó no el artículo, v. g.: Abrir escuela, y Abrir 
?a escuela; Ajustar con razón su deseo, y, Ajust^r 
con la razón su deseo ; Andar á vueltas, y, Andar á 
las vueltas ; Dar alma, y, Dar el alma ; Dar hora, y, 
Dar la hora ; Dar en blanco, y. Dar en el blanco ; Dar 
perro, y. Dar el perro ; Día de juicio, y. Día del jui- 
cio ; Estar en cama, y. Estar en la cama ; Estar en 
capilla, y, Estar en la capilla ; Estar un libro en pren- 
sa, y. Estar un libro en la prensa ; Ganar horas, y, 
Ganar las horas ; Hacer cama, y. Hacer la cama ; 
Hacer camas, y. Hacer las camas ; Otro día, y, Fl otro 
día ; Poner casa, y, poner la casa á alguno ; Ser una 
cosa de momento, y. Ser del momento ; Tener mala 
lengua, y, Tener mala la lengua etc." 

Adjetivo. De la misma obra tomo : Suele prece- 
der el adjetivo, cuando significa una calidad propia 
ó esencial del objeto, v. g.: Amarga adelfa, Duro hierro, 
Dulce miel etc. Por el contrario se posterga común- 
mente el adjetivo, si denota alguna circunstancia acci- 



— 272 — 

dental ó que no es de la esencia de la eosa, como, Vino 
agrio 

Va por lo regular delante el adjetivo, si lo arran-. 
camos de su significación recta, y lo usamos en una 
impropia ó figurada : Fulano es un pobre escritor ; 
José es un buen hombre .... ^ 

Siempre que á un nombre apelativo, precedido del 
artículo definido, se le añade algún adjetivo para seña- 
lar á un individuo de aquella especie, va el adjetivo 
después del sustantivo, como : La puerta nueva, la calle 
angosta. Se postergan igualmente los adjetivos na- 
cionales ó gentilicios, v. g. : Chorizos extremeños, hierro 
dinamarqués, -paño frailees, trigo mancliego ; y lo pro- 
pio debe entenderse de los participios pasivos, como 
Hombre atrevido, niña desvergoyizada. 

La colocación del adjetivo depende muchas veces 
de lo que pide la cadencia ó música del período y de 
sus miembros ; por lo cual suele ir delante el sustan- 
tivo si es monosílabo, y el adjetivo de tres sílabas por 
lo menos, aunque denote este una calidad esencial, 
como, Sol resplandeciente que con tu luz dorada. Pero 
si acompaña á los nombres el artículo definido, ya 
puede preponerse el adjetivo, especialmente si no 
excede de tres sílabas, v. g. : La dorada luz del sol. 

Hay sin embargo adjetivos que no pueden dejar 
de preceder al sustantivo, cuales son ambos, cada etc." 

Hay diferencia entre "el mismo niño" y "el niño 
mismo." 

Tales expresiones equivalen á Idempuer, Ipsepuer. 

" La diferencia entre idem e ipse consiste en que 
el primero sirve para reproducir una idea consabida 
de la persona á quien hablamos ; así " idem liber " (el 
mismo libro) quiere decir el libro de que se ha trata- 
do ó de que se tiene previo conocimiento : ipse se re- 
fiere directamente al objeto singularizándolo ; así 
cuando decimos " ipse Moses " (Moisés mismo), no 
queremos significar cuál es el Moisés de que tratamos, 
supuesto que sólo uno conocemos ; es sí un modo en- 
fático de singularizarle." (D. M. A. Caro y D. E. J. 
Cuervo. — Gramática de la Lengua Latina.) 



ií 



— 273 — 

En griego también hay diferencia entre " o autos 
Basileus'' (el mismo rey) y ''autos o Basileus '' (el 
rey mismo). 

En francés " le meme roi " y "leroimeme." 

Kespecto fí la construcción de mismo con el ar- 
tículo, veamos lo que dice D. Francisco Pimentel en 
sus Antirripios de Ultramar : " llismo no se usa con 
el artículo definido, sino cuando hay comparación ex- 
presa ó tácita. Cuando mismo equivale, como en el 
presente caso, á solo, va siempre con el artículo inde- 
terminado un, uno. " Todo esto en un mismo (solo) 
libro y en una misma (^ola) edición," fué como debió 
usted decir." 

" Otro defecto harto común en el uso de los rela- 
tivos, observa Cuervo, consiste en anteponerles ino- 
portunamente la conjunción y, por ejemplo : " Informó 
que se estaban concluyendo las oficinas y demás cosas 
necesarias para emprender las oi)eraciones en grande, 
y para lo cual se hallaban ya los materiales prepara- 
dos." Para lo cual se refiere á lo que inmediatamente 
precede, y por tanto sobra el y ; el cual no tiene ca- 
bida sino cuando la frase relativa va ligada á otro 
modificativo anterior : " hombre rico y que sabe mu- 
cho ;" como si dijéramos "hombre rico y muy sabio." 
"También esos desdichados han recibido otras gra- 
cias sin advertir que lo eran, y las cuales, desprecia- 
das i)or ellos, se presentarán como testigos de cargo 
para abrumarlos con testimonio que eternamente los 
condene," es frase de un acreditado traductor : sobra 
igualmente el y, porque la expresión sin advertir que 
lo eran se refiere á recibir y no á gracias ; de suerte 
que falta uno de los términos que ha de enlazar la 
conjunción." 

Eespecto de que, el cual, la cual, dice la Acade- 
mia : " Debe usarse con preferencia de el cual, la cual 
etc., siempre que de lo contrario pueda resultar anfi- 
bología ó falta de claridad en el concepto, y por 
punto general, cuando al relativo preceda adverbio 
ó preposición. Pero á, con, de, en y por admiten, y á 
veces con preferencia, el relativo que.'' 

HUMOBADAS FILOLÓGICAS 18 



— 274 — 

Cuyo expresa siempre idea de posesión, vale 
de que, de quien, del cual. Con el verbo ser puede em- 
plearse cuyo ó de quien ; mas con los otros verbos 
sólo ha de emplearse cuyo : " Los niños cuyas cos- 
tumbres observamos " y no " Los niños de quienes 
observamos las costumbres." 

"Participamos al público que desde ayer dejó de 
&er nuestro dependiente N. N."" Aquí parece que murió 
el dependiente N. N. 

" Participamos al público que desde ayer dejó de 
ser dependiente nuestro N. N." En este caso se com- 
prende claramente que N. N. no es ya dependiente. 

"Ese es un asunto que tiene pendiente Guillermo." 

El sujeto de la oración es Guillermo, no el asun- 
to, como aparece en esa frase. Enmiéndese así : 

"Ese es un asunto el cual Guillermo tiene pen- 
diente," ó "ese es un asunto que Guillermo tiene pen- 
diente. 

" Sin el nos matan á pedradas." Dígase : "A no 
ser por el nos matan á pedradas." 

La preposición sin se emplea correctamente en 
casos como estos: "Nos fuimos sin hablarle;" "iré 
mañana á Macarao sin Jerónimo;" "sin dinero es 
muy triste la vida." 

"No salgas, Diego, porque llueve." Parece que 
la salida de Diego puede causar ó producir la lluvia. 

Dígase : "no salgas, Diego, porque está lloviendo." 

Si la acción del verbo es dilatada, ha de ponerse 
el verbo en gerundio precedido de estar en el tiempo 
que convenga á la acción. Los ingleses llaman tal 
construcción /orma progresiva. " The Progressive form 
represents an action as begun, and in progress at the 
time of speaking. It is formed by annexing the 
Present participle to the verb to be as an auxiliary, 
through all its moods and tenses ; as, I am icriting, 
I ivas loriting.'" 

No debe emplearse esa construcción cuando la 
acción es momentánea : entré ; salimos. 



■ — 275 — 

" Vi cayendo una fruta de ese árbol "no se dice, 
sino "yí caer una fruta de ese árbol," porque la acción 
de caer es instantánea. 

''Al almorzar' saldrá." Bien dicho estaría de tal 
modo, si las dos acciones pudieran verificarse á un 
mismo tiempo : " Al salir tropecé." 

" I como el griego artífice valiente, 
al contemplar el mármol que labrara, 
ardió en amor de la hermosura rara, 
cifra de la grandeza de su mente . . . . " 

( D. Marcelino Mbnéndkz y Pela yo.) 

Mas no ha de suceder así en el caso propiaesto, 
sino que primero ha de verificarse la acción de almorzar 
y luego la de salir ; por lo tanto, debe emplearse el 
gerundio precedido de la preposición en : " En almor- 
zando saldrá." La Gramática de Bello dice : 

" El tiempo significado por el gerundio coexiste 
con el del verbo á que se refiere, ó es inmediatamente 
anterior á él." 

" Pedro 7iació aquí " y no " ha nacido aquí," por- 
que la acción expresada por el verbo ya pasó ó se 
verificó. 

"En esta ciudad hu habido hombres prudentes" 
y no hubo, porque todavía hay ó puede haber hom- 
bres prudentes. 

" Si tenía dinero, compraría una sortija." Esta 
construcción es francesa (Si j'avais de l'argent j'ache- 
terais une bague). 

Bemiéndese á la castellana : Si tuviera ó tuviese 
dinero compraría una sortija. 

La oración condicional consta de dos partes, la 
hipótesis y la apódosis. 

Empléanse las mismas formas que en la oración 
condicional, en casos como éste : 

" Por mi parte desearía que este último ideal— 
que fué el de Grecia y Boma — predominase en Vene- 
zuela, una vez que á mi entender, importa más la ca- 
lidad de los hombres que la cantidad de intonsas 
cabezas de un rebaño humano." (Pedro-Emilio Coll.) 



— 276 — 

AHÍ fué donde hablara con el apreciable escritor 
Manuel Flores Cabrera. Dígase hablé en vez de ha-; 
blara. 

Es arcaísmo usar la x)riniera forma del imperfec- 
to de subjuntivo en vez del pretérito j^erfecto y plus- 
cuamperfecto de indicativo. 

" Fué el sentimiento augusto de la patria el que 
inspiró á nuestros padres en la gran cruzada de nues- 
tra redención." (Doctor José M. de los Eíos.) 

¿Cuándo hará usted sus temas ? — Los liaré cuando 
tendré tiemx)0. Esta ultima construcción es á la fran- 
cesa ( Je les ferai quand j'aurai le temps ), y también á 
la italiana ( Li faro quando avró tempo ). Empléese el 
presente de subjuntivo después del adverbio cuando: 
Los haré cuando tenga tiempo. 

Los verbos de carácter ó significación iniciativa 
ó que denotan movimiento, . acción ó tendencia como 
asjjirar, empezar, comenzar, entrar, salir, venir cuando 
rigen á otros verbos lian de estar éstos en infinitivo y' 
precedidos de la prei)0sición d: comienzo d estudiar, 
voy d escribir etc. 

Bigen á otros verbos tomándolos en infinitivo 
acostumbrar, soler y otros que indican el hábito de al- 
guna acción : acostumbro- salir, suele almorzar aquí. 

Kigeii también á otros verbos llevándolos á in- 
finitivo " los que denotan ejercicio ó resolución del 
entendimiento ó la voluntad, como querer, poder, re- 
solver, mandar etc. 

Para que un verbo rija á otro en infinitivo el 
agente ha de ser uno mismo para los dos. 

El estudiante quiere comprar la famosa obra Lec- 
ciones de Comercio por D. Luis Corrales. 

Obsérvese que, para el primero y segundo verbo 
el agente es uno mismo ( el estudiante ). 

Sin embargo, no sucede lo mismo con los verbos 
dejar, mandar, permitir y otros. 

Por qué no dejas escribir á Pedro ? 

Tu agente del primer verbo, j Pedro del segundo. 



— 277 — 

Por regla general, cuando el agente del primer 
verbo es distinto del agente del segundo verbo ha 
de usarse el subjuntivo con la partícula que : 

Deseo que leas las bueñas composiciones en prosa 
y en verso del doctor Segundo M. Alcántara ; deseé 
que salieses 6 salieras; quieres que venga ; te en- 
cargo que vayas por el libro ; te exigimos que no» 
devuelvas el reloj ; me suplicas que te acompañe '; nos 
aconsejan que no digamos: la secretaria dispone, sino: 
el secretario dispone ; me permitió que entrase 6 en- 
trara en su cuarto ; Pedro le prohibió que escribiera, 
Luis te ruega que vuelvas. 

Ya muy bien al presente de subjuntivo el deter- 
minado, cuando el determinante es impersonal ; v. g. : 
conviene que conozcas á nuestro activo é ilustrado amigo 
Pedro Manuel Kuiz ; es preciso que escribas ; es me- 
nester que estudies etc. 

Es construir á la francesa: te aconsejo escribir 
(je te conseille d'écrire); me ruegas de acompañarte 
(tu me pries de t'accompagner) .... 

Dice Díaz-Rubio y Carmona : " Cuando el verbo 
determinante es de los que se emplean . para la expre- 
sión del pensamiento, esto es, con verbos de len- 
gua, y está en presente ó futuro positivo, el determi- 
nado puede ir á cualquiera otro tiempo, menos al 
futuro desiderativo ( presente de subjuntivo ), v. gr. : 
Digo que la carta va d Roma. — Declaré que la carta, 
va á Roma ; Supongo que la carta va a Roma ; — Mani- 
fiesto que la carta va d Roma ; Contaré que lá carta fuera, 
iría, fuese j fuere d Roma, si tú entregaras mil reales. 

Cuando el determinante se halla en pretérito el 
determinado habrá de ponerse en pretérito 6 futuro 
condicional, como declaró que Pedro fué a Sevilla ; 
Declaró, contó, refería, decía que Pedro fué d Sevilla,. 
irá ó iría á Sevilla.'' 

"Vinieron y me dijeron." "Ve y lleva las cartas 
al correo." 

Así se construye en Alemán: Sie kamen und 
sagten mir'' Gelie und trage die Briefe auf die Post.'^ 



— 278 — 

En inglés se construye de idéntico modo : Go 
<xnd tell Doctor Abzúeta." 

En castellano el verbo que sigue á iV, venir lia 
<ie estar en infinitivo precedido de la preposición á : 
Tinieron á decirme ; ve,á llevar las cartas al correo. 

Es producirse á la inglesa emplear las siguientes 
expresiones : 

Yo podía haber hablado (I might or could have 
«poken); ella debiera haber estudiado '(she should 
have studied); usted querría haber sabido (you would 
Ihave known). 

Debemos decir á la castellana : 

Yo había podido hablar ; ella hubiera debido es- 
tudiar ; usted habría querido saber. 

El verbo haber no ha de perder su carácter ¿e 
auxiliar, sino cuando se refiere á la existencia, y en este 
caso es impersonal : Puede haber frutas ; debe haber 
libros ; debe de haber sombreros etc. 

Empléase en inglés la construcción que he indi- 
cado, porque los verbos querer, poder, deber son de- 
fectivos en dicha lengua y carecen de participio pa- 
usado. Yeamos : 

PRESENTE PRETÉRITO 

<7a?i, poder (físicamente), Could. 

May, poder (moralmente) Might. 

Will, querer, Would. 

Símil, deber, Should. 

Must, ser necesario, deber, Must. 

Oiight, deber, Ought. 

Ninguna diferencia ha de establecerse entre 'se 
'debe seguir y debe seguirse, se puede hablar y puede ha- 
blarse. 

Mas no han de emplearse siempre indistintamen- 
te los pronombres con uno ú otro verbo de la frase. 

Te puedo hablar; le quiero significar ; me deben 
prestar; te necesito explicar. 

Cambíense por : Puedo hablarte ; quiei'o signifi- 
«carle ; deben prestarme ; necesito explicarte. 



— 279 — 

" Usted se tiene que vestirá ¿Por qué se despoja 
de su forma reflexiva al segundo verbo? Dígase: 
" Usted tiene que vestirse." 

No han de involucrarse las expresiones siguientes : 

Me vengo á afeitar. 
"Vengo á afeitarme. 
Vengo para que me afeiten. 

" Ciudadano Comandante, suplico á usted que se 
sirva hacerme entregar el dinero." En este caso yo 
tengo que entregare! dinero. 

" Ciudadano Comandante, suplico á usted que se 
sirva hacer entregarme ó que me entreguen el dinero." 
Ahora es lo contrario, me toca recibirlo. 

"Juan está capitán no se dice, sino ''Juan es ca- 
pitán." 

El verbo estar no debe tener por término un 
sustantivo. Con el sustantivo se emplea el verbo ser ; 

Todo es hechizo y gala : 
el árbol verde su ramaje inclina : 
irídeas ondas el raudal resbala, 
y de las selvas el olor se exhala 
del monte Gazirim en Palestina. 

( DocTOB Emilio Constantino Guereero, ) 

El verbo sustantivo ser puede llevar después de 
sí un nominativo en concordancia con el sujeto. En 
Juo.n es capitán, el nominativo es capitán, y el sujeto 
Juan. 

Veamos en latín : Virgilias fait poeta. - 

En alemán : Ludwig ist ein Knabe. 

"Prudencio es enfermo." En este caso se dice : 
Prudencio está enfermo. 

Obsérvese la diferencia que hay entre " Guillermo 
es rico" y "Guillermo está rico." 

La Gramática de la Academia reza tocante á ser 
y e^tar : " El primero se emplea para expresar que 
una persona ó cosa tiene tal ó cual condición, ésta ó 
la otra calidad : el segundo sirve para explicar la si- 
tuación que ocupan ó el estado en que se hallan." 



— 280 — 

Es por esto que lo creo ( c'est pour 9a que je le 
crois). 

Propiamente ha de decirse " Por esto es por lo 
que lo creo " ó " por esto lo creo." 

Para ese día es que .... Eepítase la preposición 
'po.va y siistitáyase el relativo que con el adverbio 
cuando, porque se trata de tiempo, así : 

"Para ese día es para cuando deseamos dejar 
consignada en este libro. ..." (Doctor Kafael Fer- 
nando Seijas. ) 

Correctam.ente dice D. José Francisco Sánchez : 

" A simplificar, pues, esos inconvenientes, es á lo 
que conduce la presente re»forma." 

Para evitar confusiones, suprímanse en tales casos 
el verbo ser j el relativo que. 

"Presentaron á mi hermano al coronel." 

"Luis recomendó al niño á mi tío." 

Como se observa, no se sabe quien es el reco- 
mendado, ni quien és el presentado. 

Según Martínez y García ha de suprimirse la 
preposición á en el acusativo, así : 

"Presentaron nii hermano al coronel." 

"Luis recomendó el niñoá mi tío." 

Paréceme bien la conversión de dichas oraciones 
por pasiva, siempre que esto sea posible ; si no, hay 
que buscar otros giros que convengan á tales casos, 
como lo indica la Academia. 

" Mi hermano fué presentado al coronel." 

"El niño fué recomendado á mi tío por Luis." 

" El relativo que presenta asimismo el inconve- 
niente de no poderse conocer á veces si es acusativo 
ó nominativo : "El poder g/ve le' había granjeado la 
victoria "... La frase no determina por sí sola si el 
poder fué granjeado por la victoria, ó la victoria por 
el poder. 

En la mayor izarte de los casos bastará el con- 
texto para remover toda duda ; pero conviene que 



— 281 — 

esto se efectúe sin producir embarazo ó perplejidad 
que obligue á suspender la lectura. Además, en cir- 
cunstancias parecidas á las del ultimo ejemplo, podrá 
determinarse perfectamente el sentido colocando el 
verbo en seguida del sujeto, cuando el qihe es acusa- 
tivo : "El poder que la victoria le había granjea- 
do. ' ' ( Bello. — Gramática. ) 

Hermoso es el jardín que rodea la muralla. ¿Quién 
rodea á quién ; el jardín á la muralla, ó la muralla al 
jardín? Veo una casa que domina lo. montaña. ¿Quién 
domina á quién? Martínez y García dice : " En estos 
casos es preciso anteponer la preposición á al vocablo 
que sea acusativo directo, v. gr. : veo una casa d la 
que domina la montaña, ó veo una casa que domina d . 
la montaña, ^Qgmi^l sentido del que habla, ó bien va- 
lerse de otro giro , . . . " 

'^La preposición entre rige, como se ha indicado, 
á los pronombres mí, ti, sí, pero puede regir también 
por un modismo á dos pronombres, que ' son sujetos 
de verbo, por ejemplo : entre tu j yo tenemos doscien- 
tas reses. Parece, sin embargo, que esta preposición 
hace aquí el oñcio del adjetivo juntos. 

Salva opina que se puede decir entre ti y mí, 
pero encuentro más usual decir entre nosotros ; así 
como parece más correcto entre ti y tu hermana, que 
entr^ tíi y tu hermana." ( Maetínez y García. ) 

La Gramática de la Academia, página 252, trae : 
" Yo y tú, aunque no son ablativos, se usan con la pre- 
posición entre, que rige tal caso ; v. gr. : Entre Juan y 
Yo arreglaremos la casa; Entre Paula y T(i dispondréis 
el convite. Decíase antes, no raras veces, entre ti y mi : 
ya no se usa. . . ." 

¿ I Pedro y María ?- Acaso están bailando (Perhax:>s 
they are dancing). Eíí este ejemplo no ha de ponerse 
el verbo en indicativo como en inglés, sino en subjun- 
tivo, porque acaso es adverbio de duda; equivale á 
quizá ó quizás, tal vez, puede ser : 

Acaso estén bailando ; quizás estén bailando ; tal 
vez estén bailando ; puede ser que estén bailando. 



é' 



— 282 — 

" Así la gota en su discurso ciego 
á tiempo que de ráfaga impelida, 
de la hoja desprendida, 
llegó á caer y disiparse luego. 
Tal vi una vez en mi jardín acaso 
y prueba así este caso, 

que el mundano esplendor es de un momento, 
la YÍda nada, y el orgullo, viento." 

( D. Cecilio Agosta. ) 

En la cita antecedente el verbo ( vi ) está en indi- 
cativo porque acas,o no envuelve duda : equivale á des- 
g7^acíadamenfe. 

Tampoco se expresa duda en ; " ¿ Acaso somos 
ricos para prestarle dinero ? " esto es: "¿Somos por 
ventura ricos etc. ? " ó " No somos ricos etc." ■ 

Acaso es sustantivo cuando significa "casualidad, 
suceso im];)re visto." 

" Ignoro de Zoque hablas." Lo propio es : Ignoro 
lo de que hablas. 

En cada uno de los ejemplos que siguen, coloqúe- 
se primero el sustantivo correspondiente, y luego 
sustituyase con el pronombre lo y se verá claramente 
el lugar que debe ocupar dicho pronombre : 

Conozco I ^el asunto I á que te refieras. 
Quiero saber j ;' ^^ *^ - de que se trata. 

Observo ] -i •' ^ en que te fijas. 

"Estimo tanto como admiro á tu hermano," ha 
de corregirse así : " Estimo tanto á tu hermano como 
le admiro." " Quiero los libros para ya." Lo correcto 
es :" Quiero los libros i)ara ahora," porque ya es el 
único de los adverbios de tiempo que no puede ser 
regido de preposición. 

A ninguna de las 'preposiciones d, ante, haj o, cahe^ 
con, contra., en, sin, so, sobre, tras ha de seguir otra 
preposición. 



— 283 — 

"Sabes tii como Kafael," no es lo correcto, sino : 
"'Tanto sabes til como Kafael." 

" Ella es rica como prudente " y " En este caso 
como en aquél " deben cambiarse por " Ella es tan 
rica como prudente " y " Tanto en este caso como en 
aquél " ó "Así en éste caso como en aquél." 

" Como es. trabajador, talentoso y caritativo todos 
le estiman en ese lugar." Como es adverbio de modo 
en "lo haré como usted quiera," conjunción condicio- 
nal en " como te examines de gramática, te regalo un 
libro " etc.; mas en la oración propuesta hace el oficio 
de la conjunción causal j:>orgiíe. 

Aunque según el Diccionario de la Academia 
iomo toma también el carácter de conjunción causal: 
y al efecto trae la expresada obra este ejemplo, 
"" Como recibí tarde el aviso no pude llegar á tiempo, " 
<;reo, sin embargo, que no ha de emplearse siempre 
con tal carácter, sino en muy señaladas ocasiones. 

Cambiemos el orden de las palabras del ejemplo 
que he presentado : 

" Todos le estiman eñ ese lugar como es trabajador, 
talentoso y caritativo." 

Hagamos lo mismo con el ejemplo de la Acade- 
mia : " No pude llegar á tiempo como recibí tarde el 
aviso." Claramente se nota el mal empleo de como en 
"tales oraciones. Sustituyase con porque : 

" Todos le estiman en ese lugar, porque es tra- 
bajador, talentoso y caritativo." " No pude llegar á 
tiempo, porque recibí tarde el aviso. Obsérvese qué 
l)ien está porque en vez de como. 

' " No sólo digo que su sobrino es amable, si que 
también ilustrado." 

Corríjase: "No sólo digo que su sobrino es ama- 
Me, sino también que es ilustrado." 

Pero ; empero. El célebre gramático colombiano 
D. Emiliano Izasa dice : 

" Pero y empero no se diferencian sino en la ma- 
nera de construirse : éste puede ó no principiar cláu- 
sula ; aquélla es siempre la i:)alabra inicial. En " de- 
tuvieron los marineros el barco, empero no de manera 



— 284 — 

que dejaran de trastornarlo " (Cervantes), pudo de- 
cirse pero ; mas si se hubiese dicho " no de manera 
empero,'' no podría ponerse en su lugar j^ero." 

Observa un escritor español, que cuando se dice 
juicio crítico se comete pleonasmo. 

" Digamos, pues, así : No hemos leído el juicio ó 
la crítica de que hablan nuestros aniigos." 

Cométese también pleonasmo en los casos que 
indicaré. 

"¿Qué prefiere usted más? por ¿Qué prefiere 
usted? 

Mas, ¿ qué mortal, que sintiendo 
en su alma celeste llama 
que el tiempo, al volar, inflama 
sin turbar su claridad, 
morir prefiej^e en el seno 
de las tinieblas^ sin gloria, 
á vivir en la memoria 
de honrosa posteridad. 
^ (Doctor Jbeónimo E. Blanco.) 

Matices diversos. Hay redundancia, i^orque matiz 
significa "unión de diversos colores mezclados con 
proporción en las pinturas, bordados y otras cosas." 

" Con la ?7ieyor buena fe etc. Mejor significa, mas 
buena ; luego la frase equivale á ésta : Con la más 
buena buena fe etc." 

Consiste el pleonasmo en la repetición del adje- 
tivo femenino buena. 

"Se requieren requisitos,'' ^'previamente le pre- 
cede " y diríjase directamente son pleonasmos que sal- 
tan á la vista 

Sobrecogerse de temor ¿ lo consideraremos pleo- 
nasmo ? 

Sobrecogerse significa : sorprenderse, intimidarse. 

"¿Dónde él estuvo anoche?" "¿Carlos se embar- 
cará mañana ?" El sujeto debe ir después del verbo 
en las preguntas : 

¿Dónde estuvo él anoche? ¿Se embarcará Pe- 
dro mañana ? Puede también decirse : Carlos ¿ se 



— 285 — 

embarcará mañana? ¿Habré yo estudiado, ó habré 
estudiado jo? ¿Te habrás tú equivocado, 6 te ha- 
brás equivocado tú ? ¿ Habrá él venido, ó habrá veni- 
do él ? ¿ Habremos nosotros acertado, ó habremos 
acertado nosotros ? ¿ Habréis vosotros pecado, ó ha- 
bréis i)ecado vosotros ? ¿ Habrán ellos sabido la lec- 
ci(Sn, ó habrán sabido ellos la lección ? El sujeto en 
estos casos, como se ve, puede colocarse antes 6 des- 
pués del participio pasivo. 

¿ He visto yo? ¿ Has mentido tú ? ¿ Ha idolatrado 
él en su hijo ? ¿Hemos dormido nosotros ? ¿ Han di- 
cho ellos algo de tal utopía ? En las preguntas coló- 
case el sujeto después del participio cuando el tiempo 
es pretérito perfecto de indicativo (segunda forma). 
En la segunda persona del plural, observa un gramá- 
tico, puede colocarse el sujeto antes ó después del 
participio : "¿ Habéis vosotros comprendido, ó habéis 
comprendido vosotros ? " 

Nótese la diferencia que hay entre • "Me dijeron 
anoche que vendrías" y "Me dijeron que vendrías 
anoche." El adverbio ha de distar lómenos posible 
del verbo que modifica. 

Dice Hermosilla : 

"1- Las modificaciones del sujeto deben colocarse 
inmediatas á éste 

2- Las que recaen sobre el verbo, si consisten en 
adverbios ó frases adverbiales,, le siguen por lo común 
ó le anteceden inmediatamente. 

3' Si hay varios complementos que expresen el 
objeto, el término, el motivo, el lugar etc., conviene 
anteponer, como lo, hizo Cervantes, alguno de estos 
últimos, porque puestos todos después del verbo, ha- 
rían arrastrada la cláusula." 

En la construcción natural los complementos que 
siguen al verbo han de colocarse así : I' el acusativo ; 
2- el dativo ; 3- el ablativo. 

"Euperto remitió los premios á los niños con el 
sirviente." Si los complementos no son de casi una 



— 286 - 

misma extensión, conviene entonces dejar el más largo 
para el último : 

"Ruperto dedicó á su hermano el admirable tra- 
bajo literario que terminó la semana pasada." 

Cuando el acusativo es un verbo, debe ir después 
del dativo : 

"El doctor Luis Ezpelosín dice á sus numerosos 
discípulos que estudien mucho. 

"Suplique á sus parientes, amigos y conocidos, 
que vengan pronto." 

"Etimología de nombres propios de personas : 

Ahsalón, del hebreo : Padre de la paz. 
Adán, del hebreo: Hombre de tierra. 
Alejandro, del germ.: Defensor de los hombres. 
Ambrosio, del griego : Inmortal. 
Amelia, del griego : Indiferente, libre de cuidados. 
Andrés, del griego : Fuerte, valeroso. 
' Anselmo, del ant. germ.: Protección de Dios. 
Antonio, del latín : Inai>reciable. 
Arturo, del celta: Distinguido, levantado, noble. 
Atanasio, del griego : Inmortal. 
Aurelio, del latín : De oro. 
Baldomero, del ant. germ.: Valiente. 
Bartolomé, del hebreo : Hijo guerrero. 
Basilio, del griego : Rey. 

Benjamín, del hebreo : Hijo de la mano derecha. 
Bernardo, del ant. germ.: Oso fuerte. 
Be7ia, del ant. germ.: Brillante, hermosa. 
Bonifacio, del latín : Bienhechor. 
Braidio, del germ.: Procurador de novias. 
Carlos, del ant. germ.: Fuerte, varonil. 
Carmen, del latín : Canto. 
Catalina, del griego : Pura. 
Cecilio, del latín : De vista obscura. 
Cenohia, del griego : Que tiene vida de Júpiter. 
César, del latín : Cabelludo ó de ojos azules. 
Claudio, del latín : Cojo. 
Crisanta, del griego : Flor de oro. 
Crisólogo, del griego : Palabra de oro, elocuente. 



— 287 — 

Crisóstomo, del griego : Boca de oro. 

Cristina, del griego : Cristiana. 

Daniel, del hebreo : Juez divino. 

Dionisio, del griego : Pertenecienie á Baco, dios 
del vino. 

Eduardo, del anglo sajón : Guardián ó vigilante 
de la propiedad. 

Edmundo, del anglo sajón : Defensor de la pro- 
piedad. 

Efrain, del hebreo : Muy fructífero. 

Elena, del griego : Luz. 

Elvira, del latín : Blanca. 

Erna, del ant. germ.: Enérgica, industriosa. 

Enrique, ant. germ.: Cabeza ó jefe de casa. 

Erasyno, del griego : Amable, digno de ser amado. 

Ernestina, del alemán : Seria. 

Esteban, del griego : Una corona. 

Eva, del hebreo : Vida. 

Felipe, del griego : Amante de caballos. 

Fernando, del ant. germ.: Bizarro, valiente. 

Francisco, del francés : Libre. 

Gabriel, del hebreo : Hombre de Di'os. 

Godofredo, del ant. germ.: En paz con Dios. 

Gregorio, del germ.: Vigilante. 

Guillermina, del germ.: De casco gracioso. 

Hipólito, del griego : Caballo suelto. 

Hortensia, del latín : Jardinera. 

Ignacio, del griego : Ardiente. 

Inés, di^l griego : Casta, pura. 

Irene, del griego : Paz. 

Isabel, del hebreo : Adoración de Dios. 

Jesús, del hebreo : El salvador. 

Jorge, del griego : Hacendado, propietario. 

Juan, del hebreo : preciosa dádiva de Dios. 

Julio, del griego : De cabello suave. 

Leandro, del griego : Hombre-león. 

Leonardo, del germ.: Fuerte, furioso como un león. 

Lorenzo, del latín : Coronado de laurel. 

Manuel, del hebreo : Dios con nosotros. 

Margarita, del griego : Perla. 



— 288 — 

María^ del hebreo : La Eesistente. 

Martín, del latín : Este nombre es derivado de 
Marte, guerrero. 

Miguel, del hebreo : ¿ Quien es semejante á Dios ? 

Napoleón, del griego : León de la selva. 

Nicolás, del griego : Victoria del pueblo. 

Ofelia, del griego : Sierpe. 

Olimpia, del griego : Celestial. 

Pablo, del latín : Pequeño. 

Pedro, del latín : Piedra. 

Pojfírio, del griego : Purpureo. 

Raimundo', del ant. germ.: Protector ilustre. 

Ricardo, del ant. germ.: Poderoso. 

Roberto, del ant. germ. : Eadiante de gloria. 

Pómulo, del griego : Fuerte. 

Salomé, del hebreo : Pacífica. 

Samuel, del hebreo : Escuchado de Dios. 

Segismundo, del ant. germ. : Protegido por la victoria 

Sofía, del griego : Sabiduría. 

Susana, del hebreo : Lirio. 

Tadeo, del siriaco : El sabio. 

Teles foro, del griego : Terminador de una cosa. 

Teodoro, del griego : Presente de Dios. 

Teófilo, del griego : Amante de Dios. 

Teresa, del griego : Cazadora. 

Tobías, del hebreo : Distinguido por el Señor. 

Tornas, del hebreo : Mellizo. 

Víctor, del latín : Conquistador. 

Valentín, del latín : Fuerte de corazón." 

Cúmpleme advertir que en esta obra figuran sin 
comentario aquellos barbarismos j solecismos, cuya 
sola indicación me ha parecido suficiente ; y que por 
falta de vagar y de salud no he revisto tan fatigoso 
trabajo, y aparecen entre los barbarismos algunos so- 
lecismos y viceversa. 

Exenta de defectos no está mi labor ! 

¿ Quien no yerra en este mundo ? 

Nuestro insigne filólogo D. Julio Calcaño dice : 

" Obra que no tenga defectos, y escritor que no 
yerre, que no caiga en descuidos y aberraciones, se- 



* 



— 289 — 

rían una maravilla, y harían del hombre un Dios, y 
no barro perecedero, ó cosa mortal como decía el 
Dante." 

Transcribo á los que no alcanzan la excelencia de 
nuestra habla, lo que sigue : 

"La lengua española,' no menos rica y fecunda 
que la alemana, aunque no tan profunda y exacta ; 
fluida y sonora como la italiana, pero más grave y 
enérgica, y al mismo tiempo, tierna, elegante y subli- 
me, es el órgano de las facultades afectivas, de las 
pasiones, del corazón, del amor ; el idioma de los ora- 
dores políticos y religiosos, de la tribuna, del foro, 
del pulpito ; la lengua sagrada de los tiempos mo- 
dernos y lo será aim más del porvenir. Carlos Y 
decía, con esa feliz inspiración que sólo es patrimo- 
nio de los grandes ingenios, que "el idioma español 
se ha hecho para hablar con Dios." Lo que equi- 
vale á decir que es la lengua de la afección y del cora- 
zón." (D. José Segundo Fj^ób^z- Gramática Filosófica.) 



-f ""^ "t" 



ADVERTENCIAS 



» La edición que cito en esta obra, de la Gramática 
de D. Andrés Bello, es la anotada por D. Kufino José 
Cuervo, itól. 

Deben agregarse : 

Páginas 

31, ¡yisón es instrumento de madera pesado y grueso, 

de figura de cono truncado etc. 
3'2, en las excepciones de la terminación oha : corcova. 

42, en las excepciones de la terminación gia : canonjía. 

43, en el cuadro de la ^ y la J la terminación giar — 
desprestigiar. 

65, en las excepciones de la terminación c{7\- cusir. 

123, en los sustantivos de dos terminaciones : elefan- 
te, elefanta. 

127, después de (del fr. gramme) : del gr. grammé. 

151, caer: caigo ; caiga él, caigamos nosotros, caigan 
ellos ; caiga, caigas, caiga, caigamos, caigáis, 
caigan. 

181 - 187, en la explicación de algunas palabras sinó- 
nimas, liomófonas etc.: , 
" Calabacera, planta. Calabacero, el que vende 
calabazas ; germ., ladrón que hurta con ganzúa. 
Esfabilidad, permanencia, duración, firmeza. Ins- 
tahüídad, falta de estabilidad. 
Graha,r, esculpir ó señalar alguna cosa en ma- 
dera, piedra, metal etc.; fijar en el ánimo alguna 
idea ó sentimiento. Gravar, causar gravamen, 
molestia etc.; cargar, sobrecargar, abrumar etc. 



— 292 — 

Páginas 

Imhele, incapaz de guerrear, de defenderse. Im- 
herhe, sin barbas. 

Inerme, sin armas. Inerte, fiojo, desidioso. 
Intención, determinación de la voluntad á un fin. 
Intensión, intensidad. 

Quincalla, conjunto de objetos de metal, gene- 
ralmente de escaso v^lor etc. QidncaUeria, fábri- 
ca de quincalla ; comercio de quincalla ; tienda ó 
lugar donde se vende. 

Rebosa.r, salirse alguna cosa de los límites ó bor- 
des que la contienen por no caber en ellos. Re- 
hozar, cubrir alguna vianda con huevo y harina, 
friéndola después ; cubrir casi todo el rostro con 
la capa ó el manto. 

Rihera, margen j orilla del mar ó río. Rihero, 
vallado de estacas, cascajo y céspedes que se 
hace á la orilla de las presas para que no se 
salga y derrame el agua. Rivera, arroyo." 
Deben suprimirse : 
122, al fin del tercer párrafo, el i)unto, y agregarse : 

dicho vocablo. 
152, la coma antes de etc. 
155, afauer, que no existe en castellano. 
249, la interrogación al principio : " ¿ A quoi vous 
occupez-vous ? " Porque " Le point interrogatif 
s'emploie a la fin d'une phrase ou Ton interroge." 
284, las comillas en el tercer párrafo. 

Léase : 
231, Lucio trajo, en vez de : trajo Lucio. 

La Academia no acentúa ha, tercera persona del 
singular del presente de indicativo del verbo haher, 
, como impersonal. v 

No empleo al principio de las frases cortas inte- 
rrogativas y exclamatorias los signos de interrogación 
y admiración, siguiendo la doctrina de algunos escri- 
tores inteligentes en la materia. 

Auxiliar. Tocante á este verbo copio lo que dice 
D. Emiliano Isaza en su Diccionario de la Conjuga- 
ción Castellana : "Auxiliar. Pros. Bello dice que en 
la acentuación de este verbo " parece incierto el uso " 



— 293 — 

(Ort y,M¿L, p. 37). Cuervo da ejemplos de* las dos 
acentuaciones, advierte que "unos (los másj dicen 
auxilio y otros auxilio ", y agrega : " Sicilia se inclina 
á creer que la primera pronunciación corresponde al 
significado de dar auxilio, y la segunda al de ayudar á 
&¿e?? ??ionr; pero esta diferencia no tiene en su favor 
el uso general, y como tal distinción de acepciones 
medianÍ3e el acento es caprichosa, será preferible se- 
guir la norma del sustantivo auxilio ; lo cual se con- 
forma con el genio de la lengua, que en casos seme- 
jantes iguala en general, en cuanto al acento, nombres 
y verbos." Es verbo trisílabo. " El (verso) de siete 
(sílabas), compañero frecuentemente* del endecasílabo, 
cuyo quebrado es, le auxilia notablemente en la ex- 
presión de los sentimientos enérgicos y elevados " 
(Lista) ; " Más vividos sus cuadros desarrolla | El pen- 
samiento cuando tú le auxilias ; | Y si el poeta alguna 
vez se atolla, | Le acorres tu ; la rima le concillas . . . . " 
(Bello)." 

Desvestir. El Diccionario de la Academia, liltima 
edición, trae en el suplemento dicho verbo. 

Hincarse por arrodillarse no es correcjjo, pero sí 
puede decirse hincarse de rodillas (175). 



ERRATAS NOTABLES 



Pág. 


Col. Lín. Dice 


Léase 


^ 


2- 


60 


acaba de de decir 


acaba de decir 


2& 


2^ 


15 


V Eustaquio 


y Ensebio 


•29 


2^ 


11 


el duque 


al duque 


30 


— 


25 


duplícase 


duplícase 


34 


2^ 


20 


vejer 


Vejer 


35 


2* 


13 


vergara 


Yergara 


36 


1^ 


33 


viella 


Viblla 


37 


1- 


6 


vitlgudino 


Vitigudino 


39 


2^ 


20 


minerva 


Minerva 


59 


— 


20 


esos que 


esos que 


72 


2* 


23 


atrevida cóndor 


atrevido cóndor 


75 


1^ 


17 


preciso 


necesario 


83 


2' 


31 


casi casi 


casi 


93 


2- 


29 


ataliares 


ataharres 


117 


— 


17 


la paloma 


el palomo 


123 


— 


31 


sirviente 


sirviente 


124 


— 


.27 


estaláclitá 


estalactita 


127 


— 


— 


'lecayramo 


decagramo 


137 


— 


16 


sigámosle 


sigámosla 


149 


— 


24 


ducir 


dacir 


155 


— 


37 


alerirse 


aterirse 


171 


— 


20 


bacia 


bacía 


174 


— 


17 


ha 


han 


180 


— 


5 


•comovida 


conmovida 


185 


— 


33 


Paraplejia 


Paraplejia / 
faceré ' 


190 


— 


20 


cere 


199 


— 


— 


( side-board ) 


( Sideboard ) 


199 


— 


26 


el calabacero 


la calabacera 


201 


V 


7 


Trouppe 


Troupe 


211 


— 


18 


Transéat 


Tránseat 


215 


Iy2 


— 


indicativo 


subjuntivo 


222 


i* 


12 


sobio 


sabio 


224 


2^ 


— 


las hombres 


los hombres 


240 


— 


15 


han 


han 


272 


— 


16 


depende 


pende 



\i 



ÍNDICE GENERAL 

% 

Páginas. 

Dedicatoria v 

Prólogo VII - X 

Introducción 11 

P. Fortoult Hurtado 12 

Barharismos : V Por suprimir ó agregar le- 
tras ; 2^ Por confusión de letras. ........ 13-29 

Explicaciones 29-65 

Barharismos : 3° Por dar á ciertos nombres 
distinto genero del que tienen ; 4- Por em- 
plear en singular palabras que sólo tienen 
plural y viceversa ; 5° Por acentuar mal 
las palabras ; 6° Por conjugar indebida- 
mente los verbos ; 7° Por emplear vocablos 
de otras lenguas en vez de los castellanos ; 
8" Por emplear impropiamente los voca- 
blos etc 65 - 115 

Explicaciones 115 - 214 

Solecismos 215 - 237 

Explicaciones 237-289 

Advertencias^ 291-293 

Erratas 294 



I 



t 



i» 



^